Portada » Dónde alojarse en Miami: las 9 mejores zonas

Dónde alojarse en Miami: las 9 mejores zonas

Dónde alojarse en Miami

¿Estás planeando tu próximo viaje y buscas información sobre las mejores zonas donde alojarse en Miami? Déjate guiar por este artículo. Seguro que después de leerlo tendrás una idea más clara de cómo es cada zona de Miami.

Las mejores zonas donde alojarse en Miami

1. South Beach, dónde alojarse en Miami Beach entre playas, arte e historia

Entre playas de ensueño y lujo a raudales, Miami Beach es una larga franja de tierra situada justo al otro lado de la bahía de Biscayne y de  la propia ciudad de Miami. 

Esta zona se extiende desde el muelle de South Point Park hasta Bal Harbour a lo largo de unos 16 kilómetros. Está formada por tres municipios diferentes: la legendaria South Beach, Mid Beach (más conocida como Central Beach o Middle Beach) y North Beach.

Estas dos últimas, aunque no son tan populares como South Beach, merecen la pena ser exploradas por todo lo que ofrecen y son también una alternativa interesante para alojarse en Miami para quienes buscan zonas más tranquilas.

La zona más popular y conocida de Miami Beach, y de todo Miami en general, es sin lugar a dudas South Beach. En sus orígenes una plantación de frutas, hoy es una de las referencias mundiales del turismo de lujo, gracias, entre otras cosas, al irresistible encanto de sus playas, su inacabable oferta de ocio, y a su excelente oferta hotelera.

South Beach es la parte de la isla que brilla con luz propia y probablemente la principal razón por la que merece la pena visitar Miami Beach. Para experimentar todo lo que ofrece no dejes de pasearte por zonas como la mítica Ocean Drive y Collins Avenue, tanto de día como de noche.

Entre las visitas obligadas de South Beach figura Lummus Park Beach con su arena blanca, sus aguas cálidas y cristalinas, las emblemáticas casetas de los socorristas de colores, las palmeras, y Ocean Drive de fondo.

Ocean Drive como ya he mencionado es otro imprescindible. La sucesión de palmeras y hoteles Art Decó que caracterizan esta zona con vistas al paseo marítimo, y el trasiego de coches de lujo y gente de lo más variopinta, es un espectáculo que hay que saborear. 

De día o de noche, siempre hay un buen motivo para pasear por Ocean Drive. De noche el ambiente con sus bares y clubs está más que asegurado. Prepara cartera porque la noche en esta zona te saldrá cara, pero si puedes permitírtelo seguro que te lo pasarás en grande.

Paseando por South Beach explora todo el Distrito histórico Art Deco, al que pertenece Ocean Drive. 

Los hoteles Art Deco, que se han instalado en Ocean Drive y las calles circundantes, especialmente Collins Avenue y Washington Avenue, han hecho de South Beach un barrio totalmente reconocible con un estilo arquitectónico único. 

Los edificios históricos, construidos a finales de la década de 1930 y ahora restaurados, están expuestos para que los visitantes los vean en todo su esplendor tropical. 

Es un patrimonio arquitectónico notable, capaz de proyectarnos en el tiempo gracias a las coloridas fachadas acariciadas por palmeras e iluminadas por carteles luminosos.

South Beach también es un buen lugar para ir de compras. Para ello, dirígete a Lincoln Road que está considerada como uno de los lugares más lujosos de compras en Miami con un número de tiendas que parece ser infinito. 

Fuera de la ruta turística principal se encuentran otros atractivos destacables como el Memorial del Holocausto y el Muro Conmemorativo, museos y galerías  como el Bass Museum o el The Wolfsonian-Florida International University.

También te recomiendo pasar por Espanola Way. Se trata de una pequeña calle peatonal de estilo hispano-mediterráneo repleta de restaurantes con un ambiente muy agradable.

Como ves South Beach es es una zona ideal para dormir en Miami si buscas disfrutar de la vida nocturna, salir de compras, pasar tus días en la playa, dejarte seducir por el sugerente Art Decó de la zona, y en definitiva experimentar el ambiente tan vibrante por el que es tan popular.

Como principal destino turístico de la ciudad, la oferta alojativa es enorme. Desgraciadamente los precios son elevados en cualquier tipo de alojamiento. 

2. North Beach, dónde dormir en Miami para los fans del estilo MiMo 

North Beach es la parte norte de Miami Beach. Dominado por una larga franja de rascacielos, hoteles y condominios de lujo, el distrito cuenta con algunas hermosas playas y 3 barrios históricos, donde reina el glamuroso estilo MiMo (que viene del inglés Miami Modernist Architecture).

En el distrito histórico de North Beach Resort se encuentran los hoteles históricos más exclusivos de North Beach.

El distrito de Normandy Isles es un pequeño y agradable barrio con una personalidad que no parece haber cedido del todo al turismo y donde se respira un agradable ambiente latino. 

El símbolo del barrio es un monumento de estilo hispano situado en la plaza central: la Fuente Vendome.

Y el Shore District es la zona más residencial de North Beach. En este barrio se encuentra el emblemático North Beach Bandshell, un pequeño anfiteatro que data de 1961 y que fue testigo de la época dorada de Miami Beach.

Las playas de esta zona son perfectas para los que buscan un lugar tranquilo, lejos del ajetreo de South Beach. Un buen ejemplo es el North Shore Open Space Park.

Los amantes de la arquitectura podrán admirar el edificio Temple Menorah, un concepto arquitectónico sorprendente, con su curiosa torre amarilla y los «agujeros de queso», tan típicos del estilo MiMo.

La arquitectura de algunos de sus edificios y hoteles con encanto al más puro estilo MiMO te transportan en un viaje virtual en los deslumbrantes años 50.

3. Bal Harbour, dónde alojarse en Miami en un entorno tranquilo y lujoso

Antiguamente se llamaba Bay Harbour, pero más tarde se cambió el nombre a «Bal», una contracción de «Bay» y «Atlantic», un nombre mucho más adecuado para la ubicación de la ciudad con vistas al océano.

Bal Harbour es una pequeña comunidad de lujo situada al norte de la exclusiva e íntima Bal Harbour Surfside. Las dos zonas comparten una selección de rascacielos exclusivos y ultra lujosos, con vistas al océano Atlántico, la bahía de Biscayne y los tejados de las impresionantes villas frente al mar de Collins Avenue.

Tranquilo y elegante son los dos adjetivos que mejor describen a Bal Harbour, con su discreto encanto de parques públicos y espacios verdes.

Es una zona popular para ir de compras con su centro comercial de diseño y sede de eventos y galas de diseño, y sus exclusivas boutiques.

A su oferta comercial le acompañan elegantes cafés y restaurantes con estrellas Michelin, clubes náuticos privados y campos de golf muy selectivos.

Este entorno elegante, sereno y de lujo hace de Bal Harbour uno de los destinos más populares del mundo para las compras más exclusivas y un excelente lugar para alojarse en Miami.

4. Downtown, dónde dormir en Miami entre compras, museos y discotecas

Ya en la zona continental y frente a South Beach, el Downtown no sólo es el centro financiero, comercial y gubernamental, sino también un barrio rico en museos, tiendas, hoteles y eventos, culturales y deportivos.

El skyline del Downtown impresiona con las siluetas de sus rascacielos nacidos de la inspiración de arquitectos famosos.

Para el visitante, hay una buena cantidad de puntos de interés turístico que no hay que perderse como:

  • Bayfront Park, un espacio verde no muy lejos del American Airlines Arena (sede de los Miami Heat); 
  • la Torre de la Libertad, con su forma octogonal inspirada en la Giralda, y que alberga el Museo de Arte y Diseño; 
  • el Museo de la Ciencia de Frost, donde podrás aprender más sobre el sistema solar, el universo, el cuerpo humano, los ecosistemas, el vuelo y las innovaciones tecnológicas; 
  • el Museo de Arte Pérez (PAMM), para los amantes del arte moderno y contemporáneo; 
  • El Adrienne Arsht Center for the Performing Arts, un gran centro polivalente donde se celebran numerosos eventos; 
  • History Miami, un museo que se centra en el pasado de Miami a través de la conservación y el estudio de hallazgos históricos y arqueológicos de todo el sureste de Florida; 
  • El Teatro Olympia, un histórico teatro de estilo mediterráneo y uno de los puntos de referencia del barrio;
  • el edificio art decó Alfred I DuPont, utilizado como local de fiestas y, por último,
  • la iglesia católica Gesu, la más antigua del sur de Florida, construida en 1896.

A nivel de compras algunos puntos interesantes son el Bayside Marketplace, un animado centro comercial con espacios interiores y exteriores repartidos en dos plantas, y el Mary Brickell Village, un agradable espacio al aire libre con bares, restaurantes y tiendas de lujo en el corazón del distrito financiero. 

Y si entre compra y compra te entra un poco de hambre, el popular restaurante Bubba Gump Shrimp Co., inspirado en la película Forrest Gump te abre sus puertas. Su ingrediente estrella, seguro que lo has adivinado,… ¡las gambas!

El Downtown, debido a su importancia turística y como centro de negocios tiene una amplia y variada oferta de hoteles y alquileres vacacionales. Una oferta que tiene una relación calidad precio mucho mejor que la que encontrarás en South Beach.

También te puede interesar: Dónde alojarse en Nueva York, dónde alojarse en Washington DC

5. Wynwood Miami, dónde hospedarse en Miami para los amantes del arte callejero

Antiguo distrito industrial, este barrio ha pasado por una reconversión urbanística que lo ha convertido en barrio dinámico y muy apreciado tanto por locales como por turistas. Y es que el Wynwood Art District fascina y sorprende por su efervescencia artística y cultural.

Situado en el norte del centro de Miami, entre Little Haiti y Overtown, tiene algunas sorpresas agradables como los Wynwood Walls, grandes muros sin ventanas de las tiendas del distrito utilizados como medio de expresión por artistas callejeros de todo el mundo.

Wynwood es también un barrio para paladares refinados, para quienes buscan platos insólitos, para los amantes de la cocina étnica y las cervecerías. Entre un grafiti y otro, restaurantes asiáticos, peruanos, hawaianos, mexicanos y veganos ofrecen platos refinados y creativos.

Wynwood es un lugar de visita obligada, pero es menos popular como opción para alojarse en Miami ya que la oferta hotelera es más reducida que en otros distritos. Eso sí, los precios suelen ser más asequibles.

6. Coconut Grove, dónde alojarse en Miami en un oasis tropical

Esta es la zona más verde de Miami y también su primer asentamiento, fundado por bahameños hace casi doscientos años. 

En esta zona residencial, con aire de oasis tropical, se respira un ambiente relajado y tranquilo donde muchos artistas han elegido vivir, cautivados por la espléndida vista de la bahía y la isla de Key Biscayne, los rincones tranquilos y su exuberante naturaleza.

A nivel de visitas, Villa Vizcaya, que alberga en su interior al Museo de Arte del Condado Dade, es la principal atracción de Coconut Grove («The Grove»). Se trata de una increíble mansión histórica de estilo neorrenacentista construida entre 1914 y 1922 

Esta villa comparte protagonismo con The Barnacle Historic State Park, una propiedad construida en 1891, de estilo Old Florida y una de las más antiguas de todo Miami.

También cabe destacar The Kampong – National Tropical Botanical Garden, un jardín botánico con unas 30.000 plantas y flores exóticas y el Dinner Key Marina, un pequeño y entrañable puerto con vistas a la bahía de Biscayne.

La Plymouth Congregational Church, construida al estilo de las misiones españolas y cuya fachada de roca coralina bien merece una visita.

Otra pequeña joya oculta que también vale la pena admirar es el edificio Cruz, con su magnífico exterior que recuerda a la arquitectura de Nueva Orleans y sus interiores con una decoración recargada.

Los compradores y los entusiastas de lo vintage encontrarán mucho que hacer en sitios como el CocoWalk, un centro comercial al aire libre de cuatro plantas en el corazón del barrio, en la zona peatonal de Mayfair Mall, o en la Midori Gallery Asian Antique, con su colección de pinturas, porcelana, cerámica y mucho más.

La zona es bastante cara, así que si quieres dormir en Miami en este barrio más te vale reservar con antelación.

7. Coral Gables, dónde dormir en Miami en una zona con muchas actividades

Situada en el condado de Dade, Coral Gables es una encantadora zona de estilo mediterráneo, rica en detalles arquitectónicos y zonas verdes.

Este barrio es otra «visita obligada» para cualquier visitante de Miami. Te ofrece desde museos a tiendas, desde bellezas naturales a monumentos históricos, desde golf a yoga, y mucho más

Y a pesar de que no faltan ni actividades por hacer ni puntos de interés, el verdadero encanto de esta zona residencial reside en el ambiente que se respira simplemente al pasear. Y para ello nada mejor que Coral Way, la arteria principal de este barrio

Coral Way se caracteriza por un desfile de banianos que dan sombra a los cafés y restaurantes que ofrecen especialidades locales y por sus espléndidas villas entre las que destacan algunas como Coral Gables Merrick House y Poinciana Place, también llamada Honeymoon Cottage.

No te pierdas la Fuente de Soto, una fuente neobarroca con decoraciones florales, erigida en honor a Hernando De Soto (explorador y conquistador español) y la Venetian Pool, inspirada en la laguna veneciana, y uno de los platos fuertes de Coral Gables.

A destacar también Miracle Mile, el corazón comercial de la ciudad donde, entre todo tipo de tiendas y restaurantes refinados o de moda, también se encuentran algunas galerías de arte. 

Otros atractivos reseñables de Coral Gables son: Actors’ Playhouse, un teatro art decó; el Museo de Coral Gables; el Museo de Arte Lowe; la Universidad de Miami; jardines botánicos como el Fairchild Tropical Botanic Garden, el Montgomery Botanic Center o el Matheson Hammock Park & Beach.

Su oferta de alojamiento es muy variada y con unos precios muy interesantes.

8. Little Havana, dónde alojarse en Miami para salseros y salseras

Como su nombre indica claramente, este barrio, situado a unos 10 minutos al este del centro de Miami y que ocupa una superficie de unos nueve kilómetros cuadrados, está habitado principalmente por cubanos, pero también por latinos de otras naciones de América Central y del Sur: nicaragüenses, mexicanos, dominicanos, colombianos y venezolanos.

La Pequeña Habana tiene sus orígenes en las migraciones que ocasionó la revolución cubana (1953-1959), a la que siguieron otras migraciones ligadas a problemas políticos y económicos: la memoria de la patria, transmitida a las nuevas generaciones, es aquí omnipresente.

El famoso mural de Little Havana da la bienvenida al barrio con los símbolos cubanos del café, el dominó, el baile y la bandera,  

Los colores y los sonidos están por todas partes: desde los murales hasta las discotecas de las que se escapan notas de son y salsa, pasando por las tiendas de puros y los bares típicos donde se puede probar una taza de cafecito, el café cubano.

Little Havana respira alegría y entusiasmo por la vida, desde el amanecer hasta el atardecer. De noche, la zona se vuelve algo más insegura y hay que andar con más cuidado.

En tu visita a este barrio no dejes de pasar por:

  • El Parque del Dominó (también llamado Parque Máximo Gómez), creado en 1978: muchos cubanos, sobre todo los más veteranos, se reúnen aquí para charlar, discutir de política y de la patria, mientras juegan al dominó (también al ajedrez o a las damas) con una taza de café como compañía. 
  • El Paseo de la Fama de la Calle Ocho, la respuesta latina a su alter ego de Hollywood.
  • El Tower Theatre, un edificio art decó azul y blanco que llama mucho la atención: antaño era el único cine que proyectaba películas en inglés con subtítulos en español. Ahora es el único cine de Miami dedicado exclusivamente al cine extranjero.
  • Los «murales», como el de los «Héroes de Cuba», que representa a los personajes que hicieron la historia de la Isla
  • La frase «I love you Miami» hecha de hierro, que representa la gratitud por la ciudad que acoge a la comunidad
  • Las curiosas, gigantescas y muy coloridas estatuas de gallos que verás en la Calle Ocho
  • La Plaza de la Memoria Cubana y el Bulevar Conmemorativo, en honor a todos los que abandonaron Cuba en busca de un futuro mejor, y la Antorcha Eterna, en recuerdo de la infame invasión de Bahía de Cochinos de 1961.

En general, la Pequeña Habana no es uno de los barrios más populares donde hospedarse en Miami ya que la oferta hotelera es muy limitada. En general la poca oferta que hay es económica.

9. Key Biscayne, dónde alojarse en Miami en un pequeño rincón del paraíso

Key Biscayne es una pequeña isla paradisiaca, con sus playas salvajes y sus aguas caribeñas a dos pasos de Miami.

Esta zona, que es como un oasis tropical de sorprendente belleza, es el lugar ideal para disfrutar de una estancia al aire libre y de la playa. 

Las actividades que se pueden practicar son numerosas: excursiones náuticas, senderismo y ciclismo, actividades deportivas, relajación y por supuesto… ¡compras!

¿Cuáles son las «visitas obligadas» de esta isla? Sin dudarlo, Crandon Park Beach, antiguamente una plantación de cocoteros y ahora un hermoso parque con dunas, manglares y palmeras.

En este parque se encuentra la playa homónima y Crandon Park Marina, un excelente lugar para ver la puesta de sol y que ofrece actividades, varias tiendas y restaurantes.

En el extremo sur de la isla se encuentra el parque Bill Baggs, llamado así en memoria del editor de The Miami News y su compromiso de proteger esta franja de tierra de la urbanización.

También merece la pena visitar el Lighthouse Historic Site, un faro construido en 1825 y restaurado en numerosas ocasiones

No hay mucho alojamiento disponible aquí, ya que la mayoría de los turistas pasan la noche en otras partes de Miami.

Deja un comentario