Las 6 excursiones desde Marrakech que no te puedes perder

Marrakesh

Marrakech es una ciudad encantadora que ofrece múltiples atractivos para disfrutar de su visita. Pero, además, su posición estratégica a mitad de camino entre las costas del Océano Atlántico y el desierto del Sáhara hace de la “ciudad roja” un lugar muy adecuado como base y lugar de partida de interesantes excursiones a través de parajes únicos e irrepetibles. Te presentamos las mejores excursiones desde Marrakech.

Las 6 mejores excursiones desde Marrakech imprescindible

1. La visita a Essaouira, la “perla del Atlántico”

 La visita a Essaouira, la “perla del Atlántico”

A poco más de 170 kilómetros de distancia, la visita a la ciudad costera de Essaouira constituye una de las excursiones desde Marrakech preferidas para los visitantes de la ciudad roja. Conocida también con apelativos como la “perla del Atlántico” o la “bella durmiente”, esta ciudad fortificada, edificada a base de construcciones de color blanco y bañada por las aguas del Atlántico, es un lugar perfecto para huir del bullicio de Marrakech y relajarse.

La belleza de su medina ha merecido su declaración como Patrimonio de la Humanidad. Además esta tierra ha sido siempre una encrucijada de diferentes civilizaciones y culturas y esta realidad ha dejado un poso de amabilidad entre sus acogedores habitantes.

La ciudad vive principalmente de la pesca, que sigue basada en las artes tradicionales. Esto influye de manera notable en la gastronomía típica de Eassouira, que ofrece marisco y buen pescado a unos precios muy asequibles.

Essaouira disfruta de un clima muy agradable. Es frecuente que se alcancen unas temperaturas medias de alrededor de 20 grados. Eso permite disfrutar en cualquier época del año de su larga playa de arena dorada, donde se dan cita gran cantidad de surfistas.

En su tradicional medina se pueden encontrar todo tipo de puestos dedicados a la venta de especias, tejidos artesanales o cuero, así como el tradicional aceite de argán. Además del puerto existen otros lugares que el viajero no se puede perder, como los antiguos bastiones del puerto y de la villa, este último erigido entre pintorescos acantilados, la encantadora plaza de Moulay el Hassan, el antiguo palacio del Pacha o la mezquita de Ibn Youssef.

2. Unas cascadas de más de 100 metros de altura en el curso de río Ouzoud

Unas cascadas de más de 100 metros de altura en el curso de río Ouzoud

Estas cascadas, a unos 150 kilómetros de distancia de Marrakech, localizadas ya en la cordillera del Atlas, son las más espectaculares de la región norteafricana. Ubicadas en la provincia de Tanaghmeit, cuentan con una altura de cerca de 110 metros y están rodeadas de exuberantes valles verdes en los que resulta muy común avistar monos salvajes.

Las impresionantes cascadas constituyen un maravilloso espectáculo visual y es posible acercarse a ellas desde diferentes puntos, gracias a las diferentes barcas que los locales han instalado con este fin. Además, es posible aprovechar para darse un baño en sus aguas de limpieza cristalina. Eso sí, el agua suele estar muy fría.

3. Una excitante excursión a lo largo del valle del Ourika

Una excitante excursión a lo largo del valle del Ourika

Se trata de una de las excursiones más habituales desde Marrakech, a menos de 40 kilómetros al sur de la ciudad. No defrauda en absoluto al viajero, porque permite recorrer un paisaje único, a lo largo del río Ourika, en pleno Alto Atlas y en el corazón mismo del país berebere.

El pueblo de Setti Fatma es lugar de partida de un recorrido que incluye la visita a las siete cascadas del río Ourika. Estas cascadas ofrecen un impresionante espectáculo en medio de una exuberante naturaleza verde incrustada en un terreno escarpado y rocoso.

En este territorio se puede ser testigo de la vida tradicional del pueblo bereber de las montañas y visitar mercados tradicionales como los de Ourika, Aghbalou, Tahanaout o Asni.

Como ves Marrakech es una ciudad ideal para quedarte varios días para visitarla y tomarla como campo base para hacer excursiones por los alrededores. Si escoges una buena zona donde quedarte tu estancia será mucho mejor. Infórmate de las mejores zonas de la ciudad.

Dónde dormir en Marrakech

4. El Atlas: una cordillera montañosa como antesala del desierto

 El Atlas: una cordillera montañosa como antesala del desierto

A pocos kilómetros al sur de Marrakech el paisaje cambia notablemente, porque nos adentramos en las cumbres de la cordillera del Atlas. Se trata de la más grande de todo el territorio norte africano, con alturas como el Jbel Toubkal, el techo de la cadena montañosa, con sus 4.167 metros de altura.

En las montañas existen numerosas rutas para recorrer a pie o en bicicleta, disfrutando de hermosos paisajes, entre valles verdes y frondosos rodeados de ríos y diferentes cascadas. No es de extrañar que sea una de las excursiones desde Marrakech más populares.

Una de las visitas más estimadas en la zona es la excursión a las gargantas de Todra. Éstas tienen su acceso a través de un impresionante y vistoso desfiladero que el río Dades ha ido formando en su curso durante siglos.

Las aldeas del Atlas se despliegan en las faldas de las montañas. Son asentamientos tan pintorescos como Imlil, campamento base para iniciar la ascensión del Toubkal, desde donde parten diferentes itinerarios para practicar trekking. En esta pequeña localidad son típicas las avellanas y su mercado semanal de los sábados tiene una bien ganada fama en la zona.

5. Un viaje a Ouarzazate, la “puerta del desierto”

Un viaje a Ouarzazate, la “puerta del desierto”

Es otra de las localidades que hay que descubrir en cualquier viaje a Marruecos, y nada mejor que hacerlo con una excursión desde Marrakech. Conocida como la “puerta del desierto”, es la última parada que encuentra el viajero antes de adentrarse en el impresionante Sáhara.

Pero, antes de llegar desde Marrakech hasta esta ciudad cuyo nombre evoca en árabe la “ausencia de ruido”, existen algunos lugares que merecen mucho la pena visitar. Unos 30 kilómetros antes de arribar a Ourzazate, podemos encontrar algunas de las kasbah mejor conservadas de Marruecos.

Son ciudades fortificadas con torres almenadas, edificadas en adobe y arena, como las de Taourirt o la de Ait Ben Haddou. Ésta última ha sido calificada como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.

Su belleza es tal que ha sido elegida como escenario para múltiples películas de temática histórica, como “Lawrence de Arabia”, “Gladiator”, “La momia” o “La joya del Nilo”.

La propia Ourzazate ha sido inmortalizada numerosas veces en el cine, hasta el punto de ser conocida como el “Hollywood de África”. Acoge varios estudios cinematográficos, entre ellos los “Atlas Studios”, uno de los más grandes de todo el mundo.

6. El desierto del Sáhara, una excursión desde Marrakech que no te puedes perder

El desierto del Sáhara, una excursión desde Marrakech que no te puedes perder

Aunque el viaje sea largo es una de las excursiones desde Marrakech más populares. Es una actividad que permite a su vez montar en dromedario, quads, vehículos 4×4, disfrutar de la velada en un campamento bereber y dormir en una jaima tradicional, bajo un cielo absolutamente negro y estrellado.

Para entrar en contacto con la mayor extensión árida del planeta que constituye el desierto del Sáhara, existen dos opciones, la de Zagora y la de Merzouga. En el caso de Zagora, la distancia respecto a Marrakech es menor, mientras que la excursión a Merzouga nos obliga a hacer algunos kilómetros más que la anterior.

Sin embargo, el espectáculo de la Gran Duna y el enorme mar de dunas con arena de color naranja dorado compensan con creces el esfuerzo realizado. Ponla en tu lista de excursiones que hay que hacer desde Marrakech.

Imagnes: Pixabay, (1)yeowatzup, (3)martinvarsavsky,(4)escandio,(7)Angelika Kallenbach.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here