Dónde alojarse en Creta: las mejores zonas

Dónde alojarse en Creta: las mejores zonas

¿Dónde alojarse en Creta? La respuesta no es fácil ya que Creta es la isla más grande de Grecia y la quinta en tamaño de todo el Mediterráneo. Con una superficie de 8.300 kilómetros cuadrados y una costa de 1040 kilómetros de extensión salpicada de ciudades y playas de gran interés.

Las opciones son muchas y de gran interés. Para que puedas acotar un poco tu elección en este post te sugiero algunas de las mejores zonas donde dormir en Creta y disfrutar de unas vacaciones únicas.

Las mejores zonas donde alojarse en Creta

1. Chania

Las mejores zonas donde alojarse en Creta

También conocida popularmente como la Canea y situada al noroeste de Creta, es la capital de la región del mismo nombre. La que hoy en día es la segunda ciudad más importante de la isla fue durante un tiempo capital de Creta. Actualmente, es un notable núcleo urbano con aeropuerto internacional y puerto con conexión por ferri con Atenas.

Chania es una de las ciudades más bellas y pintorescas de Creta, con un hermoso casco antiguo conformado por un asentamiento veneciano amurallado del siglo XIV. Está formado por un pintoresco entramado de callejuelas laberínticas y estrechas en las que alternan típicas tabernas con mansiones venecianas e impresionantes iglesias. 

Chania ha sabido conservar la esencia griega y la huella veneciana, a pesar de la presión del creciente turismo. Mención aparte merece su encantador puerto veneciano del siglo XIV. Su paseo marítimo es interesante punto de reunión, con cafeterías, bares y restaurantes en todo su recorrido. 

Su patrimonio arquitectónico es muy rico, con joyas como las murallas, la fortaleza Firkas, que hoy alberga el museo naval o la imponente iglesia de San Francisco, que alberga su interesante museo arqueológico.

Chania tiene su propia playa a poca distancia. Pero, si se quiere visitar algunas de las mejores playas de Creta, como Elafonisi, están a poca distancia. 

Notables atractivos naturales, como la laguna de Balos, la isla de Gramvousa o la impresionante garganta de Samaria son también fácilmente accesibles, pues Chania está muy bien comunicada por autobuses que parten desde la ciudad.

Al hospedarse en Chania hay que tener en cuenta que es uno de los lugares más concurridos, especialmente en verano, cuando una masa de turistas se suma a la atmósfera bulliciosa de la ciudad. Hay que tener disposición a convivir con ciertas multitudes.

Chania representa un excelente punto de partida para conocer la zona oeste, para muchos la más espectacular y completa. Destino ideal para hospedarse en Creta en una primera visita, porque contiene un poco de todo lo que ofrece la isla. Apto para quienes busquen buenas playas, historia, cultura y maravillosos paisajes cercanos.

La oferta hotelera es bastante amplia y variada, con buenos hoteles concentrados más densamente en torno al puerto. Comparado con otras zonas, elegir Chania para dormir en Creta es un poco más costoso, aunque entre oferta tan grande se pueden encontrar buenas ofertas reservando con bastante antelación.

2. Rethymnon

Rethymon, un lugar apropiado para alojarse en Creta en familia

Equidistante entre Chania y Heraklion y a no demasiada distancia de ambas. Es la tercera ciudad más grande de la isla. Tiene origen minoico, con intensa huella veneciana apreciable en muchas construcciones, como la Fortezza.

Su casco antiguo es casi completamente peatonal, con tabernas en estrechas calles empedradas bizantinas en entramado de telaraña. Zona con mucho encanto, por la noche adquiere bastante animación, con una vida divertida sin llegar a los excesos de otras zonas. 

Rethymnon deleita con su arquitectura medieval y vestigios venecianos y turcos. Impresionantes edificios y mansiones han sobrevivido en buen estado hasta nuestros días. Estructuras otomanas, como mezquitas, se alternan con iglesias cristianas y fuentes, combinándose para crear un ambiente único y mágico.

Son monumentos significativos la Fortezza, enorme fortaleza veneciana del siglo XVI. Dentro de sus murallas está la mezquita Ibrahim Han, la fuente Rimondi y la logia veneciana, uno de los recuerdos más destacados del dominio veneciano.

Tiene un bonito puerto parecido al de Chania, aunque más pequeño. Alrededor se despliega una amplia oferta de bares, tabernas y restaurantes con comida griega tradicional. Especialmente hermosa al anochecer, esta zona es la más animada de la ciudad, por la presencia turística.

Tiene interesantes museos como el de arte Popular, que ilustra usos y costumbres de la antigua población o el Arqueológico, situado en un baluarte remodelado de la Fortezza, con una interesantísima colección de restos hallados en la región.

Rethymno ocupa una amplia bahía que permite disfrutar de preciosas vista del mar. Justo en el centro está su paradisíaca playa de arena dorada y aguas cristalinas, considerada como una de las mejores de Creta.

Es un destino ideal para conocer el legado veneciano, bañarse en una playa muy bien valorada o huir de las grandes masificaciones que caracterizan a otras zonas. Es una ciudad algo olvidada a nivel turístico, pero es una localidad bonita y bulliciosa que poco tiene que envidiar a Chania.

También es lugar muy apropiado para alojarse en Creta en familia, contando con bastantes actividades para niños, como parques acuáticos. Además, el ambiente es muy familiar, sin grandes multitudes caminando por las calles y con una vida nocturna más relajada y menos molesta que en otras áreas de la isla.

Teniendo en cuenta el factor económico, se puede disfrutar de buena oferta de hospedaje a un precio muy interesante. Se pueden encontrar buenas ofertas, desde los hoteles más sencillos hasta los más lujosos, con buenos servicios y adaptados a todo presupuesto.

3. Heraklion

Alojarse en Creta para descansar: Heraklion

Es la capital de Creta, la ciudad más grande de la isla, con más de medio millón de habitantes. No es tan pintoresca como Chania o Rethymnon, pero tiene un sabor griego más marcado que otras localidades más turísticas.

Su historia comienza durante la civilización minoica. El dominio veneciano desarrolló notablemente la ciudad, construyéndose el puerto, fuentes, plazas, iglesias… En 1462 fortificaron la ciudad con una imponente muralla triangular.

Cuenta con un importante puerto, verdadera puerta de entrada a la isla. Muy transitado, porque Heraklion constituye un importante centro de comunicaciones, contando también con el aeropuerto internacional más importante de Creta.

A la izquierda del puerto moderno está el puerto veneciano, muy bien conservado. El casco histórico de Heraklion y sus impresionantes murallas venecianas tienen gran interés. 

Los monumentos más importantes están en el interior. Joyas como la fortaleza de Koules del siglo XVI, la Loggia, elegante edificio rectangular de principios del XVII, la fuente Morosini o el monasterio de San Pedro y San Pablo del siglo XIII. 

El centro está lleno de bares, restaurantes y tabernas tradicionales donde se mezclan lugareños y turistas, con una noche divertida, pero relajada a un tiempo.

Pero, indudablemente, el principal atractivo cultural de Heraklion es el histórico palacio de Knossos, visita imprescindible a menos de cinco kilómetros. Se pueden contemplar los restos de la ciudad minoica más importante, auténtico centro de poder político, administrativo, comercial y religioso.

Además, el increíble museo arqueológico es uno de los más importantes de Europa, con extensas muestras de casi 6.000 años de historia. Su mayor tesoro son las colecciones sobre la civilización minoica. Otros museos interesantes son el de Historia Natural o el Museo Municipal de Arte.

Heraklion es una ciudad moderna y bulliciosa. No tiene cerca playas famosas. Está adaptada a urbanitas, amantes de una animada vida nocturna y joyas arqueológicas. Es un destino atractivo durante todo el año y tiene marcada atmósfera de gran ciudad, que puede o no gustar a según qué tipo de viajeros. 

Es una zona muy transitada por miles de personas, ya vayan de paso o se alojen por unos días. Esto la convierte en un centro muy bullicioso y poco recomendable para quienes tengan intención de alojarse en Creta para descansar en vacaciones tranquilas y relajantes.

Los hoteles suelen estar dispersos por el centro y alrededores y sus categorías son muy variadas. El alojamiento es más caro que en otras zonas, aunque siempre depende de la temporada o la zona en la que se busque alojamiento. 

Los precios bajan bastante en temporada baja, cuando hay buenas ofertas a precio más accesible. Cuanto más cerca del puerto es posible que los precios sean mayores. En cualquier caso, lo mejor es hacer una reserva con bastante tiempo de antelación.

4. Agios Nikolaos

Dormir en Creta: Agios Nikolaos

Popularmente conocida como Ag Nik, es capital de la región de Lasithi, en la parte oriental de la isla. Su posición es privilegiada, en el punto más al norte de la impresionante bahía de Mirabello, desde donde se disfruta de impactantes panorámicas.

Es una localidad de tamaño mediano, con ambiente más propio de ciudad pequeña, aunque ofrece muchos atractivos. Dotada de ambiente cosmopolita, se percibe la ciudad como menos cretense que otras ciudades y pueblos principales. 

Es un lugar con encanto, donde los edificios tradicionales se funden de forma elegante con construcciones modernas.

El centro urbano está fuertemente definido por el lago Voulismeni, lugar idílico con aspecto de postal y muy popular por sus hermosos paisajes. Rodeado de árboles, tiene cerca de 140 metros de diámetro.

También cuenta con hermoso puerto y paseo marítimo repleto de tiendas, bares y restaurantes para degustar comida tradicional. Garantiza relajantes y románticos paseos.

Igualmente, alberga museos de interés, como el arqueológico y sus colecciones minoicas compuestas por tesoros históricos encontrados en yacimientos arqueológicos de Lasithi.

Agios Nikolaos es ideal para disfrutar de la playa relajadamente, con menos ocupación que otros lugares como Chania o Heraklion. Tiene varias buenas playas de arena y aguas cristalinas, como Klitropatia, Almyros o Voulisma, animadas pero no excesivamente concurridas.

Su vida nocturna es intensa, pero con ambiente más relajado. No obstante, no faltan restaurantes, bares y clubs donde tomar algo por la noche.

Ag Nik está muy bien preparada para el turismo, constituyendo un importante centro, elegido por muchos visitantes cada año. Ideal para todo tipo de viajeros, tanto familias con niños pequeños como parejas que buscan vacaciones relajantes, disfrutando del sol y de una noche divertida, sin grandes exageraciones.

Igualmente, esta ciudad es una excelente opción para alojarse en Creta como base para explorar el este insular. Desde la ciudad parten muchos autobuses para conocer los alrededores y localidades como Elounda, donde veranean muchos famosos o la isla de Spinalonga.

En comparación con otros lugares, Agios Nikolaos está entre las zonas menos económicas para buscar hospedaje en Creta. Según avanzamos por la costa hacia el norte se pueden encontrar alojamientos más económicos y también mayor tranquilidad. 

En cuanto a la disponibilidad, la oferta es bastante amplia. No faltan modernos resorts y buenos hoteles de todas las categorías, así como apartamentos.

5. Sitia

Sitia: Alojamiento en Creta

Emplazada al este de Agios Nikolaos, mirando hacia el mar Egeo. Es una ciudad pequeña, con encanto, base ideal para recorrer la Creta oriental y los lugares menos turísticos de la isla. Se puede decir que desde Sitia hacia el este las multitudes disminuyen.

La historia de Sitia también es milenaria, con notable presencia minoica, aunque bajo dominación veneciana alcanzó su máximo esplendor. La ciudad y el área albergan famosos monasterios, playas rodeadas de palmeras, yacimientos arqueológicos y bahías deslumbrantes

En Sitia predomina la relajación, el ambiente familiar, porque sus habitantes tienen fama de ser atentos y amables con los turistas.

Tiene un patrimonio monumental muy interesante, destacando su fortaleza veneciana, el Kazarma, que vigila sobre el puerto. En los alrededores, a menos de 15 minutos en coche encontramos los monasterios de Kapsa o Toplos.

Igualmente, cuenta con hermoso puerto que conecta con el Pireo y otras islas (Karpathos, Rodas). El paseo marítimo está cuajado de tiendas, bares, cafés, discotecas o restaurantes que le proporcionan mucha animación. 

Sitia es buen lugar para disfrutar de comida de buena calidad a muy buen precio. Lugar perfecto para perderse y disfrutar de su atmósfera tranquila.

Alberga museos importantes como el Arqueológico, que recoge la gran riqueza recogida en la zona, como restos del palacio de Zakros a los que dedica una sección entera.

Sitia ofrece largas playas de arena con aguas transparentes, normalmente menos concurridas. Son playas, como la de Kouremenos, con excelentes condiciones para el windsurf

Además, no está lejos de la impactante playa de Vai, extensión kilométrica de arena fina y dorada bañada por un mar de azul intenso, bordeada por un inmenso bosque salvaje de palmeras indígenas, con más de 5.000 ejemplares.

Respecto al alojamiento, la mayoría de establecimientos están situados en la zona del puerto, mirando al mar. Es una mezcla perfecta de pequeños hoteles, estudios y apartamentos que bordean el paseo marítimo. Sitia es buen lugar para alojarse en Creta si se cuenta con un presupuesto más ajustado.

6. Matala

Matala: alojaiento en Creta con atmosfera relajante

Situada en la costa meridional, en la bahía de Messara, a unos 70 kilómetros al sur de la capital. Aunque ha perdido gran parte de su atmósfera tradicional cretense por influencia del turismo, sigue conservando esa sensación de pueblo de pescadores con una vida relajada.

Matala fue el antiguo puerto del asentamiento minoico de Festos. Hoy es una localidad bonita y tranquila, llena de sitios para tomar pescado, que descansa sobre un promontorio de tierra frente a la playa y está rodeada de montañas y mesetas sembradas con olivos.

Lo más conocido de Matala es su playa, una de las más emblemáticas de toda Creta por la huella que dejaron los hippies durante los años 60 y 70. Estos vivían en las cuevas horadadas en el arrecife de arenisca que encierra la playa. 

Algunas de las cavernas son de origen natural, mientras que otras fueron excavadas en tiempos muy lejanos. Actualmente están cerradas y protegidas con rejas.

La playa tiene 300 metros de longitud y una característica forma de media luna. Tapizada por fina arena dorada, está regada por agua limpia y clara que adopta tonalidades únicas. Tiene algunas rocas frente al agua que son ideales para la pesca, el buceo o el snorkel. 

Frente a la playa se despliegan una buena cantidad de cafeterías, tabernas, restaurantes y tiendas. Su fama hace que suela estar bastante concurrida, pero se pueden encontrar por las cercanías playas también muy buenas, como la de Komos, que seguramente estén menos ocupadas.

No exenta de atractivos culturales, Matala cuenta con las ruinas de Festos, segundo palacio minoico más grande de Creta, solo superado por Knossos. También se pueden visitar los yacimientos arqueológicos de Agia Triada y Gortina.

Una característica típica de Matala es que atrae a cantidad importante de visitantes de un día que normalmente no se quedan a pasar la noche. En ocasiones son multitudes que rompen un poco la tranquilidad, que se vuelve a recuperar con el anochecer.

Ideal para viajeros que busquen hospedarse en Creta para pasar vacaciones más tranquilas, en una atmósfera relajante

Matala tiene vida nocturna alejada de la fiesta salvaje y vibrante de lugares como Malia. La actividad se limita a tomar alguna copa en los bares cercanos, que ofrecen música en vivo en ambiente relajado.

Puede ser un buen lugar para alojarse en Creta si se busca una categoría entre media y sencilla y precios más económicos. No hay ninguna gran cadena hotelera ni abundan los establecimientos de lujo, por ser un entorno que no ha sido desarrollado en exceso en cuestión de turismo.

Además de este artículo sobre las mejores zonas donde alojarse en Creta también te puede interesar: Dónde hospedarse en Atenas, dónde hospedarse en Santorini, dónde hospedarse en Mykonos

7. Hersonissos

Hersonissos: oferta hotelera de gama media–alta en Creta

Ubicada en el litoral norte, a menos de 30 kilómetros al este de la capital. De tradicional pueblo de pescadores ha pasado a ser el centro turístico más desarrollado de toda Creta. Su población local aumenta en muchos miles en verano, porque en poco más de 20 años este destino tranquilo ha pasado a ser muy codiciado.

La parte más antigua, Ano Hersonissos, está más alejada de la costa, en la ladera de la montaña y conserva ambiente típico de callejuelas alegres, tabernas familiares y restaurantes con rica comida local. Alberga hermosas edificaciones de la época veneciana. La ciudad nueva, creada por y para el turismo, se extiende a lo largo del mar.

Su principal activo son los 30 kilómetros de costa con hermosas playas de merecida fama, con aguas cálidas y tranquilas, aunque bastante masificadas. 

Limanakia, la muy concurrida playa del hotel Kreta Maris, las del Silva Maris y Nana Hotel son algunas de ellas. Frente al área de playa hay una larga zona repleta de restaurantes de mariscos, bares y locales de ocio.

En sus alrededores hay interesantes lugares arqueológicos, como el palacio de Knossos. También en las afueras, se puede visitar el Museo Lychnostatis, instalación al aire libre con diferentes edificios típicos, que explican la forma de vida tradicional.

El destino combina de forma única diversión playera con deportes marítimos y fiesta muy animada. Hersonissos tiene todo lo que puede desear un turista convencional, con una oferta amplia de ocio y un centro urbano muy preparado, con montones de tiendas que venden de todo, restaurantes de todo tipo de cocina, bares, cafeterías…

Además, Hersonissos no duerme. Tiene una variada vida nocturna hasta altas horas de la madrugada. 

Atrae a multitud de jóvenes, entre ellos muchos cretenses. No obstante, la fiesta no alcanza el nivel exagerado y salvaje característico de Malia. Aunque, sí es lo suficientemente bulliciosa como para que los más exigentes vean Hersonissos como demasiado turístico y ruidoso para dormir en Creta.

A pesar de todo, también es muy apreciado por las familias, porque cuenta con muchas diversiones para niños, como grandes parques acuáticos en los que se pueden realizar un sinfín de actividades.

Respecto al alojamiento, la concentración de establecimientos hoteleros es muy amplia. Está enfocado al turismo de masas y predominan hoteles con “todo incluido”, complejos de los que muchos apenas salen salvo para ir a la playa. 

En general, es una oferta hotelera de gama media–alta, aunque las afueras de Hersonissos acogen algunos de cinco estrellas más elegantes. 

Desde el punto de vista económico, los precios son más elevados que en otras zonas. No obstante, los “todo incluido” son muy competitivos y se puede esperar encontrar algún tipo de ofertas.

8. Malia

Malia, la ciudad más fiestera donde alojarse en Creta

Localidad costera del este de la isla, a medio camino entre Heraklion y Agios Nikolaos y muy cerca de Hersonissos. El original asentamiento agrícola se ha convertido en centro turístico importante y cosmopolita, en base a su atractiva ubicación, excelente clima templado y largas playas de arena.

La ciudad antigua se despliega en las estribaciones del Monte Selena, con un casco antiguo tradicional de callejuelas estrechas, tabernas familiares con comida tradicional y música griega. 

Entre sus edificios más reseñables están la iglesia ortodoxa de Agios Nektarios y la bizantina de Agios Ioannis

Por el contrario, en la costa se emplaza la ciudad nueva, un auténtico complejo repleto de discotecas, bares y frenética vida nocturna hasta primeras horas de la mañana.

Tiene una serie de buenas playas de arena fina y aguas calmadas, con apenas rocas y una entrada suave, perfecta para los niños. La más concurrida es la más cercana al centro de ciudad, aumentando la tranquilidad al desplazarnos hacia el este. 

Hacia el oeste permanece un ambiente de fiesta durante día y noche, en playas principalmente hoteleras, situadas frente a grandes complejos y todos los servicios dedicados a los turistas. 

Cerca tiene el palacio minoico de Malia, tercero en importancia solo superado por Knossos y Festos.

Sin duda, Malia es la ciudad más fiestera de Creta, uno de los enclaves más concurridos para alojarse en Creta, disfrutando de la marcha nocturna. Está repleto de bares, discotecas y locales de ocio. 

Hay fiestas continuamente hasta altas horas de la madrugada, frecuentemente con DJs muy populares. Eso lo convierte en destino predilecto de jóvenes de todas las nacionalidades que vienen a divertirse lo máximo posible. 

No es el destino soñado por aquellos que quieren algo con aire más tradicional y tranquilo.

Las opciones de alojamiento son bastante variadas, con muchos tres estrellas y grandes complejos que proporcionan todos los servicios. La oferta discurre especialmente a lo largo de la costa, frente al mar. En términos generales, no es una zona económica para alojarse, especialmente durante la época estival.

9. Elounda

Elounda: una de las zonas más caras para alojarse en Creta

Emplazada en la impresionante bahía de Mirabello, en la parte oriental y a unos 11 kilómetros al norte de Agios Nikolaos. Antiguo pueblo de pescadores enclavado en una zona con impresionantes paisajes rocosos que llegan hasta el mar, hoy es famosa por la hostelería de lujo que se ha desarrollado.

La localidad de Elounda se extiende alrededor de un puerto, auténtico centro neurálgico en el que se puede encontrar una buena oferta de tiendas, boutiques, supermercados, restaurantes.

La playa de Elounda está en el centro, cerca del puerto. Dotada de todos los servicios de una playa de categoría, tiene arena gruesa y aguas bastante tranquilas. También es posible encontrar buenas playas y calas con aguas cristalinas en las cercanías y suelen estar menos concurridas.

Elegir Elounda para dormir en Creta permite establecer una buena base para conocer espectaculares alrededores como la cercana isla de Spinalonga, así como varias iglesias interesantes. 

Cerca de la localidad se encuentran también las ruinas de la antigua Olounda, con restos de una basílica bizantina. También es interesante visitar la pintoresca aldea de Plaka, con su hermoso puerto adornado por múltiples tabernas donde degustar platos griegos tradicionales.

Elounda permite disfrutar de un ambiente tranquilo y agradable, una combinación de vacaciones tradicionales griegas con estancia moderna en la playa y al alcance de paisajes espléndidos. Ideal para quienes gusten de vacaciones en playas con aguas cristalinas sin soportar la invasión de multitudes y con bastantes comodidades.

En Elounda veranean muchos famosos, pues es uno de los destinos más selectos. Desde hace bastante tiempo se considera lugar de vacaciones de políticos, actores y gente con buenos recursos económicos. 

Predominan hoteles y complejos de lujo, así como villas particulares que ofrecen todo tipo de servicios y comodidades, aunque a precio más elevado. Posiblemente es una de las zonas más caras para alojarse en Creta, aunque fuera de la temporada alta se puedan encontrar ofertas muy interesantes, porque el hospedaje es de calidad.

10. Palaichora

Palaichora una de las zonas para alojarse y conocer lugares únicos de Creta

En el litoral sur de la esquina suroeste de Creta, formando parte de la región de Chania, se extiende esta ciudad enclavada en una estrecha península de menos de un kilómetro de longitud. Aquí también dejaron su huella los hippies en sus tiempos de esplendor.

Comprende un largo litoral costero mayor de 10 kilómetros, dominado por dos playas con aguas de color azul profundo, siempre muy limpias. Hacia el este, una playa de guijarros, mientras que la del lado oeste es una amplia playa tapizada por fina arena blanca. Son buenas para la práctica del windsurf por la presencia del viento.

Palaichora conserva un ambiente tradicional griego, con callejuelas ocupadas por casas blancas decoradas con flores y sembradas de bares y tabernas típicas muy animadas. Está bien preparada y dotada de todos los servicios necesarios para una buena estancia. 

Con el desarrollo turístico la ciudad no apostó por un modelo de masas y eso se nota en su ambiente relajado y tranquilo. 

Combina paisajes montañosos con playas y ambiente tradicional y alejado de las multitudes. Ideal para alojarse en Creta si se busca vivir de esa auténtica esencia isleña, disfrutando a la vez de playa y una animada vida nocturna. 

No obstante, esta última es mucho más tranquila que en Malia o Hersonissos, con bastante menos duración y menos invasiva.

La estancia en Palaichora es toda una invitación para conocer lugares únicos como la playa de arena rosa de Elafonisi o la extraordinaria garganta de Samaria.

Hay una interesante oferta de plazas hoteleras, existiendo muchos alojamientos en primera línea de playa. Las infraestructuras son, por lo general, de tipo mediano que aún no ha alcanzado estatus de resort como otras zonas cretenses. 

Aunque se puedan encontrar ofertas para todos los bolsillos, por lo general es una zona cara si se elige a la hora de dormir en Creta.

11. Kissamos

Kissamos: paz y tranquilidad donde alojarse en Creta

También conocida como Kastelli, en referencia al antiguo castillo veneciano, está situada en la zona más occidental de la isla. Ubicada en la amplia bahía de Kissamos y junto a la península de Gramvoussa. Es una base muy adecuada para conocer en profundidad el área occidental de Creta.

Sus habitantes siguen dedicándose principalmente a la agricultura, porque el turismo aún no ha invadido la ciudad hasta el punto de borrar sus rasgos característicos. Permite observar tradiciones locales y empaparse de la vida local, dentro de un ambiente muy hospitalario.

Cuenta con pintoresco puerto en el que se pueden ver atracadas embarcaciones tradicionales. En su paseo marítimo dispone de buena oferta de restaurantes, tabernas y bares que permanecen abiertos hasta altas horas de la noche. Kissamos tiene también una bonita playa en la que se practican deportes náuticos.

Una de las visitas obligadas es su Museo Arqueológico, con una amplia colección de restos griegos y romanos y mosaicos muy hermosos. Desde Kissamos parten los barcos hacia la paradisíaca Balos Beach, impresionante playa, y la isla de Gramvousa.

Kissamos no es uno de los lugares más turísticos, lo que representa una buena opción de alojamiento para quienes vayan buscando paz y tranquilidad. Como destino relajado y tranquilo es una opción para hospedarse en Creta muy apreciada por el turismo familiar, estando bastante lejos de las masificaciones de otras zonas.

La concentración de establecimientos no es muy elevada, pero los precios son interesantes y más reducidos que en otros lugares, aunque las características del alojamiento pueden parecer un poco anticuadas. 

Teniendo en cuenta este aspecto, es posible que algunos viajeros echen en falta instalaciones más propias de lugares turísticamente más desarrollados.

12. Platanias

Platanias: amplia oferta de alojamientos en Creta

En la parte oeste de la isla, a algo más de 12 kilómetros de Chania. Una de las localidades más turísticas del litoral norte. Es un clásico de los viajes con paquete turístico, atrayendo de forma especial a los viajeros escandinavos. 

Platanias es un lugar muy popular y como suele ocurrir en estos casos, hay gente a la que le encanta y otra que prefiere huir de ella.

El pueblo antiguo (Ano Platanias) todavía conserva estrechos callejones, casas de estilo antiguo y tabernas con deliciosa comida local. Conforma una pequeña y pintoresca localidad tradicional cretense edificada en lo alto de una colina, lo que proporciona increíbles vistas hacia el mar.

Kato Platanias es la zona nueva, construida con la llegada del turismo. Está muy bien dotada de servicios para los turistas, con amplia gama de restaurantes, puestos de comidas, tiendas… 

Todos los servicios se encuentran a lo largo de su calle principal. Está lleno de vida, sobre todo durante los meses de verano, constituyendo su principal atracción las playas y su animada vida nocturna.

Posee unas hermosas playas en cerca de siete kilómetros, que se extienden a este y oeste de Platanias. Las playas son anchas y dotadas de arena fina y dorada, así como aguas de color turquesa, aunque están algo expuestas al viento. Son muy apreciadas para practicar deportes acuáticos como buceo o esnórquel.

Cerca hay algunos lugares de interés, como la isla de Agio Theodori, reserva natural que acoge a las autóctonas cabras “kri kri”, que solo pueden verse desde el exterior, por ejemplo a bordo de una de las naves que zarpan desde el puerto. Son alrededores considerados entre las mejores zonas de buceo y snorkel de Creta.

También cuenta con interesante vida nocturna. Hay bares de copas y locales de baile que permiten disfrutar de la noche también con cierta intensidad. Muchos lugares permanecen abiertos hasta altas horas. A los viajeros que vayan buscando tranquilidad eso les puede parecer ruidoso y bullicioso.

La oferta de alojamientos es bastante amplia si se quiere elegir Platanias para hospedarse en Creta. Se suelen concentrar a lo largo de la línea de playa, del paseo marítimo o en la calle principal. Los hay desde los alojamientos más simples hasta los establecimientos de lujo o las villas. Aunque fluctúen en relación con la temporada, el alojamiento suele ser más económico. Los precios suelen ser muy buenos en las mejores calidades.

Fotos: Shutterstock

Categorías Grecia

Deja un comentario