Los 30 mejores planes que hacer en Tokio

Qué hacer en Tokio?

La ciudad de Tokio es un destino turístico muy concurrido en cualquier época del año y atrae la atención de miles de turistas gracias a su cultura milenaria, a su deliciosa gastronomía y a sus paisajes emblemáticos; que combinan en armonía la naturaleza con una urbe masificada de más de 36 millones de habitantes. Descubre los mejores planes que hacer en Tokio.

Antes de aventurarte a pasar unos días en la capital, es recomendable que tengas bien claro los lugares que quieres ir a visitar en Tokio y las experiencias que quieres vivir. Sabiendo los lugares que te interesan, podrás programar tu itinerario para optimizar los desplazamientos, aprovechar al máximo la jornada y no quedarte con las ganas de ver lo que más ilusión te hace.

Los mejores planes que hacer en Tokio

1. Visitar el Palacio Imperial de Tokio

Visitar el Palacio Imperial de Tokio

Si quieres saber dónde vive la familia imperial japonesa, debes visitar   . No vas a poder ver el interior del palacio, ya que está vetado al público, pero puedes pasear por los jardines orientales del Palacio Imperial.

Para poder acceder, deberás adquirir un ticket para la visita guiada, pero vale la pena, ya que las instalaciones son impresionantes y puedes sacar unas fotos preciosas de los edificios y los jardines de la época Edo. Es una de las visitas que sin dudas debes hacer en Tokio.

2. Mandarake: todo lo que un amante del anime y el manga puede necesitar

La cadena de tiendas Mandarake es la más importante del mundo, con una inmensa cantidad de material relacionado con manga y anime. En Akihabara puedes encontrar un edificio de Mandarake de 8 plantas lleno de manga de todas las décadas, incluso de los años 60.

Los japoneses tienen una interesante red de compra-venta de segunda mano de merchandising y tomos de manga, todo en perfecto estado y con precios muy rebajados, por lo que si te gusta la animación japonesa, prepara una maleta extra.

3. ¿Te gustan los videojuegos? Visita Super Potato

Super Potato es una tienda dedicada a los videojuegos, muy parecida a Mandarake, ya que tiene reliquias como la Game Boy o la Super Nintendo de segunda mano a precios muy económicos.

Super Potato es una joya escondida en la tercera, cuarta y quinta planta de un edificio en Akihabara, visita obligada para los amantes de los videojuegos retro. Las estanterías están repletas de videojuegos de todo tipo, guías y videoconsolas ochenteras, todo perfectamente conservado y funcional.

4. El templo Senso-ji, una visita imprescindible que hacer en Tokio

Visitar en Tokio el templo Senso-ji

Si has decidido visitar el templo sintoísta Meiji, lo ideal es que vayas también a un templo budista para admirar la arquitectura y las diferencias entre ambos cultos. El templo budista Senso-ji es el más antiguo de Tokio y es como una ciudad en miniatura. Se encuentra en el barrio de Asakusa y está abierto 24 horas, de fácil acceso con transporte público.

Este templo es enorme y tiene varios accesos mediante puertas. Lo más curioso es que el complejo budista se divide en calles, donde hay comercios y por donde se puede acceder a las diferentes zonas del templo, como los jardines o las salas de culto. Su visita es otra de las que hay que hacer en Tokio que figura entre las más populares.

5. Demuestra tu arte musical en una sala de karaoke

Los karaokes en Japón son muy diferentes a los que puedes encontrar en occidente. Olvídate de locales atestados con un escenario y un micrófono, ya que se trata de salas individuales o para grupos, privadas, insonorizadas, con iluminación regulable, con un catálogo de canciones enorme y con un equipo completo de karaoke.

Estas salas se alquilan por horas y disponen de un teléfono para pedir a recepción comida o bebida. Hay karaokes repartidos por todo Tokio, son una experiencia de lo más curiosa y que seguro que repetirás varias veces.

La ciudad es tan grande que una de las decisiones más complicadas es escoger bien la zona donde alojarse en Tokio. Hay un buen número de barrios muy interesantes que te conviene conocer para que puedas decidirte por el que más te atrae. Te ayudamos con este post:

Dónde dormir en Tokio

6. Presencia una boda sintoísta

En Japón conviven diferentes religiones, siendo la sintoísta, la budista y la cristiana las más habituales. La religión sintoísta tiene sus propios templos de culto, en los que se celebran diferentes ceremonias, como las bodas, y que están abiertos al público.

Al lado del parque Yoyogi, en Harajuku, se encuentra el santuario Meiji, uno de los más famosos del país. Sus instalaciones son dignas de recorrer, ya que cuentan con 700.000 metros cuadrados, con más de 100.000 árboles en sus terrenos.

Tener la oportunidad de ver una boda sintoísta es una maravilla, un acto muy solemne, donde podrás ver la indumentaria y los rituales tradicionales. De paso por el templo, puedes aprovechar para comprar una tabla de madera, escribir un deseo y colgarlo en el muro de los deseos.

7. Maid Café para hacer una pausa

Mind Café en el barrio de Akihabara, Tokio

El barrio de Akihabara nunca deja de sorprender y, si quieres tomar un descanso después de tu aventura por sus locales, no debes perderte los Maid Café. Se trata de cafeterías temáticas donde las camareras van vestidas de sirvientas al más puro estilo anime.

Pero eso no es todo, ya que el trato por parte de las trabajadoras es excelente y educado, para que te sientas como su señor o señora. La comida y la bebida suele tener detalles bonitos, como caritas o forma de animal. Ya sea porque te encante la cultura manga o porque seas curioso, vale la pena ir a tomar algo a este tipo de cafeterías.

8. Pachinko: las máquinas tragaperras sin dinero

Si paseando por Tokio ves a primera hora una larga cola de personas esperando la apertura de un local, seguramente sea un pachinko. Estos locales están llenos de máquinas tragaperras muy ruidosas y de japoneses probando su suerte.

Lo curioso de estas máquinas es que no funcionan con dinero, ya que los clientes canjean sus yenes por bolitas de metal. Seguramente acabes con un buen dolor de cabeza, pero es una experiencia digna de recordar.

9. Odaiba, su Gundam gigante y su noria

Odaiba, su Gundam gigante y su noria

A los niños les encantan los robots. Entonces, ¿por qué no ir a ver un robot gigante? La isla artificial de Odaiba tiene muchas cosas que ver y que hacer, por lo que vale la pena pasar, al menos, medio día en ella.

En esta isla se puede ver una réplica de la estatua de la libertad, un robot Gundam gigante, un museo de ciencia y robótica y varios centros comerciales. Para poder disfrutar de unas bonitas vistas de la isla y de Tokio, puedes subir a la noria Daikanransha o visitar el mirador que la cadena Fuji TV tiene en sus instalaciones.

10. Renueva tu armario en UNIQLO

Para los que quieran renovar el armario con ropa moderna, cómoda, a buen precio y duradera, vale la pena visitar la tienda de 12 plantas que UNIQLO tiene en Tokio. Esta tienda se sitúa en el barrio de Ginza, el barrio de las compras por excelencia. Tiene ropa de hombre, mujer, bebé y niño, así como sección de complementos y calzado.

11. La increíble Takeshita Dori

Una de las visitas obligadas si vas al barrio de Harajuku es la calle Takeshita. La experiencia es impactante, porque en una sola calle se concentran centenares de tiendas y restaurantes de lo más variados. La tienda de merchandising oficial de ABK48 se encuentra aquí, al igual que decenas de tiendas dedicadas exclusivamente a idols japoneses y coreanos.

Para los amantes del cosplay, en Takeshita Dori hay varias tiendas de ropa con disfraces basados en personajes de anime, manga o videojuegos. Cuidado, porque los fines de semana la calle está realmente masificada.

12. La moda más variada en HarajukuMoverse por Harajuku en Tokio

Una de los planes más divertidos que hay que hacer en Tokio es ir un domingo a Harajuku. Allí verás jóvenes, y no tan jóvenes, vistiendo las modas más extravagantes.

En el puente que lleva al santuario Meiji se concentran decenas de jóvenes vestidos como sus personajes de anime favoritos o siguiendo la moda de diferentes tribus urbanas, como las lolitas góticas, cyber punk, maids o gyaru.

La mayoría se dejan hacer fotos, por lo que puedes acabar con un álbum de fotografías bastante colorido y curioso, pero no olvides pedirles permiso antes.

¿Tienes idea de cómo desplazarte del aeropuerto Narita al centro de Tokio?

Cómo ir del aeropuerto de Tokio Narita al centro

13. Hazte unas fotos en una máquina de purikura

Una moda de los jóvenes japoneses es hacerse fotos en los fotomatones. Estas cabinas de fotografía no tienen nada que ver con las que puedes encontrar por tu barrio. Se trata de fotomatones con cientos de filtros que permiten crear fotografías llenas de brillos, colores y modificaciones.

También puedes agregar texto, por lo que el proceso de edición es muy laborioso y divertido, con un efecto final muy parecido al del anime. Puedes encontrar estas cabinas de fotomatón en cualquier centro comercial.

14. Prueba el ramen clásico en Ramen Street

Prueba el ramen clásico en Tokio

Los fideos ramen son una de las comidas más famosas del país del sol naciente. Se ven en películas, series y restaurantes por todo el mundo. Pero no hay nada como comer el ramen original, hecho en alguno de los restaurantes de la Tokio Ramen Street.

Esta calle se encuentra bajo la estación de Tokio y es una zona llena de restaurantes de ramen de todas las especialidades, con cocineros expertos en gastronomía japonesa Puedes pedir todo tipo de fideos ramen y a precios muy económicos.

15. Museo Ghibli para los más pequeños, o no tan pequeños

Las películas de Hayao Miyazaki son mundialmente conocidas. Seguro que te suenan personajes como Totoro o Ponyo. Pues en el barrio de Mitaka puedes visitar el museo Ghibli, completamente ambientado en estas películas. Sin dudas una de las cosas que hacer en Tokio con niños más recomendables.

El museo tiene varios apartados y salas, tanto en interiores como en exteriores. Además, también podrás descansar en la cafetería del sombrero de paja mientras los niños juegan en el autobús de Totoro o ven alguno de los cortos animados que allí se proyectan. No olvides comprar algún recuerdo en la tienda de suvenires, llena de productos de todas las películas de la franquicia.

16. Shibuya 109, una visita que hacer en Tokio

Para las amantes de la última moda en ropa y complementos, el edificio de Shibuya 109 es parada obligatoria. Se trata de un edificio gigante, que se ve nada más sales de la estación de Shibuya, con más de 100 tiendas de ropa de niña y mujer de estilo juvenil repartidas en 10 plantas circulares. El estilo de este tipo de ropa se asemeja al de las idol japonesas y las gyaru, que podrás ver en vivo si visitas este edificio de comercios textiles.

17. El cruce de Shibuya y la estatua de Hachiko

Cruce de Shibuya en Tokio

Te guste o no te guste la moda, Shibuya es parada obligatoria si quieres ver uno de los cruces de peatones más transitado del mundo. Cada día pasan miles y miles de personas por este cruce, que se encuentra justo nada más salir de la estación de Shibuya, por la entrada Hachiko.

Aprovechando que hay que tomar esa salida, no puedes olvidar visitar la estatua del perro Hachiko, el famoso perro que esperaba todos los días a su dueño en la estación, y con cuya historia se han filmado varias películas.

18. ¿Comer en un restaurante de sushi? ¡Por supuesto!

Cuando piensas en comida japonesa, seguro que piensas en sushi. Si bien puedes encontrar bandejas preparadas de maki o sashimi en cualquier supermercado o puesto de comida, lo mejor es que vayas a un kaitenzushi.

Se trata de un restaurante que dispone de una cinta transportadora que pasa por todas las mesas y que lleva diferentes platos de sushi. Aquí el límite lo pones tú y el precio de cada plato depende de su color, pero la mayoría suelen ser de 100 yenes. La comida es estupenda y puedes comer todo lo que quieras y puedas permitirte pagar, sin mínimo o máximo de consumición.

19. Panorámica de Tokio totalmente gratis

¿Te gustaría ver una panorámica de Tokio desde 200 metros de altura y totalmente gratis? Deberías acercarte por Shinjuku, al Ayuntamiento de Tokio o también conocido como Edificio del Gobierno Metropolitano de Tokio.

Consta de dos torres con un observatorio en cada torre abierto al público todos los días desde las 9:30 hasta las 23:00, por lo que puedes ver la ciudad tanto de día como totalmente de noche. Sus vistas, realmente espectaculares, hacen de ella una de las visitas que hay que hacer en Tokio más populares.

20. Parque de Yoyogi

Pasear por Parque de Yoyogi de Tokio

Yoyogi es un parque ideal para visitar en cualquier estación del año, con cerezos en flor en primavera o árboles perdiendo sus hojas en otoño. Siempre está animado y con gente practicando deporte, rockabillies bailando, gente paseando o disfrutando de un buen picnic. Los domingos es cuando más actividades hay durante todo el día, por lo que puedes aprovechar para pasar la jornada por el barrio de Harajuku.

21. Toma sake en un izakaya

Cuando los japoneses quieren celebrar algo después del trabajo o buscan ahogar sus penas, suelen elegir un izakaya. Se trata de una taberna al más puro estilo japonés, con mesas para sentarse o salas reservadas con tatami. En este tipo de locales se sirve comida, tapas y se puede elegir entre una amplia variedad de bebidas con o sin alcohol.

Lo agradable de estos locales es que la gente va a charlar y a divertirse, por lo que es muy normal escuchar conversaciones animadas y risas a todas horas. Puedes aprovechar que algunos izakayas tienen hora feliz o menú de “pide lo que quieras”, por lo que es una opción muy económica si vas con amigos.

22. Bañarte en un onsen

Seguro que en alguna película o serie has visto a los protagonistas ir a tomar un baño a unos baños termales mientras intentan espiar la zona de mujeres o mientras se relajan en sus cálidas aguas. Los onsen son locales de baño tradicionales que ofrecen diferentes áreas para ponerse a remojo, siempre separados hombres de mujeres.

Este tipo de instalaciones suelen disponer de jardines de estilo zen, buenas vistas y habitaciones tradicionales con tatami por las que pasear con tu yukata.

23. Un clásico gastronómico japonés: el yakiniku

Comer Yakiniku, plato popular de Tokio

Yakiniku o carne a la parrilla, es uno de los platos más populares de la gastronomía japonesa. Si te preguntas qué tiene de especial la carne a la parrilla, no es tanto el plato en sí, sino su preparación.

Para comer yakiniku, lo mejor es ir a uno de los restaurantes que hay cerca de la estación Uguisudani, como el restaurante Uguisudanien. Una vez dentro, verás que en las mesas colocan unas parillas y que te traen la carne cortada en lonchas finas y cruda. Tú eres el que cocinará la carne y podrás elegir el punto exacto de cocción.

24. Asiste a un combate sumo en el estadio Ryōgoku Kokugikan

Uno de los deportes más famosos de todo Japón es el sumo. De origen ancestral, los combates más famosos se realizan en año nuevo. Para poder ver un buen combate de sumo, lo mejor es ir al estadio Ryōgoku Kokugikan, que además tiene cafeterías para picar algo y poder disfrutar de toda la jornada de combates. Este estadio dispone de un pequeño museo del sumo, para los más aficionados a este deporte o los curiosos.

25. Descubre las hamburguesas especiales del McDonald’s Japonés

Si tienes curiosidad por saber si una de las cadenas de comida rápida más famosa del mundo tiene la misma comida en Japón que en tu barrio, debes visitar un McDonald’s. En Japón es muy habitual encontrar menús especiales y únicos de este país, como la famosa hamburguesa con pan, queso y carne de color negro. O la hamburguesa teriyaki, que junta sabores orientales con el típico menú de adulto.

25. Torre de Tokio

La torre de Tokio

La Torre de Tokio, de 315 metros de altura, está basada en la Torre Eiffel de París, pero pintada en blanco y rojo. Se construyó como antena de telecomunicaciones para las emisiones de la televisión aunque, actualmente, ya no tiene esa función y sirve como observatorio.

El observatorio más alto está a 250 metros de altura, previo pago para acceder, y desde él se puede ver toda la ciudad de Tokio. En esta torre encontrarás de todo, restaurantes, cafeterías, tiendas de suvenires e incluso un pequeño santuario.

27. Ginza y sus showrooms

El barrio de Ginza es conocido por tener cientos de tiendas de marcas conocidas, y caras. Sin embargo, si eres un fan de las últimas tecnologías, es recomendable que visites los showrooms de Nikon, Sony o Canon, donde podrás conocer lo más vanguardista en cámaras de vídeo, cámaras fotográficas e incluso ordenadores. Lo mejor es que te dejarán probar los productos y podrás ver demostraciones. Si quieres ir de compras sin duda Ginza es tu barrio ideal.

28. Ver los cerezos en flor y el cambio de estación

Cerezos en flor en el parque nacional Shinjuku Gyoen de Tokio

El hanami es uno de los eventos más importantes en Japón. Se trata de un reclamo turístico de la naturaleza, ya que en primavera florecen los cerezos y se crean paisajes de lo más hermosos.

Uno de los mejores lugares para ver este fenómeno es en el parque nacional Shinjuku Gyoen, ya que tiene más de 1500 cerezos. Si tu viaje es en otoño, en este mismo parque podrás disfrutar del momiji, el cambio de color de las hojas de los árboles a tonos marrones.

29. Kagurazaka: calles estrechas y cafeterías occidentales

Para ver una combinación de estilo tradicional japonés con establecimientos modernos, lo mejor es visitar las calles de Kagurazaka. Se trata de un barrio que ha conservado su estética tradicional, con calles empedradas, estrechas y llenas de recovecos.

Seguro que cuando estés paseando por este barrio te sentirás como en una película de época. Además, si te has cansado de la comida tradicional japonesa, puedes parar a tomar algo en algún restaurante francés, aunque algo caro de todos modos.

30. Ambiente de fiesta en Roppongi

El barrio favorito para salir de fiesta de los extranjeros es, sin duda, Roppongi. Por la noche hay muchísimos locales abiertos y mucho ambiente festivo. No solo encontrarás locales de estilo japonés, sino que también hay decenas de bares de ambientación internacional. Si lo que te apetece es pasar una noche de fiesta con los amigos o conocer gente nueva, Roppongi es tu lugar.

Hay tantos sitios en Tokio para disfrutar que cualquier lista de cosas que hacer en Tokio se quedará siempre corta, aún así te hemos propuesto algunos de los más curiosos e interesantes. Para poder visitar en Tokio los emplazamientos que más te interese necesitarás de 5 a 7 días como mínimo, si no quieres dejarte nada en el tintero o ir con el agua al cuello.

Es muy recomendable que cojas un mapa y que coordines tus visitas con tu itinerario, aprovechando la extensa red de transporte público de Tokio y su excelente comunicación. Además, si eliges un alojamiento céntrico, lo tendrás mucho más fácil para exprimir al 100 % tus días en la capital nipona.

Fotos: Pixabay, (2) Marco Verch,(6), Sjors Provoost, (7)Carl Johan Crafoord,(9) Gregg Tavares, (10) Robert Young,(13) Antífama

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here