Qué hacer en República Dominicana: 33 planes imprescindibles

Qué hacer en República Dominicana

República Dominicana cada año seduce a sus visitantes con sus encantos naturales, sus paradisíacas playas y una oferta de actividades tan variadas que difícilmente dejan algún espacio para el aburrimiento. Lo mejor de todo es que hay opciones para toda la familia. Te proponemos los mejores planes que hacer en República Dominicana.

Cada día puedes hacer algo completamente distinto. De punta a punta, en esta isla siempre hay actividades interesantes. Desde visitar lagos, acantilados, senderos, ríos, playas, museos, parques y monumentos hasta adentrarse en la intimidad de su rica cultura social, derivada de la fusión entre sus raíces precolombinas y el legado colonialista europeo.

Con ocho aeropuertos internacionales y un cuerpo de seguridad exclusivo para la atención y resguardo de los turistas, la permanencia en este país puede prolongarse si se conoce a detalle cada uno de sus atractivos turísticos.

33 cosas qué hacer en República Dominicana

1. Descubre si la Unesco dice la verdad sobre sus playas

Descubrir las Playas de República Dominicana

Sin duda, visitar algunas de sus playas ocupa el primer lugar en las cosas que hay que hacer en la República Dominicana. Las hay para todos los gustos: cristalinas, color turquesa y con olas desafiantes o calmas. Son más de 1.500 kilómetros de costa donde están algunas de las playas más bellas del mundo según la Unesco.

Por su ubicación geográfica, las playas de la República Dominicana cuentan con la singularidad de alimentarse del Océano Atlántico por el norte, y del Mar Caribe por el sur.

Entre sus playas más famosas figuran Punta Cana, Bayahíbe, Bahía de las Águilas, Samaná, Santiago de los Caballeros, Puerto Plata, La Romana,Playa Dorada, Playa Sosúa, Boca Chica, Playa Grande, Bávaro, entre otras.

2. Prueba algo auténtico, prueba Mangú

Este plato no puede faltar en las lista de las cosas que hacer en la República Dominicana. Solo en este país lo hacen. Se trata de un puré de plátanos verdes previamente hervidos.
También existe la versión del mangú preparado con plátanos maduros.

En la isla suele acompañarse con queso blanco frito, huevos revueltos con trozos de cebollas y salami dominicano casero.

Es común comerlo en el desayuno, aunque por generaciones también se ha servido como cena en muchas familias dominicanas.

Afuera, los turistas recién empiezan a conocer este platillo por el récord Guinness que ganó en el 2017 en Nueva York, Estados Unidos, al prepararse el mangú más grande del mundo (645 libras de peso en promedio). Desde ahí ha cobrado fama y es usual que los huéspedes lo soliciten en los hoteles en República Dominicana.

3. Visita la primera Catedral del Nuevo Mundo

Visitar la catedral de Santo Domingo

La Catedral Primada de América, o la catedral de Santo Domingo, es reconocida como la más antigua de América Latina y la primera catedral del llamado “Nuevo Mundo”. Con una fachada exterior con marcado estilo gótico, en esta iglesia reposaban los restos del navegante Cristóbal Colón, según la versión oficial de las autoridades dominicanas.

En el interior de esta catedral predominan diseños de bóvedas arquitectónicas, hechas por etapas desde el año 1.500 mediante la combinación de mampostería y ladrillos. La iglesia alberga piezas ornamentales de la colonia, antiguos retablos y una tabla sagrada del año 1523 de la Virgen de Altagracia, que atrae a muchos curiosos, feligreses y turistas.

4. ¿Reconoces el sabor del tradicional tostón dominicano?

Los tostones forman parte del menú diario en Dominicana. Se puede degustar a toda hora y en cualquier día del año. Los tostones son elaborados con plátanos verdes machacados, aderezados con sal y fritos en aceite caliente. Comer tostón es tan popular en Dominicana que por doquier verás a alguien comiendo uno o planeando hacerlo en la próxima comida.

5. Sorpréndete con el Faro de Colón

Sorpréndete con el Faro de Colón

Este monumento colosal fue levantado en honor a Cristóbal Colón, símbolo cultural y social arraigado en la República Dominicana. Esta gigantesca infraestructura fue hecha en forma de cruz como ícono del comienzo de la llamada Evangelización de las Américas, pero al mismo tiempo su diseño escalonado fue inspirado en las pirámides mayas.

Se le conoce como faro porque está compuesto por más de 250 luminosos faroles, cuyos focos apuntan hacia el cielo formando una cruz que puede apreciarse a 60 kilómetros de distancia. Incluso, desde la isla de Puerto Rico reportan el avistamiento de este espectáculo nocturno que, sin embargo, es restringido solo para algunas fechas del año.

Adentro del faro los turistas pueden disfrutar de exposiciones de objetos dorados y plateados de la época colonial. También en su interior se encuentra el mausoleo y la Capilla de Colón, un lugar que disputa, junto a la Catedral en Sevilla (España), ser o no el sitio oficial donde reposan los restos del navegante italiano.

¿Tienes ya claro que destinos vas a visitar en la República Dominicana o dónde te vas a quedar? Te aconsejamos que leas este artículo para que conozcas un poco mejor las mejores zonas del país.

Dónde dormir en República Dominicana

6. Curiosea la última casa conocida de la familia de Colón

Cualquiera que visite Dominicana no se puede ir sin visitar el Alcázar de Colón. Si los turistas circulan por la zona colonial no podrán resistir la tentación de conocer esta construcción que data del año 1.500, la cual fue tallada con rocas coralinas y levantada sin ningún clavo en la inmensidad de sus 72 puertas y ventanales.

Se trata de una casa antigua de un virrey llamado Diego Colón, hijo de Cristóbal Colón, ahora convertida en un museo que retrata el otrora estilo de vida de los conquistadores y sus familiares.

Es posible visitar 22 de sus estancias hechas con un diseño único que combina el renacentismo y arte gótico de la época. En su interior se pueden apreciar los mobiliarios originales conservados desde el año 1.500, además de las piezas artísticas y decorativas que, según los historiadores locales, fueron instaladas entre los siglos XIV y XVI.

7. Visita la Zona Colonial

Visitar la zona colonial de Santo Domingo

Visita la Zona Colonial en Santo Domingo, la capital de la República Dominicana. Esta zona es el hogar de muchos edificios históricos importantes como la primera catedral, monasterio, universidad, aduana y hospital del “Nuevo Mundo”. Además de todo su patrimonio histórico, la Zona Colonial cuenta con una gran variedad de restaurantes y también es bien conocida su animada vida nocturna.

8. Sumérgete en la aventura del Acuario Nacional

Cuando los visitantes del país piensan en que hacer en la República Dominicana, inevitablemente ir al Acuario Nacional sobresale en la lista de las prioridades de muchos de ellos. Este sitio es popular en el Caribe por sus más de 85 peceras gigantes y seis estanques que permiten ver más de 2.900 especies provenientes tanto de agua dulce como del Mar Caribe.

Los tiburones gato, los peces león y las estrellas de mar son algunas de las especies que se pueden disfrutar. El sitio cuenta con un túnel submarino que hace inolvidable la visita. Tiburones, tortugas y mantarrayas nadan a los lados y por encima de las cabezas de los visitantes que se sienten como si caminan por el fondo del mar.

9. Sorprende tu paladar con carne de chivo dominicano

Es una carne muy demandada en la República Dominicana por su exquisito sabor y suave textura. Su preparación es igual a otras carnes, solo que en Dominicana la cocinan con ralladuras de coco y porciones adicionales de orégano y picante.

10. Mira la belleza de la vida marina

Mira belleza de la vida marina

Si te estimula apreciar el colorido de los corales y la vida debajo del fondo del mar, debes hacer submarinismo. Hay centros de buceo por toda la isla antillana que disponen de guías submarinos, y dotan al turista de equipos modernos y seguros. Los lugares más visitados son los arrecifes de coral de Punta Cana y las profundidades de la isla Bahayíbe, uno de los ecosistemas marinos más vírgenes del caribe.

11. El Mamajuana te dejará marcado para siempre

El Mamajuana es un licor artesanal típico de Dominicana, único en su especie. Su origen se remonta a los antiguos pueblos indígenas que mezclaban en agua caliente distintas hierbas, cortezas, raíces y hojas. Luego le agregaban miel. Pero con la llegada de Cristóbal Colón a todo ese menjunje le sumaron alcohol, específicamente vinotinto y ron destilado.

Esa mezcla dio como resultado el licor Mamajuana que no solo embriaga, pues le atribuyen propiedades naturales para facilitar la digestión y limpiar la circulación sanguínea. Después de probarlo, muchos turistas regresan a sus países con cajas de esta bebida de sello dominicano.

12. Conoce la lucha libertaria resumida en la Puerta del Conde

Declarado en 1935 como Monumento Nacional de la República Dominicana, la Puerta del Conde se mantiene en pie desde el siglo XVII y está compuesta por un arco de piedras con dos estructuras cilíndricas en sus costados.

Cualquier turista desprevenido lo vería como los restos de una muralla. Sin embargo, este monumento simboliza la resistencia de la lucha independentista del pueblo dominicano. De hecho, fue allí donde se izó por primera vez la bandera de la República Dominicana y se proclamó la soberanía del país caribeño en 1844.

Al pasar por la puerta uno se encuentra con el parque de la Independencia, bautizado así por las autoridades porque justamente en este terreno se fraguó la lucha preindependentista de la isla. Allí se aprecian bustos y estatuas de próceres dominicanos.

Si tu visita coincide con la fecha del 27 de febrero, conocerás más de la relevancia de estas estructuras mediante desfiles y actividades culturales, pues ese día se celebra el día de la Independencia de República Dominicana.

13. Ríndete ante la Fortaleza Ozama

Visita la Fortaleza Ozama

Imagínate que mientras caminas observas un castillo de piedra con aspecto medieval construido en 1502. En la calle Las Damas de la zona colonial de Santo Domingo eso es lo que te puede ocurrir.

La Fortaleza Ozama (nombrado así por su cercanía al río homónimo) es la trinchera militar más antigua de América, declarado de alto valor patrimonial por la Unesco. Se puede visitar de martes a domingo entre 9:00 am y 5:00 pm.

Esta estructura, semejante a los castillos medievales europeos, posee túneles y pasajes internos y calabozos donde encerraron piratas y navegantes invasores en la primera década de 1.500. En un lado del castillo se levanta una torre de 18 metros de altura en cuya punta ondea la bandera dominicana.

14. Aventúrate con los yaniqueques

Es una especialidad gastronómica que puedes hallar tanto en puestos callejeros como en restaurantes. Sirve de aperitivo entre comida y, muchas veces, forma parte de una cena improvisada. Los yaniqueques son conocidos en otras latitudes como pastelitos.

Similar a los crepes, el ingrediente principal de esta comida es la harina de trigo. La masa tiene forma circular que se dobla por la mitad. Adentro los yaniqueques están rellenos de queso, carne o pollo.

15. Conéctate con la naturaleza en el zoológico

Si eres amante de la naturaleza o por un día necesitas alejarte del ajetreo citadino sin salir de la ciudad, visitar el zoológico es una buena opción entre las actividades que hacer en la República Dominicana.

Con un área de 1.250.000 metros cuadrados, este sitio es uno de los zoológicos más espaciosos de América Latina, ideal para disfrutar de un día diferente en familia o en pareja. Con una extensa diversidad de animales exóticos, el zoológico lo puedes recorrer a pie o en un tren habilitado que viaja por toda la reserva animal.

El zoológico además ofrece al visitante caminerías, cafeterías, baños y amplias áreas verdes para el sano esparcimiento. Para los niños hay un área infantil que incluye el contacto con algunos animales.

16. Encanto mediterráneo en Altos del Chavón

Visitar los altos de Chavón en Republica Dominicana

Muy cerquita de la La Romana, en la costa sur de la isla, sobre las curvas del río Chavón,se asienta Altos de Chavón, un curioso pueblecito que merece una visita. Diseñado por un arquitecto italiano, se supone que el pueblo imita el aspecto de un asentamiento europeo del siglo XVI.

El resultado está muy bien logrado; casas de estilo italiano, un anfiteatro romano, el magnífico trabajo en piedra de la Iglesia de San Estanislao y una serie de plazas y callejones empedrados, hacen verdaderamente difícil de creer que todo el lugar fue concebido y construido en los años setenta y ochenta!

17. Disfruta de bailar bachata y merengue

Si vas a República Dominicana no dejes de bailar un pieza de merengue o bachata. Tu cuerpo lo agradecerá. Puedes tomar clases formales por algunos días en academias de baile en Santo Domingo. Al culminar deberás enseñar lo que aprendiste en un baile público, realizado en una plaza abierta colmada de turistas y residentes.

Si no te provoca tomar clases, puedes aprender a bailar bachata o merengue en cualquiera de los seis festivales de merengue y bachata que se celebran durante el año en la República Dominicana. No necesitas pareja, lo más seguro es que en los festivales te sobren personas para bailar.

Si tu visita no coincide con la celebración de los festivales, puedes acudir al espectáculo denominado Santo Domingo de Fiesta, organizado al aire libre todos los viernes y sábado, a partir de las 8:00 pm en la plaza España de la zona colonial de esa ciudad. La entrada es libre y el baile también. ¡Disfrútalo!

18. No te vayas sin comprar los mejores souvenirs

Los souvenirs más demandados en la República Dominicana son los coloridos cuadros, los objetos de artesanía taína, el café, el ron y los tabacos hechos en la isla. El viajero puede comprar en lugares diversos, todos cuentan con buena atención y excelente calidad de los productos.

Las zonas más accesibles y variadas para llevarse algunos recuerdos son la Plaza Uvero Alto, la plaza Tres Center, la plaza artesanal Bibijagua y el Palma Real Shopping Village. En cualquiera de esos sitios encontrarás el mejor recuerdo de República Dominicana.

19. Hasta las plantas te mostrarán lo hermoso de Dominicana

Con un área de 2345 kilómetros cuadrados, el Jardín Botánico dominicano es conocido como el más grande del Caribe. Además de su verdor, el sitio maravilla a sus visitantes por las más 60 mil especies de flora del país que pueden observarse, procedentes directamente de los ocho ecosistemas que coexisten en esta isla antillana.

Uno de los lugares de referencia del Jardín Botánico es el reloj floral. Es un montículo verdoso protegido con un primer anillo de flores y luego rodeado de un estanque de plantas acuáticas. En el centro hay agujas de cinco metros que te indican la hora del día. Es el monumento dentro del jardín que más flashes fotográficos recibe durante las visitas.

20. Su nombre es Morir Soñando, imagina cómo sabrá

Ingerir esta bebida es una de las tantas cosas que hacer en la República Dominicana. Se trata de una bebida exótica que combina el jugo de naranja, leche evaporada, azúcar y bastante hielo en trocitos. En los restaurantes y hoteles es común que a los comensales, antes de ordenar, le sirvan esta bebida especial como cortesía de la casa.

El nombre alude a la sensación placentera que experimentan quienes la beben. La mezcla cítrica con leche es algo inesperado. Esa misma bebida la sirven también con zumo de limón en vez de naranja. Y algunos hasta le agregan licor. Sea como sea, nadie se va de Dominicana sin probarla.

21. Todavía más naturaleza en el lago Enriquillo

El lago Enriquillo es el lago más grande del Caribe. Acoge una enorme variedad de vida animal con especímenes como cocodrilos de agua salada, flamencos rosados y lagartos. Conviene hacer esta excursión acompañado de un guía experimentado para evitar percances indeseados con animales peligrosos además de que está situado en un lugar bastante remoto cerca de la frontera haitiana.

22. Parque Nacional Los Haitises

visita al Parque Nacional Los Haitises

Una visita al Parque Nacional Los Haitises es una de las cosas que hay que hacer en la República Dominicana si te gusta la naturaleza. Bordeado por las cristalinas y azules aguas de la bahía de Samaná, es hogar de altas montañas costeras y valles profundos llenos de bosques lluviosos primigenios.

Disfruta de la avifauna del parque. Explora las zonas de manglares y sus bahías repletas de pelícanos y roedores de jutía y recorre los senderos de senderismo que se adentran en los bosques vírgenes que colindan con la orilla.

23. Si no comiste sancocho, no estuviste en Dominicana

Aunque el sancocho no es exclusivo de la República Dominicana, los ingredientes utilizados y la forma de prepararlo son una verdadero patrimonio culinario en la isla insular.

A diferencia de otras regiones, el sancocho en Dominicana es un sopa elaborada con verduras y tubérculos, pero con una particularidad durante su cocción: lleva siete tipos de carnes: chivo, pollo, res, cerdo, longaniza, chuleta ahumada y gallina.

No hay restaurante o sitio de comida que no incluya en su menú este tipo de sancocho. Junto a otros condimentos, todos los ingredientes se hierven en una olla, y luego se cubre con hojas de plátanos. Es el plato oficial de este país. Dada su importancia, las familias dominicanas lo preparan para celebrar momentos especiales.

24. Avistamiento de ballenas en la Bahía de Samaná

 Samaná

La Bahía de Samaná es bien conocida por ser el escenario de una de las grandes migraciones de ballenas del planeta. Cada invierno europeo alrededor de enero y principios de febrero es el momento para avistar las ballenas jorobadas en las aguas dominicanas.

Contrata un tour de un día al océano para presenciar el espectáculo natural que es ver a estos grandes mamíferos salpicando agua con sus enormes aletas y los rituales de apareamiento.

25. Descubre el secreto del arroz blanco dominicano

Comer arroz blanco en Dominicana no es como en otras partes del mundo. En este país se esmeran por cocinarlo con características específicas: sus granos deben estar separados, debe lucir muy blanco, firme y blando al mismo tiempo.

Pero lo particular es que este arroz se sirve con su concón, una fina capa crujiente y dorada, pero nunca quemada, que se forma alrededor y en el fondo de la olla donde se cuece el arroz.

Si en tu plato no hay concón, no estás comiendo arroz dominicano. Esa mezcla de los granos sueltos con la capa crujiente es el acompañante predilecto de sopas y almuerzos en República Dominicana. ¡No dejes de probarlo!

26. Parque del Este: Isla Saona

 Isla Saona, República Dominicana

Saona es una isla tropical situada al sureste de la República Dominicana, rodeada por los límites del Parque Nacional del Este. Es un enclave realmente paradisíaco. Con apenas una población de 300 personas es una isla prácticamente virgen con playas de ensueño y aguas de esas que hacen soñar a cualquiera.

Si quieres conocer un verdadero paraíso tropical esta visita es una de las que hay que hacer en República Dominicana sí o sí. Contrata una excursión a esta isla y no te arrepentirás

27. Visita Constanza, la Suiza del Caribe

Una de las experiencias más interesantes que se pueden hacer en República Dominica es experimentar el contraste entre las espectaculares playas caribeñas y el ambiente de montaña que se respira en Constanza.

Situada en el corazón del país, en la Cordillera Central la bonita ciudad de Constanza es capaz de romperle los esquemas a cualquiera. Nadie diría que estás en pleno Caribe. Su clima fresquito y sus paisajes le han valido el sobrenombre de la Suiza del Caribe.

28. Descubre las Cascadas de Damajagua

Las Cascadas de Damajagua, también conocidas como las 27 cataratas, son uno de los imprescindibles para los amantes de la naturaleza y de los deportes de aventura.

Situadas en la Cordillera Septentrional ofrecen una serie de cañones y pozas que son perfectas para excursiones a pie por las gargantas. Escalar rocas escarpadas, sumergirse en frescos estanques de montaña, observar aves coloridas y criaturas exóticas en un entorno selvático son parte de la experiencia.

29. Cueva de las Maravillas

Cueva de las Maravillas

Otra visita interesantes es la Cueva de las Maravillas. Se trata de un enorme sistema de cuevas subterráneas de más de 100.000 años de antigüedad.

En el interior podrás admirar estalactitas, estalagmitas, columnas y pisolitos. También las pictografías que los antiguos indios taínos dejaron en sus paredes.

30. Juega en los mejores campos de golf del caribe

A la pregunta ¿qué hacer en la República Dominicana? muchos no vacilan en responder con una sola palabra: golf. Este país es una referencia de la práctica del golf en el Caribe.

Con 29 campos exclusivos para practicar este deporte, la República Dominicana se ha convertido en sitio obligado para golfistas de todo el mundo. Es común que en la isla se realicen torneos importantes como el PGA Tour, el principal circuito estadounidense de golf.

Pero la isla no solo ofrece campos de calidad y buen servicio para los golfistas profesionales. Para los aficionados hay permanentes promociones de green fee (derecho de juego) para disfrutar de un juego mientras se contempla la belleza sinigual de sus campos rodeados de lagos, manglares y montañas arboladas.

Para los acompañantes hay atractivos servicios turísticos que abarcan masajes anti estrés y el uso de la piscina después de finalizar cada partido. Si no lo has vivido, es el momento, Dominicana no te fallará.

31. Conoce el rico sabor del locrio de chicharrón de cerdo

Un poco más sofisticado, este plato es una sorpresa culinaria cuando lo comes por primera vez. El arroz combinado con trocitos de chicharrón de cerdo es tan sabroso que siempre hay que comerlo de nuevo. No cualquiera lo prepara bien, pero lo restaurantes ya cuentan con experiencia para servirlo como Dios manda.

Un buen locrio de chicarrón es un arroz amarillento, de textura suave y cocido a vapor. Cuando lo sirven está entremezclado con trocitos de cerdos fritos a fuego lento, junto con pequeñas porciones de orégano, zanahoria, pimienta, ajo, aceitunas, auyama, cilantro, pasta de tomate y sal. Es un plato que se degusta acompañado de tostones y aguacate.

32. Relájate en Voy voy bar

Si buscas algo que hacer en la República Dominicana tienes que visitar este bar en Cabarete, situado en la zona norte del país antillano. Es el lugar de la movida nocturna de los turistas y algunos residentes amantes de la música en vivo, cervezas artesanales y vino de las mejores cosechas.

Los lunes son de karaoke abierto y disponible para competencias entre amigos y desconocidos. Los asistentes deciden quién gana y el bar los premia con sorpresas inesperadas.

Los miércoles está dedicado a la presentación de las mejores bandas de reggae del país, mientras que los viernes se presentan agrupaciones musicales alternativas. En el bar hay promociones de entrada libre para las chicas sin pareja. Cuando el karaoke y los grupos descansan, la música corre por cuenta de los DJ más famosos del caribe.

33. Ve un lugar único: Instant Kar Bar

Si puedes acudir a este bar en la República Dominicana tu visita está completa. Es un sitio muy demandado por el turismo internacional, principalmente por su extensa oferta de cervezas, licores exóticos y un ambiente parecido a los pub europeos. Se caracteriza por su excelente atención y una decoración propicia para tomarse fotos con los amigos. Está ubicado en la Zona Colonial de Santo Domingo, en la calle Arzobispo Nouel 157.

Fotos: pixabay, (4)Reinhard link,(5)Hernan bustelo,(6)cgfoxgrove,(8)Christian Córdova, (9)wikipedia,(10), rey perezoso,(11)Channone Arif.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here