Dónde alojarse en Lanzarote: las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en Lanzarote: las mejores zonas

Situada en el corazón de las Islas Canarias, Lanzarote es un destino agradable para visitar durante todo el año gracias a sus temperaturas especialmente suaves de invierno a verano. Con el fin de ayudarte a preparar tu estancia, te invitamos a que conozcas en detalle cuáles son las mejores zonas donde alojarse en Lanzarote.

Apreciada por sus playas y sus numerosos balnearios, Lanzarote es también una isla volcánica capaz de ofrecer paisajes muy exóticos a quienes la visitan durante sus vacaciones. 

Las mejores zonas donde alojarse en Lanzarote

¿Lanzarote salvaje y virgen o Lanzarote turística? Cada cual tiene sus propias preferencias y expectativas en cuanto a vacaciones y alojamiento y Lanzarote te ofrece ambos perfiles. En este artículo encontrarás diferentes tipos de zonas, algunas muy tranquilas, otras más animadas.

1. Arrecife

Las mejores zonas donde alojarse en Lanzarote

Arrecife es el centro administrativo y comercial de la isla. Originalmente era un simple pueblo de pescadores. Se convirtió en la capital de Lanzarote en el siglo XIX y durante mucho tiempo fue un paso esencial para los barcos y, por supuesto, para todas las mercancías que transportaban. 

Te quedes o no en esta ciudad durante tu estancia, al menos vale la pena dedicarle una visita para descubrir su patrimonio histórico y arquitectónico.

Cuando llegues a Arrecife empieza tu visita por la orilla de la laguna del Charco de San Ginés. Aquí es donde se estableció la primera colonia de pescadores de la isla. Hoy en día, es un agradable y romántico paseo para pasear y sentarse a tomar algo al anochecer. 

Su pequeño y amigable puerto deportivo invita a disfrutar de los placeres de la mesa, ya que hay muchos restaurantes y bares en las cercanías.

Después de pasar por el puerto deportivo piérdete por el laberinto de encantadoras callejuelas que lo componen, y donde podrás visitar la hermosa iglesia de San Ginés que data del siglo XVII, y está situada en una bonita placita. 

También se pueden visitar dos castillos. El primero, el Castillo San Gabriel, es ahora el museo de la historia de Arrecife y de la isla de Lanzarote. Aquí puedes encontrar mucha información sobre los orígenes de la isla, su gente y su entorno natural. 

El Castillo San José también merece una visita. Situado en la península de Cueva de Inés, fue construido en el siglo XVIII y ahora alberga un museo de arte contemporáneo que presta especial atención a los años 1950-1970.

Finalmente, la playa urbana de El Reducto te dará la oportunidad de tomar un agradable descanso y darte un bañito!

Arrecife es una zona práctica donde alojarse en Lanzarote. El aeropuerto está muy cerca y te ofrece la mejor conectividad con transporte público de la isla.

Por supuesto, la ciudad combina un patrimonio histórico y cultural con las ventajas que se esperan de un centro turístico y los servicios de la capital de la isla.

También cabe destacar que la ciudad tiene una gran oferta hotelera, a menudo más barata que la de los centros turísticos de costa más populares.


2. Puerto del Carmen

muy popular entre los turistas,

Situado en la costa sudeste de la isla, el pueblo de Puerto del Carmen fue una vez un simple pueblito de pescadores. Hoy en día es muy popular entre los turistas, y muchos ingleses y alemanes vienen a disfrutar de sus muchos atractivos. 

Si decides dormir en Lanzarote en Puerto del Carmen, disfrutarás  de todas las comodidades que ofrece, especialmente en lo que se refiere a tiendas, bares, restaurantes, y servicios de ocio. 

Su paseo marítimo es particularmente agradable para pasear. Su único punto flojo es que  las  visitas culturales e históricas son desafortunadamente bastante limitadas. Nada que no pueda remediar una visita a otros puntos de la isla.

El punto fuerte de Puerto del Carmen son sus playas, perfectas para los veraneantes en busca de la ociosidad en el sol. Entre ellas se pueden destacar algunas como la pequeña Playa Chica que se encuentra en el casco antiguo y por lo tanto es muy práctica.  

Mucho más grande y de arena fina, la Playa Pocillos está a un tiro de piedra del aeropuerto y es ideal si te quedas en esta zona. Y, por supuesto, no puedes perderte Playa Grande. ¡Sin duda la más grande y la más bonita! Sus cálidas y tranquilas aguas son perfectas para familias con niños y en la zona no te faltarán tumbonas y restaurantes.

Finalmente, no dejes de visitar el Parque Nacional de Timanfaya. Puerto del Carmen está especialmente bien situado para hacer excursiones. En apenas treinta minutos en coche te plantas en este mágico lugar.

Puerto del Carmen también es ideal para los turistas que desean disfrutar de la vida nocturna de la isla. La ciudad ofrece clubes y bares que te mantendrán entretenido hasta el final de la noche. 

También hay un gran número de restaurantes donde se puede disfrutar de las especialidades locales.


Además de este artículo sobre las mejores zonas donde alojarse en Lanzarote también te puede interesar: Las mejores zonas de Tenerife, las mejores zonas de la Palma, las mejores zonas de Gomera

3. Costa Teguise

Costa Teguise, una opción donde alojarse en Lanzarote

Teguise fue durante mucho tiempo la capital de la isla. Con un patrimonio cultural muy rico, atrae especialmente a los amantes de la arquitectura tradicional. 

Paseando por sus calles pavimentadas te encontrarás con edificios muy típicos con sus características y hermosas puertas de madera. Acércate también a la Plaza Tenerife, con sus palmeras. 

Para tus compras diarias, el centro comercial de Costa Teguise es de fácil acceso y allí  encontrarás todo lo que necesites, incluyendo oficinas de cambio de moneda.

El pueblo tiene cuatro playas que bien valen la pena visitar. La Playa Bastián es la primera de ellas. Bien protegida, es ideal para pasar buenos momentos con la familia. Y si eres un entusiasta de los deportes acuáticos, la playa de Las Cucharas es una buena opción. 

A tan sólo cinco minutos de Costa Teguise se encuentra Aquapark.  En este parque acuático hay toboganes y numerosas piscinas para todas las edades, desde los más jóvenes hasta los que buscan emociones.

En cuanto a las visitas, obviamente el Aquarium es de visita obligada. Allí podrás descubrir y admirar varias especies marinas de las Islas Canarias, incluyendo algunos tiburones, ¡que serán del agrado de grandes y pequeños!

Encanto y autenticidad son sin duda los dos términos que mejor caracterizan a la ciudad de Teguise. Es una opción donde alojarse en Lanzarote para aquellos que buscan un entorno tradicional y con un ambiente familiar.

Hay una amplia gama de alojamientos disponibles, desde alquileres locales hasta hoteles. Aunque el complejo es pequeño, es muy popular entre las familias y por lo tanto vale la pena considerarlo si tienes niños.


4. Playa Blanca

Playa Blanca es un lugar perfecto donde alojarse en Lanzarote para toda la familia.

Situada en el sur de la isla, la ciudad de Playa Blanca atrae a quienes deseea pasar unas vacaciones agradables y tranquilas, y muy especialmente a familias con niños. 

Este destino ofrece varias playas. Así, Playa Blanca es la más pequeña de todas, pero también la de más fácil acceso. Para evitar las multitudes, puedes ir a Playa Dorada, unos minutos a pie más alejada del centro de la ciudad con aguas cálidas y bien protegidas de las olas. 

Si tienes coche, puedes visitar los alrededores de Playa Blanca: también merecen una visita. En particular no puedes perderte las bonitas playas de Papagayo. Pequeñas pero con un encanto muy especial, son sinónimo de momentos inolvidables en un entorno preservado en el corazón del Parque Nacional de Papagayo.

Además la ciudad de Playa Blanca está servida por ferries que te permitirán llegar a la isla de Fuerteventura.

Playa Blanca es un lugar perfecto donde alojarse en Lanzarote para toda la familia. Tiene oferta de ocio para los niños y también para los mayores. Sus playas son perfectas para disfrutar durante el día, mientras que sus muchas tiendas, bares y restaurantes son una opción para pasar el resto del tiempo.


5. Playa Famara

Hospedarse en Lanzarote en playa Famara

¿Buscas un sitio perfecto para disfrutar de la playa y practicar deportes acuáticos como el surf? ¡Playa Famara es tu sitio! Es una larguísima playa de seis kilómetros de extensión. 

Si bien es apreciada por las familias que encuentran en esta playa todo el espacio que necesitan, también es particularmente popular entre los surfistas por sus vientos y sus  las olas muy propicias para la práctica de su deporte.

Famara está formada por dos zonas muy distintas: la zona de bungalows construidos en los años 90 y el tradicional pueblo pesquero. Encantador, este último alberga los establecimientos necesarios como tiendas de comestibles y restaurantes. 

Sin dudas te seducirá su atmósfera auténtica e intacta. El ambiente del lugar es relajado y por lo tanto muy propicio para descansar. 

En las cercanías, podrás disfrutar de las maravillas de la cumbre de El Risco y del Mirador de Haría, así como de la naturaleza circundante. De hecho, este último tiene todo para complacer a los entusiastas de las caminatas y el ciclismo

Es especialmente recomendable darse un paseo por los acantilados de El Risco. La vista es impresionante.

Este balneario está a sólo 25 minutos de la capital de la isla, pero tiene la ventaja de estar alejado de las zonas más turísticas de la isla. Por lo tanto, será más adecuado para aquellos que buscan la autenticidad y un contacto real con la naturaleza sin el bullicio del turismo de masas.

Por supuesto, hay muchos alojamientos en Playa Famara pero pocos hoteles. Para hospedarse en Lanzarote en playa Famara tendrás que recurrir más a los bungalows o al alquiler turístico. 


6. Puerto Calero

Puerto Calero: destino donde alojarse en Lanzarote de  máxima tranquilidad

Situada a sólo veinte kilómetros de la capital, la ciudad de Puerto Calero es un destino sinónimo de la máxima tranquilidad. Aún así, ofrece todas las comodidades necesarias para unas vacaciones agradables, como numerosos restaurantes, tiendas y supermercados. 

Su puerto deportivo es de particular interés debido a su extensa zona comercial y a las numerosas instalaciones de ocio disponibles para los turistas. Su lujoso puerto deportivo bien vale una visita aunque no escojas Puerto Calero para dormir en Lanzarote.

Puerto Calero también alberga un encantador mercado. Situado en su paseo marítimo, te permitirá descubrir muchos productos artesanales y comprar recuerdos para llevar a tu familia y amigos.

A pesar de que no hay playas en el mismo Puerto Calero, puedes encontrar algunas en los alrededores. Así por ejemplo Playa del Carmen o Playa del Paso son dos de los mejores lugares para pasar grandes momentos bajo el sol de Lanzarote.

Optar por Puerto Calero puede ser una opción muy satisfactoria para aquellos que deseen alojarse en Lanzarote en un ambiente agradable y elegante. Además también tiene la ventaja de estar cerca de otros sitios turísticos interesantes y, por lo tanto, puede ser el punto de partida de muchas excursiones interesantes.

Hay una gran variedad de alojamientos que se ofrecen a precios que se adaptan a todos los presupuestos.


7. San Bartolomé

San Bartolomé es un destino ideal donde alojarse en Lanzarote

Situado en el centro de la isla, San Bartolomé es un pintoresco pueblo. Destaca por albergar una de las visitas imprescindibles de la isla: la Casa-Museo del Campesino y su monumento a la fertilidad. 

Creado por el escultor y arquitecto canario César Manrique, este monumento es altamente simbólico y sin duda atraerá tu atención con sus gigantescas formas geométricas. 

El museo como tal rinde homenaje al mundo de la agricultura. Podrás ver muchos objetos y herramientas relacionados con el trabajo de la tierra, pero también con la religión y la vida social de los habitantes. 

Alrededor del museo, se pueden encontrar muchos talleres de artesanos donde se pueden descubrir las creaciones locales!

A pesar de que es un pueblo de interior con un corto trayecto en coche puedes plantarte en varias playas como Playa Honda. 

San Bartolomé es un destino ideal donde alojarse en Lanzarote para aquellos que quieren relajarse en un entorno agrícola. Es un lugar tranquilo y relajante que te permite disfrutar de variedad de paisajes, incluyendo una hermosa y cercana vista al  Parque Nacional de Timanfaya y sus volcanes.


8. Playa Honda

Playa Honda es ideal para pasar unas hermosas vacaciones junto al mar

Integrado en el municipio de San Bartolomé, el balneario de Playa Honda es ideal para pasar unas hermosas vacaciones junto al mar. Tiene dos playas. La playa principal grande y bastante frecuentada en verano. 

La segunda es la de Guacimeta. Se extiende alrededor de la pista del aeropuerto y no complacerá a aquellos que buscan la paz y la autenticidad. Sin embargo ver llegar los aviones desde la playa es una experiencia que no te puedes perder.

Este destino incluye todo lo necesario para que no te falte de nada en tu estancia. Por ejemplo, hay un centro comercial y, por supuesto, establecimientos como restaurantes y bares donde podrás relajarte durante o al final del día. También podrás pasear a lo largo de su largo paseo y así disfrutar de la calma del entorno.

Si planeas hacer excursiones desde Playa Honda durante tu estancia, la ciudad de Arrecife está cerca y merece la pena hacer una excursión de un día.

En general, Playa Honda es menos conocida por los turistas y, en este sentido, es mucho más tranquila que otros centros turísticos de la isla. No encontrarás grandes complejos hoteleros. La oferta alojativa se compone principalmente por alquileres privados.


9. Arrieta

lugar perfecto donde alojarse en Lanzarote para disfrutar paz y tranquilidad

Situado en el noreste de la isla, Arrieta es un pequeño, muy tranquilo y auténtico pueblo de pescadores ideal para descansar.

Es un lugar con encantadoras casitas pintadas de blanco, adorables calles estrechas y pequeños restaurantes donde se pueden degustar recetas locales y, por supuesto, el mejor pescado fresco! 

En Arrieta encontrarás todas las comodidades habituales sin necesidad de alquilar un coche No dejes de visitar la famosa Casa Azul, una casa azul con una curiosa arquitectura que hace las delicias de cualquier fotógrafo!

Con su hermosa extensión de arena fina, la playa de Garita es particularmente apreciada tanto por los visitantes como por los locales. Bien protegida, ofrece condiciones ideales para el baño, ya que es muy tranquila, lo que es particularmente adecuado para las familias con niños. 

En cuanto a las excursiones cercanas, la cueva subterránea Jameos del Agua y su lago azul son, por supuesto, un imprescindible.

Tranquilo es el término que mejor se adapta al pequeño pueblo de Arrieta. Es un lugar perfecto donde alojarse en Lanzarote para disfrutar paz y tranquilidad. Por el contrario, aquellos que buscan actividad o una animada vida nocturna no encontrarán lo que buscan.


10. Orzola

Orzola un lugar donde alojarse en Lanzarote para disfrutar de la tranquilidad

Orzola es otro pueblo de pescadores que se encuentra en el norte de la isla. Se ha convertido en un enclave turístico,  ideal para aquellos que desean pasar unas vacaciones serenas en un lugar agradable, y que además no ha perdido su autenticidad. 

A nivel de visitas lo más destacado es la zona de las antiguas marismas saladas es una gran atracción. Aquí también se pueden admirar casas muy pintorescas.

Durante tu estancia, podrás descubrir muchos pequeñas calas en los alrededores ideales para tomar el sol y también para los deportes acuáticos como el buceo.

Orzola es también el punto de partida de ferries hacia la isla de La Graciosa, una excursión casi obligatoria durante cualquier estancia en Lanzarote. Con sus playas de fina arena dorada y aguas turquesas, es bastante desconocida para el público en general y ha logrado mantenerse muy auténtica.

Dormir en Lanzarote en Orzola es ideal si buscas paz y tranquilidad y un ambiente auténtico y natural. Sin embargo, los veraneantes que buscan un centro turístico animado se decepcionarán y tendrán que recurrir a otro lugar con más movimiento.


Fotos: Shutterstock

Deja un comentario