24 planes qué hacer en Santiago de Chile

Qué hacer en Santiago de Chile

¿Tienes planeado un viaje a Chile? Entonces seguro que pasarás por su capital. Para que la descubras como se merece te proponemos algunos de los planes que hay que hacer en Santiago de Chile que no debes perderte. Apúntatelos!!!

Santiago de Chile, también llamada Santiago, es la capital de Chile y alberga a más de 6 millones de personas. A la ciudad se la considera la más segura de América Latina y la tercera con mejor calidad de vida, por lo que la afluencia de turistas de todo el mundo es muy grande.

La oferta turística en Chile es amplia, fruto de la gran variedad de ecosistemas y de la riqueza cultural del país, con raíces nativas muy arraigadas.

El clima templado que presenta la ciudad de Santiago de Chile es muy favorable durante todo el año, por lo que miles de visitantes pueblan sus calles sin importar la estación. Ten en cuenta que, al tratarse de un país situado en el hemisferio sur, las estaciones van al revés que en el hemisferio norte.

El invierno en junio, julio y agosto, con temperaturas que se mantienen sobre los 10 grados durante el día, es bastante suave y rara vez ocurren nevadas. El verano, por otra parte, presenta temperaturas altas, pudiendo llegar a los 35 grados en enero, pero bajando a unos 20 grados en las madrugadas.

El Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez, principal aeropuerto de Chile que recibe la mayoría de vuelos internacionales y nacionales, está situado al oeste de la capital y está conectado al centro por la red de metro.

Santiago de Chile tiene una buena red de transporte público, configurada por funiculares, metro, autobús urbano e interurbano, taxi, colectivo y tren, por lo que moverte por la ciudad hacia todos los lugares importantes que ver en Santiago de Chile será muy sencillo.

24 cosas que hacer en Santiago de Chile

24 cosas que hacer en Santiago de Chile

Si viajas a Chile, seguramente tu primera parada sea la capital, Santiago. Si necesitas ideas sobre lo que hacer en Santiago de Chile para diseñar un itinerario, sigue leyendo, porque esta ciudad tiene decenas de rincones interesantes, museos, locales y mucha historia.

Además, si visitas Santiago de Chile, prepara tu paladar para probar platos tradicionales de lo más deliciosos y curiosos, algunos mezcla de varias culturas y otros con origen centenario.

Éstas y otras muchas cosas conforman un amplio abanico de planes muy interesantes que hacer en Santiago de Chile. Descubre algunas de las que no debes perderte a continuación:

1. Sube a la Gran Torre Santiago

Una de las cosas más interesantes de hacer en cualquier ciudad es buscar un punto muy alto para tener buenas vistas de toda la ciudad. Para disfrutar de unas vistas vertiginosas de la capital chilena, recomendamos subir a la Gran Torre Santiago.

Es una torre de 300 metros de altura, con un total de 62 pisos. Su mirador acristalado se encuentra en el piso 61 y en el piso 62, con una visión de 360 grados, se sitúa un mirador al aire libre. Todo lo que verás abajo espera a que lo explores.

Se puede acceder a la torre desde las 10 de la mañana hasta las 22 horas. Subir al mirador tiene un precio de unos 15 € y se puede comprar en el centro comercial que hay dentro de la propia torre. De paso, puedes hacer algunas compras de recuerdos para tus amigos y familiares en alguna de las tiendas del complejo comercial.

2. Prueba el mote con huesillo

Si hay algo imprescindible que hacer en Santiago de Chile, es probar sus deliciosos platos tradicionales y, como ya te hemos advertido, la gastronomía chilena tiene mucho que ofrecer. Buena muestra de ello es el mote con huesillo.

Algunos lo califican de postre y otros de bebida, pero lo que sí es seguro es que se trata de una especialidad deliciosa. Se prepara con mote cocido, melocotones y zumo endulzado. En verano es uno de los postres que más se vende en los puestos ambulantes y puedes conseguirlo también en cualquier restaurante. Ideal para cargar energías y refrescarte.

3. El cerro de San Cristóbal

El cerro de San Cristóbal

Como has podido leer, en el Cerro de San Cristóbal, que forma parte del Parque Metropolitano de Santiago, se encuentra el zoológico.

Aprovechando la visita a este cerro, al que se puede acceder mediante funicular o a pie, puedes acercarte al mirador de la Virgen del Cerro de San Cristóbal, desde el que se ve una parte extensa de la capital, ya que se encuentra a 880 metros sobre el nivel del mar.

Este es uno de los lugares que ver en Santiago de Chile más visitados, tanto por turistas como por locales. En verano, en esta zona se abren un par de piscinas para hacer frente a los días de más calor.

4. Descubre especies nativas en el Zoológico Nacional de Chile

Un lugar interesante que ver en Santiago de Chile si te gustan los animales es el Zoológico Nacional. Se encuentra en el Cerro San Cristóbal, en el Parque Metropolitano. Lo más curioso de este zoo es poder ver a varias especies autóctonas que no son fáciles de encontrar en su hábitat salvaje, como los pingüinos, el zorro culpeo o las vicuñas.

Aquí también puedes ver animales de otras partes del mundo, como elefantes, focas, jirafas y canguros. En total, más de 1000 ejemplares de todo tipo. La entrada general cuesta unos 4 € al cambio y puedes acceder a las instalaciones de martes a domingo de 10 a 18 horas en invierno y de 10 a 19 horas en verano.

5. La Plaza de Armas, el centro de todo

https://www.flickr.com/photos/t_y_l/9982437926/in/photolist-7HGt3n-4hmYNp-62MzGd-dJcQiv-mfR1B-7uckz4-gd7B1J-7tW7Jy-75ZSqy-6g83Wz-93pfuC-93m7Fr-a19BLZ-8U9b7x-d2CNZ7-gd5ZGP-52zSRK-jmhtd-93m86H-ahmPd4-8CWNQZ-8CWNWM-93m7ta-7fL3Yn-5NMyCT-4o5SJb-dJcXaX-dqet7-5NRUt7-2PkTph-dYWSNm-8CWNDK-d2CV4Q-9aw5rC-cJLXbo-93pdHy-8ZhVhq-7UuC1t-5qQZ53-8Qz3dq-5qQRiq-5dGPDf-4sib84-7oL3TQ-cYefSb-8dnRUw-7chc4B-8Lp9ax-5qQRi9-5qQRih

La Plaza de Armas es un lugar con mucha carga histórica. Se encuentra en el núcleo central de la ciudad, donde también encontraras varios emplazamientos interesantes como el Palacio de la Moneda o el Museo Chileno de Arte Precolombino.

Cuando te encuentres en la plaza, aprovecha para respirar el ambiente vivaz que se respira. Es un lugar de encuentro para mucha gente y se reúnen cada día diversos artistas callejeros como músicos, pintores o bailarines. Mucha gente local viene aquí a pasar el rato, a jugar al ajedrez o a tomar un refresco.

6. Fantasilandia para los más pequeños

Si viajas con niños y buscas algo que hacer en Santiago de Chile donde ellos también puedan divertirse, Fantasilandia es una buena opción. Se trata de un parque de atracciones situado en el parque O’Higgins, con amplia tradición familiar que se remonta a los años 70.

Hay atracciones para todos los gustos y para todas las edades. Desde zonas familiares y cine 4D hasta atracciones que son pura adrenalina. Las instalaciones incluyen restaurantes y zona de espectáculos.

El parque de atracciones abre todos los sábados, domingos y festivos desde las 12 hasta las 19 horas. La entrada general cuesta unos 19 € y hay descuentos para los más pequeños.

7. Atrévete con un Pisco Sour

Una de las bebidas chilenas más famosa es el Pisco Sour. ¿O era de Perú? Esta guerra de orígenes lleva abierta desde hace lustros y nadie se pone de acuerdo. Sin embargo, en numerosos locales en Santiago de Chile de ocio nocturno te servirán esta bebida.

Está compuesta por pisco, limón y azúcar. El pisco es un tipo de aguardiente de uva y se utiliza en varios preparados de la región. Ten cuidado, porque esta bebida es bastante fuerte y no conviene abusar.

8. Una visita al Mercado Central

De compras por el Mercado Central

Uno de los edificios más antiguos de la capital es el Mercado Central, al que se llega en metro o paseando desde la Plaza de Armas. Su actividad comenzó en 1872 y ha mantenido su tradición y su esencia desde entonces.

El mercado abre todos los días del año a las 6 de la mañana y cierra bien entrada la tarde. Aquí podrás disfrutar de una gran diversidad de puestos, con marisco, fruta, especias, pescado, pan, carne y quesos. También encontrarás vendedores de empanadas y de platos tradicionales.

Es una buena oportunidad para probar algún plato típico con marisco fresco y para disfrutar de la amabilidad chilena. De paso, puedes hacer compras para regalos como artesanía tradicional, joyas o ropa hecha a mano.

9. Completa tus compras en Parque Arauco

Si te apetece ir de compras a un centro comercial, uno de los más grandes de la capital es Parque Arauco. Acoge muchas tiendas de primeras marcas en moda y complementos.

El centro comercial alberga también librerías, joyerías y tiendas de electrónica. Las tiendas de calzado y calzado deportivo son numerosas, así como los restaurantes y cafeterías.También tiene una zona al aire libre, el Boulevard del Parque Arauco.

Además, como todo buen centro comercial, tiene también locales de ocio como una bolera, cines, pista de patinaje sobre hielo y un teatro.

¿Tienes alojamiento en Santiago de Chile? Si no es así leete este artículo sobre las zonas más recomendables para quedarse en la ciudad.

Dónde alojarse en Santiago de Chile

10. Y para merendar, sopaipillas chilenas y calzones rotos

Las sopaipillas y los calzones rotos son unos postres tradicionales muy comunes en el invierno chileno. Las sopaipillas son una especie de pastelito de masa de harina de trigo frita. Normalmente se pueden tomar tanto con un acompañamiento dulce o salado, como con mostaza o salsa verde.

Por su parte, los calzones rotos son un pastelito dulce también hecho de masa frita pero con sabores como naranja o limón y se suele tomar acompañado de azúcar o chocolate caliente.

Son platos que realmente te reconfortan en invierno. Si tu viaje coincide con los meses de frío (junio, julio y agosto especialmente) podrás encontrar estos dulces en cualquier panadería, puesto ambulante o cafetería del barrio de Bellavista, y siempre a muy buen precio.

11. Visita la impresionante Catedral de Santiago

Visita la Catedral de Santiago

La Catedral Metropolitana de Santiago se encuentra al lado de la Plaza de Armas y recibe millones de visitas cada año. Se trata de un templo dedicado a la Asunción de la Santísima Virgen y que alberga la sede principal de la Arquidiócesis de Chile.

Su estilo neoclásico y su perfecta conservación consiguen que estudiantes, amantes del arte, curiosos y devotos vengan regularmente a visitar las instalaciones. Por dentro es impresionante, por lo que vale la pena pararse unos minutos a disfrutar de los altares de mármol blanco y de las capillas.

12. El Palacio de Bellas Artes, el complejo museístico más importante de la ciudad

El Palacio de Bellas Artes de Santiago de Chile es una delicia para los amantes del arte y de la historia. Está compuesto por dos museos: el Museo Nacional de Bellas Artes y el Museo de Arte Contemporáneo. Su visita es una de las que te aconsejamos más vivamente hacer en Santiago de Chile.

El Museo Nacional de Bellas Artes está enfocado al arte chileno, con más de 3000 obras de arte que datan desde la época colonial hasta el presente. También tiene una importante colección de arte andino e internacional.

Por su parte, el Museo de Arte Contemporáneo presenta exhibiciones temporales de fotografía, grabados y diseño. Puedes informarte de las exposiciones vigentes desde la página web del museo. Las instalaciones abren de martes a domingo, de 10 a 19 horas. La entrada es muy barata, apenas 1 € al cambio y los domingos es totalmente gratuita.

13. Descubre las deliciosas humitas

Otro de los platos tradicionales más famoso de Chile son las humitas. Se trata de una pasta de maíz molido aliñada con cebolla picada, leche, ají verde y albahaca, todo ello hervido. Lo curioso de este plato es que se cocina envuelto en las propias hojas de la mazorca y se presenta en un curioso paquetito cuadrado.

Se puede comer con un poco de azúcar (la combinación de dulce y salado es deliciosa), o acompañadas con tomate o salsa, a gusto del comensal. Puedes probar este plato en cualquier restaurante de comida local y es posible que también encuentres las humitas preparadas según la cocina ecuatoriana, argentina o boliviana.

14. Sube el Cerro Santa Lucía

Sube al Cerro Santa Lucía en Santiago de Chile

La ciudad de Santiago de Chile fue fundada por Pedro de Valdivia en el siglo XVI. El acontecimento tuvo lugar en el Cerro Santa Lucía, en el barrio de Lastarria, y actualmente es un emplazamiento muy concurrido tanto por locales que quieren pasar la tarde como por turistas que quieren admirar las vistas de la ciudad.

Al estar a 630 metros sobre el nivel del mar, las vistas de la ciudad son muy buenas, ¡y gratis! Aquí encontrarás el Castillo de Hidalgo, en un entorno lleno de naturaleza, jardines y muy tranquilo donde tomar un refresco y descansar.

Como curiosidad, todos los días a las 12 del mediodía, en este cerro se lanza un cañonazo y es una tradición que data de la época de la Independencia.

15. Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos

Si te interesa la historia chilena, otro museo que debes agregar a tu lista de cosas que hacer en Santiago de Chile es el Museo de la Memoria y de los Derechos Humanos. No se trata precisamente de un museo alegre, ya que se fundó en 2010 por la presidenta Michelle Bachelet para honrar a las víctimas de la dictadura de Pinochet.

Es un museo con una exposición permanente que invita a la reflexión y que funciona como recordatorio de lo que no debe volver a suceder. Las instalaciones abren desde las 10 hasta las 18 horas de martes a domingo.

16. El perrito caliente aquí se llama “completo”

Hora de recuperar fuerzas después de un día visitando la ciudad. No habrás podido decir que has estado en Santiago de Chile si no has comido uno de sus completos. Un completo es como un perrito caliente o hot dog, pero con algunas variantes. La base es la salchicha vienesa y el pan de perrito caliente.

En Chile se le agrega por encima tomate picado y salsa de aguacate, también llamada salsa de palta. Hay gente que luego le agrega mayonesa, ají, kétchup o mostaza, o todo junto, depende de gustos. Puedes comer un completo en cualquier centro comercial o restaurante de comida rápida, incluso se encuentran en puestos de comida en la calle.

17. El hermoso barrio de Bellavista

Conoce el Patio de Bellavista en Santiago de Chile

El barrio de Bellavista hace honor a su nombre. Es una zona muy agradable por la que pasear, tanto por el día para admirar la arquitectura colonial de la zona, como por la noche para pasar un buen rato en alguna de sus discotecas o de sus bares. Se trata de un barrio bohemio muy animado y con mucha vida.

Aquí es obligado visitar el Patio Bellavista, lleno de tiendas para hacer compras y exposiciones urbanas que van cambiando con el tiempo. Este barrio está conectado por funicular al anteriormente mencionado Cerro San Cristóbal.

18. Casa Museo La Chascona

Sección aparte merece la Casa Museo La Chascona, situada en el barrio de Bellavista. Esta casa perteneció al famoso poeta chileno, Pablo Neruda y fue construida en 1953. Su nombre hace referencia a la amante de Pablo, Matilde Urrutia, que posteriormente se convertiría en su tercera esposa.

La casa es un fiel reflejo de los gustos decorativos y de la personalidad de Neruda, con toques náuticos como se puede ver en la forma de barco que tiene el edificio. Dentro hay una exposición con algunas de sus colecciones y pertenencias personales, realmente todo muy curioso.

19. Un poco de historia local: visita el Museo Chileno de Arte Precolombino

Si algo que ver en Santiago de Chile son museos. La ciudad tiene muy buena recopilación de museos y promueve la cultura tanto a los locales como a los turistas. Uno de los más interesantes es el Museo Chileno de Arte Precolombino que recopila una colección de Sergio Larraín García-Moreno, fundador del museo en 1981.

Aquí podrás ver diversas exposiciones permanentes que reflejan el legado precolombino de Sudamérica, con temáticas variadas. También hay una sección de exposiciones temporales y de talleres infantiles. El horario de apertura es de martes a domingo de 10 a 18 horas.

20. No te pierdas el Palacio de la Moneda

El Palacio de la Moneda de Santiago de Chile

La Moneda, o formalmente conocido como el Palacio de la Moneda, es la sede del presidente de la República de Chile y un edificio emblemático de la capital. Para llegar, basta con bajarse en la parada de metro La Moneda, más fácil, imposible.

Se puede visitar el interior del Palacio de lunes a viernes mediante una visita guiada gratuita, que es recomendable que reserves antes de viajar para evitar sorpresas. Su arquitectura sigue un estilo neoclásico italiano puro, que no se puede ver en ninguna otra ciudad americana.

Pero su arquitectura y su interior no es lo único fascinante, ya que cada día sí día no a las 10 de la mañana, en el exterior se produce el cambio de guardia, un ritual muy divertido de ver.

21. Hablando de parques, no te pierdas el jardín japonés

Curiosamente, en pleno Santiago de Chile puedes encontrar un jardín de estilo japonés. Este jardín, que tiene una extensión de 3600 metros cuadrados, se encuentra dentro del amplio Parque Metropolitano de Santiago, cerca del Cerro San Cristóbal.

Se construyó en 1978 y fue remodelado en 1997. Actualmente presenta diferentes elementos típicos de los jardines zen, como farolillos de piedra, un estanque, un molino de agua y pérgolas de estilo japonés.

En su interior también podemos ver varias plantas y flores autóctonas de Japón, como arces japoneses, cerezos y flores de loto. Todo un conjunto de lo más relajante.

22. ¿Buscas fiesta nocturna? Ve a la zona de Constitución

Después del relax en los parques chilenos y las caminatas por sus cerros, toca disfrutar de la vida nocturna y de un par de copas. La zona de Constitución, dentro del barrio de Bellavista, es la más frecuentada por los jóvenes chilenos, que vienen buscando los locales de moda para pasar la noche. Toda la zona rebosa de actividad gracias a las decenas de bares, discotecas y pubs.

23. Excursión a la nieve

Visita el Valle Nevado de Santiago de Chile

En Santiago de Chile no todo es excursión urbana y paseo por la ciudad. La Cordillera de los Andes linda con la capital y esto es un sinónimo de nieve y montaña. Una de las zonas más frecuentadas por los visitantes es Valle Nevado.

Situado a unos 50 kilómetros de la capital, es un punto ideal para la práctica de los deportes de invierno gracias a sus estaciones de esquí, con 37 kilómetros de pistas. Sin embargo, también puedes visitar esta zona en verano para admirar los paisajes agrestes y menos frecuentados por viajeros en estas fechas.

Está claro que tienes mucho que hacer en Santiago de Chile y es mejor que te prepares un buen itinerario si quieres que te dé tiempo a verlo todo. La red de transporte público hace más fácil esta tarea y seguramente, una vez estés en tierras chilenas, encontrarás más rincones mágicos a tu paso.

Recuerda dejar un hueco en la maleta para artesanías y souvenires para no olvidar esta maravillosa ciudad.

24. Parque O’Higgins, un pulmón verde en plena ciudad

Uno de los parques más grandes de Chile es el Parque O’Higgins, que alberga diferentes atracciones, como Fantasilandia o festivales puntuales como el famoso festival de música Lollapalooza, en marzo.

Aquí podrás pasear por una amplia extensión de zonas arboladas con lagunas artificiales. Dentro también se encuentra el Movistar Arena, un estadio que se emplea para conciertos, juegos deportivos y eventos diversos.

Fotos: pixabay, (1)Deensel,(2)antonia jouannet,(3)Deensel,(4)t_y_l,(5)cucombrelibre,(6)Dan Lundberg,(7)Rodrigo Pizarro,(8)Guillermo Melgarejo,(9)Jimmy Baikovicious,(10)Bruno Pellacani.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here