Qué hacer en Sao Paulo: 23 planes imprescindibles

Qué hacer en Sao Paulo

Moderna, exquisita y cosmopolita. Cualquiera de esos apelativos le queda bien a Sao Paulo, conocida en el mundo como la “Nueva York” de Suramérica. Sus amplios atractivos turísticos, la oferta inagotable de cultura, gastronomía y diversión la posicionan como un de destinos muy atractivo. Descubre con nosotros algunos de los planes más interesantes que se pueden hacer en Sao Paulo.

En esta ciudad, valorada como el principal polo de desarrollo financiero e industrial de Brasil, abundan las opciones para disfrutar de una estadía especial. Lo mejor es que las alternativas se ajustan para todas las necesidades y presupuestos, y para todo tipo de viajeros.

Las mejores cosas que hacer en Sao Paulo

1. Recorre la Avenida Paulista de arriba a abajo

Las mejores cosas que hacer en Sao Paulo

Es la más importante de Sao Paulo. Se trata de 3 kilómetros de arteria vial donde el turista puede encontrar casi todo lo que desee o necesita: hay bares, restaurantes, bancos, farmacias, hospitales, museos, parques, centros educativos, tribunales, las principales torres de radio y tv, tiendas de arte y diseño, y un ilimitado etcétera.

Recorrer cada uno de sus locales comerciales puede ser una tarea hasta de un fin de semana. Aunque para aquellos que no quieran caminar, pueden moverse a lo largo de la vía mediante la línea 2 del metro paulista. En esa vía se efectúan los principales desfiles culturales y musicales paulistas.

Es un sitio muy emblemático de la ciudad, donde se entremezclan turistas, oficinistas, estudiantes y ejecutivos en medio una algarabía multicultural. Para apreciar esta avenida en todo su apogeo comercial, es recomendable ir de lunes a viernes.

Sin embargo, para quienes la prefieren sin tráfico automotor, despejada y sin bullicio citadino, es mejor visitarla los fines de semana, que suele estar más vacía, lo cual es muy ventajoso porque los cafés y centros culturales son todos para ti.

2. Disfruta a plenitud del Parque Ibirapuera

El parque Ibirapuera es uno de los sitios que ver en Sao Paulo. Son 158 hectáreas concebidas para el entretenimiento y esparcimiento cultural, artístico y deportivo, en medio de un verdor natural que acompaña a las esculturas, puentes y los tres lagos que se encuentran en este pulmón de la ciudad.

Es un sitio ideal para relajarte y respirar aire puro, libre del ajetreo citadino. Aquí puedes montar bici, observar más de 200 especies de aves, jugar al fútbol, baloncesto, ping pong, o al ajedrez.

También puedes participar todos los domingos en el bosque de la Lectura, donde puedes leer libros y revistas disponibles, como si estuvieses en una biblioteca pública al aire libre.

El parque en sí mismo es un atractivo por la diversidad que ofrece a sus visitantes. Diseñado como una versión brasileña del Central Park de Nueva York, dentro de las instalaciones del Parque Ibirapuera se ubican dos centros culturales de envergadura de Sao Paulo (el salón de la Bienal del Arte y el Museo de Arte Contemporáneo).

Además también se encuentran aquí los monumentos Las Banderas, El Obelisco de Sao Paulo y el Pabellón Japonés. La mayoría de las esculturas, estatuas y edificaciones levantadas en este parque fueron diseñadas por el reconocido arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, uno de las figuras más influyentes en la arquitectura moderna.

3. Maravíllate con el Teatro Municipal

Teatro Municipal en Sao Paulo

Construido en 1911 y restaurado completamente en 2011, el Teatro Municipal es referencia obligada entre las cosas que hacer en Sao Paulo. Tanto por fuera como por dentro, su estructura mezcla detalles del arte barroco y renacentista.

Es un palacete elegante inspirado en la Casa de la ópera de París, que guarda en su interior grandes cúpulas, columnas, balcones, escaleras señoriales y algunas salas decoradas con detalles de oro y mármol que dejan sorprendidos a los visitantes.

En el lugar se realizan presentaciones de ópera, ballet, orquestas sinfónicas y sofisticados eventos culturales. El lugar puede ser visitado por turistas mediante tours organizados, que recorren cada uno de sus espacios y salones culturales.

4. Come virado, come Sao Paulo

Al comer este plato, estarás probando la principal comida de la ciudad. Se llama Virado a Paulista y está compuesto por un filete de cerdo, arroz, cebollas, crema de frijoles, huevos fritos y col sancochada.

En su origen, era considerado el plato del obrero paulista, porque sus ingredientes proveen de mucha energía al cuerpo para el comienzo de la semana laboral. En la actualidad este delicioso plato es una tradición generalizada que se sirve rigurosamente todos los lunes, en los 12.400 sitios disponibles para comer en Sao Paulo.

5. Siente el sabor especial de la feijoada paulista

Típica no solo en Sao Paulo sino en todo Brasil. Sin embargo, esta comida incorpora variantes en la mesa paulista. El tradicional plato lleva arroz blanco, carne de cerdo y frijoles negros.

En Sao Paulo, te lo pueden servir con naranjas y col, pero la diferencia es la carne: en vez de trozos completos, te sirven solo la parte magra. Y otro detalle: la abundancia, que básicamente depende del restaurante.

El más famoso en Sao Paulo se llama Bolihna, con 70 años de tradición preparando este plato. Después de visitarlo todos los turistas concuerdan en dos cosas: sirven cantidad abundante y se esmeran en la atención.

6. Visita el afamado Museo de Arte de Sao Paulo

 

Museo de Arte de Sao Paulo

Muchos de los turistas visitan Sao Paulo para conocer el afamado Museo de Arte de Sao Paulo. Su propia estructura es una joya de arte que no pasa desapercibida en la Avenida Paulista.

Son 10.000 metros cuadrados diseñados desde una perspectiva arquitectónica muy original: A primera vista el visitante apreciará un gran salón suspendido a ocho metros del piso, sostenido con cuatro pilares pintados de color rojo. La planta es un espacio libre, disponible para los transeúntes y turistas.

Pero ahí no termina todo. En la planta baja hay salones subterráneos con galerías de arte, que según los expertos, representan un acervo histórico único en el continente latinoamericano.

Quien lo visite puede apreciar piezas originales del Imperio Romano, estatuillas de la dinastía China, antes y después de Cristo, pinturas italianas de la Edad Media y extrañas antigüedades provenientes de Grecia y Egipto. Sin duda, visitar este museo es una de las cosas que hacer en Sao Paulo.

7. Camina por Oscar Freire una de las calles más lujosas del mundo

Cuando recorras la famosa calle Oscar Freire, piensa que caminas sobre uno de los metros cuadrados más caros del mundo, solo semejante a la Quinta avenida de Nueva York. Esta calle es algo que tienes que ver en Sao Paulo con tus propios ojos.

Es frecuentada por celebridades internacionales y es tanta su fama que es recomendada visitarla, al menos, una vez en la vida.

Es como un centro comercial de lujo, donde el turista además de tiendas y artículos inéditos, también vivirá una experiencia confortable con comodidades para pasar un rato agradable: ventas de comidas bebidas, galerías artísticas, áreas verdes, red wifi libre, estacionamientos para bicis y cargadores para dispositivos móviles.

8. Siente la inmensidad espiritual de la Catedral Da Sé

Catedral Da Sé en Sao Paulo

También conocida como Catedral Metropolitana de Sao Paulo, esta Basílica fue inaugurada en 1954, y desde entonces ha sido el emblema de la fe católica entre los paulistas, pero también es un sitio turístico por excelencia.

El templo registra una alta demanda de visitantes por ser uno de los más grandes del planeta con arquitectura neogótica. Es difícil no divisarla en Sao Paulo: tiene 111 metros de largo, con dos torres frontales de 97 metros, en cuyas cúpulas cuelgan 92 campanas.

Adentro tiene vitrales multicolores, piso de mármol y columnas y escaleras de granito, que comparten espacio con obras de arte religioso y un órgano de 12 mil tubos y cinco teclados, señalado como el más grande de América del Sur. Si quieres asistir a una de las misas, puede hacerlo sin apremio, pues el templo tiene capacidad de aforo para 8 mil personas.

9. Date un gusto en Skype Bar

Es un bar elegante y selecto situado en la avenida Brigadeiro Luís Antônio-4700, en el opulento barrio Jardim Paulista. Tragos a la carta, sofisticados platillos y una piscina al aire libre desde la azotea de un hotel lujoso son los atractivos de este sitio preferido por gustos exigentes. Se acude con traje semi formal y, por la alta demanda de turistas, se reserva con días de antelación.

10. Si fuiste a D.O.M, eres privilegiado

El lugar se llama D.O.M. Su dueño es Alex Atala. Es un restaurante que todos los años es premiado entre los mejores de América Latina. Si el presupuesto no es limitado, esta es una excelente opción entre las cosas que hacer en Sao Paulo.

Sus platos no son baratos, pero su fama en el mundo reivindica sus sorprendentes platos, hechos con ingredientes amazónicos nunca usados en la cocina tradicional. Su dueño se declara en “constante investigación culinaria” para servir todos los meses platos sui generis.

11. ¿Has comido Bauru? Llegó el momento

El nombre proviene de una pequeña ciudad de Sao Paulo donde nació el locutor Casimiro Pinto Nieto, quien lo inventó a principios de 1930. El plato consiste en un sándwich con rodajas de tomate, orégano, mozzarella, carne asada, encurtidos y sal. En todos los menús paulistas figura entre las primeras opciones.

12. Sube a la Torre Banespa

Subir a la Torre Banespa en Sao Paulo

La visita a esta torre es otra de las cosas que deben figurar en tu lista de cosas que hacer en Sao Paulo. La torre, que  mide 161 metros de altura con antena incluida, se asemeja al Empire State de Nueva York y tiene el mirador más privilegiado de la ciudad. Desde su piso 34 disfrutarás de la mejor vista panorámica de esta metrópolis brasileña.

Sin lluvia ni neblina, desde arriba la visual alcanza hasta 40 kilómetros de distancia. Desde ahí entenderás la inmensidad vanguardista de Sao Paulo. En el interior de la torre, además, hay un hall con paredes de mármol y piso de granito. No te vayas sin ver su impresionante lámpara en forma de araña, formada con 10 mil piezas de cristal.

13. Museo del fútbol: Juega y aprende del deporte rey

Aun si no te gusta el fútbol, este museo es un centro lúdico de entretenimiento para toda la familia, pues hay actividades para niños y adultos. El de Sao Paulo figura entre los mejores del mundo.

Tal vez sea por los 7.000 metros de superficie donde el turista puede conocer la evolución y los momentos estelares del fútbol brasileño, mediante salones repletos de fotos y pósteres, vitrinas con zapatos, camisas y balones que marcaron los hitos del balompié brasileño.

El turista podrá recordar las mejoras jugadas y goles en una docena de televisores instalados en este museo, situado dentro de las instalaciones del estadio Paulo Machado de Carvalho.

Hay salones multimedia, donde los padres e hijos pueden interactuar con una pelota virtual, calcular la velocidad de un remate y, por supuesto, anotar un gol de penalti. Un dato: los jueves la entrada es totalmente gratis para todo público.

14. Visita Japón sin salir de Sao Paulo

¿Buscas conocer algo distinto en la ciudad? Entonces, ve al barrio da Liberdade (Barrio de la Libertad). Es un sitio imperdible en la lista de las cosas que hacer en Sao Paulo. Cuando entres a este barrio sentirás que no estás en Brasil.

Es toda una excursión: faroles del alumbrado público con diseño nipón; fachadas y techos de edificios de arquitectura asiática y comidas preparadas con recetas niponas, que causan sensación entre los visitantes de este barrio donde viven la mayor comunidad mundial de inmigrantes japoneses, junto a grupos más pequeños de chinos y coreanos.

Es un lugar pintoresco que recibe un gran volumen de turistas, principalmente en la hora del almuerzo y también los domingos, cuando organizan una feria artesanal donde puedes comprar souvenirs, objetos y utensilios típicos del continente asiático.

El lugar también es famoso por sus templos budistas y jardines japoneses, este último una belleza natural que vale la pena visitar.

15. Hazte parte del mercado municipal

Hazte parte del mercado municipal

Localizado en pleno casco histórico, el mercado municipal de Sao Paulo es popular entre los turistas por ser un sitio para ver, curiosear y degustar. Son más de 300 stand cargados de frutas, verduras, legumbres, dulces, carnes, quesos, lácteos y pescados, entre otros productos frescos de la gastronomía local e internacional.

Cuando entres es normal que te ofrezcan diversas muestras de frutas o quesos en algún punto de los 12.600 metros cuadrados de este mercado, donde se efectúan presentaciones teatrales, espectáculos culturales y ferias de artesanías.

Son muy pocos los visitantes que se van del mercado sin probar el famoso sándwich de mortadela o pastel de bacalao, ambos son una delicia, y su sabor original solo lo encontrarás aquí. ¡No te quedes con las ganas!

16. Sorpréndete en Gibi Cultura Geeks

Una réplica del muñeco diabólico, Chucky, te observa al entrar. Cerca de la barra está Yoda, de Star Wars para acompañarte mientras bebes algo. Y en un costado una figura de Bart Simpson espera el mejor momento para hacer una travesura.

Así de ingenioso es este bar, cuyo dueños son fanáticos de películas, series televisivas, juegos de video y personajes de ciencia ficción.

Toda la decoración está pensada para la cultura geek, y también para aquellos que les gusta beber algo mientras disfrutan de un sitio original. Los nombres y la preparación de los tragos están inspirados en héroes y antihéroes fílmicos. La bebida E.T. o Tortuga Ninja son algo fuera de este mundo. ¡Tienes que probarlos!

Sao Paulo es una ciudad bastante grande. Por ello escoger una buena zona para tu alojamiento es vital para disfrutar al máximo de tu visita. Échale un vistazo a este artículo:

Dónde alojarse en Sao Paulo

17. Viaja al siglo XVII en el Monasterio de Sao Bento

Este Monasterio fundado hace más de 250 años por monjes benedictinos es una de las construcciones más antiguas de la ciudad. Su arquitectura del siglo XVII contrasta con los rascacielos modernos y lujosos que lo rodean en pleno corazón de la urbe brasileña.

La misa dominical en su iglesia es peculiar por los envolventes cantos gregorianos que suenan acompasados por las piezas de un órgano de 6 mil tubos que resuenan desde el altar principal.

El edificio tiene un teatro, donde hay presentaciones culturales, y en la cúspide se erige un reloj, conocido por dar la hora más exacta de Sao Paulo. Adentro hay una tienda pequeña donde venden pan, mermeladas y dulces, todos elaborados por los propios monjes con recetas seculares.

18. Diviértete en Olívio

Los primeros tragos serán en copas y vasos comunes. Cuando llega el momento de beber más, los camareros lo notan, y entonces te traen unas bolsas de transfusión llenas de alcohol etílico para reponer las ganas.

No te inyectarán ni nada de eso, pero si podrás beber tu trago a través de los conductos de la propia bolsa. Estas cosas solo pasan en Olívio Bar, situado en la Rua Delfina-196, en el barrio Vila Madalena, el mismo sitio donde queda el callejón de Batman.

Si tienes acento norteamericano, tu trago llegará en un vaso Trump; y si te gusta el fútbol te servirán lo que pidas en un balón, que puede tener forma de plato o vaso. Cuando vayas al baño, al salir no olvides meter la mano en la gigante bañera llena de hielo y sacar una cerveza artesanal. Esa va por la casa cada vez que vayas al baño.

19. Visualiza arte urbano en el callejón de Batman

Visualiza arte urbano en el callejón de Batman en Sao Paulo.

El callejón de Batman, conocido así porque el murciélago del cómic fue el primer grafitti que apareció en sus s paredes por allá en los años 80, está situado en el barrio de clase media Vila Magdalena.

Sus fachadas sirven de lienzo a decenas de artistas urbanos que plasman sus obras de grafiti, las cuales son reemplazadas por otras nuevas con mucha periodicidad. Si caminas este callejón el primer día de tu estadía en Sao Paulo, y luego regresas el último notarás que las creaciones son distintas.

Las ilustraciones han ganado el respeto y la admiración internacional, tanto que el callejón es un santuario mundial en diseño y dibujo urbano. Hay un ritual cuando visites el callejón: tomarse un selfie y subir la imagen en Instagram. Hay más 200 mil publicaciones diferentes sobre este lugar de Sao Paulo.

20. Offashion: Los descuentos esperan por ti

Popular entre los turistas y locales, este sitio es inevitablemente unas de las cosas que hacer en Sao Paulo, tanto por las ofertas en ropa, zapatos accesorios, como por la cantidad de artículos tentadores que cautivan hasta el más indiferente.

Es un lugar frecuentado por sus descuentos de hasta 70% en marcas originales como Luigi Bertolli o GAP, sin contar los solicitados zapatos Arezzo. No te puedes ir de Sao Paulo sin visitar este lugar. Seguro encontrarás algo para ti o para alguien de tu familia.

Está en el barrio Butantã (al oeste de la ciudad), y para hacerlo más irresistible: abre los domingos y feriados.

21. Descubre un mall diferente

Se llama Shopping Analia Franco. Y desde hace 15 años se ha vuelto popular entre los turistas que visitan Sao Paulo por su infraestructura singular: cada espacio interno ofrece ambientes paisajistas únicos. Todo el lugar cuenta con iluminación natural y no está recubierto con techos y vigas como el resto de los centros comerciales paulistas.

El turista puede comprar en alguna de sus 400 tiendas, mientras se deja llevar por su mobiliario interior fuera de lo común, similar a un museo o a una galería de arte. Anótalo en la lista de las cosas que hacer en Sao Paulo.

22. Sorprende tu paladar con el cuscuz paulista

Es una comida típica paulista que reivindica las raíces africanas en la gastronomía brasileña. El cuscuz es una torta elaborada con harina de maíz o mandioca, salsa de tomate, rodajas de huevos sancochados, verduras, cebollas, ajos, perejil, pimientos rojos y aceite de oliva.

En los restaurantes la puedes pedir con sabor a pescado, carne o pollo. Incluso, hay sitios donde preparan una versión con queso, además del cuscuz dulce, que se acompaña con café en las meriendas. En cualquier presentación es una delicia que debes probar.

23. Conoce lo exclusivo, ve a Veloso

Visitar Veloso debe figurar en tu lista de cosas que hacer en Sao Paulo. No lo olvides en tu itinerario. Es un bar exclusivo con tan solo 14 mesas,que recibe un alta concurrencia los fines de semana, tanta que lo normal es hacer fila para entrar. Y son muchos los turistas que van porque es un sitio cuya carta de bebidas y comidas es auténtica.

Si pides una Caipirinha-la famosa bebida brasileña- en Veloso su sabor será distinto: además de la azúcar, hielo y la cachaza (bebida alcohólica obtenida del jugo de caña de azúcar fermentado), lleva zumo de limón persa con pimienta y mandarina.

En cambio, si pides cualquiera de sus postres, te lo servirán con un toque de dulce de leche y nutella. Y así es con todo lo que sirven.

Fotos: (2)sporst,(4)Pablo Trincado,(5)Rodrigo Soldon,(6)Diego Torres Silvestre,(7)Ting Chen,(8)Nicolas de Camaret.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here