Dónde alojarse en Oporto: las mejores zonas

Dónde alojarse en Oporto: las mejores zonas

Efervescente, creativa y con alma atlántica, Oporto se presenta al mundo como uno de los destinos más atractivos del panorama viajero, en el que además siempre se puede brindar con buen vino. Si estás pensando en incluirla en tu lista de escapadas y buscas información práctica para escoger la mejor zona donde alojarse en Oporto, sigue leyendo.

Las mejores zonas donde alojarse en Oporto

Cada vez más viajeros eligen Oporto para disfrutar de unas vacaciones. Tanto es así que recibe más de 1,6 millones de visitantes al año. Como el resto de ciudades que conforman el mapa de Portugal, es bastante económica en lo que a servicios turísticos se refiere.

A lo que se añade que es relativamente pequeña, pudiendo llegar a los principales lugares de interés en poco tiempo, por lo que no es preciso hacer un uso constante del transporte público, lo que también permite ahorrar unos cuantos euros.

La ciudad se divide en 15 barrios, que los portuenses denominan freguesías, cada uno de los cuales tiene sus propios lugares de interés, servicios y oferta hotelera. Por lo que respecta a los precios de los hoteles, son bastante asequibles, si bien es cierto que existen diferencias de unas freguesías a otras.

Así, los más caros para alojarse en Oporto son Centro-Baixa , Ribeira, Sao Nicolao y Sé. Por su parte, los más baratos son Cedofeita, Miragaia, Vila Nova de Gaia y Paranhos.

1. Centro-Baixa, la mejor zona donde alojarse en Oporto

Dónde alojarse en Oporto

Se extiende desde la avenida de los Aliados hasta la plaza de la Libertad, en el centro de la ciudad. Además, abarca el casco antiguo, que está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ya que alberga tesoros como la torre de los Clérigos, que es la más alta del país con 76 metros de altura, desde cuyas alturas se puede disfrutar de una panorámica única de la ciudad.

En esta zona también se encuentra la popular librería Lello e Irmao y, no muy lejos, el palacio de la Bolsa, que luce un impoluto estilo neoclásico, que le ha valido el reconocimiento de Monumento Nacional. En sus calles también están el estadio de fútbol do Dragão y la estación São Bento.

Como hemos dicho, la plaza de la Libertad delimita esta zona, que además es una de las más transitadas. Está presidida por la estatua del rey Pedro IV y da acceso a la avenida de los Aliados, donde se encuentran algunos edificios importantes como el Ayuntamiento, así como un sinfín de construcciones modernistas y varios restaurantes y bares.

El resto de las calles también destilan encanto, el que le dan las fachadas de sus casas, comercios e iglesias vestidas de azulejos típicos. Sin embargo, las más importantes son Miguel Bombarda, Rua das Galerias de París, Cedofeita y Santa Catarina.

Esta última es una de las principales arterias comerciales de la ciudad, donde además está el mítico Café Majestic, que luce una ambientación en los años 20, y sus mesas han recibido a personajes de lo más célebres. No muy lejos, se ubica el mercado de Bolhão​, un mercado tradicional, donde puedes comprar todo tipo de productos locales.

Como concentra los principales atractivos turísticos, es una de las zonas más solicitadas a la hora de alojarse en Oporto. Por ello, la oferta es muy generosa, pero no es la más barata de la ciudad. Así, un hotel de 4 estrellas cuesta entre 70 € y 90 € la noche.


2. Ribeira, para dormir en Oporto si buscas vida nocturna

El barrio Ribeira una de las mejores zonas dónde alojarse en Oporto

Se extiende a orillas del río Duero, en la parte baja de la ciudad, y también forma parte del casco histórico. Aunque se puede llegar andando, muchos optan por coger el funicular dos Guindais, que llega en unos pocos minutos y, además, regala unas vistas maravillosas.

Está decorado con casas desvencijadas, que lucen fachadas de todos los colores y le dan un encantador aspecto decadente, conformando una de las imágenes más fotografiadas de la Oporto.

Entre ellas, principalmente en la plaza de Ribeira (la más antigua de la ciudad), se cuelan un sinfín de bares con terracitas, donde puedes petiscar, es decir, tapear, y restaurantes, en los que es posible degustar especialidades portuguesas como las francesinhas o el bacalao. También tiene oferta de bares y discotecas para salir de noche.

Ribeira ofrece unas vistas privilegiadas al puente Don Luis I, Vila Nova de Gaia y el Duero, con los antiguos rabelos y las embarcaciones turísticas flotando sobre sus aguas.

Desde aquí además salen las embarcaciones turísticas que realizan el trayecto por el río a lo largo de la ciudad, llegando hasta donde el Duero se une con el Atlántico, que notarás por el trepidante vaivén del barco.

Además, cuenta con algunos atractivos arquitectónicos como la iglesia de San Francisco, que destaca por sus naves interiores revestidas de oro y las catacumbas de su subsuelo; y la casa del Infante, donde nació Enrique el Navegante.

Es uno de los más animados y concurridos, tanto de día como de noche, perfilándose una opción a tener en cuenta para dormir en Oporto si pretendes estar en una zona animada.

La desventaja es que no hay muchos hoteles, siendo mayor la oferta de apartamentos turísticos. En consecuencia, los precios no son demasiado económicos. De hecho, uno de 4 estrellas cuesta más de 100 € la noche.


3. São Nicolau, en la parte histórica a orillas del Duero

Dónde alojarse en Oporto

Se encuentra justo entre la zona antigua y el Duero, por lo que incluye parte de la Ribeira, siendo una de las zonas más turísticas. Atesora algunos atractivos arquitectónicos como el Palacio Episcopal, que fue la antigua residencia de los reyes de Oporto, y está cerca del Palacio de la Bolsa o la Casa del Infante.

Además, tiene acceso al bonito puente Don Luis I, que conecta con Vila Nova de Gaia y, además, ofrece una panorámica única a la ciudad, mucho más bonita al atardecer.

El paseo que discurre a orillas del Duero es otro de los atractivos, que permite adentrarse en la esencia más marinera de Oporto y acceder a los muelles desde donde parten los barcos turísticos que realizan el recorrido a lo largo de la ciudad, cruzando los seis puentes que la jalonan.

Aquí hay bastantes hoteles, pero los precios son elevados. No obstante, si dispones de un presupuesto amplio y quieres dormir en una de las partes más auténticas, es una opción para dormir en Oporto que conviene tener en cuenta.


4. Sé, una zona bien situada donde hospedarse en Oporto

Alojamiento en Oporto: Sé

Ocupa la parte alta del casco viejo y es uno de los barrios más antiguos. Debe su nombre a la catedral del mismo nombre que lo preside, que es el tesoro arquitectónico de la ciudad.

Destaca por la multiplicidad de estilos que luce (barroco, gótico y románico) y por su bonito claustro, revestido con azulejos que muestran escenas religiosas. Desde aquí además podrás disfrutar de bonitas vistas a la ciudad.

Parte del encanto de este barrio estriba en su callejero, que está recorrido por angostas y empinadas callejuelas decoradas con casas desvencijadas, que le dan un aspecto decadente y vetusto, que a muchos le trae a la mente el barrio de Alfama de Lisboa.

Merece la pena recorrerlo si deseamos adentrarnos en la esencia más auténtica de la ciudad. Como atractivo añadido, finaliza en el barrio de la Ribeira.

También es el lugar más recomendado para escuchar fado de la ciudad, siendo especialmente recomendada la Casa da Mariquinhas.

Sin embargo, no es una zona muy generosa en hoteles y, además, son caros, por lo que no es precisamente la más aconsejable para hospedarse en Oporto para quienes disponen de un presupuesto escueto.


Prepara tu visita a Oporto y no te pierdas nada. Toma nota de estas sugerencias y tu estancia será todo un éxito: Qué ver y hacer en Oporto, los mejores planes

5. Santo Ildefonso, cómodo, práctico y bien comunicado

Hospedarse en Oporto: Barrio Sant Idelfonso

Esta freguesia está en el corazón urbano, al norte del centro histórico, pero fuera de la parte catalogada Patrimonio de la Humanidad. No obstante, está muy próximo al popular mercado de Bolhão, la rua de Santa Catarina, la avenida de los Aliados o la estación San Bento, así como de los principales servicios y atractivos monumentales. Por ello, es una opción a valorar a la hora de alojarse en Oporto.

Tiene algunos encantos propios como la iglesia del mismo nombre, que se levanta en la bonita plaza de Batalha. Su valor reside en las dos torres campanario que la resguardan y su fachada cubierta con más de 11.000 azulejos, creados por el artista Jorge Colaça, que relatan esencialmente capítulos de la vida de San Ildefonso.

Entre sus calles también está la iglesia de la Trinidade, que data del siglo XIX y luce una fachada neoclásica con influencias barrocas.

Como atractivo extra, es una de las zonas más animadas y con mayor oferta de vida nocturna y comercial. Además, está excelentemente comunicada por las estaciones de metro Trinidade y Bolhão.

El número de alojamientos no es demasiado elevado, y su costo no es el más asequible de la ciudad. Así, un hotel de 4 estrellas no desciende de los 100 € la noche. Sin embargo, alojarse aquí es cómodo y práctico, por cuanto permite llegar en poco tiempo a los lugares más turísticos.


6. Cedofeita, el barrio de las artes

Dónde alojarse en Oporto: la Zona de Cedofeita

Está al noroeste del centro, colinda con Santo Ildefonso y es conocido como el barrio de las artes por la dilatada oferta de galerías, tiendas de arte moderno, muchas de ellas de artistas emergentes, de artesanías o joyas, que crean un ambiente de lo más bohemio y encantador, que atrae a los viajeros con más inquietudes culturales.

También hay una buena oferta de restaurantes y bares modernos, que ejercen de imán tanto para los locales y como los viajeros y le dan bastante animación.

La calle del mismo nombre vertebra el barrio, y está repleta de tiendas, sobre todo de moda y diseño, que la convierten, junto con la rua Catarina, en una de las principales calles comerciales de Oporto. Por su parte, la calle Miguel Bombarda concentra prácticamente la totalidad de galerías de arte de la ciudad.

Aquí también se encuentra el museo Nacional Soares dos Reis, que, además de tener más de dos siglos de antigüedad y estar en el interior del palacio más vetusto de Portugal (dos Carrancas), atesora una importante colección de escultura y pintura.

Cerca se encuentra el museo Romántico, que permite adentrarse en la idiosincrasia y la vida de los burgueses lusos durante el siglo XIX y del rey Carlos Alberto de Piamonte y Cerdeña, en tanto que aquí vivió sus últimos años de vida; y el Palacio de Cristal, cuyos maravillosos jardines ofrecen la posibilidad de disfrutar de una panorámica única de Oporto.

Los interesados en el arte y las compras que además quieran estar próximos al centro deben barajar este barrio a la hora de alojarse en Oporto.

Además, hay un buen número de hoteles de todos los tipos y a precios bastante más económicos que, por ejemplo, en la zona de Ribeira. De hecho, por unos 70 € es posible alojarse en un hotel de 4 estrellas.


7. Miragaia, ambiente muy local cerca de todo

Alojarse en Miragaia, Oporto

Su nombre, cuya traducción es «mira a Gaia» nos da una excelente pista de su ubicación. Efectivamente, está en la ribera del Duero, de cara al barrio de Vila Nova de Gaia, donde se concentran las bodegas de la ciudad, junto a la Ribeira.

Antiguamente era el barrio marinero, donde habitaban los pescadores, marinos y comerciantes. A día de hoy, mantiene la esencia marítima tradicional y buena parte de sus coloridas casas, que le dan un aire desvencijado y de lo más encantador.

El aire tradicional mencionado también se deja ver en su oferta de restauración, en la que predominan los restaurantes especializados en cocina portuguesa típica, sobre todo pescados y mariscos.

Además de estar muy cerca del Duero, no dista demasiado del Palacio de Cristal, de los museos Romántico y Nacional de Soares dos Reis o de la bohemia Rua Miguel Bombarda, repleta de galerías de arte.

Pero también atesora sus propios lugares de interés para el viajero como Alfândega de Oporto, el centro de convenciones, que además incluye el museo de Transporte y Comunicación; o la iglesia de Sao Pedro de Miragaia, que destaca por su profusa decoración interior.

Si buscas una zona céntrica, auténtica, en la que sea posible adentrarse en la esencia atlántica de la ciudad y con vistas al Duero, este barrio se presenta de lo más interesante para buscar alojamiento en Oporto. Aunque la oferta no es muy generosa, los precios bastante competitivos. Así, un hotel de 4 estrellas cuesta entre 65 € y 70 €.


Ademas de esta guía sobre los mejores barrios de Oporto también te puede interesar: Las mejores zonas donde alojarse en Lisboa

8. Vila Nova de Gaia, zona ideal donde alojarse en Oporto para los amantes del vino

Dormir en Oporto: la Zona de

También conocida como Gaia, se extiende en la ribera izquierda del río Duero, justo enfrente de la ciudad, de la que está separada por varios puentes, entre ellos el Don Luis I.

Además de ofrecer unas vistas únicas la casco de Oporto, atesora la mayoría de las bodegas dedicadas a la producción de vino de Oporto. Tanto es así que son pocos los viajeros que pasan por la ciudad y no hacen una visita a una bodega, que suele incluir un tour por la historia y elaboración de los caldos y una cata final.

Pero las bodegas no son el único reclamo de esta parte, pues cuenta con encantos arquitectónicos como el monasterio de la Sierra del Pilar, cuyos elementos manieristas y renacentistas y la profusa decoración interior le han valido el reconocimiento de Patrimonio Mundial.

Cerca se encuentran los jardines de Morro, el pulmón verde de este barrio, que además tienen un restaurante y un mirador con bonitas vistas al río y la ciudad. Aquí también se encuentran el zoo y el Parque Biológico, una reserva natural en la que habitan más 200 especies ibéricas en libertad.

Los amantes del vino que además quieran tener el Duero cerca pueden buscar hotel en esta zona. Como aliciente añadido, la oferta es muy extensa y de todos los precios. Así, el costo de uno de 4 estrellas oscila entre los 60 € y los 70 € la noche.


9. Boavista, zona de negocios, moderna y elegante

Alojarse en Oporto: Boavista

Se encuentra en la parte noroeste de la ciudad, muy cerca del centro y Foz, una de las zonas más exclusivas de la ciudad, donde además se encuentra el castillo del Queso y la playa.

En los últimos años, ha experimentado un enorme crecimiento y desarrollo, debido a la construcción de numerosas viviendas y el establecimiento de nuevos comercios y negocios, que han convertido a Boavista en la zona de negocios por excelencia y, para muchos, en el nuevo centro de la ciudad.

Aunque no es tan monumental ni tiene tantos atractivos como otras partes del callejero, dispone de algunos lugares de interés como la Casa de la Música, el emblemático edificio diseñado por Rem Koolhaas, que destaca por la particular silueta en forma poliédrica que luce, que lo ha convertido en uno de los más importantes de Oporto.

Aquí también se encuentra la Fundación Serralves, que acoge el museo de Arte Contemporáneo, unos enormes jardines, que acogen eventos musicales en verano, y la casa del Cine de Manuel Oliveira.

Otros puntos de interés son el mercado Bom Sucesso, a donde merece la pena acercarse para degustar algunos de los muchos bocados que ofrecen sus puestos: desde croquetas y montaditos hasta todo tipo de emparedados e incluso sushi.

Aunque queda un poco más alejado del centro, a unos 15 minutos a pie, es una opción para buscar alojamiento en Oporto para quienes no quieren gastarse demasiado dinero. Ojeando con tiempo, es posible acceder a un hotel de 4 estrellas por 70 € u 80 €.


10. Paranhos, alojamiento barato en Oporto

Dónde dormir en Oporto: Paranhos

Está al norte de la ciudad, limitando con el barrio de Boavista. Por lo tanto, no dista demasiado del centro y las principales joyas arquitectónicas, ni de otros lugares de interés como la Casa de la Música o la Fundación Serralves, que acoge el museo de Arte Contemporáneo, unos enormes jardines y la casa del Cine de Manuel Oliveira.

La oferta de hoteles es bastante amplia y posiblemente tienen los precios más económicos de la ciudad, lo que lo ha convertido en una de las opciones predilectas para hospedarse en Oporto de quienes quieren ahorrar en alojamiento. Tanto es así que aquí es posible acceder a un hotel de 3 estrellas por unos 40 € o 45 €.

Fotos: Shutterstock

Categorías Portugal

Deja un comentario