32 Cosas que hacer en Bangkok

Cosas que hacer en BangkokBangkok es una de esas ciudades que deberías visitar alguna vez en tu vida. Es una urbe que nos atrapó desde el primer momento en que la visitamos y a la que volvemos recurrentemente. Para que no te pierdas nada, aquí te mostramos algunas de las cosas que hay que hacer en Bangkok y que no debes perderte bajo ningún concepto, una oportunidad única de conocer la capital de Tailandia a fondo.

Los 32 mejores planes que hacer en Bangkok

Cosas que hacer en Bangkok

Si hay una parte del mundo en la que el exotismo y la tradición se unen como la modernidad de una forma difícil de explicar con palabras es el sureste asiático. Pues bien, uno de los centros culturales más importantes de la región es la ciudad de Bangkok, una gran urbe en la que es fácil pasar de palacios y templos con cientos de años de historia a modernos centros financieros que muestran el carácter de una región única.

Además de este impactante contraste entre tradición y modernidad, esta megalópolis tiene una oferta cultural, de ocio, y de compras difícil de igualar. Toma nota de nuestras sugerencias e intenta hacer cuantas más mejor.

1. Piérdete en el mercado de Chatuchak

Nada más y nada menos que 15000 puestos diferentes componen este enorme mercadillo, probablemente el más grande del sudeste asiático. Adentrarse en las calles del mercado es una aventura que debe figurar en tu lista de cosas que hacer en Bangkok.

Puestos de comida, animales vivos, artículos de diseñadores locales, artesanías, electrónica, todo tipo de falsificaciones y productos que ni siquiera habías visto en la vida. En definitiva, una experiencia de lo más recomendable que te conectará con la cultura local más auténtica.

2. Descubre el imponente Buda Reclinado del Wat Pho

Ver el buda reclinado en Bangkok

Pocas cosas imponen más que esta estatua del Buda reclinado del templo budista Wat Pho. Para que te hagas una idea, la figura cuenta con una longitud de 46 metros y una altura de 15 metros. El budismo sigue contando con una enorme devoción en la capital tailandesa. En honor a ello detente un momento para poder apreciar una de las figuras más icónicas de Bangkok.

El Wat Pho es uno de los templos más importantes de Bangkok, y con total seguridad lo visitarás una vez hayas visitado el Gran Palacio, ya que se encuentra justo al lado de éste. Cuenta además con una de las escuelas de masajes más reputadas del país y donde podrás disfrutar de un masaje tradicional por un módico precio.

3. Entra en el Wat Arun

El Wat Arun es uno de los símbolos de Bangkok y puede que el templo más bello en lo que a arquitectura se refiere. El estilo en el que está construido se conoce como Khmer y recuerda mucho a los edificios religiosos de Camboya.

Cuatro torres de menor tamaño rodean una imponente columna central donde se encuentra la zona principal del templo. La imagen de este templo a orillas del río Chao Phraya es una de las postales más típicas de la capital tailandesa.

4. Saca una fotografía desde el Wat Arun

Ya que estás en el Wat Arun no puedes irte del templo sin aprovecharte de las vistas que pueden disfrutarse desde su imponente torre central. Las vistas que se obtienen desde aquí son de las mejores de toda la ciudad.

Es fácil apreciar la silueta del cercano río, el imponente Palacio Real y, por supuesto, el skyline de Bangkok con sus rascacielos visto desde la otra orilla del río. No te olvides la cámara y comparte con todo el mundo una de las vistas de Bangkok más especiales y mágicas.

5. Prueba un Pad Thai tradicional

Hace ya bastante tiempo que la comida tailandesa llegó a cualquier ciudad del mundo. Sus sabores únicos y su exquisitez han permitido que se extienda rápidamente. Entonces, ¿vas a perder la oportunidad de probar un Pad Thai donde mejor saben hacerlo? Aprovecha la oportunidad de estar en Bangkok para disfrutar de este plato.

Restaurantes especializados encontrarás muchos y de gran calidad, aunque desde aquí te aconsejamos una parada en el tradicional Thip Samai, un lugar reverenciado por su cocina tanto por los habitantes locales como por los viajeros que se detienen en sus mesas.

6. Relájate en el Lumphini Park

Si estás cansado de pasear por las calles de la capital de Tailandia nada mejor que detenerte en el Lumphini Park y compartir con los residentes locales un momento de descanso. Se trata del mayor parque de toda la ciudad, por lo que encontrarás zonas de arboleda y muchas áreas de descanso para poder relajarte.

7. Asiste a una velada de Muay Thai

El Muay Thai es el deporte nacional de Tailandia y es una de las prácticas más seguidas en cualquier ciudad local. Se trata de una combinación de artes marciales que comparte algunos detalles con el boxeo combinadas con técnicas de pie, rodilla, y codos.

Si te apetece y eres aficionado a este tipo de deportes, siempre puedes encontrar veladas que te acercarán a una de las tradiciones más arraigadas entre los tailandeses. Espacios donde se practica este estilo de lucha hay muchos, aunque por su fama es aconsejable acercarse al Lumpinee Boxing Stadium para disfrutar de este evento.

8. Toma un cóctel en el Sirocco Bar

Ha servido de escenario para varias películas y no es de extrañar. Entre los rascacielos de la parte más moderna de Bangkok destaca una terraza con unas vistas capaces de fascinar a cualquiera. El edificio que tienes que buscar es el Lebua at State Tower Hotel, un emplazamiento privilegiado por su altura.

En su última planta está el Sirocco Bar y, por supuesto, una de las vistas de la ciudad más increíbles que vayas a encontrar. El lugar es perfecto para relajarse después de un largo día de visitas. Intenta venir antes del atardecer para disfrutar de la puesta de sol.

9. Disfruta de un masaje tailandés solidario

El masaje tailandés o masaje thai está muy arraigado en el día a día de la sociedad tailandesa. Por si no lo sabías, en esta práctica el masajista emplea su cuerpo para activar mediante la presión los músculos del cuerpo de quien toma el masaje. El resultado es un nivel de relajación difícil de conseguir de otra forma… eso sí te advertimos que te puede resultar un pelín doloroso.

Hay un centro conocido como Fundación para el Empleo de los Ciegos que ofrece esta terapia por una causa justa, ya que acudiendo a sus salones ayudarás a las personas que han perdido la vista y que no encuentran otra forma de trabajo.

10. Vive Chinatown durante la noche

Visitar el China Town de Bangkok

Neones encendidos, restaurantes de comida china, un bullicio que tiene algo de mágico y muchas tiendas es lo que te espera en Chinatown cuando el sol se pone tras los edificios de Bangkok. La experiencia estará cargada de encanto y llena de matices, ya que esta zona se ha convertido en una de las más vibrantes de la ciudad en lo que a cultura y ocio se refiere. Por ello, no deberías pensar en dejar fuera de tu lista de cosas que hacer en Bangkok un paseo nocturno por este barrio.

11. Toma un crucero por el río Chao Phraya

En Bangkok el agua, los ríos y los pequeños canales están muy presentes. Esto es algo que notarás en cuanto pises la ciudad. Una de las experiencias que hay que hacer en Bangkok es un tour por el río Chao Phraya y sus canales.

Si te acercas a los embarcaderos más populares de la ciudad como Saphan Taksim, que se corresponde con una parada del Skytrain, podrás encontrar embarcaciones que ofrecen cruceros turísticos para que veas los encantos de Bangkok desde el agua. Otra buena idea es reservar uno con cena romántica, una experiencia que cautivará todos tus sentidos.

12. Móntate en un tuk tuk

Montarse en tuk tuk en Bangkok

No son demasiado cómodos ni están bien preparados, pero es imposible negar que un tuk tuk tiene un encanto casi irresistible. Además, con estos pequeños vehículos llegarás mucho antes que con cualquier otro que recorra las congestionadas carreteras locales, por lo que el paseo puede ser provechoso también. Encontrar un tuk tuk no es nada difícil, así que estate pendiente y para al primero que veas. La experiencia es muy divertida.

13. Descubre el Wat Saket

El Templo del Monte Dorado es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Data del siglo XVIII y en sus orígenes fue un crematorio y un importante cementerio, algo que aún puede verse en las tumbas que se alzan en la ladera del monte.

No obstante, el encanto se encuentra en su cumbre, lugar en el que hay un bonito templo de una belleza increíble en el que se conservan algunas reliquias de Buda como, por ejemplo, sus dientes. Con todo, el edificio y las vistas que ofrece ya son motivo suficiente para llegar hasta aquí.

Ármate de coraje y sube las escaleras que superan los 300 peldaños. Mientras las subes detente de tanto en tanto para disfrutar de las vistas que irán cambiando a medida que vayas ascendiendo por ellas.

14. Navega por el mercado de Damnoen Saduak

Ver el mercado flotante Damnoen Saduak Bangkok

Coge una cesta, una buena cantidad de dinero y, por supuesto, una barca si piensas ir a comprar al Damnoen Saduak. ¿Por qué? Pues porque se trata de un mercado fluvial situado cerca de la ciudad. Ésta es una de las visitas que se pueden hacer desde Bangkok más populares.

Las compras se hacen desde la misma embarcación y el tráfico suele ser bastante importante, por lo que es aconsejable tomar uno de los tour que conducen por sus zonas más encantadoras. Así, puede que sea la primera vez que irás a hacer la compra en barca.

15. Observa la fauna humana que se mueve por Khao San Road

En esta calle no encontrarás monumentos, ni grandes hoteles de lujo ni nada que se le parezca. Lo que sí encontrarás es una de las zonas con más vidilla de Bangkok. Miles de letreros luminosos, tiendas que parecen solaparse las unas con las otras, bares, discotecas, agencias de viajes, tatuadores, hostales etc.

Khao San Road es la zona preferida por los mochileros para alojarse en Bangkok. Es donde se concentra la mayor cantidad de alojamiento barato de la ciudad. En sus calles verás deambular arriba y abajo a mucho “personaje” tanto local como visitante. Agénciate una cerveza, siéntate en una terraza y observa el panorama.

16. Sube al observatorio de la Baiyoke Tower

Este edificio con sus 304 metros de altura es uno de los más altos de Tailandia. Destaca por su plataforma de observación, la que está situada a más altura, que abre sus puertas al público para observar una de las mejores vistas de la ciudad.

17. Descubre el Gran Palacio

Visitar el Grand Palace Bangkok

Sin duda alguna, pocos monumentos hay en Bangkok que tengan la presencia y el encanto que posee esta residencia real. Se trata de uno de los mejores ejemplos de la arquitectura tradicional tailandesa y cuenta con muchos detalles propios de su cultura.

El palacio no es un único edificio, es un enorme conjunto arquitectónico compuesto de varias edificaciones. El Gran Palacio es el principal lugar de interés turístico y su visita es una de las cosas que hay que hacer en Bangkok absolutamente imprescindibles.

18. Quédate fascinado con el Templo del Buda de Esmeralda

Dentro del recinto del Gran Palacio hay un templo que destaca en este magnífico conjunto de edificios: el Wat Phra Kaew, también conocido como el Templo del Buda de Esmeralda. Este templo es uno de los más importante de todo el país precisamente porque como su nombre indica alberga al Buda de Esmeralda, la imagen de Buda más venerada de Tailandia.

Su biblioteca, el panteón real y el ubosoth donde se encuentra precisamente la figura de esmeralda que representa al buda son los lugares que no hay que perderse de un templo que cuenta con una infinidad de detalles en los que recrearse.

19. Sube en una Mekhala

Hasta hace no mucho, estas embarcaciones eran las que usaban los comerciantes de arroz para transportar su valiosa mercancía. Actualmente esta tarea se deja para otros barcos más modernos, aunque la mekhala sigue presente en Bangkok para que los visitantes conozcan una parte muy importante de la cultura local.

Una buena idea de disfrutar de ellas es contratar una paseo por el río, una experiencia llena de encanto que permite descubrir parte de la historia cotidiana de los habitantes de tu próximo destino.

20. Ve de compras al Central World

El shopping es algo más que un pasatiempo para los tailandeses. No debería extrañarte encontrar en la capital del país una buena cantidad de centros comerciales de lo más variado. Algunos están especializados en productos de lujo mientras que otros ofrecen falsificaciones de los mimos.

En fin, una buena forma de descubrir la pasión que los habitantes de Bangkok tienen por las compras es visitar el Central World, ya que es el centro comercial más grande del país y de todo el sureste asiático.

21. Visita el Museo Nacional

No deberías irte de la ciudad bajo ningún concepto sin haberte empapado al máximo de la historia y la cultura local. Para ello no hay nada mejor que destinar un buen rato a la visita del Museo Nacional de Bangkok, un centro donde el arte local y las tradiciones pueden apreciarse de cerca. El museo es una de las principales cosas que hay que ver en Bangkok. Dispone de una de las colecciones de arte más importantes del país.

 

22. Compra antigüedades de Estados Unidos en Bangkok

¿Antigüedades de Estados Unidos en Bangkok? ¿Vendedores vestidos de cowboys como en el lejano oeste? Pues sí, Bangkok es una ciudad llena de sorpresas y la que ofrece el mercado nocturno Vespa no es la más pequeña.

En las calles de esta zona se vende ropa americana y otros muchos productos en un ambiente realmente curioso, por lo que no hay nada como acercarse a ella para descubrir una de las cosas que hacen que Bangkok sea una ciudad irrepetible.

23. Muévete con el Skytrain

Moverse en Bangkok Skytrain

Bangkok tiene fama de sufrir unos atascos infernales. Para evitarlos muévete siempre que puedas con el Skytrain. Éste es un moderno tren elevado que conecta algunas de las partes más populares de la ciudad. Es rápido, cómodo, y barato.

24. No te pierdas la fragancia del mercado Thewet

Hay mercados en los que los precios son lo mejor, otros en los que los sabores son irrepetibles y luego está el de Thewet, un mercado en el que el olor es irresistible. Se trata de un tradicional mercado de flores que sigue manteniendo los comercios tradicionales que siempre le han dado fama.

Bangkok concentra flores de muchas zonas cercanas, por lo que el color y el olor de las calles de este mercado es algo que no deberías perderte de forma alguna durante tu estancia en la capital de Tailandia.

25. Visita la casa de Jim Thompson

Jim Thompson fue un viajero y hombre de negocios que se enamoró profundamente de Tailandia. Tanto es así que hizo traer desde varios lugares del país casas ya construidas para montarlas en Bangkok y poder residir en ellas de forma habitual.

Este curioso personaje desapareció hace mucho dejando tras de sí una casa que actualmente es un museo. El encanto se encuentra en que las casas son el mejor ejemplo de arquitectura tradicional para viviendas que puede encontrarse en la ciudad.

26. Descubre la seda natural local

La seda de Tailandia y en concreto la de Bangkok tiene una fama que llega a cualquier parte del mundo. Los habitantes de la ciudad lo saben y se sienten especialmente orgullosos de las muchas fábricas de seda artesanal que aún siguen en funcionamiento.

Se puede concertar una visita a alguna de ellas, algo ideal para disfrutar del trabajo de los artesanos. Comprar un poco de seda tampoco es mala idea, ya que su relación calidad precio es indiscutible y muy difícil de encontrar en otro lugar.

27. Visita el Buda de oro

Un Buda de oro macizo se esconde en el templo de Wat Traimit. Para que te hagas una idea, la figura tiene una altura de 3 metros y pesa unas 5,5 toneladas, todas ellas de oro sin contar con ningún otro tipo de material.

Esto la convierte en la escultura de oro macizo más importante del mundo, por lo que no está de más dedicarle una visita. Como curiosidad, la estatua estuvo perdida durante más de 200 años, posiblemente al haber sido ocultada para impedir que una invasión birmana se hiciera con ella.

28. Ve de excursión a Ayutthaya

Visitar Ayutthaya en Bangkok

Ayutthaya fue una de las capitales del antiguo Reino de Siam. Los restos que quedan de ella están reconocidos como Patrimonio de la Humanidad desde 1991. Esta ciudad se fundó en 1350 y fue abandonada en el siglo XVIII como consecuencia de la invasión birmana.

Edificios, templos y una atmósfera muy especial hacen que este sea uno de los lugares que más te recomendamos que visites en tu viaje a Tailandia. Se puede visitar en una excursión de un día. Para llegar hasta el parque histórico de Ayutthaya tendrás que tomar un tren o un barco, o hacerlo mediante un tour privado.

29. Acércate a la mansión Vimanmek

Construido íntegramente en madera de teca, es el edificio más grande del mundo que solo emplea este material. Su exterior es imponente, aunque tampoco hay que perderse sus salones interiores. Estos fueron decorados por Rama V, rey que decidió dotarlo de un inconfundible estilo occidental dada la pasión que sentía por la cultura europea de principios del siglo XX. Por ello, se trata de una magnífica visita para descubrir otra faceta más de Bangkok.

30. Pasear por el barrio rojo

En Bangkok no hay un barrio rojo sino varios. Los más conocidos son Nana Plaza, el Patpong, y Soi Cowboy. La actividad de los barrios rojos comienza nada más ponerse el sol. Es entonces cuando los locales de estriptis y otros similares abren sus puertas. Los alrededores de estas zonas se han convertido en una atracción turística más.

31. No te pierdas el columpio gigante

Uno de los rincones más curiosos de Bangkok está justo enfrente del popular templo de Wat Suthat. Se trata ni más ni menos que de un columpio de enormes proporciones empleado para diversos ritos religiosos y construido completamente con madera de teca. Su uso se cobró la vida de varios monjes en un rito que ya no se práctica, aunque el columpio sigue siendo uno de los grandes símbolos de Bangkok.

32. Sal de fiesta por Bangkok

Si por algo es famosa Bangkok es por su alocada vida nocturna. Hay pocas ciudades con tanta marcha como la capital tailandesa. Todos los días de la semana encontrarás un ambientazo increíble hasta altas horas de la madrugada. Las zonas más populares para salir de copas son Khao San Road, Sukhumvit, y el RCA.

Imágenes: (1) Ninara, (2)(3) pixabay, (4) Eduardo w. Olivera, (5) PS12r, (6) David Mckelvey,(7), (8), (9) y (10) pixabay

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here