Portada » Dónde alojarse en Toledo: las 5 mejores zonas

Dónde alojarse en Toledo: las 5 mejores zonas

Dónde alojarse en Toledo

Toledo es una de las ciudades imprescindibles que hay que visitar en España. Su historia y monumentalidad hacen de ella una visita obligada. Para los que tienen pensado pasar noche en ella en este artículo examinamos las mejores zonas donde alojarse en Toledo.

La ciudad de Toledo, capital de Castilla-La Mancha, es una localidad española situada al sur de la Comunidad de Madrid. El río Tajo transita toda la ciudad, abrazando el casco antiguo y acompañando paralelo a la muralla medieval, con varios puentes que conectan la ciudad. 

A Toledo se la conoce como la Ciudad de las Tres Culturas, debido a la presencia pacífica de cristianos, musulmanes y judíos durante siglos. Este es uno de los principales atractivos de la ciudad, ya que se conservan referentes arquitectónicos variados de las tres culturas, además de emplazamientos romanos y visigodos.

Por ello y otros motivos que atraen a miles de turistas cada año, la ciudad toledana es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1986. No se trata de una ciudad muy grande, ya que no alcanza los 90.000 habitantes, pero se necesitan de 2 a 3 días para poder visitar todos los lugares interesantes. 

Hay que tener en cuenta que más de 2000 años de historia no se resumen en una jornada, por lo que elegir un buen emplazamiento para tu alojamiento es esencial para aprovechar el día y planear bien cada itinerario.

La ciudad de Toledo cuenta con una completa red de transporte público compuesta principalmente por autobuses. También hay varias líneas de tren que comunican la localidad con otras ciudades cercanas. 

Si viajas a Toledo con tu propio vehículo ten en cuenta que aparcar por el centro histórico va a ser muy complicado y tendrás que pagar, por lo que prepara unas buenas zapatillas y disfruta de la ciudad con calma, paso a paso.

Las 5 mejores zonas donde alojarse en Toledo

A la hora de dormir en Toledo, es buena idea saber de antemano qué lugares vas a visitar. De esta manera, podrás elegir un alojamiento que encaje con tus necesidades y con tus excursiones. 

Lo ideal es alojarse en el centro de la ciudad, como en otras muchas ciudades. Pero tal vez no encuentres buena oferta o prefieras un barrio más tranquilo, en especial si viajas en Semana Santa. 

Sea cual sea tu situación, a continuación puedes ver las ventajas que ofrece cada barrio de la ciudad en cuanto a alojamiento se refiere.

1. Centro de Toledo, la mejor zona donde alojarse en Toledo

Visitar la zona de Toledo Centro

El centro de Toledo es, junto con la zona del Alcázar, uno de los barrios más atractivos de la ciudad, ya que es donde se encuentra la zona medieval y varios de los emplazamientos más importantes de Toledo.

Entre sus atractivos figuran la zona del ayuntamiento, varios museos, mezquitas, la Catedral Primada de Toledo (una catedral del gótico clásico que alberga obras de incalculable valor), o el Palacio Arzobispal. 

Desde el Centro de Toledo te puedes desplazar a cualquier lugar de la ciudad mediante la amplia red de autobuses toledanos. Es buena idea que memorices qué autobús te queda más cerca de tu alojamiento, para que no tengas que pasear perdido con las maletas por las calles adoquinadas y empinadas de la ciudad medieval.

La zona del Centro de Toledo tiene una amplia oferta cultural y gastronómica, con varios locales de tapas y de comida manchega tradicional. Si quieres probar algunos platos típicos como las migas, esta zona es perfecta. 

Aquí, situadas entre las numerosas callejuelas, encontrarás también tiendas de recuerdos y alguna que otra tienda de antigüedades con tesoros por descubrir. 

Debes tener en cuenta que la zona del centro de la ciudad es la más solicitada para los alojamientos, por lo que se agotan rápido, en especial durante la Semana Santa, la temporada alta.

Además, bien conocido es el problema del aparcamiento en el centro de Toledo, normalmente de pago. Algunos hoteles tienen aparcamientos propios o convenio con algún aparcamiento y sus consecuentes descuentos, pero no es lo habitual. 

La mejor opción para moverse por las callejuelas del centro es ir caminando. La dificultad de aparcar refuerza aún más la decisión acertada de alojarse en Toledo el centro. Por suerte, el centro cuenta con una amplia variedad de alojamientos. 

Eso sí, ten en cuenta que el centro está muy concurrido durante todo el día y parte de la noche, debido al turismo y al ocio nocturno, por lo que no es una zona muy tranquila para descansar.

Los precios y la disponibilidad de los alojamientos varían durante el año, siendo precios más elevados durante la primavera, debido a la Semana Santa y al clima propicio. Un hotel de tres estrellas ronda en temporada alta los 60 €. 

Encontrarás alojamientos más baratos si eliges hostales, que están sobre los 40 € la noche. También vale la pena que le eches un vistazo a la oferta de casas antiguas que pertenecen o a particulares o a pequeños hoteles boutique. Suelen tener buenos precios y estar bien situados.

En verano hace demasiado calor y el bochorno es extremo debido a la presencia del río Tajo. Los precios en verano, y comprados con antelación, bajan un poco. 

Se nota más en los hoteles de 3 y 4 estrellas, que dejan sus habitaciones sobre los 50 € la noche. La época preferida por los turistas para visitar Toledo suele ser la primavera y el otoño, por lo que los precios de los alojamientos suelen estar en su máximo y toca reservar con mucha antelación.

2. Zona del Alcázar, una zona perfecta donde dormir en Toledo

Zona del Alcázar, una zona perfecta donde dormir en Toledo

La zona del Alcázar de Toledo, aunque se puede decir que pertenece al centro de Toledo, merece una mención aparte. Se trata de una zona ubicada dentro de las murallas, sobre la colina donde se asienta gran parte de la ciudad de Toledo. 

La imponente fortaleza es el principal reclamo turístico de la localidad y no hay postal de Toledo en la que no salga. Su interior se puede visitar y dentro encontrarás el Museo del Ejército y la Biblioteca Pública de Castilla-La Mancha. 

En torno al alcázar hay varias paradas de autobús que te llevarán a cualquier parte de la ciudad.

Cerca del Alcázar de Toledo encontrarás la Plaza de Zocodover, la plaza principal de la ciudad y con más paradas de autobús. En las callejuelas que rodean al Alcázar de Toledo y la Plaza de Zocodover hay muchos locales de tapas y de ocio nocturno. 

Es tradición toledana del día 24 de diciembre ir a uno de estos locales cercanos a la fortaleza para tomar unas migas manchegas. Plato perfecto para combatir el frío del invierno. Después, no olvides comprar mazapanes manchegos, típicos de Toledo.

Cerca de la Plaza de Zocodover se encuentra el Palacio de Congresos de Toledo «El Greco». Si vienes de viaje de negocios o a un congreso, esta zona te interesa mucho para alojarte. Después de tu jornada laboral, qué mejor que ir a tomar unas tapas a la plaza.

Uno de los principales atractivos de alojarse en Toledo en las inmediaciones del alcázar son las vistas. Imagina despertar, abrir la ventana y ver una enorme fortaleza. 

Eso sí, todo encanto tiene un precio y los alojamientos colindantes al Alcázar de Toledo no son los más baratos de la ciudad, aunque no es imposible encontrar habitación por un precio competitivo si buscas con antelación. 

No se trata de la zona de Toledo más tranquila para descansar, pero está perfectamente ubicada para sacar el máximo partido a tus visitas.

Durante el mes de abril, temporada alta en Toledo, los precios de los hoteles de la zona del alcázar se asemejan a los del centro de Toledo, rondando los 60 € de media para un tres estrellas. 

Puedes encontrar hostal con habitación compartida por unos 30 o 40 € la noche, dependiendo de las condiciones. 

Para el resto del año los precios bajan a unos 50 € la noche, disparándose en momentos puntuales como navidades.


Prepara tu visita, no te pierdas ninguno de los mejores planes que te ofrece la ciudad: Qué hacer en Toledo

3. Judería, la zona de Toledo con más encanto

Judería, la zona de Toledo con más encanto

El barrio de la Judería de Toledo se sitúa al oeste del centro histórico de la localidad. Es el antiguo barrio donde se asentaba el pueblo judío en la ciudad, sus negocios, sus templos y sus viviendas. 

Aquí encontrarás los Baños Árabes del Ángel, la Sinagoga del Tránsito, la Casa del Judío y la Sinagoga de Santa María la Blanca, de arquitectura mudéjar.

Aquí también se encuentra la Iglesia de Santo Tomé, con el cuadro de El Greco “El Entierro del Conde de Ordaz”. Por la zona también verás el imponente Monasterio de San Juan de los Reyes, el Museo Casa del Greco y el Museo Taller del Moro.

La Judería es un barrio ideal para disfrutar de un Toledo mas calmado. Este barrio, al estar más apartado, es mucho más tranquilo que el centro de la ciudad o que la zona del alcázar, por lo que es ideal para descansar y desconectar. 

Aquí no encontrarás tanta oferta en alojamientos y la oferta gastronómica tampoco es tan amplia como en el centro. De todas formas, a poco más de diez minutos tienes restaurantes y locales de ocio, por lo que esto no debe ser impedimento para elegir un alojamiento en el barrio de la Judería.

La zona de la Judería de Toledo es más asequible si la comparamos con el centro de la ciudad. Puedes encontrar una habitación de hostal por 25 €. 

Los hoteles de 3 estrellas rondan los 40 € y los de 4 estrellas sobre los 60 €, con spa incluido si buscas bien. El resto del año los precios de los hostales no varían mucho, pero los hoteles sí bajan unos 10 € con respecto al precio de temporada alta.

4. Zona de la estación de trenes – AVE, para viajeros de negocios

Zona de la estación de trenes - AVE, para viajeros de negocios

La estación de trenes de Toledo se encuentra al otro lado del río Tajo, en el barrio de Santa Bárbara, al este del casco antiguo. 

Es un lugar habitual donde hospedarse en Toledo para personas que van a hacer negocios un par de días, no tienen tiempo de visitar la ciudad, quieren estar bien comunicados, y necesitan tranquilidad. 

Si vas a Toledo de pasada o tienes un viaje temprano por la mañana desde la estación del tren AVE, puede que también te interese alojarte cerca de la estación.

En esta zona encontrarás algunos bares y restaurantes para parar a tomar algo lejos del bullicio del centro. Se trata de una zona tranquila, con pocos atractivos turísticos, donde podrás descansar en tu alojamiento. 

Desde el barrio de Santa Bárbara hasta el centro hay como una media hora andando, dependiendo de la ruta elegida. 

Puedes aprovechar para ver la ciudad de Toledo desde otra perspectiva y cruzar el río Tajo por alguno de sus antiquísimos puentes, como el puente de Alcántara o el puente de Azarquiel. 

También tienes autobuses que cruzan el río y tienen parada en la Plaza de Zocodover. Es una zona bien comunicada a pesar de su lejanía con el centro.

En Santa Bárbara no hay tantos alojamientos como en el centro, pero la oferta es más que suficiente para tener dónde elegir. Los precios no son tan elevados como en los hoteles de la zona medieval, por lo que puede servirte para ahorrar unos euros. 

En la zona de la estación, un hostal tiene un precio de unos 25 € durante todo el año. Para hoteles de 3 estrellas el precio ronda los 50 € en temporada alta y 40 € en temporada baja. 

Es interesante que te informes de la disponibilidad de apartamentos de particulares en Santa Bárbara, puede que te puedas ahorrar unos euros más en comparación con los hoteles de la zona y siempre suele haber alguno disponible.

5. Zona Norte, dónde alojarse en Toledo barato

Zona Norte, dónde alojarse en Toledo barato

La zona norte de Toledo no es de las más populares para visitar, ya que no tiene mucho que ver, es una zona residencial con varias urbanizaciones. 

Sin embargo sí es una de las más habituales para alojarse si buscas ahorrar, ya que es una zona que tiene buena oferta en hoteles y está bien comunicada con el resto de la localidad. 

La zona norte de Toledo fue expandiéndose conforme la ciudad se hacía más grande. Lo notarás en los edificios, de aspecto más moderno.

Aquí encontrarás  varios parques grandes para pasear, como el parque de las Tres Culturas, el parque de la Vega o el Crucero. 

Aunque la zona norte no es muy interesante en cuanto a zonas culturales se refiere, no debes dejar pasar la oportunidad de visitar el Circo Romano o la Plaza de Toros de Toledo.

A la hora de alojarse en Toledo, en la zona norte notarás que es un área más tranquila. No hay mucho ocio nocturno por aquí y esto se nota a la hora de descansar por las noches. 

Si buscas paz y tranquilidad y no te importa coger un par de autobuses para ir a los sitios de referencia en el centro, como la plaza de Zocodover, la zona norte de Toledo es una zona a considerar.

La zona norte de Toledo es la más barata en cuanto a alojamiento se refiere. Aquí podrás encontrar alojamientos baratos teniendo en cuenta la relación calidad, tranquilidad y precio. 

Es posible encontrar en temporada alta hoteles de cuatro estrellas por 65 € la noche, con spa incluido. Eso sí, la oferta hotelera de esta zona es menor en comparación con la zona centro de la ciudad toledana, por lo que es recomendable que reserves con antelación. 

No hay muchos hostales en estos barrios pero puede que encuentres algún que otro apartamento de particular.

También te pueden interesar los siguientes posts: Dónde dormir en Madrid, dónde dormir en Barcelona, dónde dormir en Sevilla, dónde dormir en San Sebastián

Fotos: Shutterstock

Deja un comentario