Portada » Dónde alojarse en Londres: Las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en Londres: Las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en Londres

Encontrar el lugar adecuado donde alojarse en Londres no es tarea fácil. La capital británica es muy grande y cada zona tiene su propio ambiente y atractivos turísticos. Además hay que considerar el precio de cada zona, ya que el alojamiento de por sí ya es caro en la capital británica.  

¿Te gustaría encontrar un alojamiento cerca de las atracciones turísticas? ¿O prefieres un lugar más tranquilo? ¿Estás dispuesto a sacrificar en ubicación para ahorrar en alojamiento?. 

Para ayudarte en este proceso, te ofrecemos nuestra lista de las mejores zonas donde dormir en Londres. Descubre los puntos fuertes y débiles de los distritos de la capital más recomendables

Las 10 mejores zonas donde alojarse en Londres

1. Soho – Covent Garden – Piccadilly, donde alojarse en Londres en pleno centro

El Soho, Covent Garden y Piccadilly son los tres barrios más céntricos de Londres. Son barrios muy turísticos y animados, llenos de restaurantes, bares, hoteles, teatros y tiendas. El trasiego de gente es constante.  

Gran parte de las principales atracciones turísticas de la ciudad están muy cerca. Por ejemplo, puedes llegar a Trafalgar Square, Oxford Street, Westminster, o al London Eye en pocos minutos. 

En este sentido, si primas estar cerca de las visitas turísticas esta es la mejor zona donde alojarse en Londres.

También lo es para los aficionados a la moda y las compras en general. Entre los centros comerciales, las boutiques independientes, las tiendas de segunda mano, hay suficiente para pasar un día entero de compras. 

En cuanto a la gastronomía, aquí vas a encontrar de todo, los restaurantes ofrecen una variedad de platos para todos los presupuestos. 

A destacar que Chinatown está también en esta zona, así que si te gusta la comida asiática aquí lo vas a disfrutar.

Si buscas algo más refinado siempre puedes dirigirte a la zona del Soho, cenar, y después quedarte en la zona para salir de copas. Es uno de los barrios más recomendables para salir de marcha. 

Por otra parte, el legendario mercado de Covent Garden -un mercado cubierto muy antiguo- es una visita obligada y alberga varios expositores bajo sus arcadas, así como entretenimiento y comida. 

En la plaza de Piccadilly Circus, puedes tomarte una foto junto a su famosa fuente, el Shaftesbury Memorial, frente a las vallas publicitarias gigantes. 

Más adelante, la National Gallery expone cuadros de los años 1250 a 1900 de diversos pintores europeos. 

También es aquí, en el corazón del West End, donde podrás asistir a un musical en uno de los grandes teatros de Londres

En definitiva, en el centro de la ciudad nunca tendrás oportunidad para aburrirte. Las cosa para ver y hacer sea cual sea tu edad y gustos es interminable.

Si estás en la capital británica para una estancia de 2 o 3 noches, es muy recomendable alojarse en el centro de Londres, en cualquiera de estos tres distritos. De este modo, no tendrás que perder tiempo en el transporte público y podrás aprovechar al máximo tus vacaciones. 

Por supuesto, es de esperar que los precios sean elevados. Sin embargo, entre la abundante oferta de alojamiento que hay, si se reserva con antelación se puede encontrar alojamiento asequible en pequeños hoteles y albergues juveniles en temporada baja. 

En temporada alta es casi misión imposible encontrar algo a precios económicos

La principal desventaja, además del precio, de estas zonas es, por supuesto, la multitud de turistas y lugareños que uno encuentra a todas horas del día. Incluso por la noche, sigue siendo muy concurrido. 

2. Westminster, donde dormir en Londres para hacer turismo

Al sur del centro de la ciudad, a orillas del Támesis, descubre Westminster, el corazón histórico de la capital británica. Este distrito encarna el lujo y la nobleza. 

Si buscas elegancia y refinamiento inglés, solo tienes que pasear por sus calles tan británicas. Westminster también es apreciado por su tranquilidad aunque atraiga a muchos turistas durante el día. 

En esta zona se encuentran algunos de los monumentos más importantes de la ciudad y que por supuesto hay que perderse.

Empecemos por la Abadía de Westminster, la joya de la ciudad. Esta iglesia de estilo gótico fue construida principalmente durante el siglo XIII. Hoy es uno de los edificios religiosos más famosos del país.

La mayoría de los soberanos británicos fueron coronados aquí. También es el lugar de enterramiento de varios reyes y reinas de Inglaterra, y alberga las tumbas de algunos grandes hombres como Charles Darwin, Isaac Newton y Stephen Hawking. 

Al lado está el Palacio de Westminster. Este edificio neogótico alberga el Parlamento del Reino Unido, compuesto por la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes. 

Desde aquí se puede ver el Big Ben, como se denomina a la torre del reloj que alberga la enorme campana del mismo nombre. 

A sus pies se encuentra otro símbolo de Londres: el Támesis, el famoso río inglés con una longitud de 346 km.

Un poco más allá está el Palacio de Buckingham. Este majestuoso edificio es la residencia oficial de la familia real británica desde 1837. Cada día, muchos visitantes acuden en masa para presenciar el cambio de guardia. 

Desde el Palacio de Buckingham se puede ir andando a Green Park y a St James’s Park. Ambos parques son un soplo de aire fresco en el corazón de Londres. 

St Jame’s Park es el parque real más antiguo de la capital. Pasea por su lago y disfruta de su ambiente sereno y elegante. Por su parte, Green Park cubre una superficie de más de 21 hectáreas.

¿Buscas un alojamiento cerca de las atracciones turísticas pero sin el bullicio del centro? ¿Quieres alojarte en una zona aristocrática de Londres? Westminster cumple estos criterios. 

Como bien te podrás imaginar, los precios del alojamiento son bastante elevados

A cambio de pagar ese precio, alojarte aquí, cerca de la Reina de Inglaterra, te permitirá estar a dos pasos de las principales atracciones. 

Sin embargo, no esperes poder salir de fiesta por la noche. En cuanto cae la noche, la zona se queda desierta y escasean los restaurantes y pubs. No pasa nada, podrás acercarte al centro dando un paseo

3. Mayfair y Marylebone, zonas sofisticadas y elegantes

Al oeste del centro de la ciudad, Mayfair y Marylebone son zonas sofisticadas, con casas de lujo, hoteles de alta gama, y amplias avenidas arboladas.

Están bien situados y a poca distancia del Soho, Piccadilly y Covent Garden. Pero a diferencia de estas tres zonas céntricas, Mayfair y Marylebone tienen un ambiente tranquilo. 

Mayfair linda con Green Park y Hyde Park, otro de los pulmones verdes de Londres. 

Con sus 142 hectáreas, este último es el mayor parque del centro de Londres. Es un lugar ideal para relajarse, pasear o ir en bicicleta. En el interior, hay una fuente conmemorativa de la princesa Diana.

En Mayfair, las boutiques de lujo también son un reclamo para los aficionados a las compras. Y para los que tienen un presupuesto más modesto, Oxford Street está repleta de tiendas más asequibles.

Siguiendo hacia el norte desde Mayfair, se llega a la zona residencial de Marylebone, con su arquitectura georgiana. 

Para los amantes del arte, vale la pena visitar la Wallace Collection. Este museo presenta una vasta colección de objetos del siglo XIV al XIX: decoraciones, pinturas francesas, porcelana de Sèvres, armas, muebles, etc.

Esta tranquila zona también alberga tiendas independientes y espacios verdes, sobre todo Regent’s Park, conocido por su jardín de rosas: el Queen’s Mary Rose Gardens.

Si quieres dormir en Londres en un lugar tranquilo, pero sin dejar de estar cerca del bullicio del centro de la ciudad, Mayfair y Marylebone son excelentes lugares para hospedarse. 

Sin embargo, aquí se encuentran algunos de los alojamientos más caros de la ciudad. 

Por último, debes saber que aquí no encontrarás muchos bares y restaurantes. Para ello tienes a los barrios del centro a una distancia caminable.

Lee también: Cómo ir del aeropuerto de Gatwick al centro

4. La City, donde alojarse en Londres en la zona de negocios

La City de Londres es la otra parte histórica de la ciudad. Es la parte más antigua y alberga muchos de los grandes edificios de Londres. Es además el centro de negocios. 

Se pueden ver edificios de arquitectura medieval, como la Torre de Londres, frente a rascacielos contemporáneos. Y es esta mezcla inesperada la que hace que el distrito sea tan encantador. 

Por otro lado, aquí hay muchos restaurantes y tiendas.

Bien situada, La City permite explorar fácilmente la mayor parte de la capital a pie, sin tener que tomar el metro o el autobús. Pero si prefieres viajar en transporte público, la zona está muy bien comunicada.

Entre los monumentos antiguos, destaca la Torre de Londres que se encuentra en la orilla norte del Támesis. Esta fortaleza histórica incluye varios edificios como:

  • la Torre Blanca, con la Armería Real y la Capilla de San Juan;
  • la Torre de la Sal;
  • la Torre Sangrienta;
  • el campanario;
  • Torre de Santo Tomás;
  • las joyas de la Corona Británica…

Otro imprescindible, es Tower Bridge, el puente más famoso de Londres, situado justo al lado de la Torre de Londres. Más allá, se encuentra la Catedral de San Pablo, otro edificio antiguo e impresionante que no hay que perderse.

A pocos minutos, puedes visitar el Leadenhall Market, uno de los mercados más bonitos de la capital. 

A continuación, dirígete al Sky Garden para disfrutar de una impresionante vista de toda la ciudad. Este jardín público está situado en lo alto de un rascacielos conocido como «walkie-talkie» por su forma cóncava. 

Otro edificio notable es el 30 de St Mary Axe. Con su original aspecto en espiral, los londinenses lo llaman The Gherkin. 

Entre semana, el barrio está muy animado y al salir de la oficina todo el mundo se dirige a tomar una pinta en alguno de los muchos pubs locales. Es una verdadera tradición para los trabajadores y hombres de negocios.

Para dormir en Londres, La City sigue siendo una zona bastante cara, por su proximidad a los principales lugares turísticos, pero no tanto como los barrios más céntricos. Además los fines de semana, con las oficinas cerradas, se suele encontrar mejores precios.

Si bien entre semana hay mucho movimiento, la zona se vacía por completo el fin de semana.

5. South Kensington – Chelsea, barrios elegantes, compras, museos, y zonas verdes

South Kensington y Chelsea son dos zonas de clase media alta y alta de Londres, al suroeste del centro. 

Al igual que en Marylebone y Mayfair, es raro encontrar aquí hoteles de menos de 4 estrellas. E incluso para una bebida o una comida, los precios suelen ser astronómicos. 

En la zona se pueden visitar varios museos interesantes como :

  • el Victoria & Albert Museum (o V&A), el mayor museo de arte decorativo y diseño del mundo;
  • el Museo de Historia Natural;
  • el Museo del Diseño;
  • el Museo de la Ciencia;
  • La Saatchi Gallery, un museo de arte contemporáneo.

¿La ventaja? Los museos son gratuitos, lo que es estupendo para quienes buscan cultura. 

Si has venido a Londres para ir de compras, South Kensington y Chelsea tienen una buena oferta. Entre las tiendas de lujo y las grandes marcas se encuentran los famosos almacenes Harrod’s. 

Con sus 90.000 metros cuadrados repartidos en 7 plantas, tendrás mucho que ver. 

Y si necesitas un descanso, solo tienes que optar por alguno de los acogedores cafés o bares de diseño de la zona. 

Además, los numerosos espacios verdes, como el Chelsea Physic Garden, permiten recargar las pilas durante el día.

¿Viajas con tu familia? ¿Quieres combinar compras, museos y parques? Entonces Chelsea y South Kensington son las zonas ideales para alojarse en Londres. 

Sin embargo, ten en cuenta que el alojamiento aquí también es muy caro. Aquí no encontrarás albergues baratos. Sin embargo, hay algunos hoteles de gama media. 

Otra desventaja es que estas zonas están ligeramente alejadas del centro de la ciudad. Sin embargo, la buena red de transporte público compensa este problema.

6. Notting Hill, dónde alojarse en Londres en un barrio bohemio y con encanto

Notting Hill se encuentra al norte de Chelsea y Kensington. Es un lugar tranquilo durante la semana que representa exactamente lo que uno imagina cuando se habla de «encanto inglés». Sus bonitas calles, bordeadas de casas de colores, invitan a pasear.

Fue aquí donde Julia Roberts y Hugh Grant protagonizaron la famosa comedia romántica Amor a primera vista en Notting Hill.

Cuando llega el fin de semana, el barrio cobra vida con el famosísimo mercadillo de Portobello Road. Entre los puestos de libros, instrumentos musicales antiguos y antigüedades varias, los amantes del vintage estarán encantados.

Si estás en Londres a finales de agosto, no te pierdas el Carnaval Caribeño de Notting Hill. Esta gran fiesta callejera incendia toda la zona y viajeros de todo el mundo acuden a disfrutar de esta divertida fiesta.

Notting Hill es, por tanto, una muy buena opción para alojarse en Londres durante un fin de semana. Sin embargo, durante la semana no tanto ya que es una zona un tanto aburrida, y está bastante alejada de los lugares de interés. 

Tendrás que tomar el metro o el autobús para llegar al centro. Como contrapartida a renunciar en ubicación tendrás un alojamiento más asequible.

7. South Bank – Southwark, una de las mejores opciones donde hospedarse en Londres

South Bank y Southwark son dos distritos modernos situados en la orilla sur del Támesis. La zona es muy animada y cuenta con multitud de bares y restaurantes. 

Ofrece una gran cantidad de actividades culturales y gastronómicas, que harán las delicias de los turistas. Además, es agradable pasear a lo largo del río, disfrutando de los más bellos monumentos londinenses desde otra perspectiva.

En el South Bank, puedes subirte al London Eye. Una vez en la cima de la noria de Londres, a 135 metros sobre el nivel del mar, la vista es fabulosa. 

A sus pies, está el Borough Market, un mercado de alimentos con un buen puñado de puestos de comida de cocinas de varios sitios del mundo y que algunos califican como el más bonito de la capital. Así que no dudes en ir allí a comer algo.

Más al este, en el distrito de Southwark, se alza The Shard, una torre de cristal que sin duda ofrece la mejor vista de Londres. 

No muy lejos de aquí, merece la pena visitar el Tate Modern. Situado en una central eléctrica en desuso, este enorme museo alberga una vasta colección de arte contemporáneo y moderno.

¿Piensas pasar unos días en Londres y tienes un presupuesto ajustado? South Bank y Southwark tienen alojamientos más baratos que el centro de la ciudad. Desde albergues baratos hasta hoteles de diseño, la oferta de alojamiento es muy amplia. 

Además, esta zona está bien situada, ya que permite llegar fácilmente a los principales monumentos de la capital, como el Big Ben, la Torre de Londres o el Tower Bridge.

También te puede interesar: Dónde alojarse en Ámsterdam, dónde alojarse en Roma, dónde alojarse en Lisboa, dónde alojarse en Tenerife, dónde alojarse en Mallorca

8. Shoreditch – Brick Lane, donde alojarse en Londres para salir de fiesta

En el pasado, estos dos distritos representaban la zona industrial y popular de Londres. Pero desde los años noventa, la llegada de categorías sociales más privilegiadas ha transformado estas zonas en una guarida de hipsters y jóvenes profesionales. 

De este modo, Shoreditch y Brick Lane se han convertido en barrios ultramodernos, animados de día y de noche.

Una multitud de restaurantes indios, bares de cócteles, terrazas de copas en azoteas y clubes de moda se han instalado aquí, convirtiéndola en una de las zonas más animadas para salir de fiesta

Los amantes del arte callejero también disfrutarán paseando por las calles de la zona. Cada esquina es una oportunidad para descubrir un nuevo grafiti, una nueva obra de arte. 

Por último, el Brick Lane Market hará las delicias de los amantes de las tiendas de segunda mano que buscan piezas originales.

Vale la pena considerar esta zona si buscas alojamiento algo más asequible que en el centro sin tener que desplazarte excesivamente lejos. Eso sí, intenta alojarte cerca de alguna estación de metro.

9. King’s Cross, alojamiento asequible cerca del centro

King´s Cross, situada al norte del centro de la ciudad, es una zona en plena mutación. Este antiguo suburbio industrial se ha convertido en una zona céntrica y dinámica

Hoy en día, King’s Cross alberga varias instituciones culturales y diversos lugares de moda. Sin embargo, por lo que es conocida es por su estación de ferrocarril, London King’s Cross, una de las principales estaciones de la capital. 

También se encuentra la estación de St Pancras, donde el Eurostar ofrece conexiones con el continente.

Poco a poco se han ido estableciendo aquí cafés, pubs, restaurantes, boutiques y galerías de moda. Incluso grandes empresas como Google han decidido instalarse aquí.

Además, hay varios sitios interesantes para visitar en esta zona, como el London Canal Museum, un museo regional sobre la historia de los canales de Londres. 

También está la British Library, la biblioteca nacional del Reino Unido. Con más de 170 millones de ejemplares, entre ellos unos 14 millones de libros, es una de las mayores bibliotecas del mundo. 

Por último, la antigua iglesia de St. Pancras es una pequeña y encantadora iglesia parroquial, escondida en un parque.

En London King’s Cross, los fans de Harry Potter reconocerán la vía 9 ¾, donde el famoso mago subió al tren hacia Hogwarts. Incluso se puede ver un carruaje atravesando la pared. 

Y si quieres llevarte algún recuerdo «mágico» de tu estancia, la tienda de Harry Potter es un paraíso.

En definitiva, King’s Cross se adapta a todo tipo de viajeros que deseen dormir en Londres. Esta zona céntrica, auténtica y animada, está llena de hoteles baratos.

10. Camden Town, donde alojarse en Londres en un barrio con ambiente alternativo

Camden Town se encuentra en el noroeste de Londres. Se trata de un barrio joven. Hay muchos estudiantes, pero también bandas de punks y grupos góticos. Este distrito se describe a menudo como atípico, incluso extravagante

Aunque está bastante alejado del centro de la capital, es fácilmente accesible gracias a la bien desarrollada red de transporte público.

Los fines de semana, los londinenses y los turistas llegan en masa, principalmente para curiosear en el enorme mercado de Camden Town, conocido en todo el mundo. De hecho, su carácter ecléctico atrae a unos 100.000 visitantes cada fin de semana. 

Podrás encontrar todo tipo de ropa, accesorios, zapatos, joyas, así como libros, vinilos antiguos, antigüedades y un montón de baratijas y cosas raras.

Entre tienda y tienda podrás tomarte un zumo de frutas, comer y, por qué no, hacerte un tatuaje o un piercing en alguno de los muchos talleres que hay.

Como puedes ver, Camden Town es el lugar perfecto para alojarse en Londres si buscas un poco de locura. Además, el alojamiento no es muy caro en comparación con el resto de la capital.

Por otro lado, no es la zona ideal si se viaja en familia, con niños, o si se desea algo de tranquilidad. 

Deja un comentario