Portada » Dónde alojarse en Costa Rica: Las 15 mejores zonas

Dónde alojarse en Costa Rica: Las 15 mejores zonas

Dónde alojarse en Costa Rica

Si le preguntas a cualquiera que conozca un poco el país acerca de los mejores lugares donde alojarse en Costa Rica seguramente te nombrará como mínimo una docena de sitios. Con tantas zonas espectaculares la elección no es fácil.

Para que puedas armar tu viaje e incluir algunas de estas zonas en tu itinerario, en este artículo te recomiendo 15 magníficos lugares en los que dormir en Costa Rica. 

No se trata en absoluto de una lista exhaustiva, ya que este increíble país tiene mucho que ofrecer, pero las opciones que te sugiero a continuación no te decepcionarán y he incluido varios perfiles de destinos para que todo el mundo encuentre lo que busca.

Dónde alojarse en Costa Rica: Las mejores zonas

Antes de entrar de lleno en esta lista, si ya te has informado un poco sobre el país sabrás que la temporada alta de turismo comienza en noviembre y se extiende hasta principios de mayo, lo que coincide con el invierno europeo. 

A nivel de alojamiento esto significa que a la hora de planificar tu viaje debes esperar precios más elevados a cambio de disfrutar de un clima perfecto, prácticamente sin lluvia. 

Durante el resto del año, el alojamiento es mucho más asequible, y no tendrás que preocuparte por las aglomeraciones en las principales atracciones. 

Viajar en temporada baja tampoco es una mala idea, ya que a menos que tengas la mala suerte de encontrarte con una tormenta tropical de esas que pueden durar algunos días, las lluvias no te impedirán disfrutar del país.En esta época las lluvias suelen ser intensas pero de corta duración, en su mayoría durante la tarde. 

Vamos a lo que nos interesa. Aquí mi selección de las 15 mejores zonas donde hospedarse en Costa Rica.

1. Cahuita, dónde alojarse en Costa Rica para disfrutar del Caribe

Costa Rica cuenta con dos costas: Una está orientada al océano Pacífico y la otra se encuentra a lo largo del mar Caribe. Cahuita forma parte del Caribe, y realmente desprende verdadero sabor caribeño. 

Situada en la provincia de Limón, Cahuita es conocida por sus arrecifes de coral y por su reserva natural donde se pueden apreciar desde perezosos hasta monos y desde tiburones de arrecife hasta rayas.

Cahuita es un destino muy popular para los pasajeros de cruceros que desembarcan en la terminal portuaria de la cercana Limón y la visitan en excursiones de un día. 

El ambiente caribeño que rebosa hace que este pueblo costero sea irresistible. Es ideal para relajarte unos días disfrutando de la deliciosa cocina afrocaribeña, del surf, del esnórquel, del submarinismo y de la naturaleza.

Además del gran parque nacional, Cahuita cuenta con Playa Negra como uno de sus principales atractivos. Se trata de una idílica playa de arena negra que deja una imagen de postal.

Algunos turistas aprovechan su visita para programar un viaje a Bocas del Toro, una isla caribeña justo al otro lado de la frontera en Panamá, donde hay aún más playas y reservas naturales para explorar.

Si eliges Cahuita como lugar principal para dormir en Costa Rica, o simplemente como parte de tu itinerario, podrás visitar el centro de rehabilitación de fauna salvaje y los jardines botánicos del Árbol de la Vida. No te pierdas el santuario de mariposas ni las visitas guiadas al bosque tropical. 

Por otra parte, la vida nocturna se limita a un par de bares de playa, aunque siempre tienes la posibilidad de ir a los cercanos Limón o Puerto Viejo para algo más movido.

Cahuita no es el tipo de lugar dominado por el turismo de masas en el que encontrarás complejos turísticos con todo incluido o cadenas hoteleras internacionales.  

Entre las opciones de hotel se encuentran algunos hoteles rurales boutique y bungalows junto al mar. 

Gracias a la afluencia de turismo creada por la industria de los cruceros, algunos hoteleros han podido mejorar sus alojamientos y el nivel de los hoteles va aumentando en este rincón del país. 

También hay un par de albergues para viajeros con poco presupuesto, pero suelen estar abarrotados y sólo cuestan un poco menos que los bungalows de playa, a los que llaman «cabinas de playa». 

2. Monteverde, donde alojarse en Costa Rica para disfrutar de la naturaleza y hacer ecoturismo

Es muy probable que hayas visto imágenes o escenas que representan el bosque nuboso de Monteverde en películas, videojuegos y páginas web de turismo. 

Los puentes elevados de cuerda colgantes de la Reserva del Bosque Nuboso de Monteverde, reconocida por publicaciones como el National Geographic como uno de los mejores destinos ecoturísticos del mundo, se han convertido en una atracción icónica de Costa Rica.

La mayoría de los viajeros que cuentan entre sus prioridades hacer ecoturismo incluyen Monteverde en sus itinerarios, y es que, aun a riesgo de sonar repetitivo, el bosque nuboso es un espectáculo maravilloso que no hay que perderse en una visita a este país. 

Llegar hasta aquí es relativamente fácil porque Monteverde está en la provincia de Puntarenas, no muy lejos de las playas del océano Pacífico y relativamente cerca de la capital.

Casi todas las actividades que se pueden realizar en Monteverde tienen que ver con la aventura y el ecoturismo. No hay que perderse las excursiones por el dosel del bosque nuboso. Aunque tu viaje a Costa Rica sea corto, saca tiempo para programar una visita, sobre todo si te gusta la observación de aves. 

Aunque el pueblo de Monteverde en sí es pequeño, la diversidad de alojamientos es grande.

Puedes alojarte en un hostal económico en el pueblo o en cabañas asequibles en las montañas; también hay algunos complejos de lujo cuyo precio es más que razonable si se tiene en cuenta todo lo que ofrecen. 

3. Puerto Jiménez, playa, pesca, avistamiento de ballenas y delfines

Situado en la costa sur del Pacífico, Puerto Jiménez es un enclave popular entre expatriados y un destino turístico algo escondido pero que tiene mucho que ofrecer. 

Puerto Jiménez es una pequeña ciudad costera adyacente al Parque Nacional del Corcovado, una enorme selva tropical que ilustra por qué Costa Rica es un destino tan sorprendente para el ecoturismo. 

En muchas guías turísticas, Puerto Jiménez aparece como una atracción que los visitantes deben dejar para el final de sus itinerarios ya que se tarda unas siete horas en llegar desde San José, aunque también se puede volar al pequeño aeropuerto regional en un vuelo corto que dura menos de una hora desde casi cualquier lugar del país. 

Alquilar un coche en Puerto Jiménez solía ser bastante aventurado, pero ahora es muy recomendable porque las carreteras de la ciudad están recién asfaltadas.

Las caminatas alrededor del Corcovado son increíbles, pero hay que tener en cuenta que se trata de la selva tropical, lo que significa que no hay que aventurarse por caminos no señalizados a menos que se haga con guías locales. 

Este destino te ofrece muchas actividades como practicar la pesca deportiva, hacer excursiones de observación de ballenas y delfines, paseos a caballo, buenos restaurantes de marisco y el descanso en la playa.

Personalmente, lo considero un punto interesante para incluirlo en tu ruta por Costa Rica, pero no pasaría muchos días aquí ya que hay zonas de playa más interesantes. Lo justo para visitar el Parque del Corcovado y algún día más para disfrutar de la zona.

Además de las cabañas de playa y los bungalows, Puerto Jiménez ofrece un par de albergues, numerosos alojamientos rurales y algunos hoteles boutique, muchos de los cuales ofrecen lujosas comodidades. 

4. Puerto Viejo, ambiente bohemio y vida nocturna playera

Hay dos destinos vacacionales llamados Puerto Viejo en Costa Rica; uno es un enclave de turismo rural situado en la provincia de Heredia, y el otro es un pueblo de playa caribeño situado en Limón. 

Hablaremos de este último Puerto Viejo, que está considerado como uno de los pueblos más bohemios de Costa Rica.

Puerto Viejo está muy cerca de Cahuita, pero a diferencia de esta última se trata de una ciudad que aun a pesar de mantener un ambiente más relajado tiene su vida nocturna

Es un lugar interesante donde alojarse en Costa Rica para quienes incluyen en su itinerario cruzar la frontera con Panamá, ya que está ubicado justo al lado de la frontera. 

Puerto Viejo es el tipo de lugar donde los expatriados norteamericanos y europeos se mezclan con los indígenas de Talamanca en bares rastafaris.

La playa local es pequeña, pero conecta con otras como Playa Cocles y Punta Uva. 

El buceo, el surf y las visitas a las reservas naturales y a las aldeas indígenas son algunas de las actividades diurnas de Puerto Viejo; por la noche, los numerosos chiringuitos se animan con música en directo, sobre todo reggae, calipso y rock caribeño.

No debes dejar que el ambiente bohemio y festivo de Puerto Viejo te disuada de viajar aquí si viajas con tu familia. La tranquilidad y su ambiente nocturno, que por otra parte nada tiene que ver con sitios turísticos de masas con grandes discotecas, conviven perfectamente. 

Puerto Viejo se caracteriza por tener una oferta alojativa con un precio razonable.

5. San José, dónde dormir en Costa Rica para disfrutar de la cultura, el turismo y la vida nocturna

La capital es un buen lugar para alojarse en Costa Rica si se pretende visitar varios puntos del país. Aunque San José es pequeña, es una ciudad bulliciosa por la que transitan diariamente un millón de personas.

Algunos distritos de San José tienen un ligero sabor europeo, mientras que otros son barrios tradicionales de clase media, y otros algo más modestos. 

En las afueras de la ciudad se pueden ver espectaculares mansiones en las laderas de las colinas dentro de barrios lujosos. 

Al igual que otras capitales latinoamericanas, San José puede ser ruidosa y parecer caótica durante el día, pero también es divertida, segura e interesante.

Hay que tener en cuenta que SJO, el principal aeropuerto internacional, se encuentra en realidad en Alajuela, pero se tarda tan solo unos minutos en llegar a los barrios del centro.

Si lo que se desea es experimentar la cultura y la vida nocturna, San José es una gran opción donde alojarse en Costa Rica. Además, también se pueden organizar desde excursiones a fincas de café hasta visitas a volcanes vivos e incluso viajes a las playas del Pacífico. 

No te pierdas una visita al Teatro Nacional de Costa Rica, el Museo del Oro Precolombino, el Museo Nacional de Costa Rica o el Museo del Jade .

San José es una excelente base de operaciones, y ofrece multitud de hoteles de grandes cadenas internacionales, hostales, hoteles de presupuesto ultrabajo, posadas boutique y hoteles de negocios. 

El tiempo en San José siempre es estupendo, pero hay que llevar un paraguas de julio a noviembre. Intenta no alojarte demasiado cerca del centro de la ciudad, a menos que tengas un sueño profundo y no te moleste el ruido.

También te puede interesar: Dónde dormir en la República Dominicana, dónde dormir en La Habana, dónde dormir en Quito, dónde dormir en Playa del Carmen

6. La Fortuna, un buen lugar para alojarse en Costa Rica para familias y aventureros

La Fortuna de San Carlos es un destino turístico emblemático en el continente americano. Es una ciudad turística que se encuentra a los pies del volcán activo Arenal, que parece una versión en miniatura del monte Fuji en Japón..

Esta pequeña ciudad es muy familiar. Es el tipo de destino en el que hay los resorts con todo incluido y en el que están presentes algunas cadenas hoteleras internacionales, aunque también se pueden encontrar casas rurales, posadas con desayuno, albergues y cabañas de montaña. 

La zona es ideal para practicar actividades al aire libre y de aventura. Entre las cosas que puedes hacer, trekkings, tirolesa, rappel, rafting, y otros. No dejes de visitar la Catarata de La Fortuna.

El nivel de hospitalidad es bastante alto en esta parte de Costa Rica, y la cocina es de la más alta calidad. 

Si te alojas en La Fortuna, no puedes dejar de relajarte en las aguas termales naturales de la zona. Incluso algunos de los hoteles más exclusivos las tienen en sus instalaciones.

7. Tamarindo, dónde hospedarse en Costa Rica en la playa

Las playas más bonitas de Costa Rica se encuentran en la provincia de Guanacaste, y aquí es donde se encuentra Tamarindo, una localidad costera bendecida con una pintoresca playa que combina un estuario, una sección rocosa con un rompimiento de olas y una larguísima franja de arena dorada.

Tamarindo es una de las ciudades de playa más desarrolladas de Costa Rica, incluso algunos la tachan de demasiado americanizada, aunque lejos de lo que es en este aspecto playa de Jacó, en Puntarenas, que te describiré más adelante. 

En Tamarindo se concentra una gran cantidad de expatriados estadounidenses y canadienses, por lo que esta ciudad de playa cuenta con bastantes comodidades y servicios  que normalmente no se encuentran en las ciudades costeras más remotas. 

Aquí no te faltarán restaurantes, bares, y podrás disfrutar de algo de compras y de vida nocturna. En definitiva, Tamarindo es un lugar muy conveniente para alojarse en Costa Rica, aunque resulte un poco caro

Además, hay que tener en cuenta que la proximidad al aeropuerto internacional Daniel Oduber Quirós es una gran ventaja.

Si te alojas aquí, también podrás desplazarte a los pueblos de playa cercanos, como Playas del Coco, que son más grandes y más relajados. Las excursiones en barco y en catamarán también son muy recomendables.

En cuanto al alojamiento, los hoteles en primera línea de playa dominan el panorama, pero si no te importa alojarte a unas manzanas de la playa, los precios se vuelven más razonables. 

8. Manuel Antonio, playas de arena blanca y un parque nacional con abundante fauna

Considerado como uno de los parques nacionales más accesibles de Costa Rica, Manuel Antonio es un lugar interesante de vacaciones en el que los barrios residenciales y los complejos turísticos están prácticamente dentro de la principal reserva natural. 

Las playas de arena blanca de Manuel Antonio son legendarias, y el prístino parque nacional es fácilmente visitable por visitantes de todas las edades.

Una cosa que hay que mencionar sobre Manuel Antonio es que es muy recomendable para los turistas en silla de ruedas cuya idea de una estancia agradable en Costa Rica es poder experimentar la naturaleza. 

El parque nacional es una joya del turismo, y atrae constantemente a las familias locales porque su abundante fauna se puede apreciar durante las fáciles caminatas.

En cuanto a los alojamientos, van desde cabañas en la playa hasta hoteles de playa de poca altura y albergues rurales. No es demasiado difícil encontrar habitaciones con vistas al océano Pacífico, y suelen tener un precio razonable.

9. Santa Teresa, donde dormir en Costa Rica en un precioso pueblo de playa

Hace unos años, esta preciosa ciudad costera de la península de Nicoya era conocida sobre todo por los lugareños, que no la visitaban a menudo porque no era fácil llegar a ella. 

Las cosas han cambiado mucho para Santa Teresa desde que los famosos de Hollywood empezaron a mudarse y a construir mansiones escondidas en las colinas boscosas que dan al mar. 

Cuando  prestigiosas publicaciones como The Wall Street Journal o The New York Times empezaron a publicar artículos sobre su floreciente mercado inmobiliario de lujo, la ciudad se abrió a los turistas.

Santa Teresa es un conjunto de playas donde el manglar y el bosque tropical seco llegan hasta la orilla. 

En la zona podrás visitar Playa Carmen, Playa Hermosa y Santa Teresa y hacer alguna excursión como un viaje en barco a la isla Tortuga. 

También vale la pena visitar la cascada de Montezuma, la reserva natural Cabo Blanco y el refugio nacional Curú si te gustan los animales.

Si te gusta el surf y el yoga, encontrarás opciones para la práctica de ambas actividades durante el día, y por la noche tendrás a tu disposición restaurantes y bares en la playa.

Se pueden encontrar hostales y posadas económicas más cerca de Playa Carmen, pero los complejos de lujo escondidos con acceso privado a la playa se encuentran en el extremo norte de la ciudad; se trata de hoteles muy modernos y lujosos.

10. Nosara, zona de playa paradisíaca ideal para practicar yoga y aprender surf

Aquí hay otra playa paradisíaca escondida en la península de Nicoya; si se mira el mapa, parece estar cerca de Santa Teresa, aunque en coche el trayecto se alarga un poco.

Se puede volar al aeropuerto local desde San José en un avión turístico operado por Nature Air o Sansa.

Las vacaciones ideales aquí son las de los resorts. Hay hoteles especializados que ofrecen paquetes de yoga, spa y tratamientos de bienestar. Desgraciadamente sólo hay unos pocos alojamientos económicos para la demanda que tiene la zona.

Este lugar es excelente para quien quiera aprender a hacer surf o stand-up paddle boarding, y también es ideal para aventuras en familia.

11. Jacó, dónde alojarse en Costa Rica para salir de fiesta

Al ser una de las playas más cercanas a la capital, Jaco es también la más desarrollada y turística. En ella encontrarás todo lo que puedes esperarte de una ciudad orientada al turismo.

Se trata de una playa muy extensa muy popular para la práctica del surf. Además del surf podrás practicar una amplia gama de deportes y actividades al aire libre como montar a caballo, kayak, hiking etc.

La zona también es un buen punto para explorar el Parque Nacional Carrara o el Parque Pura Vida con sus bosques lluviosos y la Cascada Bijagual.

La vida nocturna de Jaco es de las más animadas que vas a encontrar en el país. A su buena oferta de restaurantes se le unen casinos y discotecas.

Los resorts con todo incluido son la mejor apuesta para las familias, y hay un par de albergues, pero no son tan asequibles como en otros lugares de la costa del Pacífico.

12. Montezuma, pueblo surfero bohemio

Conocido como el Puerto Viejo de la costa del Pacífico, Montezuma es un pueblo surfero bohemio perfecto para los turistas que piensan que Jaco y Tamarindo están demasiado desarrollados. 

Este pequeño pueblo tiene una pequeña zona con algo de vida nocturna frente a la playa. Tal vez por eso, los mochileros y los surfistas son más propensos a disfrutar de Montezuma que las familias. 

Además, esta ciudad playera es una alternativa más asequible que la cercana Santa Teresa.

Muchos artistas y fotógrafos dirán que Montezuma es su lugar favorito para alojarse en Costa Rica, y esto se hace evidente cuando se visita el pequeño centro de la ciudad, muy bien decorado por los artesanos locales. 

En los últimos años se han abierto aquí algunas galerías de arte, estudios y talleres, lo que también ha atraído a Montezuma a algunos chefs internacionales. 

Curiosamente, las similitudes con Puerto Viejo se extienden a los estilos arquitectónicos residenciales, ya que muchas propiedades presentan un diseño caribeño.

Si te alojas aquí, no dejes de visitar el Refugio Nacional De Vida Silvestre Romelia y la cascada local, que atrae a muchas parejas en sus visitas de luna de miel. 

A nivel de alojamiento se pueden encontrar algunos albergues, casas de campo en la playa y hoteles económicos. 

13. Bahía Drake, vacaciones activas y relax en la playa en la costa sur del Pacífico

Situada al norte de Puerto Jiménez, Bahía Drake es un pequeño y aventurero lugar de vacaciones en la costa sur del Pacífico. Si quieres experimentar lo que los lugareños denominan Pura Vida, Bahía Drake es una opción inteligente.

Bahía Drake es aún más remota que Puerto Jiménez. Tendrás que embarcarte en un ferry para llegar hasta aquí, a menos que quieras pasar horas conduciendo por carreteras incómodas. 

Si te gusta la naturaleza sin lugar a dudas disfrutarás en esta parte del país. Basta decirte que aglutina más del 5% de la biodiversidad del mundo. 

Aparte de practicar el senderismo, la pesca, el surf, la natación y darse homenajes de marisco fresco, no hay mucho más que hacer aquí, pero tu experiencia será sin duda inolvidable.

Las opciones de alojamiento no son tan elaboradas como las de Puerto Jiménez, pero alojarse en una cabaña junto a la playa o en un alojamiento rural al borde de la selva tropical merece totalmente la pena. 

14. Playa Conchal, dónde dormir en Costa Rica para bucear

En un país repleto de playas increíbles, Playa Conchal se lleva la palma porque está dotada de una larga extensión de arena cubierta de conchas marinas. 

Los biólogos marinos suelen venir aquí para estudiar la suave corriente marina que ha ido depositando conchas marinas durante millones de años, y una de las explicaciones es que las aguas que rodean esta pequeña bahía están repletas de vida.

Si te gusta el submarinismo, Conchal es el lugar donde debe alojarse en Costa Rica.

Conchal es muy remota, pero está estratégicamente situada en el Golfo de Nicoya y no muy lejos del aeropuerto de Liberia. 

Las únicas opciones de alojamiento en Conchal son un par de lujosos resorts de playa con todo incluido, que valen cada céntimo porque proporcionan el tipo de mimos que todos deberíamos poder experimentar al menos una vez en la vida.

Para los que buscan alojamiento más económico, Brasilito, una pequeña ciudad situada a 1 km de la playa, ofrece posibilidades interesantes

15. Golfo de Papagayo, dónde alojarse en Costa Rica para unas vacaciones de lujo

Dejamos este destino para el final no porque sea el más lujoso de Costa Rica (que lo es); simplemente es el mejor lugar de vacaciones de la provincia de Guanacaste y uno de los más recomendables del país.

El Golfo de Papagayo es también una península, y alberga espectaculares playas que se encuentran al borde de un amplísimo bosque seco tropical y una reserva natural. 

Es en esta bonita tierra donde se han desarrollado los resorts más exclusivos de Costa Rica, y son el tipo de hoteles en los que se cuida todo para los huéspedes.

En cierta medida, la gran concentración de resorts de lujo en esta parte del país es lo que motivó la construcción del Aeropuerto Internacional Daniel Oduber Quirós de Liberia, que puede describirse como una terminal aérea boutique. 

Si aterrizas en este aeródromo, es probable que veas limusinas y todoterrenos de lujo esperando para recoger a los viajeros del avión y llevarlos a los mejores resorts con todo incluido de Centroamérica.

Papagayo es la región con más resorts de cinco estrellas por kilómetro cuadrado de Costa Rica. Las opciones de alojamiento van desde los refugios sólo para adultos hasta los resorts de playa con todo incluido para toda la familia. 

También puedes reservar villas de golf en exclusivos clubes de campo situadas en acantilados con vistas al océano Pacífico. 

Aunque se pueden encontrar cabañas boutique en la playa, posadas con desayuno y pequeños condominios para alquileres vacacionales a largo plazo, no esperes encontrar hostales u hoteles económicos en el Golfo de Papagayo.

Cuando se elige Papagayo como lugar donde alojarse en Costa Rica, es muy posible que al acabar tus vacaciones no quieras irte; de hecho, bastantes extranjeros ricos y famosos se han hecho con propiedades inmobiliarias aquí en los últimos años. 

Algunos dicen que Papagayo les recuerda a las ciudades turísticas de lujo de Hawai, pero más bonitas y relajadas. 

Este es el tipo de lugar en el que el personal de conserjería del hotel se encargará de llevarte a las reservas naturales cercanas en un todoterreno Mercedes-Benz, y en el que su excursión de buceo comienza a bordo de un lujoso barco chárter con brindis de champán y aperitivos gourmet. 

En cuanto a la gastronomía y la vida nocturna, podrás disfrutar de locales a poca distancia de tu habitación de hotel si te alojas en el complejo adecuado.

Deja un comentario