Portada » Dónde alojarse en la Costa del Sol: las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en la Costa del Sol: las 10 mejores zonas

Dónde alojarse en la Costa del Sol

En este post te cuento sobre las mejores zonas donde alojarse en la Costa del Sol. Te propongo una selección de las mejores ciudades y zonas con diferentes perfiles para que encuentres tu campo base ideal.

Aunque esta parte del litoral andaluz se asocia a la provincia de Málaga, sus límites también llegan a Cádiz, concretamente hasta la Línea de la Concepción, donde comienza la Costa de la Luz. 

Mientras que al este, sus lindes acaban en Nerja, ya en la frontera con Granada donde da comienzo la Costa Cálida. 

En cualquier caso, la Costa del Sol puede presumir de ser el decano en turismo de sol y playa en España con poblaciones como Benalmádena, Torremolinos o Marbella. Hacemos un repaso a estas poblaciones y las mejores zonas para dormir en la Costa del Sol.

Las mejores zonas donde alojarse en la Costa del Sol

1. Málaga, donde alojarse en la Costa del Sol para hacer turismo

Con algo más de 500.000 habitantes, Málaga es una de las ciudades más dinámicas del país. Con aeropuerto internacional, conexión AVE con el centro de la península y un gran puerto, las comunicaciones con el resto de España y otros países son rápidas. 

A nivel urbano, gracias al metro, una buena red de autobuses y grandes avenidas, moverse por la ciudad es también bastante cómodo. 

En cuanto a las zonas más turísticas, estas se concentran alrededor del puerto, con lugares tan conocidos como la Malagueta o el Barrio de la Merced. En estos lugares también se encuentran algunos de los mejores alojamientos para dormir en la Costa del Sol.

La antigua Malaka para los fenicios ya tiene tres milenios de antigüedad, de ahí su importante patrimonio. Para empezar a conocerlo puedes visitar el Teatro Romano de Málaga, muy bien conservado y del siglo I a.C.

Justo encima se encuentra La Alcazaba, un gran palacio y medina árabe del siglo XI que conecta por pasillos con el Monte de Gibralfaro, donde se encuentra el castillo medieval del mismo nombre. 

Esta gran fortaleza es del siglo XIV y el origen de su nombre se debe a que contaba con un faro. Además del interés histórico, desde lo alto del castillo las vistas de Málaga y el Mediterráneo son espectaculares.

Ya abajo, justo frente al Teatro Romano, te recomendamos visitar el Museo Picasso de Málaga, un antiguo palacio convertido en exposición del genio malagueño. 

A unos doscientos metros al suroeste, también te agradará acercarte a la Catedral de la Encarnación de Málaga, conocida como «la manquita», porque aunque estuvo proyectada, sólo se construyó una torre y no dos. Es del siglo XV, en estilo gótico y está pegada al Palacio Episcopal

Un poco más al sur, si te gustan los espacios verdes, te encontrarás con el Parque de Málaga, que recorre el Paseo del Parque, al norte, y el gran Puerto de Málaga, al sur. 

A la entrada del mismo te encontrarás con el Centro Pompidou de Málaga, delegación del famoso museo parisino. 

A partir de aquí, puedes elegir dar un paseo por el puerto o ir al este para conocer la gran Plaza de Toros de Málaga, ya en el barrio de la Malagueta. Como sabrás, este es bien conocido por su enorme playa, uno de los símbolos de la ciudad.

Si quieres ir de compras, el mejor lugar es la Calle Marqués de Larios, que comienza en la Plaza de la Constitución y acaba en la Plaza de la Marina. Peatonalizada, encontrarás todo tipo de tiendas. 

Y si en Marqués de Larios no encuentras lo que buscas, siempre puedes callejear por calles perpendiculares o, ir más al oeste y acercarte al Centro Comercial Larios Centro

Por cierto, a la espalda del centro comercial se encuentra el Mercado de Abastos del Carmen, ideal para comprar productos frescos. 

Y si te gustan los mercadillos, en el Barrio del Soho está el Mercadillo Urbano. Tampoco olvides visitar el Mercado de la Merced, más al norte y muy popular.

Hablando de mercados, en el de Atarazanas también puedes encontrar muy buenos restaurantes con productos frescos.

De vuelta a la Calle Marqués de Larios y alrededores, encontrarás también una buena oferta en hostelería, como es el caso del Restaurante Yubá, especializado en cocina fusión. 

Más al este, se encuentra el Araboka, y cerca de éste la Bodega El Pimpi, uno de los establecimientos de tapas y vinos más populares de Málaga. 

Tampoco te pierdas los restaurantes con terraza del puerto como la Marisquería Godoy donde disfrutar de platos del mar mientras ves como los barcos van y vienen.

Málaga también te ofrece unos cuantos planes para tomarte una cerveza o salir por la noche. En la Playa de la Malagueta está el Chiringuito Tropicana, con buen ambiente. Más al interior hay bares y pubs como Camden Town

Sin embargo, la mejor zona está cerca de la Plaza Carbón, con pubs como Sala Premier Centro, Morrissey’s, The Garrison Tavern y discobares como Malafama o la coctelería Chester & Punk. 

Por último, destacar el Soho, cada vez más popular. En este barrio al oeste del puerto encontrarás cafeterías, pubs y otros locales con un toque más bohemio y cultural.

2. Marbella, donde dormir en la Costa del Sol para los que busquen lujo y exclusividad

Es uno de los destinos preferidos para la Jet Set (española o no) y posee algunos de los mejores hoteles para alojarse en la Costa del Sol. Al oeste de la provincia, no cuenta con tren, aunque gracias a la AP-7 se llega rápido a Málaga. 

Las zonas más turísticas están en la costa, especialmente en los alrededores de Puerto Banús, rodeado de varias urbanizaciones de lujo. En la zona este, donde también hay dos puertos, se encuentra el casco antiguo y barrios y urbanizaciones más modestas.

El Puerto Banús puede ser un buen comienzo para conocer Marbella. Está ubicado en el barrio de Nueva Andalucía y se construyó en 1970. Aunque es un poco caro está repleto de tiendas, hay un casino, campos de golf, clubs de playa, centros comerciales y la propia Playa Puerto Banús

Más al este, las playas se suceden como la de Arcón, donde quedan los restos de una torre-vigía que se construyó hace VI siglos

La costa y playas continúan hasta llegar al Puerto Deportivo de Marbella, con su paseo, espigón y cerca del casco antiguo de la ciudad. En su zona noroeste encontrarás los restos de una muralla árabe. 

Un poco más al sur está la Plaza de los Naranjos, construida en 1485, bastante amplia y repleta de este árbol frutal. 

Las callejuelas y plazas al más puro estilo andaluz se suceden hasta llegar a la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, de gran tamaño, con pórtico rococó y fachada blanca, y del siglo XV. 

Otros templos que ver son la Capilla de San Juan De Dios y la Ermita de Santiago

Y para tomarte un respiro de tanto paseo, al sur de la capilla está el Parque de la Alameda, con una fuente de finales del siglo XVIII y que da acceso a la Avenida del Mar, una ancha calle peatonalizada con esculturas de Dalí y que acaba en la famosa Playa de Venus.

Marbella está repleta de tiendas y ya hemos dicho que Puerto Banús cuenta con amplia variedad. Sin embargo, la mayor densidad se encuentra al norte del Parque de la Alameda, justo después de la carretera N-340, en calles como Nueva, Huerta Chica o en la propia Plaza de los Naranjos

Marbella también cuenta con mercados de productos frescos, siendo el Municipal el más popular y ubicado en el casco.

Precisamente la mencionada Plaza de los Naranjos es un buen lugar para picar algo. Destacar los restaurantes Casa del Corregidor, Mena o Cervantes; todos con terraza. 

Más allá de la plaza y en el centro, recomendarte la Taberna La Niña del Pisto, de cocina andaluza; El Cordobés o el Bar Altamirano, con precios bastante asequibles. 

Otra opción en Marbella para comer bien es acercarte a los chiringuitos y restaurantes a pie de playa

Con 27 kilómetros de litoral, el número de establecimientos es ingente: Soleo Marbella Beach Club en la Playa de Venus; La Barca en la Playa del Faro; La Red más al este; el paradisíaco Tiki Beach, o puedes acercarte a Puerto Banús y picar algo en Jack Smokehouse, que no es de los más caros.

Puerto Banús es también una zona de ocio nocturno, y es el propio puerto y la Avenida Julio Iglesias donde más pubs y discotecas encontrarás. Especialmente se prodigan los establecimientos tipo pub con ambiente internacional y precios altos. 

Si buscas algo más económico, acércate a los pubs del Puerto Deportivo de Marbella, o los discobar de la calle Camilo José Cela

En la zona del casco no hay mucho ambiente nocturno, pero sí en las calles que lo rodean como es la N-340, con discotecas como Big Boss, o la Plaza de los Olivos, con varias discotecas de ambiente latino.

3. Benalmádena, una de las zonas más populares donde alojarse en la Costa del Sol para las familias

También con siglos de historia, el gran desarrollo de Benalmádena se produjo a partir de los años 60 del siglo pasado, cuando se desarrolló Benalmádena Costa, una zona que se ha convertido en una de las más populares para alojarse en la Costa del Sol, especialmente para las familias.

Mientras, en la zona del pueblo, pegado a la sierra, la oferta turística es menor. A algo más de 25 kilómetros de Málaga, Benalmádena está comunicada con ella por tren y por la AP-7.

Además de unas playas estupendas, esta ciudad de más de 65.000 habitantes cuenta con numerosos atractivos. Uno de ellos es la Sierra de Mijas, ideal para hacer senderismo o visitar la Cueva del Toro, poblada por humanos en el Paleolítico Superior. 

También, desde esta zona, concretamente desde la Sierra de Calamorro, puedes utilizar un teleférico que te dejará en el gran parque de atracciones Tivoli World. Más al sur, están los acuarios Selwo Marina y SEA LIFE Centre, en el gran puerto deportivo

En cuanto a patrimonio, esta población cuenta con varias torres-vigía construidas para defenderse de piratas: Torre Bermeja, en el Puerto Deportivo; Torrequebrada, al sur, y Torremuelle, ya a las afueras. 

Cerca de esa última torre también te recomindo visitar el Castillo Monumento Colomares, una fortaleza como de cuento que se construyó en honor a Cristóbal Colón. 

Y si te interesa el budismo, al oeste del castillo se encuentra la Estupa de Iluminación. Y no muy lejos el Mariposario de Benalmádena.

Para realizar compras hay dos zonas: Arroyo de la Miel, el tercer núcleo poblacional del municipio y al norte del Puerto Deportivo, y éste último. 

En el caso de Arroyo de Miel, destacar la Avda. de la Constitución y alrededores, donde predominan las tiendas pequeñas. Y en el caso del puerto, encontrarás tiendas más grandes como el centro comercial Puerto Marina Shopping.

Si hablamos de restaurantes, en la zona del puerto puedes probar varios tipos de gastronomías: argentina, oriental, italiana o española. 

Si sales del puerto y te acercas a las playas de Malapesquera, al sur, o Playa José, al norte, te encontrarás con un buen número de chiringuitos donde probar buen pescado y marisco. 

Si subes al norte y te acercas a Arroyo de la Miel, recomendarte el marroquí Los Delantales, el italiano Sapori o el popular Casa Rafael. Y en el pueblo, encontrarás sobre todo cocina mediterránea en La Perla, La Tapería o Venetiis.

El pueblo de Benalmádena no es la zona más animada para salir de noche y el ambiente se concentra más en el Puerto Deportivo y su zona oeste. En el puerto recomendarte el popular Kaleido Puerto Marina

A pocos metros, y si quieres trasnochar, puedes hacerlo en la Sala-Discoteca Caramelo. 

Más hacia el oeste comienzan los pubs, como el Molly Malones, en plena N-340; Buddy’s Bar, un poco al sur y, sobre todo, los que encontrarás en la Calle Bonanza y alrededores, zona de bastante ambiente.

También te puede interesar: Las mejores zonas de Málaga, las mejores zonas de Sevilla, las mejores zonas de Córdoba

4. Estepona, una de las mejores relaciones calidad precio y buenas playas

De las poblaciones famosas de la Costa del Sol, Estepona es la más occidental y, como municipio, se compone de varias poblaciones aunque la zona más turística es Estepona Pueblo y el Puerto Deportivo. 

Aunque no cuenta con parada de tren, está bien comunicada con el resto de la costa por la AP-7 y la A7. También es una de las poblaciones con una de las mejores relación calidad-precio para dormir en la Costa del Sol.

Estepona cuenta con 23 kilómetros de litoral que albergan playas como la Del Cristo, al sur del puerto, o la gran Playa de la Rada, frente al pueblo, con un gran paseo marítimo y parque acuático a 50 metros mar adentro: el Fun Beach Park

Más al este, frente a la Playa de la Cala, se encuentra el Centro Histórico de Estepona, poblado ya por los romanos. En la parte antigua, no debes perderte la visita a la Torre del Reloj, del siglo XVI y de gran altura. 

Tampoco la parroquia Nuestra Señora de los Remedios, en Plaza Misioneros, del siglo XVII y que también fue convento. O los restos del Castillo de San Luis, que conservan partes de una torre árabe y cimientos romanos. 

De épocas más recientes son las calles Aurora y Florida, siempre repletas de maceteros en sus paredes blancas. 

Hablando de flores, no dejes de visitar el Orquidario de Estepona, al final de la Calle Terraza, y con la mayor colección de orquídeas del mundo. Finalmente, para conocer mejor la historia local acércate al Museo Municipal.

El casco histórico también es un lugar muy comercial. En la Calle Real encontrarás tiendas y boutiques como Mango o Springfield, mientras que si subes por la Calle Terraza hasta la Plaza de Antonia Guerrero, encontrarás más variedad, desde relojerías a tiendas de complementos. 

Volviendo al sur, justo detrás del Castillo de San Luis, te encontrarás La Villa Mercado Gastronómico, un espacio de productos gourmet donde también hay bares y restaurantes donde tapear.

Desde el Puerto Deportivo hasta el final de la Playa de la Cala el número de restaurantes se suceden. Cerca del puerto, destacar La Escollera, una buena marisquería con precios muy asequibles. 

En la Playa de la Rada, otro lugar muy popular es el Chiringuito «Paco» o el moderno La Peseta, a unos 300 metros al este. 

Ya en el casco histórico, predominan los bares de tapas, como La Casa del Rey o El Típico Andaluz, ya en la zona este del centro histórico y donde encontrarás restaurantes de otras cocinas, concretamente en la Av. España, ya frente a la Playa de la Cala.

La distribución de pubs y discotecas es muy similar a la oferta en restaurantes. En el caso del Puerto Deportivo, los establecimientos están más orientados al público internacional con pubs como O’Donoghue’s o Puerto de Estepona. 

Ya en el pueblo, los pubs se mezclan con otro tipo de bares como la coctelería Rosa Negra, a pocos metros de la playa, o el Pub Ruffles, más al estilo andaluz. 

Y si lo que buscas son discotecas, tendrás que moverte por la Avda. Juan Carlos I y el Puerto Deportivo donde se concentran la mayor parte de los clubs como Mikonos, Sala Duende o la Pepa Bar de Copas, donde hay actuaciones en directo.

5. Nerja, buenas playas y una gran comunidad expatriada

Es la población de entidad más al oriente, ya en la frontera con Almería, y también de las más internacionalizadas, con más de un 30% de la población con origen en el extranjero

Al igual que el resto de la costa, Nerja está bien comunicada por carretera pero no tanto por mar. De hecho, la ciudad no posee puerto. Aún así, a nivel turístico es una ciudad muy bien preparada y con una calidad alta en alojamientos rurales para dormir en la Costa del Sol.

Uno de los grandes atractivos de Nerja es su sierra. En ella hay numerosas rutas senderistas y, muy importante, la Cueva de Nerja, habitada por humanos en el Paleolítico Superior y con las pinturas rupestres más antiguas de Europa. 

Más al suroeste, cerca de la playa, también puedes acercarte a ver la Torre de Maro, como en el resto del litoral malagueño, construida hace siglos para vigilar las costas de incursiones enemigas. 

De vuelta al oeste, a la zona urbana, recomendarte visitar la Iglesia de San Salvador, de fachada pulcra y blanca; o el Museo de Nerja, en la gran Plaza España y donde descubrirás el gran patrimonio natural e histórico de la ciudad. 

Y hablando de la historia de Nerja, ¿sabías que la serie Verano Azul se rodó aquí? Y, ¿qué el «barco de chanquete» está expuesto en la ciudad? Precisamente en el Parque Verano Azul. 

En cuanto a playas, son de gran calidad y numerosas. Al oeste está Playazo, más al este Torrecilla. Luego Caletilla, Calahonda (justo después del espectacular mirador Balcón de Europa), Carabeo y, finalmente, la gran Burriana, la más popular y donde puedes alquilar kayaks y otros equipos para salir al mar y visitar lugares como la Cueva del Lobo Marino, navegable en su interior.

Aunque encontrarás tiendas por doquier, las zonas más comerciales están en el centro, concretamente en las Calles Pintada y Almirante Ferrandiz. Están peatonalizadas en su mayor parte y cubiertas de lonas para poder pasear por ellas en cualquier parte del año.

La oferta hostelera es todavía más amplia y se extiende a la zona costera. En la Playa de Burriana hay un buen número de restaurantes en su paseo como los merenderos La Barca, Montemar y José Cruz, o el popular Restaurante Ayo

Y en la zona centro, Almirante Ferrandiz tiene muy buen ambiente en este sentido con numerosos restaurantes de diversas cocinas como Trattoria Italia, Namaste Nepalese o el japonés Benihana Teppanyaki. 

No te faltarán establecimientos de cocina española como el Bar de Tapas Redondo, Botanic o La Piqueta, en la paralela Calle Pintada.

Ya te decía más arriba que Nerja cuenta con una población extranjera muy amplia, especialmente ingleses. Por ello, para tomar una cerveza, el pub es el establecimiento más común y están repartidos por toda la ciudad.

Encontrarás pubs en la zona de la Calle Chaparil; en las calles Pintada y Almirante Ferrandiz o a lo largo de la costa con establecimientos como Cochrab’s Terraza Pub, junto al Balcón de Europa, o Hemingway’s, al lado de la Playa la Caletilla. 

Y si quieres trasnochar, tendrás que volver a la Calle el Chapari donde, además de pubs, hay varias discotecas como Jimmy, Roxybar o Fabrik.

6. Torremolinos, una de las zonas más populares donde hospedarse en la Costa del Sol desde hace décadas

Torremolinos lleva décadas siendo uno de los destinos más populares donde alojarse en la Costa del Sol. Por ello tiene una de las ofertas hoteleras más amplias de la zona y un ambiente muy internacional en todos sus barrios.

A unos 10 kilómetros de la ciudad de Málaga, pertenece a su área metropolitana y tiene aún más cerca el aeropuerto. También hay conexión por tren y por la A-7.

Antiguo pueblo de pescadores, la parte más antigua de Torremolinos se encuentra al interior, concretamente en el casco antiguo y en el barrio de El Calvario

En esta zona y hacia las afueras hay varios lugares de interés como es la Parroquia Cristo Resucitado, de gran fachada blanca. No muy lejos está la Casa de la Cultura, donde se organizan eventos y espectáculos. 

Y más al oeste, ya a las afueras, se encuentra la Plaza de Toros de Torremolinos, pequeña pero con un moderno diseño. Si vas con familia, por esta zona hay otros lugares de interés como el mirador Cueva del Toro, ya al inicio de la Sierra de Mijas. 

Al noreste, cruzando la AP-7, también te gustará visitar el Molino de Inca, en una zona natural bastante bonita. Volviendo hacia zona urbana, antes de entrar, te encontrarás con Aqualand Torremolinos y Crocodile Park

Los atractivos turísticos no acaban aquí. Ya en la zona centro, te recomendamos visitar el Centro Cultural Pablo Ruiz Picasso, y cerca de la playa, destacar la Torre de Pimentel, otra construcción con varios siglos de existencia para vigilar la costa. 

Y al norte, la Casa de los Navajas, antiguo palacio con jardines y construido en estilo neomudéjar. Desde ahí, llegar a la Playa de Lido demora unos minutos y podrás disfrutar de todos los servicios. 

Torremolinos no sólo tiene esta playa. De hecho, hacia el sur, se suceden otras como la del Rincón del Sol o la de Carihuela, ya casi en Benalmádena.

Torremolinos también es buen lugar para realizar compras, de los mejores en la Costa del Sol. Frente a la plaza de toros se organiza un mercadillo todas las semanas. Además, en la calle peatonal de San Miguel podrás encontrar todo tipo de tiendas.

En cuestión de restaurantes la oferta es aún mayor. Puedes pasarte por la Playa del Bajoncillo, al sur de la Punta de Torremolinos y donde son famosos sus chiringuitos de tapas. 

Otra zona muy animada, más al sur, es el barrio y la playa de Carihuela, con multitud de restaurantes que se alternan también con tiendas variadas. 

En la zona centro, recomendarte la zona al sur de la Torre de Pimentel, con el Gato Lounge como lugar más popular. 

Algo más al interior y no tan turístico es el acogedor Restaurante Lanjarón, de cocina local y ambiente familiar.

Torremolinos fue la gran protagonista de la «movida malagueña» en los años 70 y 80. Y todavía queda mucho de aquello. 

No obstante, al ambiente ochentero, Torremolinos se ha sumado también a la vanguardia en ocio y también se ha convertido en una ciudad gay-friendly

En cuanto a dónde tomar una cerveza o salir por la noche, la ciudad te ofrece varias zonas. Una de ellas es la Plaza de la Nogalera, con terrazas, pubs y locales de copas. La costa también alterna chiringuitos y pubs donde el ambiente es muy internacional. 

Y en cuanto a discotecas, las dos grandes zonas son la Playa de la Carihuela, con lugares como la Discoteca Voom Voom, y vuelta a la Playa de la Nogalera y Avda. Palma de Mallorca, donde la oferta de discotecas es aún mayor.

7. Fuengirola, amplia oferta de entretenimiento para todo el mundo

Solo posee 8 kilómetros de costa, pero es la cuarta ciudad más poblada de Málaga con más de 80.000 habitantes, que se triplica en verano debido a sus numerosas urbanizaciones de segunda vivienda. 

En oferta hotelera, es la zona centro frente al puerto el área con mayor densidad para alojarse en la Costa del Sol. Fuengirola es también la última población conectada por tren con la capital Málaga.

Como el resto de la Costa del Sol, Fuengirola mezcla patrimonio y turismo de ocio. En el primer caso, no dejes de visitar el Castillo Sohail, al sur de la población, del siglo X y sobre un montículo que lo eleva a los 40 metros. 

De vuelta al centro de la población, puedes pasarte por la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, bonito templo de un blanco pulcro tanto en el exterior como en el interior y ubicado en la gran Plaza de la Constitución

Otro lugar de gran interés pero más moderno es el Recinto Ferial de Fuengirola, con una entrada muy andaluza y donde se celebran todo tipo de eventos. 

En zonas verdes, destacar el Parque del Sol, y para actividades en familia, puedes visitar los parques acuáticos de Aquamijas y Sould Park Fuengirola, al lado del puerto y de la Playa de los Boliches

Al sur del puerto tienes también otra gran playa: la de Fuengirola, con atracciones turísticas como el Costa Water Park.

En cuestión de compras, podrás traer la maleta llena de recuerdos y regalos. Al norte, puedes pasarte por el Corte Inglés. Más al sur, siguiendo la A-7, te encontrarás con el Centro Comercial Miramar

Y ya en el centro, el popular Centro Comercial Mercacentro, también con una área comercial de tiendas pequeñas alrededor. Fuengirola también posee mercados como el Street Market, especializado en artesanía, o el de productos frescos a la entrada del recinto ferial.

Para disfrutar de la gastronomía de Fuengirola, uno de los mejores lugares es el área suroeste contigua al puerto, donde podrás disfrutar de buenos pescados en Fuengirola Aroma, de cocina internacional o unas buenas tapas en una terraza frente a la playa.

Si optas por la zona norte más allá del puerto, acércate a la calle Francisco Cano, donde hay muy buenas marisquerías y pulperías como El Choco.

Precisamente en la calle Francisco Cano y alrededores hay algunos pubs donde tomar una cerveza, pero la zona más animada está frente al puerto, con locales muy populares como The London Pub Fuengirola o Pogs The Old Irish Pub.

Más al sur, más pubs con música en directo como Finnegans o, lugares más clásicos como Nuevo Panda Bar Fuengirola. 

Y para alargar la noche, Fuengirola posee bastantes discotecas con un ambiente muy internacional como las discotecas London y Coltan, frente al puerto o Sala Pihama Fuengirola, más al sur.

8. Mijas, dónde alojarse en la Costa del Sol para unas vacaciones más tranquilas

La sierra a la espalda de poblaciones como Torremolinos, Benalmádena o Fuengirola toma el nombre de este pueblo que se divide en tres áreas: La Cala, en la costa, Las Lagunas, al sur de Mijas y pegada a Fuengirola, y Mijas pueblo, en la sierra.

A diferencia de otras poblaciones de la Costa del Sol, el turismo de Mijas es más residencial y no tan temporal, con un alto número de residentes extranjeros. 

Bien comunicada con el resto de la costa por la AP-7, los alojamientos en Mijas pueblo destacan por ser de lo mejor en hoteles rurales para dormir en la Costa del Sol.

En el pueblo te recomiendo visitar lugares como la Ermita del Calvario, subiendo la falda de la sierra. No muy lejos, al sureste están las Cuevas de la Antigua Fragua, y más al sur, el Castillo de Mijas, restos de una fortaleza medieval. 

Mijas pueblo también cuenta con espacios para conocer la historia de la zona como el Centro de Arte Contemporáneo, el Museo Histórico, el Etnológico, o el curioso Carromato de Mijas, con obras de arte en miniatura. 

En cuanto a Mijas costa o Las Calas, te encontrarás con un espacio turístico de muy buena calidad y con algunos hoteles para alojarse en la Costa del Sol. 

Cuenta con dos playas: la de La Cala y Butibamba, al sur. Y entre ambas, una de las torres más espectaculares de la costa: Torre de la Batería, de gran tamaño y del siglo XVIII.

Ya que estás en La Cala y si hablamos de hacer algunas compras, detrás de la Torres se encuentra el Mercadillo de la Cala de Mijas, con aparcamiento y todo tipo de tiendas y productos. 

Otro mercadillo muy popular es el de Las Lagunas, en el área de Mijas al noroeste de Fuengirola. Y en el caso de Mijas Pueblo, las tiendas son pequeñas pero variadas para poder comprar regalos o productos típicos de la zona.

Mijas Pueblo también es un buen lugar para probar la gastronomía local en lugares como La Alcazaba de Mijas, Koco Bistró o el Mirlo Blanco. 

Y si prefieres restaurantes a pie de playa, La Cala cuenta con varios como el Restaurante El Torreón, Olivia’s La Cala o el Chiringuito de los Moreno. 

Además, detrás del gran torreón hay una buena oferta, especialmente en el Boulevard de la Cala. La zona también es un buen lugar para tomar una cerveza en algunos de los pubs como Biddy Mulligan, The Blarney o el discobar Legends.

9. Rincón de la Victoria, donde alojarse en la Costa del Sol cerca de Málaga

Al este de la provincia y dentro de la zona metropolitana de Málaga Capital, está bien comunicada con el resto de la provincia con la A-7 y la N-340. 

Excepto el casco antiguo, pegado a la costa, el resto de la población está compuesta por grandes urbanizaciones. Esto ha provocado que el Rincón de la Victoria no cuente con muchos hoteles y no sea uno de los sitios más conocidos para alojarse en la Costa del Sol.

El casco antiguo de la población es el más interesante a nivel turístico. En él hay varios lugares de interés como el Castillo de Bezmiliana, del siglo XVIII, hoy museo y en cuya plaza está la estatua El rapto de Europa.

También vale la pena visitar la Parroquia Nuestra Señora de la Victoria y, por supuesto, la Playa del Rincón de la Victoria, en cuyo límite oeste se encuentra un bonito mirador, la torre defensiva del Cantal y los Acantilados y Túneles El Cantal, que conectan la población con una gran cala. 

Más al oeste está la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, y un poco más al norte, también te recomiendo visitar la Cueva del Tesoro, de gran profundidad y preparada para ser visitada a través de sus pasarelas y pasajes iluminados.

El Rincón de la Victoria también cuenta con tiendas y espacios comerciales como un gran Centro Comercial, al noroeste de la población. Además, también puedes encontrar más tiendas a lo largo de la N-340, especialmente al este del mirador.

Precisamente esta zona es la más recomendada para probar la gastronomía local, especialmente los restaurantes del paseo marítimo como la marisquería y freiduría La Mar Salá, To Tapas Coral o la Casa Kiko, chiringuito a pie de playa y muy popular. 

Tampoco tendrás que moverte mucho para tomarte una cerveza o disfrutar de la noche. Recomendarte Evohé Lounge Bar, en plena playa y con buen ambiente musical, el Puerto Madero, no muy lejos, o Tulum Beach, coctelería con actuaciones en directo.

10. Frigiliana, uno de los pueblos más bonitos de Andalucía

Terminamos este recorrido por la Costa del Sol en este pequeño pueblo al norte de Nerja y en la Sierra de Almijara

Con pocos alojamientos en su casco antiguo, al sur, sin embargo, el número de casas y hoteles rurales para alojarse en la Costa del Sol es numeroso, a cual más acogedor.

Las comunicaciones con el resto de la costa también son buenas gracias a que la A-7 transcurre a sólo tres kilómetros al sur.

Como Mijas pueblo, Frigiliana es un pueblo típico andaluz de interior, con callejuelas y plazuelas y casas de paredes blancas. 

También es un lugar con mucha historia y por eso se conservan lugares tan interesantes como el Palacio de los Condes de Frigiliana, del siglo XVI y hoy una fábrica; los restos del Castillo de Lizar, en un montículo al noroeste, o la Fuente Vieja, construida en el siglo XVII. 

Para conocer mejor el pueblo y sus alrededores, también te recomendamos visitar el Museo Arqueológico – Casa del Apero, o visitar el Jardín Botánico Santa Fiora, para conocer la flora del lugar. 

Y si te interesa el patrimonio sacro, acércate a la Parroquia de San Antonio de Padua, con una gran torre y de un blanco impecable, como el resto del pueblo y que hace que muchos lo consideren el más bonito de España.

Tanta historia y patrimonio ha provocado que el pueblo posea variadas tiendas, la mayoría de ellas ubicadas en la Calle Real, prácticamente peatonal y donde comprar artesanía, regalos y productos de la zona. 

La Calle Real también posee bares y restaurantes, pero la mayor concentración se da en la Plaza de las Tres Culturas, donde hay un edificio semicircular con marisquerías, pizzerías, asadores o bares de tapas.

Deja un comentario