El clima de Marruecos: Cuándo es la mejor época para viajar a Marruecos

La mejor época para visitar Marruecos

La enorme variedad de paisajes que caracteriza a un país como Marruecos, se corresponde con una notable variedad climatológica. El clima es determinante para saber cuál es la mejor época para visitar Marruecos.

El clima de Marruecos

En el clima de Marruecos es posible distinguir hasta cuatro zonas climáticas distintas en este país norteafricano, el más frío de los países considerados como cálidos.

  • La zona del litoral correspondiente al Océano Atlántico se caracteriza por unos inviernos de tipo suave y templado, mientras que los veranos son cálidos y el viento es una constante durante todo el año.
  • En la parte más al norte del país, entre las estribaciones del Rif y la costa, el clima es mediterráneo y el calor puede ser elevado en las localidades costeras. 
  • En el área central se encuentran las zonas montañosas y predomina el clima continental y las nevadas son la tónica de las alturas del Atlas. 
  • Hacia el sur del territorio el clima es desértico, haciendo honor a la presencia imponente del Sáhara. Es una característica muy acentuada de la climatología marroquí la notable diferencia entre las temperaturas diurnas y las nocturnas. 

El tiempo en Marruecos se caracteriza por una gran diversidad de temperaturas en todo su territorio, lo que también es un factor influyente en la decisión de elegir una determinada época del año para visitar el país. 

Cuál es la mejor época para viajar a Marruecos 

En términos generales, la mejor época para visitar Marruecos es la primavera. Los paisajes se exhiben con mayor belleza natural y el clima es más templado, alejado de los extremos de otras épocas. Además de la primavera, también el otoño destaca en las predilecciones de los viajeros, ya que, aunque la luz de los días se acorta considerablemente, el clima se suaviza. 

Por el contrario, durante verano el clima de Marruecos es muy caluroso, el calor puede ser verdaderamente sofocante. Por su parte, el invierno tampoco ofrece su mejor cara, ya que el norte puede ser muy lluvioso y las temperaturas del interior, en las estribaciones de la cordillera del Atlas, pueden ser muy frías. 

Sin embargo, según cuales sean los objetivos del viajero y las actividades que esté dispuesto a llevar a cabo, algunos preferirán desafiar esa norma general. Por ejemplo, el verano puede ser una época adecuada si el destino es la costa y el objetivo de viaje consiste en disfrutar de las playas. Solo allí es soportable el clima de los meses más cálidos. 

Por otro lado, si se eligen las grandes alturas del Atlas para practicar el esquí, el invierno puede ser una buena época para viajar a Marruecos, como lo es para conocer el desierto sin sufrir las elevadas temperaturas propias del lugar. Aunque siempre hay que tener en cuenta la peculiaridad del desierto al respecto, cuando las temperaturas se desploman con la llegada de la noche. 

El clima de Marruecos

Estas marcadas diferencias de temperatura según las diferentes estaciones determinan considerablemente la definición de las temporadas turísticas en el país. Esto contribuye en gran medida a establecer los precios que puede esperar el viajero. 

Así, la temporada alta marroquí se desarrolla en los periodos de primavera y otoño, provocando que el alojamiento resulte más caro. El sur de Marruecos y ciudades como Marrakech son muy populares en las fechas que rodean a la Navidad y el Año Nuevo. 

Entre mayo y septiembre, periodo en el que transcurren los meses más calurosos, Marruecos entra en su temporada baja. Es la más adecuada para encontrar descuentos en los diferentes alojamientos marroquíes, con la excepción lógica de aquellos que están situados en zona de costa. 

A la hora de escoger una época concreta para viajar a Marruecos además del clima también es buena idea tener en cuenta alguna de sus festividades o acontecimientos más importantes, porque determinan la mayor afluencia de viajeros en determinadas zonas. 

Sobre la posibilidad de visitar Marruecos durante el Ramadán, los viajeros deben sopesar entre los puntos favorables y desfavorables de esta decisión, para llegar a una conclusión propia. El Ramadán es el noveno mes del calendario de los musulmanes. No cuenta con una fecha fija que se repita todos los años, ya que se establece teniendo en cuenta un calendario lunar. 

En cualquier caso, está concebido como un periodo de purificación mediante el ayuno, un mes en el solo cuando cae el sol los fieles pueden comer. Eso hace que durante el día se paralice prácticamente todo el país y muchos establecimientos están cerrados, de modo que muchas visitas son imposibles de realizar. 

Además, el esfuerzo propio del ayuno hace que el temperamento de las gentes que siguen la tradición pueda estar un tanto alterado. Por el contrario, durante este periodo aumenta la vida nocturna de las ciudades, abarrotándose los zocos, en los que pueden encontrarse productos muy diversos que no se suelen ver en los mercados durante otros periodos del año. 

Hay una gran cantidad de acontecimientos y festivales en Marruecos que reúnen a una gran cantidad de viajeros que escogen esos días para llevar a cabo su viaje al país norte africano. 

La mejor época para viajar a Marruecos

Sin duda, la festividad más importante de Marruecos en la conocida como Fiesta del Trono, que gira alrededor de la figura de la monarquía marroquí. Es una de las fiestas civiles más importantes desde el año 1933. Incluye discursos oficiales y recepciones, resultando una ocasión única para ver cómo los ciudadanos se engalanan con sus vestidos típicos y cantan y festejan bajo numerosos fuegos artificiales. 

Entre los acontecimientos que tienen lugar en Marruecos a lo largo del año, el Festival de la Música Gnaoua de Essaouira ha conseguido situarse como un espectáculo de interés internacional que mueve a miles de visitantes de todo el mundo. Este festival de música tribal se celebra entre mayo y junio y ha llegado a calificarse como un verdadero Woodstock de Marruecos. 

Marrakech es una ciudad que reúne en sí suficientes encantos como para convertirse en objetivo de un viaje a Marruecos. Pero, además, es la sede de algunos acontecimientos que atraen su propio público específico. Es el caso del Festival Nacional de Folclore, que ha merecido el reconocimiento por parte de la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. 

Durante diez días del mes de junio algunos de los espacios más emblemáticos de la ciudad, como el Palmeral, los jardines de la Menara o el Palacio Badi se convierten en un escenario único que reúne a cantantes, músicos, bailarines, encantadores de serpientes, actores de teatro y todo tipo de artistas para dar vida y color a la ciudad hasta que cae la noche. Sin dudas es una buena época para visitar Marruecos para disfrutar de este festival tan especial 

Desde el año 2000, la ciudad acoge también el prestigioso Festival Internacional de Cine de Marrakech, que reúne a un buen número de actores y directores internacionales. Es un evento cultural de gran importancia, dedicado al cine de compromiso social de diferentes países del mundo, con proyecciones de películas en lugares como la propia plaza de Jemaa el-Fna, el palacio de Congresos y los cines Megarama y Coliseo. 

En definitiva los momentos más aconsejables para visitar el país es durante los meses de primavera y otoño, momentos en el que el clima en Marruecos es más suave. Sin embargo hay otros periodos del año que conviene considerar.

Imágenes: Fowcomm, CarolineCCB, CarolineCCB

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here