Qué ver y hacer en Medellín: 30 cosas imprescindibles

Qué ver y hacer en Medellín: cosas imprescindibles

Medellín con su convulso pasado reciente, hoy se ha ganado un lugar privilegiado en la lista de los destinos turísticos más icónicos y populares de Latinoamérica. ¿Quieres saber por qué? Descubre los mejores planes que hacer en Medellín y déjate seducir por la capital antioqueña.

Las mejores cosas que hacer y ver en Medellín

He elaborado una pequeña guía con 30 cosas que tienes que hacer en Medellín para que tus próximas vacaciones sean divertidas, renovadoras e inolvidables. 

1. Únete a un Free Tour

Una buena manera de empezar tu visita a Medellín es unirte a un tour gratuito que te permitirá recorrer los lugares más emblemáticos del centro de la ciudad. El centro de Medellín es dinámico, veloz, lleno de tráfico y de vías rápidas, y vale la pena conocerlo a la antigua: a pie.

Hay tours gratuitos por la ciudad que duran de 3 a 5 horas y que te darán una mirada más cercana a la cultura de Medellín, a los locales y a la movida urbana 

>>> Reserva tu free tour por Medellín aquí <<<

2. Visitar la plaza Botero

Uno de los primeros lugares que lidera la lista de lo que hay que ver en Medellín es tan grande y voluptuoso como sus obras. Y es que el famoso escultor colombiano Fernando Botero tiene su propio paraíso a tan solo unos pasos de la estación de metro Parque Berrío y del museo de Antioquia.

Imponente, hermosa y erigida en honor al boterismo, en la plaza Botero podrás admirar -de forma gratuita- parte de las creaciones más emblemáticas de este artista contemporáneo, desde Adán y Eva hasta el Rapto de Europa. Más de 20 esculturas que hacen de esta plaza un museo al aire libre. 

3. Entrar al mundo artístico de Antioquia 

Si te gustó el boterismo y deseas conocer más sobre su afamado creador, el museo de Antioquia es la próxima parada para ti. Si bien no es gratuito -$18.000 pesos colombianos para extranjeros y $12.000 para los nacionales- la entrada es bastante económica para todo lo que ofrece. 

En el museo podrás ver una selección de obras de Botero donadas por el icónico escultor, 5.000 piezas históricas y otras esculturas modernas realizadas por artistas de renombre. Visita su página web para obtener más información o échale un vistazo a su tour virtual. Así sabrás lo que te esperará cuando llegues. 

4. Aventurarse en el parque Arvi

El Parque Regional Arvi es quizás una de las atracciones turísticas más imponentes para visitar en Medellín

El Parque Regional Arvi es quizás una de las atracciones turísticas más imponentes de Medellín porque es un espacio natural gigantesco. El lugar está lleno de montañas y cimas, y ofrece una de las mejores vistas de la ciudad.

Una forma interesante de llegar a él es mediante el Metrocable -un teleférico urbano de más de 2.000 metros de longitud.

Arvi cuenta con las mejores actividades de ecoturismo que hay para hacer en Medellín. Puedes reservar un tour en bicicleta, deleitarte con un pícnic al atardecer o estudiar las aves autóctonas de la zona en compañía de un experto. 

¿Tienes reservado tu alojamiento en Medellín? Antes de hacer conviene que te informes bien acerca de las mejores zonas donde quedarse en Medellín ya que la seguridad juega un papel importante en esta decisión: Dónde dormir en Medellín

5. Hacer senderismo en el cerro de las Tres Cruces

Si el paseo al parque Arvi te dejó extasiado, es hora de subir la apuesta y tomar una caminata más intensa -pero encantadora- hacia el cerro de las Tres Cruces.

No solo contemplarás el paisaje desde la cima de la montaña, sino que además podrás probar deliciosos zumos naturales en el camino, hechos al momento con frutas orgánicas de la localidad. 

En el tope del cerro hay un gimnasio al aire libre -perfecto para los amantes del deporte- y una serie de espacios comunes para que puedas sentarte a pasar el rato, practicar yoga o tomar una foto digna de una postal. 

6. Interactuar con la física en el parque Explora

Qué hacer en Medellín: acude al Parque Explora

Es la hora de la ciencia! En la ciudad de Medellín hay un centro interactivo, divertido, dinámico y educativo en el que podrás sacar a relucir al científico que hay en ti: el parque Explora.

Esta institución cuenta con exposiciones científicas para que turistas y locales de todas las edades experimenten con la ciencia de primera mano, ya sea construyendo su propio carrito solar o adentrándose en las leyes de la física.

El parque también tiene un planetario, un teatro y un gran acuario. Las tarifas varían entre $27.000 y $40.000 pesos colombianos e incluyen el acceso a diversas áreas del parque. 

7. Visitar el parque de San Antonio

El parque de San Antonio es un lugar sencillo con mucho valor artístico, cultural e histórico. Si bien hoy se trata de una plaza tranquila que está hacia el sur de la ciudad, en 1995 no lo fue.

Un día como cualquier otro -en pleno concierto gratuito que se daba por motivo de las fiestas locales- casi 10 kilos de dinamita que fueron instalados por los carteles en la escultura del pájaro de Botero explotaron, dejando un saldo de 29 muertos y más de 200 heridos.

Hoy el pájaro herido de Botero permanece en ese mismo lugar como un símbolo de la destrucción que ocasiona la droga y el narcotráfico, mientras que uno completamente nuevo le acompaña.

La idea de la instalación de la nueva escultura fue representar el renacer de la ciudad, algo similar a la magia del fénix. 

8. Tomar un delicioso café en El Poblado

Toma un delicioso café en Poblado para hacer en Medellín

Una de las cosas que no puedes dejar de hacer en Medellín es disfrutar del excelente café colombiano. Y es que Colombia está en el top 3 mundial de los países productores de café. Sus granos son aromáticos, de un color intenso y están llenos de sabor.

Si no sabes a dónde ir a degustar de esta energizante bebida, ¡no te preocupes! Ya hemos hecho el recorrido por ti y te recomendamos al barrio más cafetero de Colombia, El Poblado. Aquí encontrarás decenas de cafés y locales al pie de la avenida que preparan bebidas con el más selecto café colombiano.

Si te gustó esa nota tan característica que tiene el café antioqueño, ¡podrás llevártelo como souvenir! Muchos negocios venden café recién tostado, recién molido y recién empaquetado; en pocas palabras, ¡un producto premium! 

No podríamos decirte cuál de todos lugares es el mejor para que te sientes y pidas tu café favorito, pero uno de los más famosos por su antigüedad es Pergamino. Así que anota este nombre en tu lista de cosas que hacer en Medellín y sigamos con el recorrido. 

9. Conocer el museo de Arte Moderno

El museo de Arte Moderno -también conocido como MAMM- es un espacio lleno de vida y creatividad con galerías que exponen obras de arte contemporáneo.

Aunque su estructura es minimalista y moderna, el museo se erigió en un antiguo local de la Ciudad del Río, un sector industrial que no puedes dejar de ver en Medellín por su contraste y estilo arquitectónico. 

Además de su oferta artística, el MAMM celebra festivales, proyecta películas al aire libre, facilita visitas guiadas y organiza eventos y conciertos gratuitos.

La instalación cuenta con cinco pisos llenos de espacios funcionales, lofts con obras del género pop, expresionista, etc., y una amplia terraza desde la que podrás contemplar a la vida hecha arte. 

10. Visitar el Pueblito Paisa

Visitar el Pueblito Paisa de Medellín.

El Pueblito Paisa es la recreación de cualquier pueblo tradicional de la Antioquia de antaño, específicamente de la década de los 70. Está en la cima del Cerro Nutibara, un mirador desde el que podrás ver a la ciudad en 360 grados. Aunque la vista es maravillosa, no es lo único que puedes hacer aquí. 

En sí, el Pueblito Paisa es un lugar ideal para tomarse fotos junto al cacique Nutibara o cualquier otra obra del parque de las Esculturas, conocer un poco de la cultura paisa, comprar artesanías hechas a mano para llevarte de recuerdo o comer algo mientras disfrutas del atardecer. El acceso es gratuito. 

11. Comer buñuelos con chocolate caliente

Si te encanta conocer a una ciudad por su gastronomía, ¡no puedes dejar de pedir unos buñuelos de yuca con chocolate caliente en tu café favorito! Esta es una combinación típica de Colombia, en especial en la época de Navidad.

¡Hablemos primero del chocolate antioqueño! En Colombia, el chocolate caliente es muy diferente al del resto del mundo. La receta colombiana solo requiere agua, pedazos de cacao colombiano y especias.

Algunos locales lo sirven con ramas de canela, otros con clavos de olor y miel. Pero el ingrediente secreto de un buen chocolate caliente colombiano es ¡el queso! Cada taza se acompaña de un queso graso y denso que se derrite en la bebida y que le da un sabor único que no probarás en ninguna parte del mundo.

Esta delicia reconfortante y cálida -perfecta de por sí- se eleva a un nivel sublime gracias a los buñuelos. Estas bolitas fritas -hechas tradicionalmente con una mezcla de harina de maíz, yuca y queso costeño- son suaves por dentro, crujientes por fuera y combinan lo mejor de lo salado y lo dulce en un solo plato. ¡Te fascinarán!

12. Descubrir la vida en el barrio

Disfruta en Medellín la vida en el barrio: visita la Comuna San Javier o la Comuna 13

Hasta hace unos años, la comuna San Javier -o Comuna 13- era un lugar esquivo, incluso peligroso; pero hoy es un imprescindible que hay ver en Medellín.

Después de la operación Orión del 2002 -una iniciativa dirigida por el gobierno colombiano para depurar las calles de la lucha armada paramilitar- el barrio dejó de ser un vecindario lleno de pandillas, narcos y guerrillas para convertirse en una representación del cambio. 

La Comuna 13 es, en la actualidad, un lugar dedicado al arte urbano, a la música y al deporte. Lo más atractivo que verás -y que lo diferencia de las favelas de Brasil- es que se reemplazaron las escaleras por unas mecánicas que facilitan la accesibilidad.

Para mantener a los niños alejados de las drogas o del crimen, también se organizan actividades culturales, como pintar murales con técnicas de arte callejero, bailar hip-hop en la calle, entre otros.

>>> Reserva tu tour por la Comuna 13 aquí <<<

13. Una cerveza en 3 Cordilleras

Medellín es una de las capitales del café colombiano, pero también tiene un espacio para los amantes de las cervezas. ¿Dónde? En la cervecera 3 Cordilleras. Si bien puedes probar sus cervezas artesanales en casi cualquier local de la ciudad, visitar esta cervecera es un must que hay que ver en Medellín.

Está abierta al público los días jueves, viernes y sábados; y ofrece un tour cervecero con música, bandas en vivo y un ambiente animado desde $25.000 pesos por persona. 

Si llegas en avión a Medellín echa un vistazo al siguiente artículo: Cómo ir del aeropuerto de Medellín al centro

14. Pasear por el parque de los Pies Descalzos

No. No hablamos precisamente de caminar en cualquier parque de la ciudad sin zapatos -o de un lugar que le rinde homenaje a la cantautora colombiana Shakira- sino de un espacio público construido al estilo Zen. 

El parque de los Pies Descalzos cuenta con un amplio jardín, piscinas de arena suave, bambúes y relajantes fuentes de agua para que los visitantes caminen sin zapatos y se conecten de nuevo con la naturaleza.

Esta atracción está abierta para todo público, la entrada es gratuita y cuenta con cafés y estaciones de batidos de fruta. 

15. Probar una auténtica arepa colombiana

Comer en Medellín las deliciosas arepas colombianas

La arepa colombiana tiene su propio sabor y personalidad. Aunque se prepara con harina de maíz como las demás de la región, su sabor es totalmente diferente. La arepa colombiana es similar a una tortilla mexicana: es redonda, delgada y se cocina a fuego lento, tostándose hasta estar completamente cocida.

La forma «paisa» de comerla -es decir, la tradicional- es en el desayuno, acompañada de mantequilla y queso. Sin embargo, son deliciosas con lo que sea, desde huevos revueltos hasta frijoles negros.

¿Quieres vivir una experiencia culinaria única? ¡Pide una arepa de huevo! A diferencia de las arepas tradicionales, esta arepa es frita y viene con un huevo sorpresa. Mientras el calor del aceite dora e infla a la arepa, el huevo se cocina justo lo necesario como para que el amarillo quede blando y cada mordisco sea una visita al paraíso. Acompáñala con un zumo de níspero y creerás que estás en el cielo. 

16.  Visitar el Jardín Botánico

Nuestra lista de cosas que hacer en Medellín no podría estar completa sin recomendarte uno de los lugares más hermosos de la ciudad. El Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe es, sin duda alguna, un oasis que tienes que ver en Medellín antes de que dejes la capital antioqueña. 

Situado en pleno corazón de la ciudad, este espacio cuenta con cientos de áreas verdes en los que se exponen distintas variedades de plantas, murales repletos de orquídeas y obras arquitectónicas, como el orquideorama José Jerónimo Triana.

Su oferta de actividades es variada, desde pasar una tarde en el romántico patio de las azaleas hasta pasear en bicicleta o remar. También ofrece varias opciones gastronómicas, zonas de pícnic y áreas para camping. 

17. Vivir la Fiesta de las Flores

Si vas en agosto a la ciudad, ¡no tienes que buscar nada más que hacer en Medellín! Al menos no por un día. Este es el mes de la Fiesta de Las Flores y, para celebrarlo, se realizan una serie de actividades y desfiles conmemorativos. 

Los locales adornan plataformas y carrozas llenas de flores poniéndoles a cada una su propio estilo, como si se tratara de una escultura o de cualquier otra obra de arte. Luego comienza el desfile y cada artista expone su trabajo recorriendo las calles de la ciudad. Si es tu primera vez en Medellín, no querrás perderte este evento. 

18. Ver la vista desde el Peñón de Guatapé

Entre las cosas que hacer en Medellín: Ver la vista desde el Peñón de Guatapé

Hay mucho que hacer en Medellín. También varias excursiones por las cercanías. A pocos kilómetros de la ciudad hay un atractivo turístico de esos que le quitan el aliento a cualquiera. Se trata de Guatapé, un pueblo antioqueño colorido cerca del cual se encuentra el Peñón. 

Guatapé tiene una formación rocosa curiosa que se conjuga con un gran lago y una presa hidroeléctrica. La mezcla del agua, las colinas y las rocas creó un paisaje maravilloso que podrás apreciar desde la cima del Peñón de Guatapé.

¡Lleva zapatillas y ropa cómoda porque te esperan 740 escalones para llegar hasta la cima! El costo de la entrada es de unos $18.000 pesos colombianos, pero la vista los vale. Si no tienes vehículo propio puedes contratar una excursión organizada.

19. Probar parte de la oferta gastronómica

Por supuesto, no vas a recorrer los 90 kilómetros que hay desde Medellín a Guatapé solo para tomar una foto de impacto o apreciar la vista del pueblo. Así como hay mucho que hacer en Medellín, ¡en este pequeño pueblo también! En especial si quieres comer algo delicioso. 

La oferta gastronómica de Guatapé incluye las empanadas de queso, las arepas rellenas de carne mechada y los bocadillos, unos dulces hechos con fruta, como el plátano o la guayaba.

Después de comer, puedes subirte a un kayak y remar en el lago del pueblo o admirar la curiosa decoración que hay en los zócalos de las casas para descubrir la historia que hay detrás. 

20. Visitar la plaza Cisneros (de día y de noche)

Un ejemplo de lo que hay que ver en Medellín bajo la luz del sol -y de la luna- es la plaza Cisneros, un lugar que quizás conozcas como el Parque de las Luces.

Amplia, imponente y con decenas de torres que parecieran una obra de arte cinético, la plaza Cisneros se posiciona como uno de los lugares preferidos de los fotógrafos, en especial si son amantes del estilo industrial. 

Y es que las torres de luz parecen pilares gigantes y están posicionados de una forma muy particular. A pesar de que el atardecer es maravilloso en esta parte de Medellín, todo cambia -para mejor- en la noche. Cuando cae el sol, las torres se encienden convirtiéndose en las protagonistas de un show artístico lleno de luz y de color. 

21. Tomar una auténtica bebida local

México tiene al tequila; Japón al sake; Perú al pisco y Colombia, ¡al aguardiente! Parecido al ron blanco, el aguardiente es un licor elaborado con anís que es muy popular entre las personas de las ciudades y poblados. 

Como su grado alcohólico es bastante alto, el aguardiente se toma en pequeños shots y, preferiblemente, después de las comidas. 

22. Hacer un tour gastronómico

No es necesario que pagues un tour, aunque los hay. Lo importante es que no te vayas de Medellín sin probar sus platos tradicionales. Los menús de la ciudad son económicos y se sirven en muchos restaurantes desde las 12 del mediodía hasta las 3 p. m. 

Si no sabes qué probar, ¡pide de todo un poco! Uno de los almuerzos más tradicionales es la parrilla picada. Es un plato grande -generalmente para compartir- que incluye trozos de morcilla, chicharrón y chorizo acompañado de papa criolla, arepas y patacones; unas rodajas finas y aplastadas de plátano verde que se fríen y se aderezan con una pizca de sal. 

¿Qué más puedes pedir? Las empanadas, en especial las de ají o las que están rellenas de arroz y carne guisada; el pastel de pollo y el mondongo.

¿Mi recomendación? Aunque es delicioso, el mondongo es una sopa pesada con mucho contenido calórico. Así que, ¡pídela para compartir o arriésgate tú solo si no vas a ordenar nada más! 

23. Comer -o al menos, tratar de comer- una bandeja paisa

La bandeja paisa es un plato típico que puedes degustar en Medellín

Sí. La bandeja paisa es un plato típico que puedes degustar en el Pueblito Paisa, en El Poblado y otros pueblos antioqueños -incluso en el centro de la ciudad- pero su grandeza e importancia lo hacen merecedor de una sección aparte. Si ya probaste el mondongo y te dejó satisfecho, espera a que pidas una bandeja paisa. 

La bandeja paisa era inicialmente preparada para los trabajadores que recorrían grandes trayectos de un pueblo a otro. No obstante, se convirtió en una receta tradicional. El plato está compuesto de carne de res molida, arroz blanco, huevo frito, queso blanco fresco, aguacate, arepas, plátano maduro frito, chicharrón, frijoles rojos y chorizo. 

24. Recorrer -y comer- en Mercado del Río

Inspirado en el Chelsea Market de Manhattan, el Mercado del Río es un amplísimo complejo gastronómico con decenas de bares, restaurantes y cafés que ofrecen menús nacionales, internacionales y de fusión. 

Fue construido en una bodega industrial de Ciudad del Río y cuenta con unas 50 opciones diferentes para que puedas cenar afuera o pedir una refrescante bebida. Lo curioso del Mercado del Río es que, aunque cada local tiene su espacio, están todos bajo el mismo techo. 

25. Pedir una sopa de ajiaco

Si ves un restaurante que sirva ajiaco, ¡pruébalo! En especial si tu viaje a Colombia empieza y termina en Medellín. Aunque el ajiaco es una sopa propia de Bogotá, es tan popular que la sirven en muchas otras ciudades y Medellín es una de ellas. 

El ajiaco es una crema de papas con trozos de pollo, mazorca y alcaparras. ¡Una exquisitez! Puedes acompañarla con un postre ligero –como la mazamorra– o pedirle una recomendación a los lugareños. 

26. Recorrer el museo Casa de la Memoria

Medellín es una ciudad con un pasado turbulento. Sus ciudadanos lo saben y por eso construyeron un lugar donde podían rendirle tributo a las víctimas de la violencia y de los conflictos paramilitares; algo que asediaba sus calles en décadas pasadas. 

En el museo Casa de la Memoria podrás hacer un recorrido por la historia de la ciudad, desde su cruel pasado hasta cómo llegó a convertirse en una de las capitales más importantes del continente. La documentación fotográfica y las exposiciones son conmovedoras e impactantes, sin duda, las mejores que hay ver en Medellín. 

La entrada al museo es gratuita y cuenta con una aplicación en inglés y español que podrás descargar en tu teléfono móvil para disfrutar de una visita autoguiada a tu ritmo.

27. Ir al Castillo

Ver en Medellín, el museo llamado El Castillo

No hay castillos reales que ver en Medellín, pero sí hay un museo llamado El Castillo y, aunque data de 1930, está inspirado en la arquitectura gótica francesa. De hecho, de ahí viene su parecido con un castillo antiguo. Por fuera, tiene impresionantes jardines de ensueño y, por dentro, un estilo impecable con muebles y decoraciones propias del siglo XIX y XX. 

El museo El Castillo tiene colecciones de arte nacionales e internacionales, y piezas tradicionales hechas en cristal, cerámica y otros materiales. También es ideal para organizar una tarde de pícnic y admirar la naturaleza. 

28. Divertirse un sábado en la noche

Medellín tiene una movida nocturna fascinante. Si te gustan los géneros tropicales, la salsa y el merengue, anímate y visita al Club Son Havana o al Eslabón Perdido; dos de los locales más clásicos de la ciudad. 

Pero si estás alojándote en El Poblado, tienes que acercarte al Parque Lleras. Este lugar está lleno de vida y tiene desde clubes con vistas panorámicas en la cima de las colinas hasta bares al aire libre. 

29. Ver un show de tango

Quizás esperarías cualquier cosa que hacer en Medellín menos esta, pero lo cierto es que la ciudad cuenta con shows de tango de infarto. Y es que los antioqueños son fanáticos de este género; algo que se afianzó después de 1935 con el fallecimiento del maestro Carlos Gardel. 

Los locales ambientados en el tango tienen un aire latino bohemio. Cuentan con música en vivo, hacen shows bailables y trasladan a los visitantes al Medellín del pasado. Si te animas a pasar una noche diferente, puedes hacerlo en el Salón Málaga, situado en la carrera 51 cerca de la estación de metro de San Antonio. 

30. Lanzarse a una aventura

Si buscas algo que hacer en Medellín que te cargue de adrenalina y que, al mismo tiempo, te sirva para admirar la ciudad desde las alturas, ¡lánzate en parapente!

En la ciudad hay varios lugares que ofrecen esta experiencia. Si te interesa puedes reservar la actividad aquí. En cada vuelo recibirás una guía profesional y estarás acompañado por un instructor de parapente certificado. 

Para que tengas una idea, un vuelo de 15 minutos de duración tiene un costo de $130.000 pesos e incluye la lección de vuelo, el acompañamiento profesional y el uso de equipos aprobados por FEDEAEREO.

¿Qué esperas? Lo único que falta para cerrar esta lista con un broche de oro es tu experiencia. ¡Atrévete a visitar -y a vivir- a Medellín en toda su expresión! Te aseguramos que no te arrepentirás.

Fotos: Shutterstock

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here