Portada » Dónde alojarse en Verona: las 6 mejores zonas

Dónde alojarse en Verona: las 6 mejores zonas

Dónde alojarse en Verona

Verona es una ciudad romántica incluso sin la historia de amor de Romeo y Julieta, y es también una base ideal para recorrer el Véneto y los lagos italianos del norte. Disfrutarás paseando por sus calles y plazas medievales, y admirando sus restos romanos, pero primero hay que decidir dónde alojarse en Verona.

Verona es una ciudad muy compacta, especialmente las zonas donde se encuentran los principales atractivos turísticos. Todas las zonas que te recomiendo en este post están cerca las unas de las otras y tus desplazamientos serán sencillos.

Dónde alojarse en Verona: Las 6 mejores zonas

1. Centro histórico, la mejor zona donde alojarse en Verona

La Città Antica, como se llama en italiano el centro histórico, tiene una historia muy dilatada que se remonta a tiempos prehistóricos, y gracias al patrimonio que nos ha dejado está declarada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. 

Originalmente un importante asentamiento de la época romana, hoy en día es una de las ciudades del norte de Italia que más restos romanos conserva

Su atractivo turístico más famoso es el espectacular Anfiteatro o Arena romana del siglo I, que domina la Piazza Brà. Sin dudas un atractivo turístico de primer nivel que no puedes dejar de visitar.

Es el tercer anfiteatro romano más grande de Europa, y está tan bien conservado que se utiliza para celebrar obras de teatro y conciertos y hasta un festival de ópera de verano.

Otro punto ineludible del centro histórico es la Piazza dell’Erbe, donde se situaba el Foro de la ciudad en la época romana. Hoy es una zona con mucho ambiente y un lugar de encuentro con sus bares, cafés y mercado de souvenirs (cerrado los domingos). 

A sus lados se encuentran estructuras elegantes como el Palacio Maffei de estilo barroco y el Arco della Costa

La cercana Piazza dei Signori es conocida como el salón de Verona, y es fácil ver por qué. Los palacios renacentistas y una logia miran hacia abajo a una estatua del poeta Dante, que vivió aquí después de su exilio de Florencia. 

Debajo del Palazzo del Capitano se han excavado sótanos romanos y medievales, visibles a través de dos grandes ventanas redondas en el suelo de la terraza empedrada del palacio. 

Al lado, el románico Palazzo della Ragione es ahora la prestigiosa Galleria d’Arte Moderna Achille Forti.

La catedral del siglo XII, o duomo como siempre se conoce en Italia a las catedrales, también se merece una visita para admirar su arquitectura y sus frescos.

Sin embargo, la iglesia más grande de Verona es la Basílica gótica de Santa Anastasia. Esta también está repleta de frescos, con otros aspectos destacados como la talla de 1495 del padre de Paolo Veronese, de una fuente de agua bendita que representa a un jorobado. 

Verona fue el escenario de la obra de Shakespeare «Romeo y Julieta», los desafortunados amantes de las familias enemigas de Capuleto y Montesco. 

No es seguro que la Casa di Giulietta en Via Cappello fuera la casa de la familia Capuleto, pero se ha convertido en un imán para los amantes y otros turistas, que vienen a tocar la estatua de Julieta, posan bajo el balcón y dejan notas de amor pegadas a las paredes.

Tampoco dejes de subir a la cima de la Torre dei Lamberti, de ochenta y cuatro metros de altura, desde donde disfrutarás de un panorama excepcional de la ciudad y de las montañas. Ten en cuenta que el ascensor sólo te sube hasta dos tercios del camino. 

Construida entre los siglos XIII y XV, fue completada como un campanario octogonal con dos campanas que aún conservan sus nombres originales. Marangona que convocaba al consejo de la ciudad, y Rengo que daba la alarma en tiempos de peligro.

Otro atractivo de la zona es la fortaleza de Castelvecchio que se construyó en la década de 1350. Napoleón y los bombarderos de la Segunda Guerra Mundial infligieron grandes daños. Se reconstruyó en la posguerra y se añadieron estructuras como puentes.

Hoy, el interior acoge un museo que contiene vidrios del siglo XIV, artefactos medievales, frescos, joyas y pinturas flamencas, veronesas y venecianas. Antes de dejar el castillo admira la imagen del río desde sus murallas.

El centro histórico es el mejor sitio donde alojarse en Verona. De ello no hay duda. Sin embargo debes tener en cuenta que el precio del alojamiento es sensiblemente más alto que el de las zonas circundantes. 

Aún así, también hay algunas opciones económicas como B&B y pensiones.

2. San Zeno – Cittadella, alojamiento asequible cerca del centro

Ligeramente al noroeste del centro y llegando hasta la parte sur del centro histórico, donde las murallas de la ciudad se unen a los barrios romano y medieval, San Zeno y Cittadella es una amplia zona histórica con museos y restos romanos

Cittadella se llama así debido a la fortificación defensiva construida en el siglo XIV que existía en lo que hoy es la cercana Piazza Cittadella.

Los bares y restaurantes de sus animadas plazas y calles te ofrecen la posibilidad de degustar la cocina tradicional italiana, pero también hay restaurantes de otras latitudes como chinos e indios. 

Flanqueada por las puertas del siglo XVI de Porta Palio y Porta Nuova, su monumento más importante es la Basílica románica de San Zeno Maggiore, ya más hacia el norte.

La nave de esta joya de piedra y ladrillo, erigida en honor al patrón de Verona, está llena de frescos de los siglos XII al XV, con un retablo meticulosamente restaurado de 1457, de la Virgen de Mantegna.

Las escenas de las puertas de bronce del siglo XII representan un exorcismo, mientras que la cripta bajo el altar muestra tallas y un sarcófago transparente que contiene el cadáver de del santo. La leyenda dice que Julieta se casó con Romeo en la cripta. 

Junto a la iglesia hay una abadía benedictina también dedicada a San Zeno.  Si pasas por la zona el domingo coincidirás con el extenso mercadillo que se monta en la Piazza San Zeno.

Siga la ruta de Shakespeare hasta el Museo degli Affreschi, parte del convento de San Francesco al Corso. Se rumorea que fue el lugar de enterramiento de Romeo y Julieta.

Si optas por la Cittadella como base durante tu estancia en Verona, encontrarás que los precios aquí y en los alrededores de San Zeno son más bajos que en el centro histórico, e incluyen también una buena selección de casas de huéspedes y apartamentos.

Toda esta zona es ideal para estar a una distancia caminable del centro, tiene sus atractivos turísticos, ambiente, y además los precios del alojamiento es algo más económico. En definitiva una opción excelente donde dormir en Verona.

3. Borgo Trento, donde dormir en Verona cerca del centro

Borgo Trento se encuentra al otro lado del río Adige de la Ciudad Antigua. Se trata de un barrio residencial verde y agradable, donde abundan las pequeñas tiendas de comestibles que venden productos locales, panaderías, tiendas de ropa independientes y restaurantes típicamente veroneses. 

El antiguo almacén de armas de Verona, Arsenale Franz Josef I, está situado aquí,hoy reconvertido en un tranquilo parque que vale la pena visitar. Aún vale más la pena subir al Santuario de la Virgen de Lourdes (está situado en la cima de una colina), vale la pena por las vistas. 

Recupérate con un descanso entre el verdor de la bonita Piazza Vittorio Veneto. Su fuente fue diseñada en los años 60 para conmemorar los cien años de la unidad italiana, y fue oficialmente dedicada como la Fontana del Centenario en 2016.

También es una zona muy recomendable donde alojarse en Verona ya que solo hay que cruzar el río por alguno de sus puentes para llegar al centro histórico. El alojamiento en Borgo Trento no es tan barato como se podría esperar, pero hay un montón de apartamentos y alquileres turísticos. 

Además de este artículo sobre las mejores zonas de Verona también te puede interesar: Dónde alojarse en Roma, dónde alojarse en Venecia, dónde alojarse en Florencia, dónde alojarse en Sicilia

4. Veronetta, para alojarse en Verona a precios buenos en una zona joven

Situado a la izquierda de la orilla del río, este es el distrito universitario, por lo que cobra vida cuando se termina la escuela. Con bares de moda, restaurantes y precios accesibles para los estudiantes, es una buena opción para mochileros y presupuestos más ajustados.

Siendo una zona joven, es un barrio dinámico que también tiene su dosis de vida nocturna. Acércate a Via Venti Settembre si andas buscando algo de nocturno animado. 

Veronetta está lleno de edificios medievales, como el Palazzo Pompei del siglo XVI, que ahora alberga la colección del Museo de Historia Natural

Sin embargo, el principal atractivo de esta zona son el Teatro Romano, que data del siglo I a.C y el Museo Arqueológico, ambos situados en las laderas de una colina. El Teatro es funcional, y los amantes de la cultura pueden disfrutar de una velada musical en el Teatro Romano, 

La colina de San Pedro de Veronetta, que Napoleón bautizó con el nombre de Veronette (la pequeña Verona), fue el lugar donde se produjo el primer asentamiento en la zona en la época prerromana, que dio lugar a la creación de la propia Verona. 

Sube el funicular por la colina hasta el Castillo de San Pietro, un castillo del siglo XIX que te dará unas vistas impresionantes desde su terraza.

Descubre los conventos y monasterios, y visita la pequeña iglesia románica de San Giovanni in Valle, antes de relajarte en los jardines de Giardino Giusti, una joya del paisaje renacentista. La familia Giusti ha cuidado este jardín desde 1591, así que merece la pena pagar la entrada.

En Veronetta hay muchos B&B y alquileres turísticos, así que encontrarás alojamiento a precios interesantes. Todo ello en una zona vecina al centro histórico.

5. Porta Nuova – Verona Fiere, donde alojarse en Verona para estar bien comunicado

Hay dos estaciones de tren en Verona, así que ten cuidado de bajar en la correcta si llegas en tren. Porta Nuova es la estación principal, que conecta destinos locales, regionales, nacionales e internacionales. 

Repartida en varios pisos, tiene una oficina de asistencia y todas las instalaciones habituales, incluyendo oficinas, tiendas y bares. 

La estación de autobuses que está en el exterior es una terminal que tiene líneas a la ciudad (a 10 minutos de camino) y al aeropuerto de Verona y a destinos de la región de Véneto.

Las principales atracciones turísticas del centro están cerca. Se puede ir caminando. Para empezar la Porta Nuova es el monumento que le da nombre a la estación. En el pasado fue el centro de las fortificaciones de Verona. La Porta Nuova del siglo XVI se encuentra en la ruta turística hacia la Piazza Brà y la Arena. 

En esta zona también se encuentra Verona Fiere lo que hace de ella una opción ideal donde alojarse en Verona para viajes de negocios y gente que asiste a algún evento o feria en este complejo.

Porta Nuova es una zona segura que además está muy cerca del centro histórico. Por estas razones los precios de los hoteles no son tan bajos como los de otras zonas vecinas, aún así puedes encontrar buenas ofertas y mejores precios que en el centro histórico.

6. Borgo Milano, excelente para ir de compras pero algo alejado del centro

Si quieres vivir como los locales, entonces Borgo Milano es para ti. Es un barrio residencial situado al oeste de San Zeno. De todos los que te propongo es el que tiene una peor situación geográfica ya que está algo lejos del centro. 

Caminando hasta el centro tienes una tirada de unos 30-40 minutos y en transporte público apenas unos 15 – 20 minutos.

Es una zona elegante con tiendas chic muy a la moda chic, bares y restaurantes. Acércate a la calle Corso Milano para disfrutar de su oferta comercial.

Por otra parte, los aficionados al fútbol encontrarán en este barrio el estadio Marc’Antonio Bentegodi, sede del club de fútbol A.C. Chievo Verona. Además de fútbol, fuera del estadio se instala un mercado todos los sábados por la mañana.

Borgo Milano es una zona moderna, fuera del circuito de masas turísticas que te ofrece alojamiento a precios interesantes a cambio de sacrificar unos minutos en transporte público.

Deja un comentario