Portada » Dónde alojarse en Fuerteventura: las 12 mejores zonas

Dónde alojarse en Fuerteventura: las 12 mejores zonas

Dónde alojarse en Fuerteventura

Fuerteventura es una isla de forma alargada en la que entre la punta norte y la sur hay una distancia superior a los 100 kilómetros. Por eso, cuenta con rincones muy diferentes y ofrece posibilidades muy variadas de alojamiento. Para que escojas bien el lugar para tu campo base… Estos son algunos de los mejores lugares donde alojarse en Fuerteventura:

Las mejores zonas donde alojarse en Fuerteventura

1. Corralejo, la zona de Fuerteventura más turística

Corralejo, la zona de Fuerteventura más turística

Ciudad costera situada en la zona más al norte de la isla. Es el núcleo turístico por excelencia de Fuerteventura, el lugar más popular y animado, elegido por multitud de personas para dormir en Fuerteventura. 

Se puede decir que Corralejo ofrece una experiencia muy completa, ya que tiene un poco de todo para satisfacer a toda clase de turistas.

Entre sus ventajas están sus excelentes y kilométricas playas de arena blanca y fina bañadas por agua cristalina con tonos turquesa. De hecho, aquí se encuentran algunas de las mejores playas de la isla, como la del Burro o la del Moro

Además, al sur de la población se extiende el Parque Natural de dunas, que tiene gran valor ecológico en sus 8 kilómetros de litoral con preciosas playas. 

Otro de sus atractivos es la cercanía de la isla de Lobos, espacio protegido con muchas calas y un peculiar paisaje volcánico. Desde Corralejo parten embarcaciones que permiten una cómoda excursión.

Muy bien surtida de servicios, con un buen número de restaurantes ubicados en primera línea de playa que permiten tomar un excelente pescado al estilo majorero. Corralejo tiene una tradición pesquera histórica y eso se nota. Igualmente, tiene una importante cantidad de comercio, con supermercados, tiendas y bazares variados.

Entre sus alicientes, permite la práctica de gran variedad de actividades deportivas acuáticas y cuenta con escuelas de windsurf o surf, como el prestigioso campamento Quiksilver Surf School. 

Para ampliar la diversión, en esta área se encuentra el único parque acuático de Fuerteventura, el Acua Water Park, lugar tremendamente atractivo para los niños.

Quienes quieren añadir a sus vacaciones un poco de diversión saliendo de fiesta también pueden encontrar en Corralejo una interesante vida nocturna, con una buena variedad de bares de copas y algunas discotecas.

En su detrimento, Corralejo está bastante alejada de la costa sur de la isla, complicando la posibilidad de excursiones para visitar esa interesante zona. No obstante, está muy bien comunicada a través de una buena red de carreteras.

En cuanto al alojamiento, es la zona con más oferta hotelera de Fuerteventura y eso implica también bastante variedad, pasando desde los hoteles más cualificados y resorts con “todo incluido” a una amplia oferta de apartamentos y casas de huéspedes. 

Desde el punto de vista económico, al ser una zona muy popular no es precisamente de las más baratas para alojarse. Muy sensible la demanda a la temporada alta, lo mejor es reservar con tiempo para poder encontrar algún alojamiento conveniente.

2. Caleta de Fuste, donde alojarse en Fuerteventura en familia

Caleta de Fuste, donde alojarse en Fuerteventura en familia

Localidad costera situada en el litoral oriental, en la bahía de Fuste, que ha experimentado un notable desarrollo en los últimos años. Ubicada aproximadamente en la zona central de la isla, goza de excelente localización, a menos de diez minutos del aeropuerto y al lado de la capital, Puerto del Rosario. 

Es otra de las áreas especialmente cotizadas por los turistas porque, como Corralejo, tiene un poco de todo lo que ofrece Fuerteventura y resulta algo más tranquila.

Muy indicada para el turismo familiar con niños, porque sus playas de arena dorada, como el Castillo y la Guirra, de ambiente familiar, son de aguas tranquilas y poco oleaje, protegidas por una escollera que impide que las olas rompan con más fuerza hacia la orilla.

Además de disfrutar de buenas playas, Caleta de Fuste es un destino idóneo para visitar la isla al completo, porque permite llegar en menos tiempo a puntos alejados, tanto del norte como del sur, y hacer excursiones diarias. Así, se puede llegar a Morro Jable, en el extremo sur, en una hora de viaje.

Tiene una gran oferta de actividades acuáticas y deportivas y varias escuelas de windsurf. La oferta de ocio se completa con instalaciones como el Oceanarium Explorer, un acuario repleto de actividades y espectáculos dirigidos a los más pequeños.

Caleta de Fuste está bien equipada, con oferta comercial y de servicios suficiente para satisfacer al visitante. Hay una buena cantidad de restaurantes, la mayor parte de cocina internacional. Dispone de puerto deportivo, cines, centros comerciales y hasta campos de golf.

Imprescindible de conocer es su emblemático castillo, un torreón de principios del siglo XVIII que sirvió para defender estas costas de los piratas. También se pueden visitar las hermosas Salinas del Carmen.

Al caer el sol, Caleta de Fuste abre sus bares de copas y discotecas, locales con música en vivo y hasta un casino, para animar la noche. A finales de julio se celebra cada año una “Beach Party” con diferentes conciertos que atraen multitudes.

Si la escoges para dormir en Fuerteventura, el alojamiento no es ningún problema, porque abundan los complejos hoteleros de todas las cadenas más conocidas del sector. Igualmente, dispone de una notable cantidad de apartamentos. 

También hay algunos resorts especialmente frecuentados por turistas extranjeros. Aunque la gran competencia permita encontrar ofertas interesantes, no es una zona adecuada para quienes viajen con poco presupuesto.

3. El Cotillo, tranquilidad y animación en la vecina Corralejo

 El Cotillo, tranquilidad y animación en la vecina Corralejo

Pequeña población de la costa noroeste que conserva su esencia de antiguo pueblo de pescadores y un entorno con encanto. 

Es una zona ideal para alojarse en Fuerteventura por parte de aquellos que buscan tranquilidad, contando con la ventaja de encontrarse a pocos kilómetros de otra localidad bastante más animada como Corralejo.

Su tranquilidad y las largas y maravillosas playas de arena blanca y aguas de tonalidades turquesa son sus mayores atractivos. 

Destacan algunas como la Concha o los Charcos, pero probablemente la de los Lagos sea el mayor reclamo de esta zona, por lo pintoresco de este conjunto de calas cristalinas rodeadas por un arrecife que crea curiosas piscinas naturales. 

Como suele ser habitual en una isla tan ventosa, las playas atraen a legiones de practicantes de surf, windsurf o kitesurf. Como ventaja adicional, el Cotillo ofrece los que algunos consideran los atardeceres más hermosos de toda Fuerteventura.

Aunque tiene cierta dotación de servicios, la abundancia de comercio y el ocio nocturno no son características propias de la zona. Para quienes quieran más variedad comercial y animada vida nocturna lo mejor es que se desplacen a la vecina Corralejo

Lo que sí tiene merecida fama es su excelente oferta gastronómica, especialmente el pescado fresco recién pescado de forma tradicional que se sirve en los restaurantes del puerto.

Como aliciente histórico y artístico, la localidad cuenta con la torre defensiva de planta circular del Tostón, del siglo XVIII, dotada de tres cañones para su lucha continua contra los piratas. Desde ella se puede disfrutar de hermosas vistas de los alrededores y del emblemático Faro del Tostón.

El Cotillo tiene una buena dotación de alojamiento, abundando especialmente los apartamentos, las villas y las casas de huéspedes. No obstante, también existen complejos hoteleros junto al mar, aunque, en este sentido, tenga una oferta bastante menor a la de Corralejo. 

Sin llegar a los precios más reducidos de las localidades del interior, probablemente se encuentren posibilidades más económicas que en otros núcleos, como Caleta de Fuste.

4. Puerto del Rosario, la capital de Fuerteventura

Puerto del Rosario, la capital de Fuerteventura

Situada en la costa este, Puerto del Rosario es la capital de Fuerteventura. Se trata de la ciudad más poblada, con el puerto más grande y donde se concentran los principales servicios de la isla. Otra de sus ventajas es su cercanía al aeropuerto.

No es un destino especialmente demandado por los turistas para hospedarse en Fuerteventura, que prefieren normalmente otras playas de la isla y lugares que les permiten más actividades durante sus vacaciones. 

Sin embargo, puede ser una buena opción para quien tenga pensado desplazarse muy a menudo a otras zonas de Fuerteventura por su posición estratégica casi en el centro de la isla. Incluso careciendo de coche propio, porque de Puerto del Rosario salen la mayor parte de las líneas de autobuses.

Aunque no haya sido destacada por sus playas, Puerto del Rosario tiene también una, la del Pozo, también conocida como playa Chica por sus pequeñas dimensiones. Sus arenas son doradas y sus aguas calmadas. 

No muy lejos de la ciudad se puede disfrutar de Playa Blanca, también con arenas doradas y una longitud de cerca de 800 metros.

Entre los atractivos históricos y culturales de la capital está la Casa museo de Unamuno, que conmemora la estancia del escritor durante su exilio en los años 20 del siglo pasado. 

También destacan la iglesia de Nuestra Señora del Rosario y la peculiar exposición al aire libre de más de 100 esculturas que se distribuyen entre sus calles y plazas.

Puerto del Rosario dispone de una animada zona comercial, donde se encuentra el centro “Las Rotondas”, el más grande de la isla. También cuenta con bastantes restaurantes dedicados tanto a la cocina local como a la internacional. 

La vida nocturna es bastante más relajada que en otras localidades más frecuentadas por los turistas.

La planta hotelera está compuesta por tradicionales hoteles y por un buen número de apartamentos. Desde el punto de vista económico es una zona interesante, ya que muestra precios más asequibles que otras zonas más turísticas, sobre todo respecto a los apartamentos.

5. Costa Calma, playas excepcionales

Costa Calma, playas excepcionales

Se trata de un núcleo muy turístico situado en el sur, dentro de la península de Jandía. Es uno de los destinos más apreciados de Fuerteventura porque combina unas playas excepcionales con una variada oferta de servicios y lugares de ocio

En Costa Calma se respira un ambiente muy internacional, con visitantes de todo el mundo.

Entre sus atractivos más notables están las kilométricas y paradisíacas playas de arena fina bañadas por aguas cristalinas poco profundas, entre las que destaca la de Sotavento y la Esmeralda, cotizadas entre las mejores de todo el archipiélago canario.

Eso la hace ideal para aquellos visitantes que disfrutan al máximo del descanso en la playa y de espléndidos paisajes. No tanto para quienes quieran descubrir algo más de la isla, ya que está bastante mal comunicada y lejana respecto al norte.

Es uno de los destinos preferidos para los practicantes de surf y windsurf. Incluso se celebran en estas playas prestigiosa competiciones internacionales. Sin duda, es un destino muy popular para practicar todo tipo de deportes acuáticos.

Costa Calma está muy bien preparada para recibir a miles de turistas cada temporada, contando con una infraestructura muy completa. Tiene una buena oferta comercial, con zonas ideales para salir de compras y numerosos restaurantes dedicados en su mayoría a la cocina internacional. 

También ofrece posibilidades de ocio nocturno, basado sobre todo en bares de copas y clubs ubicados frente a la playa, así como algunas discotecas.

Quienes se alojan en Costa Calma tienen otros atractivos a su alcance, como la excursión al impresionante Parque Natural de Jandía o la visita al Oasis Park, complejo botánico y zoológico extenso y muy divertido.

La oferta de alojamiento, entre las más destacadas de la isla, se distribuye frente a la línea de costa. Está compuesta por una amplia variedad de hoteles, entre los que se encuentran algunos de los mejores de Fuerteventura y complejos de apartamentos. 

Las categorías y precios son muy variados, pero no se caracteriza por ser una zona económica como ocurría con la capital. En cualquier caso es un destino completo ideal para alojarse en Fuerteventura para todo el mundo.

6. Morro Jable, dormir en Fuerteventura tranquilo cerca de playas excelentes

Morro Jable, dormir en Fuerteventura tranquilo cerca de playas excelentes

Localidad costera ubicada en el extremo sur de la isla, formando parte de la península de Jandía. Aunque nació como un pequeño pueblo de pescadores, el turismo ha supuesto un notable desarrollo de la zona.

Disfruta de algunas de las mejores playas de la isla, ideales para desconectar y pasar unos días de tranquilidad. Sin embargo, no es el lugar más indicado para los que planeen desplazarse por la isla para contemplar sus muchos atractivos, ya que está bastante alejado y no muy bien comunicado, especialmente con la zona norte.

La larga playa del Matorral, con más de cuatro kilómetros, compuesta por fina arena, es un ejemplo de la calidad y hermosura de estos arenales. En ella destaca la imponente presencia de un faro. En sus aguas es normal encontrar a mucha gente practicando deportes acuáticos.

Al margen de la costa, el pueblo en sí es pequeño, pero conserva su encanto. Dispone de un puerto desde el que no solo se pueden realizar excursiones por la costa sur de la isla. Además, se puede llegar por vía marítima al Puerto de la Luz de Las Palmas de Gran Canaria.

El paseo marítimo está bordeado por restaurantes, bares y chiringuitos muy apreciados por su comida local y la calidad de sus pescados. Pero, sin duda, los mejores platos de pescado se pueden comer en el puerto, en lugares tan emblemáticos como la Cofradía de Pescadores. 

La oferta de ocio es bastante completa, lo que incluye una interesante vida nocturna con bares y discotecas y ambiente bastante fiestero.

Es un entorno ideal para hacer excursiones, al estar rodeada por el espectacular paisaje del Parque Natural Jandía. Entre los atractivos naturales cercanos a Morro Jable está la posibilidad de ascender los 800 metros del pico de la Zarza, la montaña más alta de Fuerteventura. 

Otras excursiones interesantes llevan a conocer el faro de Punta Jandía o la famosa y paradisiaca playa de Cofete, una visita imprescindible en la isla.

La planta hotelera es bastante amplia, enfocada al turismo de playa y con algunos resorts verdaderamente espectaculares y hoteles de calidad, así como apartamentos. 

Morro Jable recibe a gran cantidad de turistas alemanes que proporcionan un ambiente muy internacional y eligen de forma prioritaria contratar paquetes turísticos con “todo incluido”. Como es habitual en este tipo de núcleos tan turísticos, no es habitual encontrar ofertas muy económicas.

7. Costa de Antigua, residencial con ambiente internacional

Costa de Antigua, residencial con ambiente internacional para estar en Fuerteventura

Ubicada en la parte oriental de la isla, Costa de Antigua se conoce también como Nuevo Horizonte. Es un núcleo originado con pretensiones de convertirse en un importante centro turístico prolongación de Caleta de Fuste, aunque las expectativas no se han cumplido por completo. 

Es una zona eminentemente residencial en la que se mezclan alojamientos turísticos con villas y viviendas privadas. Su elección supone disfrutar de unas vacaciones realmente tranquilas en un lugar no demasiado concurrido y alejado del bullicio de los núcleos de población más turísticos. 

Tiene un ambiente bastante internacional, porque muchas de las residencias pertenecen a británicos y alemanes, que se mezclan con italianos, belgas o gentes de múltiples nacionalidades. Cuenta con unas pocas tiendas y no demasiados restaurantes ni bares.

Se puede decir que Costa de Antigua no tiene playas, ya que su litoral está formado por altos acantilados. Para disfrutar de playa y buscar animación y servicios la mejor alternativa es desplazarse a la vecina Caleta de Fuste, a cinco minutos en coche

También es posible comunicarse entre ambas localidades a través de un pintoresco sendero que recorre la cima del acantilado.

Es una buena opción para tomarlo como un campo base en una posición estratégica. Está hacia el centro de la isla y hace más fácil moverse en coche por distintos puntos de la isla. 

Además, está bien comunicada, hacia el norte con Puerto del Rosario y el aeropuerto y hacia el sur con la turística Caleta de Fuste.

No obstante, en su entorno se pueden visitar lugares con encanto como el antiguo pueblo pesquero de Jacomar y la cala en la que se asienta o el Monumento Natural de los Cuchillos de Vigán, un paisaje volcánico único.

Su oferta se basa en urbanizaciones con apartahoteles y bungalows y algunos complejos hoteleros bastante modernos. Una buena opción si se busca alojamiento más económico, si lo comparamos con otras zonas de Fuerteventura.

8. La Oliva, pueblo de interior tranquilo

La Oliva, pueblo de interior tranquilo

Es una localidad de interior hacia la parte norte de la isla, con una historia tan acentuada que, durante un tiempo, llegó a ser capital de Fuerteventura. A pesar de su escasa densidad de población es un lugar muy cosmopolita, con una variada comunidad de residentes extranjeros.

La tranquilidad y la calma son las características más notables de la Oliva. Ideal para quienes no necesitan alojarse en Fuerteventura justo al lado de una playa y sí quieren empaparse del ambiente más local. En cualquier caso, las playas de Corralejo o el Cotillo no se encuentran demasiado lejos.

Tiene paisajes preciosos y está bastante cerca del espectacular Parque Natural del Corralejo, que asegura interesantes excursiones por los alrededores. También merece la pena explorar el Paisaje Protegido de Vallebrón y descubrir la Montaña mágica de Tindaya, recorriendo impresionantes barrancos como el de los Enamorados o el de Tinojay.

No es un lugar muy adecuado para quienes buscan muchos restaurantes, tiendas y lugares de ocio. Se basta con algunos pequeños establecimientos y museos. A su favor, dispone de una gastronomía muy apreciable y rica en excelentes quesos de cabra.

Como localidad histórica, tiene monumentos imprescindibles, como la Casa de los Coroneles, en donde se alojaron durante muchos años los señores de Fuerteventura, la mudéjar iglesia de Nuestra señora de la Candelaria, del siglo XVI o la iglesia de la Oliva con su aspecto fortificado.

El alojamiento más típico de la zona son las casas rurales o las habitaciones de alquiler en viviendas, sin encontrar por aquí los grandes hoteles de la costa. Es uno de los mejores sitios para encontrar alojamientos económicos en la isla.

9. Gran Tarajal, zona de playa con precios interesantes

Gran Tarajal, zona de playa con precios interesantes para estar en Fuerteventura

Localidad del sur situada a las faldas de una cordillera. Gran Tarajal no ha sido concebida por y para el turismo, sino que mantiene su vida normal sin dejarse conquistar por el ambiente foráneo que tienen otras localidades costeras de la isla. 

Está en la zona más cercana al continente africano de todo el archipiélago canario.

Ofrece al visitante un poco de todo sin ser un enclave muy turístico al estilo de Corralejo, manteniendo su ambiente de población desarrollada en torno al puerto. Eso le permite gozar de una tranquilidad alejada de las grandes aglomeraciones.

En pleno casco urbano, presenta la única playa de arena negra de la isla, con una extensión de cerca de un kilómetro. A un lado destaca la montaña Punta del Camellito, todo un símbolo de la localidad. 

Durante el mes de septiembre se celebra en estas aguas un campeonato de pesca de altura en el que compiten cientos de barcos, para capturar atunes y peces espada. La playa de Gran Tarajal acoge también el Festival de Música Fuerteventura Sound.

Su paseo marítimo asegura deliciosos paseos al tiempo que se visitan unos cuantos bares y restaurantes que ofrecen el mejor pescado fresco, producto de las raíces marineras del pueblo. 

Porque la oferta gastronómica de Gran Tarajal, basada en pescado y marisco es muy apreciada, destacando lugares como la Cofradía de Pescadores del puerto. También hay una buena oferta de restaurantes de comida internacional frente a la playa.

Respecto a su dotación, el centro de la ciudad cuenta con una oferta comercial de tiendas pequeñas y el ocio nocturno, no demasiado exuberante, se concentra en pubs y discotecas alrededor de la playa.

La propia localidad ofrece una arquitectura interesante. No se puede dejar de visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria, construida hacia 1900 y es imprescindible pasear por las calles de Gran Tarajal para contemplar los más de 30 murales gigantes que decoran los edificios del paseo marítimo y se han convertido en todo un emblema.

Otra excursión muy interesante se dirige hacia el pequeño pueblo pesquero de Las Playitas, una localidad de gran encanto que también cuenta con una playa de arena volcánica. 

Sin olvidar el faro de la Entallada, ubicado en lo alto de un acantilado de 200 metros de altura que proporciona unas impresionantes vistas del mar.

Basada en hoteles y apartamentos, Gran Tarajal no tiene una gran oferta de alojamiento. Pero, sus establecimientos ofrecen precios muy interesantes, siempre por debajo de las tarifas de las zonas consideradas como más turísticas.

10. Lajares, pueblo rural con ambiente surfero

Lajares, pueblo rural con ambiente surfero

Pequeña población típica rural, ubicada en el interior de la zona norte, entre las localidades de La Oliva y la costera El Cotillo. 

Es un lugar muy tranquilo, ideal para los que quieran relajarse con las características propias de la vida rural de la isla, en contacto con la gente local y sus tradiciones más arraigadas.

Una zona mucho menos turística que los núcleos costeros, de los que, sin embargo, no está excesivamente alejado. Por ejemplo, está a solo 12 kilómetros de Corralejo y unos 8 kilómetros de El Cotillo. 

También merece la pena mencionar la playa de Majanicho, una ensenada en la que reposa un tranquilo pueblo de pescadores. 

Curiosamente, se dice de Lajares que es un pueblo surfero porque muchos practicantes de este deporte lo escogen como alojamiento, sin duda buscando mejores precios que en las localidades de costa.

Excelente para participar de las costumbres populares y probar la cocina local tradicional, con sus ricos quesos majoreros. Tiene algunas pequeñas tiendas en las que se puede comprar artesanía local y numerosos talleres de artesanos, que exponen sus artículos en un mercadillo tradicional.

Lajares tiene una arquitectura muy propia, con casas bajas y funcionales, de un estilo sencillo que mezcla caracteres de tradiciones muy diversas. Conserva siempre un ambiente muy familiar

Se debe visitar la ermita de San Antonio y los molinos de viento cercanos, que se alzan hacia el sur del pueblo.

Uno de los principales atractivos de Lajares es la posibilidad de hacer interesantes rutas de senderismo. Destaca, en especial, el Camino de las Calderas, una ruta que atraviesa una impresionante cadena de volcanes, como el Calderón Hondo con su gran cráter de 70 metros de profundidad, y permite llegar hasta las cercanías de Corralejo. 

En dirección a La Oliva, se pueden conocer otras maravillas naturales como el Paisaje Protegido de Vallebrón o el Monumento Natural del Malpaís de la Arena, con su sobrecogedor paisaje volcánico.

Para quienes lo escojan para alojarse en Fuerteventura se encontrarán con un alojamiento formado especialmente por casas rurales con bastante encanto natural, participando con la sencillez del entorno. 

Unas características muy alejadas de los resorts de playa con “todo incluido”. Son alojamientos modestos, pero agradables y a un precio muy bueno para el estándar de Fuerteventura.

11. Antigua, otro pueblo de interior donde alojarse en Fuerteventura

Antigua, otro pueblo de interior donde alojarse en Fuerteventura

Antigua es otro de esos pueblos pequeños de interior, que se localiza prácticamente en el centro de la isla. Es una localidad con mucha historia, documentándose su existencia ya en la segunda mitad del siglo XV. 

Está a unos 20 kilómetros de la capital, Puerto del Rosario y cerca del popular centro vacacional de Caleta de Fuste.

Antigua es un pueblo en el que están fuertemente arraigadas las tradiciones majoreras. Entre ellas, excelentes muestras de gastronomía tradicional, como los quesos majoreros elaborados de forma totalmente artesanal o deliciosos platos de carne de cabra y cochino frito. 

También la artesanía ocupa un lugar destacado, hasta el punto de haber conseguido reunir a los artesanos de la región en su Feria de la Artesanía anual.

La zona tiene una belleza peculiar que le otorga su origen volcánico, con curiosas formaciones rocosas y un paisaje lunar. Resulta ideal para planificar excursiones y rutas de senderismo. 

Sobre todo, en la zona protegida del Parque Rural de Betancuria, que constituye un hábitat muy especial para muchas especies de aves en peligro de extinción.

De sus atractivos culturales merece la pena visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, originaria del siglo XVI, que se encuentra en pleno centro de su casco histórico. 

También son famosos sus molinos de viento, grandes instalaciones erigidas entre los siglos XVIII y XIX. Son construcciones como el molino de la Corte, el de Durazno y el de Antigua, que acoge un interesante museo.

En la oferta de alojamiento de esta zona de Fuerteventura también tienen un lugar destacado las casas rurales y como suele ser habitual en las áreas de interior, se pueden encontrar precios más económicos.

12. Playa Jandía, tiene de todo

Dónde alojarse en Fuerteventura? Playa Jandía

Jandía Playa es uno de los principales centros turísticos de la isla. Recibe miles de visitantes al año, especialmente alemanes, para los que es uno de los destinos más populares donde alojarse en Fuerteventura. 

Se extiende a lo largo de la costa más sureña, cerca de Morro Jable. Es una zona de crecimiento algo artificial, fruto de la explosión turística, por lo que carece de centro histórico como tienen otras localidades. Más bien, a lo largo de la costa se distribuye en un conjunto de urbanizaciones. 

Es una zona concebida para la satisfacción absoluta del turismo, dotada de un amplio equipamiento de servicios, con muchos bares, restaurantes y centros comerciales. También permite disfrutar de una animada vida nocturna con pubs, bares de copas y discotecas.

La península de Jandía se caracteriza por sus excelentes playas de fina arena y aguas cristalinas. Aquí se concentran algunas de las más bonitas de toda la isla. Las playas de Jandía se extienden por un largo tramo costero de kilómetros de arena fina y blanca. Se pueden practicar multitud de actividades y deportes acuáticos.

Aunque es ideal para el turismo de playa y relax, también permite hacer interesantes excursiones por toda esta fascinante península. La práctica del senderismo es especialmente popular, descubriendo en los alrededores verdes valles e impresionantes acantilados. 

Permite conocer más a fondo una reserva natural de enorme interés ecológico como es el Parque de Jandía, una exuberante muestra de dunas, playas y lagunas. 

Aloja también el pico de la Zarza, el punto más alto de Fuerteventura. Desde lo alto de sus 817 metros se disfruta de espectaculares vistas de paraísos naturales como la playa de Cofete y panorámicas únicas. 

Como punto negativo de esta parte de Fuerteventura se puede citar la ubicación tan extrema que complica un poco las posibilidades de conocer cómodamente otras zonas de la isla.

Disfruta de una destacada oferta hotelera de calidad para hacer frente a la demanda de los muchos viajeros que eligen esta parte para pasar sus vacaciones. 

La zona se caracteriza por sus grandes complejos hoteleros y de apartamentos muy cercanos a la playa, muchos de un nivel bastante alto y con dotaciones muy completas. Eso hace que no esté, precisamente, entre las más económicas donde dormir en Fuerteventura.

Foto: Shutterstock

Deja un comentario