Qué ver en Buenos Aires en tres días

Buenos Aires en 3 días
Evelyn Dutra/Shutterstock

En este post quiero proponerte un itinerario para visitar Buenos Aires en tres días. Con esta ruta optimizarás tu tiempo y podrás ver todo lo imprescindible que hay que ver en Buenos Aires, la capital argentina.

Buenos Aires, la capital de Argentina, es tierra de los buenos asados, la Quilmes, el tango y el Boca Juniors. 

Pero la urbe porteña también puede vanagloriarse de tener un riquísimo y esplendoroso patrimonio arquitectónico, una colección de 48 barrios muy distintos entre sí, enriquecidos por las aportaciones de diversas culturas y aspectos artísticos, que le confieren una heterogeneidad atrapadora y una idiosincrasia única. 

Buenos Aires es una ciudad vibrante y sorprendente, que regala un buen puñado de razones para no aburrirse y un sinfín de experiencias de lo más enriquecedoras. Te proponemos una guía para disfrutar Buenos Aires en tres días.

Buenos Aires en 3 días: Día 1 – San Telmo y Puerto Madero

San Telmo

Visitar la zona de San Telmo en Buenos Aires
David Stanley/Flickr

La mejor forma de comenzar es conociendo el origen más auténtico de Buenos Aires en San Telmo. Antiguamente conocido como el barrio de Alto de San Pedro, es uno de los más tradicionales y vetustos, pues data del siglo XVII y XVIII, fecha en la que se instalaron los primeros habitantes, que eran principalmente familias acomodadas.

La llegada de la fiebre amarilla en 1871 conllevó la mudanza de los que sobrevivieron a otros barrios, impulsando su decadencia. Posteriormente, las viviendas fueron ocupadas por inmigrantes con poco poder adquisitivo, por lo que su decadencia continúo. 

De ahí que su callejero esté dominado por callejuelas empedradas, en las que se alternan viejas cervecerías y cafés donde se escucha tango, mercados tradicionales, construcciones añejas y caserones coloniales bajos con un aspecto muy decadente, que confieren un ambiente muy bohemio.

Plaza Dorrego

La plaza Dorrego, la más antigua de la urbe porteña, ejerce de epicentro del barrio. Acoge un sinfín de restaurantes, anticuarios y cafés, donde puedes disfrutar de los sabores locales a ritmo de tango. Pero lo que la ha hecho tan popular es la feria de antigüedades o mercado de las pulgas que acoge cada domingo, en la que es posible adquirir todo tipo de cachivaches antiguos.

Lee también: Las mejores zonas donde alojarse en Buenos Aires

Casa Mínima

Qué ver en Buenos Aires: casa mínima
Anibal Trejo/Shutterstock

El barrio también guarda preciosas construcciones, cuya visita es imprescindible en cualquier ruta por Buenos Aires en tres días. La más curiosa es la Casa Mínima, así llamada porque es la más estrecha de la ciudad con apenas 2.5 metros de anchura

Se encuentra en el pasaje de San Lorenzo, estaba destinada a uso de los esclavos libertos y es la única de este tipo que se conserva en la ciudad.

Museo de Arte Moderno

Desde aquí podemos dirigirnos al museo de Arte Moderno. Sus salas exponen más de 7.000 obras de arte moderno y contemporáneo de artistas argentinos y algunos extranjeros de los siglos XX y XXI que lo hacen irresistible para los amantes del arte.

Galería Solar de French

Para descansar del exceso artístico y disfrutar de las compras, podemos dirigirnos a la Galería Solar de French. Se trata de una calle comercial muy llamativa y coqueta, que está decorada con coloridos paraguas. 

Está repleta de tiendas de antigüedades, recuerdos, joyas, artesanía, prendas de lana y objeto de diseño, constituyendo uno de los sitios que visitar muy recomendable para los amantes del shopping.

Iglesia de la Santísima Trinidad

También conocida como iglesia ortodoxa rusa, constituye un pedazo de Rusia en medio de la ciudad. Fue diseñada por el arquitecto Alejandro Christophersen y data del siglo XVII, lo que la convierte en una de las más antiguas de Buenos Aires.

Luce un bonito estilo moscovita, en el que las cinco cúpulas globuladas azules, con motivos dorados y rematadas con cruces ortodoxas orientadas al este, acaparan la atención.

Parque de Lezama y museo Histórico Nacional

Visitar en Buenos Aires el Parque Lezama
Aleksandar Todorovic/Shutterstock

A pocos metros de la iglesia rusa, se extiende este bonito parque, que antiguamente fue el más lujoso de la ciudad. Hoy es el más grande del barrio, pues posee numerosos espacios verdes, donde los locales acuden a relajarse y practicar deporte.

 Además, está decorado con bonitas fuentes como la de Nepturno y las Náyades, esculturas importantes como la de Pedro Mendoza, fundador de la capital, o la Loba Romana e incluso tiene un anfiteatro.

También acoge el museo Histórico Nacional, un imprescindible que ver en Buenos Aires para quienes quieran profundizar en la historia de la capital y el país. 

Su exposición hace un recorrido por los acontecimientos más relevantes como, por ejemplo, el colonialismo o la Revolución del 2 de Mayo. Además, guarda objetos históricos como el sable de de José de San Martín, considerado un símbolo de la emancipación sudamericana.

Si tu visita coincide en fin de semana, podrás comprar artesanía local en la feria de artesanía que se celebra en la parte norte; también ropa y accesorios en el mercado que abre sus puertas en la zona sur.

Infórmate bien: Cómo ir del aeropuerto de Buenos Aires al centro

El Británico y mercado de San Telmo

Descubre el Mercado de San Telmo en Buenos Aires
Phillip Capper/Flickr

Para reponer fuerzas, puedes dirigirte al Británico, que está en uno de los extremos del parque. Abrió en 1928 como lugar de reunión de los veteranos de guerra ingleses y hoy conserva el tradicional ambiente british de antaño, que lo convierten en una parada que ver en Buenos Aires imprescindibles para los amantes de los lugares auténticos.

En caso de querer disfrutar de los sabores argentinos más auténticos, recomendamos acudir al mercado de San Telmo. Con un ambiente de mercado de barrio, en sus puestos encontrarás, además de viejos juguetes, antigüedades, flores o zapatos, todo tipo de delicias típicas como patés patagónicos, especias, empanadas de carne, bifés, provoletas…

Iglesia Dinamarquesa

Muy cerca del mercado, a unos 300 metros, se encuentra esta coqueta iglesia. Fue financiada por los inmigrantes daneses, y luce un bonito estilo neogótico repleto de detalles nórdicos, que ponen la nota diferenciadora al barrio. En su interior destaca la gran cruz desnuda que preside el altar, el órgano y la réplica a escala del velero danés Kopenhavn.

Parroquia de San Pedro González Telmo

Construida por los jesuitas, es el templo católico más importante de San Telmo y uno de las más vetustas de la ciudad. Además, está declarada Monumento Nacional y su interés estriba en el museo interior, que atesora piezas de más de 200 años de antigüedad.

Zanjón de Granados

Está considerado el primer asentamiento de la ciudad, por lo que es un lugar histórico que ver en Buenos Aires muy recomendable. Está formado por una antigua casa, cuyo interior guarda varias sorpresas: túneles y pasadizos con más de cuatros siglos de historia y vestigios de época colonial, cuyo recorrido es de lo más sugestiva gracias a las historietas que van contando los guías.

Paseo de la Historieta

Como su nombre sugiere, se trata de un paseo que rinde homenaje a los personajes de cómic más importantes y entrañables a través de esculturas y murales creados por artistas locales. Ocupa, además de los barrios de Monserrat y Puerto Madero, San Telmo. 

Así, en la calle Defensa y Chile se encuentran Mafalda, Susanita y Manolito; en Balcarce, Isidoro Cañones; en Balcarce y México, Larguirucho y Super Hijitus; y en la avenida Belgrano, Matías y Don Fulgencio.

Puerto Madero

Continuamos la jornada en el barrio de Puerto Madero, ubicado en frente de San Telmo, al otro lado del río de la Plata. Es uno de los más elitistas y sofisticados de la urbe porteña que visitarás durante tu viaje a Buenos Aires en tres días, ya que está jalonado con preciosos rascacielos que dibujan su skyline, restaurantes VIP, hoteles de lujo y las sedes de algunas de las empresas más importantes del país.

En sus más de tres kilómetros de muelles, amarran yates y embarcaciones sumamente lujosas y otros con una larga historia a sus espaldas como la fragata Sarmiento, que tiene más cien años de antigüedad y cuyo interior es un museo que recomendamos visitar. Además, están recorridos por bonitos paseos, que permiten disfrutar de la magia del río.

Puente de la Mujer y parque de Mujeres Argentinas

Qué ver y visitar en Buenos Aires
Diego Grandi/Shutterstock

A Puerto Madero se accede cruzando por el puente de la Mujer, obra del genial Santiago Calatrava. Actualmente, es uno de los iconos del barrio y desde donde la panorámica es maravillosa.

A pocos metros, está el parque de las Mujeres Argentinas, un pulmón verde pensado para rendir homenaje a las féminas más importantes de la historia de Argentina y, al mismo tiempo, proporcionar el disfrute de la madre naturaleza y el relax a sus habitantes. 

Está rodeado por extensas hileras de arboledas y flora típica de Argentina, entre las que se cuelan bonitos senderos, ideales para hacer cicloturismo o skate, y espacios para hacer pícnic o tomar un mate.

En un extremo del mismo, se encuentra el museo del Humor. Aunque no es un imprescindible que ver en Buenos Aires, sí es muy recomendable para quienes sienten curiosidad por la animación, la ilustración y el dibujo.

Paseo de la Historieta

Cerca de este se encuentra la continuación del Paseo de la Historieta. En este tramo acoge a Negrazón y Chaveta, en la calle Juana Manso; a Diógenes y Linyera, en Marta Lynch; a Langostino y Corina, en la avenida Lynch; y La Jirafa, en la avenida de los Italianos.

Costanera Sur y Reserva Ecológica Costanera Sur

Una vez nos hayamos recreado con las insólitas esculturas de esta ruta, podemos dirigirnos a la Costanera Sur.

Se trata de un espacio verde, que se extiende junto al río, repleto de paradas interesantes como la fuente de las Nereidas, que rinde tributo a las mujeres argentinas, el museo de la Escultura y paseos como el de la Gloria, que homenajea a los deportistas argentinos más importantes.

También se presenta un lugar inmejorable para disfrutar de los típicos choripanes (un tipo de bocadillo de pan francés relleno de de chorizo asado)en uno de los muchos puestos que aquí abren sus puertas.

Esta zona verde tiene su continuación en la Reserva Ecológica Costanera Sur, que es la mayor de región con más de 350 hectáreas de extensión. 

Vestida de flora autóctona y hogar de una prolífica fauna local, está declarada Parque Natural y Zona de Reserva, por lo que es el mejor lugar posible para disfrutar de todo tipo de actividades de turismo activo e incluso de avistamiento de aves, pues en él viven más de 300 especies.

Complementa este itinerario con algunos planes interesantes que hacer durante tu estancia en la capital aregentina: Qué hacer en Buenos Aires

Buenos Aires en 3 días: Día 2 – Monserrat, San Nicolás, Microcentro y La Boca

Comenzamos la segunda jornada del viaje a Buenos Aires en tres días en Monserrat, que es el barrio más antiguo de la ciudad y el que guarda las construcciones y lugares más emblemáticos.

Plaza del Dos de Mayo

Conocer la la Plaza dos de Mayo en Buenos Aires
Diego Grandi/Shutterstock

Monserrat se articula en torno a la plaza del Dos de Mayo, que es una de las más icónicas de Buenos Aires, puesto que ha sido testigo de acontecimientos históricos.

Como ejemplo de estos eventos que han marcado la historia de la plaza se puede destacar las manifestaciones en favor de Perón, la Revolución de Mayo de 1810 o las famosas marchas de las Madres de la Plaza de Mayo, que aún siguen reclamando justicia para los 30.000 desaparecidos en la última dictadura.

Está abrazada por edificios sumamente importantes como la Casa Rosada, que es la sede poder del Gobierno Nacional; el Banco de la Nación Argentina, que luce una impoluta fachada neoclásica y está coronada con una enorme cúpula de 50 metros; o la catedral neoclásica metropolitana, que destaca por su profuso frontón y las columnas corintias que lo decoran y por albergar en su interior el mausoleo del General San Martín, uno de los libertadores de Argentina.

Aunque el más importante desde el punto de vista histórico es el Cabildo, un edificio de arquitectura colonial que guarda el museo Histórico Nacional y la Revolución del dos de Mayo. Además, fue el lugar en el que se derrocó al virreinato español y se estableció un gobierno local o Junta.

El centro de la plaza lo ocupan la Pirámide de Mayo, que rinde homenaje a los artífices de la independencia de Argentina, y el Monumento al General Manuel Belgrano, que fue el creador de la bandera argentina.

Avenida de Mayo y plaza del Congreso

Visitar en Buenos Aires la Plaza de Congreso
eskystudio/Shutterstock

De la plaza del Dos de Mayo parte esta popular arteria, que es una de las más importantes de Buenos Aires. Ideada por el arquitecto Buschiazzo, luce un diseño que trae a la mente las parisinas.

En ella encontrarás un sinfín de elegantes cafés como Tortoni, que es una de las direcciones de referencia para saborear la leche merengada y el chocolate, lujoso hoteles, tiendas de vino, restaurantes o comercios históricos como el Pasaje Roverano, que son las galerías más vetustas de la ciudad.

También aquí se encuentran los edificios de mayor riqueza arquitectónica de la ciudad, en los que toman el protagonismo los estilos art nouveau, belle époque y art déco, como el de la Inmobiliaria, el Palacio de Barolo o el Teatro Avenida.

Esta elegante avenida, que se perfila es uno de los lugares que ver en Buenos Aires imprescindibles, concluye en la plaza del Congreso, así llamada porque acoge el Congreso de la Nación de Argentina. 

Ostenta el honor de ser una de las más grandes de la capital argentina, pues ocupa tres manzanas, y fue construida para conmemorar la Revolución de Mayo. Además, alberga una réplica de las tres réplicas de El pensador que Rodin realizó; y el Kilómetro Cero, que es el punto de partida de las carreteras nacionales.

San Nicolás

Desde aquí podemos volver sobre nuestros pasos, tomando la salida sur de la plaza, para adentrarnos en la avenida 9 de Julio. Esta calle que articula el barrio de San Nicolás homenajea la independencia del país, que tuvo lugar en 1816. 

No solo es una de las más anchas del mundo con 140 metros de ancho, sino que también posee algunos atractivos arquitectónicos como el Obelisco, un símbolo de la ciudad que conmemora el cuarto centenario de la fundación de la ciudad, la Embajada de Francia o el Palacio de Justicia.

Aunque el gran tesoro es el Teatro Colón, uno de los más célebres del mundo de la lírica por su extraordinaria acústica, que rivaliza con gigantes como la Ópera de Viena y la Ópera Garnier de París. 

Hay visitas guiadas por su interior, que te permitirán conocer el gigantesco hall interior, insignes salas como el Salón Dorado o la Sala de los Bustos y el auditorio donde se celebran los conciertos, que es espectacular. 

Pero el mejor modo de disfrutarlo es acudiendo a uno de los muchos conciertos que hay programados en su agenda.

A la hora de reponer fuerzas, el mercado de San Nicolás se presenta una excelente opción y, además, económica. Renovado recientemente, conserva el ambiente de los mercados de siempre y cuenta con una oferta gastronómica local muy interesante.

Microcentro

parada recomendable del viaje a Buenos Aires en tres días es el Microncentro
Diego Grandi/Shutterstock

Otra parada recomendable del viaje a Buenos Aires en tres días es el Microncentro, que ocupa la parte comprendida entre la avenida Mayo y Córdoba

Para ser exactos, no es un barrio en sí mismo, sino la zona financiera, ya que aglutina algunas de las sedes empresariales más importantes del país, bancos y comercios, cuya visita permite conocer el palpitar laboral de la ciudad. 

También guarda algunos atractivos viajeros como la iglesia de San Ignacio de Loyola, cuyo impoluto estilo barroco la han hecho valedora del reconocimiento de Monumento Nacional.

Museo de la Ciudad

En esta céntrica zona también se encuentra el Museo de la Ciudad, formado por un conjunto de edificios históricos (Casa de los Altos de Elorriaga, la Casa de Ezcurra, de los Altos de la Estrella y Querubines), cuya exposición permite profundizar en la historia de Buenos Aires y la vida cotidiana de los porteños.

Galerías Pacífico

Las Galerías Pacífico, que se encuentran en la avenida Córdoba y Florida, es otro de los lugares emblemáticos del Microcentro. Además de ser las más concurridas de la ciudad y aglutinar las marcas argentinas más sofisticadas, destila belleza arquitectónica gracias a su gran cúpula, que luce bonitos murales de artistas argentinos. 

Para adentrarse en el bello universo del tango, la Confitería Ideal, que además ha salido en numerosas películas.

La Boca

Pasear por Buenos Aires: La Boca
She Paused 4 Thought/Flickr

De cara al desembocadura del Riachuelo, en el río de la Plata, es uno de los barrios más icónicos, chispeantes y atrapadores del callejero porteño y, por lo tanto, un lugar que ver en Buenos Aires indispensable. 

Posiblemente, la imagen más popular son sus coloridas casas, también llamadas conventillos, en las que el amarillo, el verde, el turquesa y el azul toman el protagonismo. 

Fueron construidas por las primeras remesas de inmigrantes italianos, sobre todo genoveses, que llegaron a la zona a partir de 1870, quienes utilizaron la chapa y las pinturas sobrantes en los talleres del puerto, lo que explica su particularidad cromática.

El Caminito articula este pintoresco barrio y, además, reúne toda su esencia. Dicha calle está decorada con una sucesión de alegres y coloridos conventillos, que se alternan con numerosos restaurantes, cafés, terrazas, espectáculos de tango y puestos de artistas callejeros, que le dan un ambiente muy bohemio, convirtiéndolo en objeto de miles de viajeros.

A pocos metros de esta popular calle, se encuentra La Bombonera, que es el estadio del Boca Juniors. Este santuario para los amantes del fútbol también cuenta con un museo, que permite recrearse en la historia y los logros de este equipo, uno de los más queridos por los argentinos.

Manzana de las Luces

Ocupa las calles Alsina, Perú, Moreno y Bolívar y es uno de los principales complejos históricos de la ciudad, que permite adentrarse en el Buenos Aires anterior a su Independencia. 

Está conformado por un conjunto de edificios impulsados por los jesuitas como la Procuraduría de las Misiones o la Sala de Representantes. El subsuelo aún está recorrido por viejos túneles construidos en la época colonial, durante el siglo XVIII, utilizados principalmente para el contrabando.

Buenos Aires en 3 días. Día 3 – Belgrano, Palermo y Recoleta

Belgrano

Conoce la zona del Belgrano en Bueno Aires
Andrew Milligan sumo/Flickr

El último día del itinerario por Buenos Aires en tres días lo comenzamos en el Belgrano. Este barrio, que ocupa la parte norte de la ciudad, es residencial y elegante, pues en él habitan las clases altas. 

Está articulado por la avenida Cabildo, uno de los epicentros comerciales de la ciudad, y presidido por la plaza del General Manuel Belgrano, en la que toma el protagonismo la escultura del general que da nombre a la plaza, en torno a la cual se celebra la feria de artesanía, que tiene lugar los domingos y los festivos.

Barrio Chino

Belgrano está dividido en varias zonas, siendo la más atractiva desde el punto de vista del viajero el Barrio Chino. Surgió en 1980 a partir del asentamiento de inmigrantes orientales, de modo que hoy constituye un reducto de China en pleno corazón de Buenos Aires

Sus calles, a las que se accede por el arco con motivos mitológicos orientales ubicado entre Arribeños y Juramento, están repletas casas de té, restaurantes, comercios, tiendas de anime, manga o decoración y puestos orientales, en los que es posible adquirir todo tipo de productos asiáticos: especias, algas, semillas, sushi… 

También tienen sus propios lugares de culto, siendo especialmente destacado el Templo Chong Kuan. Aunque lo que realmente llama la atención de los visitantes es el Año Nuevo Chino, que aquí se festeja a lo grande.

Cerca de este barrio, más concretamente en Núñez, se encuentra el Estadio Monumental, la casa del Club Atlético River Plate. Se presenta un lugar que ver en Buenos Aires ineludible para los incondicionales del fútbol.

Palermo

Este barrio, que se extiende a norte del callejero, es el más extenso que visitarás en durante el viaje a Buenos Aires en tres días. De carácter residencial, está seccionado en varios microbarrios que lo dotan de singularidad y personalidad propia, siendo especialmente destacados los bosques de Palermo, Palermo Soho y Palermo Hollywood.

Bosques de Palermo

Los Bosques de Palermo constituyen el gran pulmón verde del barrio. A su vez, integran otros espacios verdes como el Jardín Japonés, que recrea un parque típico nipón. Está repleto de vegetación oriental típica como kokedamas, azaleas o bonsáis, que puedes adquirir en el vivero. Además, tiene un restaurante de sushi y una casa de té en el interior de una bonita pagoda.

Otro de los espacios es el Jardín Botánico, que atesora más de 4.000 especies repartidas en los distintos jardines que lo componen, que son el francés, el romano, el oriental. A estos se suma el parque Tres de Febrero, cuyo atractivo estriba en la gigantesca rosaleda que incluye más de 1.100 especies. 

Se organiza en torno al Patio Andaluz y el Jardín de los Poetas, así llamado porque está decorado con las esculturas de los poetas más importantes del mundo.

Si eres un amante de los animales, puedes acercarte hasta el zoológico o al hipódromo. So prefieres soñar con el cosmos y experimentarlo con la más moderna tecnología, visita el Planetario.

Palermo Soho

Visitar Palermo en Buenos Aires
K.B.L. Luccia-1.000 pic/Flickr

Inserta en el Palermo Viejo, es la zona más chic y bohemia y, además, está considerado el centro del diseño. Está presidido por la plaza Cortázar o Serrano, que aglutina una excelsa oferta de bares y restaurantes y, además, los sábados acoge un mercado de ropa y complementos. 

Sus calles están repletas de galerías de arte, tiendas de diseño, vetustas librerías, boutiques, cafés y buenos restaurantes, que constituyen un lugar que ver en Buenos Aires de lo más recomendado para los viajeros con alma hípster y los que buscan comer y beber bien.

Palermo Hollywood

Por último, Palermo Hollywood, así llamado porque ha sido el lugar escogido por numerosos canales de televisión y productoras para abrir sus puertas. Un barrio creativo y singular, que invita a pasear por sus calles a los amantes del séptimo arte. Al caer la noche, es una zona muy animada, pues también hay muchos bares, pubs y discotecas.

Recoleta

Ver la Recoleta en Buenos Aires
ItsJustEma/Shutterstock

Concluimos el viaje a Buenos Aires en tres días en este barrio, que, sin lugar a dudas, constituye un mundo aparte. Aristocrático y sofisticado, está decorado con viviendas y construcciones arquitectónicas sumamente valiosas en las que la profusión ornamental toma el protagonismo, embelleciéndolo y dándole un aire muy parisino. 

Especialmente destacados son la Biblioteca Nacional, las embajadas de Brasil y Francia, el Palais de Glacé, que contiene exposiciones de arte local, o la iglesia de Nuestra Señora del Pilar, la segunda más vetusta de la capital argentina.

Museo Nacional de Bellas Artes y Centro Cultural Recoleta

Aquí también se encuentran otras instituciones de gran esplendor cultural como el Museo Nacional de Bellas Artes, que es uno de los más importantes del país al atesorar un casi vasto patrimonio artístico argentino, compuesto por más 12.000 obras repartidos en 34 salas, que conviven con otras de genios artísticos como Van Gogh, Cézanne, Goya, Monet o Picasso.

Por su parte, el Centro Cultural Recoleta se perfila uno de esos lugares que ver en Buenos Aires muy recomendados para los viajeros más inquietos, pues contiene renovadoras exposiciones y, además, cine, auditorio e incluso un anfiteatro.

Cementerio de Recoleta

El Cementerio de la Recoleta es uno de los puntos más emblemáticos del barrio, por cuanto acoge la tumba de Evita y otras personalidades de especial relevancia en la historia de Argentina. 

Pero lo que llama la atención es su monumentalidad, ya que atesora increíbles esculturas, mausoleos de mármol, pirámides egipcias… Sin duda, un museo al aire libre, que, a pesar de ser un cementerio, es uno de los lugares que ver en Buenos Aires más turísticos.

Floralis Genérica

Terminamos el periplo frente a la Floralis Genérica, en la plaza de las Naciones Unidas. Se trata de una escultura con forma de flor, hecha en acero y aluminio, que presenta dimensiones abrumadoras: 18 toneladas y 23 metros de alto. Fue diseñada por Eduardo Catalano y es de lo más insólita, pues durante el día abre sus pétalos, mientras que por las noche los cierra.

Fotos: Shutterstock

Categorías Argentina

Deja un comentario