Portada » Dónde alojarse en Venecia: las mejores zonas

Dónde alojarse en Venecia: las mejores zonas

Dónde alojarse en Venecia

Tener claro cuáles son las mejores zonas donde alojarse en Venecia es clave para disfrutar al máximo de esta ciudad. Sin embargo, estas zonas no están al alcance de todos los bolsillos, y por eso además de las mejores zonas donde dormir en Venecia también te voy a sugerir otras opciones mucho más económicas y cercanas a la ciudad de los canales.

Cualquier lugar ubicado en cualquiera de los seis sestieri (distritos) de los que se compone la ciudad es perfecto. Cada uno tiene sus particularidades pero todos tienen un encanto innegable.

Además de ese encanto también comparten los exorbitados precios de su alojamiento, que se dispara entre los meses de abril y septiembre coincidiendo con la temporada alta. 

En los meses de más afluencia turística a veces incluso con un buen presupuesto es complicado encontrar habitaciones libres. La ciudad se abarrota.

Por ello, es interesante disponer de alternativas. Una vez hayamos repasado las zonas de Venecia más interesante, te recomiendo tres ciudades cercanas en las que podrás encontrar alojamiento muchísimo más económico. 

A cambio tendrás que dedicar entre 15 y 30 minutos a transporte público para llegar a Venecia en función de la ciudad que elijas.

Dónde alojarse en Venecia: Las mejores zonas

1. San Marco, la mejor zona donde alojarse en Venecia

El barrio más antiguo y famoso de la ciudad de la laguna, San Marco ha sido durante mucho tiempo el corazón de Venecia. Este barrio es sin lugar a dudas la mejor zona donde hospedarse en Venecia.

Su nombre le viene por su plaza central, la Plaza de San Marcos. En ella y en sus alrededores se encuentran algunos de los atractivos turísticos más importantes de la ciudad.

Sobre ellos destacan la impresionante Basílica de San Marcos, construida durante el siglo XI con su arquitectura bizantina, y el Palacio Ducal, antigua sede del poder de los gobernantes venecianos. 

En esta zonas podrás pasar bajo la Torre dell’Orologio, la gran torre del reloj astrológico de San Marcos, o disfrutar de un café en el Caffé Florian, que abrió sus puertas por primera vez en el siglo XVIII.

Por otra parte, la ubicación privilegiada de San Marco permite unas vistas impresionantes de la laguna y las islas cercanas, y poder acercarte caminando a todos los puntos de interés de Venecia.

Como te podrás imaginar, al ser el punto más turístico de la ciudad, no faltan tiendas dirigidas a los turistas, bares, cafeterías, heladerías y restaurantes. 

Tal vez las dos únicas grandes desventajas de quedarse en Venecia en San Marco es que apenas hay ambiente local y que sus hoteles son los más caros de la ciudad. 

2. Santa Croce, una zona muy práctica donde dormir en Venecia

Santa Croce probablemente sea el sestieri que tiene menos encanto. Sin embargo, es probablemente la zona más cómoda y conveniente donde alojarse en Venecia, ya que es el principal nodo de transporte de la ciudad.

Aquí se encuentran tanto la estación de autobuses en la Piazzale Roma como la Estación de Trenes de Santa Lucía. 

Además desde sus embarcaderos salen muchas líneas de vaporetto que te conectan con diferentes puntos de la ciudad y también con otras islas como Murano, Burano o Lido.

Hay mucho que hacer y ver en Santa Croce, desde la misteriosa iglesia del siglo IX San Giacomo dell’Orio hasta el suntuoso Palacio Mocenigo

Los amantes de los museos no pueden dejar de visitar el Museo de Historia Natural y Ca’ Pesaro, que alberga dos museos: Galería Internacional de Arte Moderno, y el Museo de Arte Oriental.

Los entusiastas del buen comer definitivamente disfrutarán de la oferta gastronómica de Santa Croce. Hay un número de auténticos restaurantes venecianos en el vecindario que ofrecen algunos de los mejores platos de mariscos de la zona.

En cuanto a alojamiento puedes encontrar algún hotel a precios más asequibles en la zona cercana a la estación de trenes. En el resto del barrio los precios sin ser los más altos de Venecia, son solo para presupuestos holgados.

3. Cannaregio, donde alojarse en Venecia a mejores precios

Situado al norte al lado de Santa Croce, Cannaregio es el barrio más poblado y con más ambiente local de la ciudad. Es muy residencial y un lugar ideal para experimentar el ambiente local veneciano.

A pesar de ser residencial no carece de atractivos turísticos. El más conocido es el gueto veneciano o barrio judío, que se hizo famoso en «El mercader de Venecia» de Shakespeare, y donde la población judía de Venecia fue segregada por la fuerza durante su establecimiento en el siglo XVI. 

Vale la pena también pasearse por Strada Nuova, conocida por su amplia gama de tiendas turísticas, ideal para comprar recuerdos, y detenerse en la calle más estrecha de Venecia, la Calle Varisco, una atracción especialmente divertida en las cercanías. 

Paseando asegúrate de probar el fritoìn, una comida callejera veneciana tradicional que consiste en mariscos fritos servidos en un cucurucho de papel.

Por la noche, la pintoresca Fondamenta Ormesini es perfecta para pasear, comer y observar a la gente que se mueve por la zona.

El alojamiento, al igual que Santa Croce presenta buena relación calidad precio si lo comparas con otras zonas. Hay gran variedad de alojamiento desde hostales, apartamentos, pensiones y hoteles boutique hasta hoteles de lujo. 

Es un buen barrio donde alojarse en Venecia ya que está a sólo 15-20 minutos a pie de San Marco y es más barato que la mayoría de las zonas de Venecia.

4. San Polo, una ubicación perfecta

El sestiere más pequeño de Venecia, el distrito de San Polo limita con el Gran Canal, Dorsoduro, Santa Croce, San Marco y Cannaregio. 

San Polo está increíblemente bien ubicado en el corazón de Venecia, cerca de los principales atractivos turísticos. Además, aquí encontrará iglesias, museos, restaurantes y tiendas.

Destaca por sus llamativos mercados de pescado, frutas y verduras, San Polo es una especie de encrucijada entre la vieja Venecia y la nueva. 

Quienes decidan quedarse en Venecia tal vez tengan la suerte de alojarse en algún hotel con vistas al puente de Rialto, que fue construido por primera vez en 1591 y es el puente más transitado y fotografiado de Venecia. 

La iglesia de San Giacomo di Rialto, que muchos historiadores creen que es la iglesia en funcionamiento más antigua de Venecia, puede ser visitada en las cercanías. Cerca se ubica la segunda plaza más grande de Venecia, Campo San Polo, a un corto paseo.

En los mencionados mercados de San Polo es donde los visitantes pueden realmente saborear la comida local veneciana, con muchos restaurantes al aire libre en los que sentarse y relajarse con una copa de Prosecco. 

Por otra parte tiene muy fácil acceso al vaporetto, el principal medio de transporte de la ciudad.

5. Dorsoduro, donde alojarse en Venecia si buscas vida nocturna

Dorsoduro es el distrito universitario de Venecia. Gracias a su numerosa población estudiantil, tiende a ser menos caro y cargado de turistas que los otros distritos de Venecia. Eso se deja notar tanto en el alojamiento como en bares y restaurantes.

Este barrio ofrece muchas opciones de compras y restaurantes, y también acoge a impresionantes museos de arte.

Algunos de los museos más interesantes de esta zona son la Gallerie dell’Accademia, la Colección Peggy Guggenheim, y la antigua iglesia de San Sebastiano, donde el artista Paolo Veronese se refugió de las acusaciones de asesinato y dio gracias con sus contribuciones artísticas.

Un paseo nocturno por el paseo marítimo Zattere es una forma perfecta de terminar el día, seguido de un aperitivo y una cena. 

La cercana Scuola Grande dei Carmini será un punto de interés especial para los amantes de la historia medieval, ya que sirvió como punto de parada para los peregrinos durante toda la Edad Media.

Dorsoduro es bien conocido por su vida nocturna. Aunque Venecia no es una ciudad fiestera, en esta zona encontrarás algunos bares y clubes nocturnos.

6. Castello, uno de los lugares más tranquilos para alojarse en Venecia

Castello es el barrio más grande de Venecia, y se extiende desde el centro oeste de la ciudad hasta el Arsenal y los Jardines Giardini. 

Es uno de los lugares más tranquilos donde alojarse en Venecia, con mucho espacio para caminar y explorar sin las hordas de turistas que invaden otros puntos de la ciudad.

En Castello hay que pasear y hacer algunas compras a lo largo de la calle más ancha de Venecia, Via Garibaldi, que también se transforma en una animada zona de vida nocturna local al atardecer. 

Los jardines cercanos son el hogar de las exposiciones de la Biennale y los aficionados a la historia naval querrán visitar el Museo Storico Navale, que exhibe una impresionante colección de góndolas históricas, así como modelos de barcos y artefactos mercantiles. 

El cercano Arsenale di Venezia está dedicado a la prestigiosa industria de la construcción naval de Venecia y actualmente es utilizado por el ejército italiano, con acceso público sólo disponible durante la Bienal anual de Venecia.

7. Giudecca, una alternativa donde hospedarse en Venecia poco común

Popular entre estudiantes y jóvenes profesionales, la isla de Giudecca es otra zona muy tranquila para quedarse en Venecia.

Debido al pequeño tamaño de la isla y a que no es una zona popular entre turistas, las opciones de alojamiento son escasas pero de buena reputación.

Giudecca es ideal para los viajeros a los que les gusta un ritmo más lento, lejos de las masificaciones turísticas y zonas con ambientes auténticos.

En la zona se puede visitar las iglesias de Chiesa Della Zitelle y Chiesa di Sant’Eufemia, recorrer los mercados y tiendas de la costa y disfrutar de la vida local. 

Como todos los barrios venecianos, Giudecca cuenta con una tentadora selección de restaurantes, con mariscos frescos que se sirven a diario. Los aficionados al vino querrán ver las singulares tiendas de vino de la isla, que venden su vino directamente del barril.

8. Lido, playas con fácil acceso al centro

Lido es otra pequeña isla en la laguna veneciana, Lido es conocida por sus playas. Esta isla te permite disfrutar de unas vacaciones de sol y playa a tan solo unos minutos en vaporetto de San Marco, lo que la convierte en uno de los lugares más deseables donde alojarse en Venecia. 

Anfitrión del prestigioso Festival de Cine de Venecia, Lido es a la vez moderno y tradicional, y un ejemplo perfecto de la tendencia de Venecia de mezclar lo viejo con lo nuevo.

En Lido los visitantes pueden observar la notable arquitectura Art Decó de la isla y, sobre todo, disfrutar de las maravillas naturales que se exhiben. El Oasis de Alberoni, una reserva natural protegida, es el hogar de un ecosistema diverso que se puede visitar con bicicletas de alquiler. 

Las playas de Lido ofrecen el refugio ideal para el verano, con la ciudad propiamente dicha a un corto paseo en barco. Lido es una gran opción para las familias que desean un poco más de espacio a un ritmo mucho menos frenético.

Lugares económicos para alojarse cerca de Venecia

Como es bien sabido, Venecia es un destino costoso, con los precios de los hoteles que se disparan durante gran parte del año. 

La buena noticia es que hay varios pueblos maravillosos en los alrededores de la ciudad, con hoteles con precios competitivos y transporte público confiable que te lleva a Venecia rápidamente, y que también tienen su patrimonio.

1. Mestre, la mejor opción donde quedarse cerca de Venecia 

Mestre es una ciudad vecina de Venecia conectada por el Puente de la Libertad. Aunque puede no venirte inmediatamente a la mente cuando busques lugares donde dormir en Venecia, vale la pena que la consideres.

Desde Mestre te plantas en la Piazzale Roma de Venecia en tan solo 15 minutos en bus. Lo mismo si pillas el tren desde la estación de Mestre para bajarte en la Estación de Tren de Santa Lucía en Venecia.

A cambio de sacrificar unos minutos en transporte público cada día conseguirás ahorrar un buen dinero en alojamiento.

Además, Mestre también tiene sus cosillas para visitar. La Torre Civica di Mestre, también conocida como la Torre dell’Orologio, data del siglo XIII, con su actual reloj implementado en el siglo XVI. 

También se puede pasear por la Piazza Ferretto, que ofrece una amplia variedad de opciones de compras, visitas y restaurantes. 

El Duomo di Mestre, también llamado la Iglesia de San Lorenzo, es famosa por sus frescos, mientras que la Chiesa di San Girolamo, construida en 1261, presenta una rara piedra caliza de Istria. El Parque de San Giuliano ofrece un idílico descanso del bullicio turístico

2. Noale, pequeña ciudad medieval situada a sólo 30 minutos de Venecia

Situado a sólo 30 minutos de Venecia en coche o en transporte público, este pequeño pueblo medieval tiene raíces que se remontan a la Edad de Hierro.

La historia de Noale está estrechamente entrelazada con la de la Serena República, como se evidencia en las ruinas de su explorable castillo-fortaleza

Aquí se puede admirar el Campanario (también llamado La Torre de Padua) en la entrada oeste de la ciudad, pasear por las calles góticas, y posiblemente presenciar -y comprar- una recreación viviente de un mercado medieval tradicional.

3. San Donà di Piave, a 30-40 minutos de Venecia en transporte público

San Donà di Piave fue un antiguo puesto avanzado romano y posteriormente municipio medieval que fue completamente reconstruido después de su destrucción durante la Primera Guerra Mundial. 

Hoy en día sus visitantes pueden rendir homenaje al Duomo de la Santísima Virgen María y a la Iglesia de San Carlos, visitar la Galería Cívica de Arte Moderno y Contemporáneo y disfrutar de la suntuosa Villa de Ancillotto junto con su parque ornamental adyacente. 

Los aficionados a la arquitectura y los amantes de los picnics apreciarán las fascinantes vistas y la tranquilidad del Parco della Scultura in Architettura.

En transporte público tardarás entre 30 y 40 minutos en llegar a Venecia. Tiempo que se verá recompensado por un ahorro considerable en alojamiento.

Deja un comentario