Qué hacer en Bogotá: 20+1 planes imprescindibles

Qué hacer en Bogotá

Bogotá, capital de Colombia, pero también del arte y la cultura latinoamericana, concentra un potencial de atractivos que atrae cada año a más y más a turistas de todo el mundo. ¿Quieres saber por qué? Descubre algunos de los mejores planes que hacer en Bogotá.

Es una ciudad que vale la pena conocerla y sentirla a través de su animada vida nocturna, su gastronomía y la encantadora oferta cultural e histórica que maravilla a propios y extraños.

Qué hacer en Bogotá: 20+1 cosas que no te puedes perder

1. Sube tu ánimo en Monserrate

Qué hacer en Bogotá

Subir al cerro Monserrate es algo imprescindible entre las cosas que hacer en Bogotá. Es inadmisible perderse la oportunidad de disfrutar de una vista panorámica de la ciudad, en una colina situada a 3.512 metros de altura. Desde allá arriba entenderás la inmensidad de esta urbe en constante crecimiento vanguardista.

En el cerro hay una Basílica donde se venera a Nuestra Señora de Monserrate y también al Santo Caído a los Azotes. En los alrededores de la iglesia se puede apreciar piezas de arte religioso, además de tiendas de recuerdos y artesanía, restaurantes y puestos de comida típica.

De día o de noche, lo recomendable es subir por el funicular o el teleférico. Si te gusta el senderismo puedes caminar por sus más 2.300 metros de caminería. Te encantará las veredas arboladas, atardeceres inolvidables y noches estrelladas que te regala desde las alturas este mágico cerro.

2. Conoce algo único: visita el Museo de oro

Visitar Bogotá y no ir al Museo del Oro es imperdonable. Así no te gusten los museos, tienes que ir a este sitio especial que expone la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo. Impresiona ver tanto oro reunido en un solo lugar.

Son más de 35 mil piezas auríferas, y cerca de 24 mil objetos confeccionados con base a textiles, hueso, concha, cerámica y piedra; todos pertenecientes a 13 comunidades indígenas que habitaron Colombia.

Abierto al público desde 1959, este museo ofrece cinco áreas temáticas. Por un lado, muestra la visión cosmológica y chamánica de los objetos aborígenes; y la interacción del público con el patrimonio ancestral mediante videos, imágenes y audios.

Por otro lado, exhibe el estilo de vida y las costumbres de las comunidades prehispánicas, así como la importancia religiosa de los metales y las técnicas de la metalurgia y minería antigua.

Los domingos la entrada es gratis. No dejes de ver la famosa balsa Muisca, una obra que inspiró la famosa y antigua leyenda de El Dorado.

3. Camina la plaza Bolívar

Caminar por la Plaza Bolivar de Bogotá, Colombia

Con más de 13 mil metros cuadrados al aire libre, la plaza Bolívar destaca como uno de los sitios que visitar en Bogotá. Corazón del centro histórico de la ciudad, situado en el emblemático barrio La Candelaria, esta plaza es lugar de encuentro de turistas, pero también de estudiantes y grupos culturales.

En el pasado fue centro de ejecuciones coloniales, y en el presente es punto focal de manifestaciones políticas.

En el centro una estatua de Simón Bolívar, hecha en 1846 por el artista italiano Pietro Tenerani. Es común en el lugar la abundancia de palomas, fotógrafos y guías turísticos apostados en este espacio añejo que es legado vivo de la historia de Colombia.

Ir a la plaza es una actividad que te permite, además, conocer otros edificios patrimoniales situados en los alrededores como el Capitolio Nacional, la Catedral Primada de Colombia, la Alcaldía Mayor, el Palacio de Justicia, la Iglesia de La Candelaria, la Casa del Cabildo Eclesiástico, entre otra obras de relevancia arquitectónica.

4. Come ajiaco, el plato típico de Bogotá

Casi en cualquier lugar de Bogotá sirven ajiaco, típico en la gastronomía de la capital colombiana. Es una sopa preparada con varios tipos de patatas, maíz, una hoja silvestre llamada guasca, crema de leche y alcaparras. Se acompaña con arroz blanco y aguacate.

En Bogotá es un plato muy buscado para pasar la resaca después de una noche de tragos, o levantar los ánimos después de una intensa jornada laboral.

5. Pasea por Usaquén

Pasea por Usaquen, Bogotá

Usaquén es ideal para visitarlo un fin de semana, después de disfrutar de la movida nocturna de la ciudad. Es un lugar donde se respira la misma tranquilidad provinciana antes de convertirse oficialmente en un barrio de Bogotá en 1954.

Su paisaje urbano se define en dos rasgos característicos: el mobiliario moderno de sus bares, restaurantes y tiendas, y el pasado colonial reflejado en la Iglesia Santa Bárbara (que data del siglo XVII) y la Plaza de Usaquén, un espacio público donde se realizan actividades culturales y presentación de artistas callejeros.

Si te da hambre y buscas un restaurante en Usaquén, visita Kathmandú. Allí encontrarás un menú exótico del Oriente Medio que no olvidarás. Debes saber que la cuenta incluye un show en vivo de la danza del vientre.

Usaquén también es conocido por su mercado de las pulgas, un lugar para curiosear, comprar o simplemente ver artesanías, antigüedades, madera, música, ropa y artículos de decoración y bisutería.

6. Déjate seducir por el Museo de Botero

Este sitio es un imán turístico en América Latina porque alberga una de las colecciones más exclusivas de la región. Allí reposan 208 piezas de arte donadas por el pintor, dibujante y escultor colombiano Fernando Botero, reconocido en el mundo por su trabajo artístico.

Del total de obras en el museo, 123 son de Botero y el resto perteneció a su colección de arte internacional, entre los cuales destacan joyas artísticas de Jean-Baptiste-Camille Corot, Salvador Dali, Pablo Picasso, Francis Bacon, Joan Miró, Claude Monet o Edgar Dega.

Este museo es parte del distrito patrimonial de La Candelaria, por lo que puedes incluirlo en el itinerario de la plaza Bolívar. La entrada al museo es gratuita, pero si lo prefieres puedes alquilar un audio guía que te explica datos de interés de las colecciones y los artistas.

7. Visita un sitio inolvidable: Andrés Carne de Rés

Locales en Bogotá, Andrés Carne de Res

Una de las cosas que hay que hacer en Bogotá es ir a este sitio donde puedes comer, bailar y cenar. Es un local de referencia posicionado entre los mejores lugares de América Latina para pasarla bien.

Su decoración colorida con amplio mobiliario de madera recrea un entorno campestre que cumple doble función: en el día durante la semana ofrece un ambiente familiar donde, después de comer, los pequeños de la casa elaboran manualidades con tapas de metal y madera.

En las noches, principalmente de jueves a domingo, se convierte en icono de la movida nocturna de Bogotá, aunque el local principal (hay otro en la ciudad) queda en Chía, a 30 kilómetros de la capital.

Justo en Chía es donde se disfruta a plenitud rodeado de la buena estirpe bogotana. La parrilla o picada es el plato principal y el aguardiente es la mecha para prender la fiesta hasta la madrugada.

Es un sitio que funciona como una suerte de restaurante-discoteca, que es animado por actores disfrazados que se divierten con los clientes. Sin duda, una experiencia inolvidable de Bogotá que debes conocer.

8. Sumérgete en la identidad colombiana en Gaira Café

Este local no solo es renombrado porque es propiedad del cantante colombiano Carlos Vives. Tiene reputación en el extranjero porque el turista puede conocer un sitio que rinde tributo a los artistas, escritores, cantantes, poetas y actores colombianos.

Al entrar sorprende ver una pared con sillas de cuero empotradas en honor a la cumbia, un género musical autóctono colombiano. El suelo y el techo están decorados con fotografías y recuerdos de la niñez del cantante. En las paredes cuelgan guitarras de los cantantes Juanes y Fonseca, además de premios otorgados a Vives.

En un intento de innovación, el menú desafía la gastronomía clásica bogotana. Los comensales pueden degustar entradas llamadas “Shakiras”, un aperitivo hecho con hierbabuena, garbanzo y yogurt.

También pueden comer el “Piñón de Ramonita”, una particular lasaña de carne, integrada con plátano maduro y queso al horno, inspirada en la receta de la nana de los hijos de Carlos Vives. El sitio es frecuentado por futbolistas colombianos famosos como Radamel Falcao o Faryd Mondragón.

9. Viaja a 180 metros bajo tierra

Visitar Zipaquira en Bogotá

¿Quién puede imaginar un templo religioso subterráneo hecho con sal? En Colombia es una realidad. El sitio no queda propiamente en Bogotá, pero sí cerca (apenas 46 kilómetros de la capital). Es una excursión de ida y vuelta que te llevará a conocer una de las maravillas naturales del país neogranadino.

Y vaya que lo es: es un recinto a 180 metros bajo tierra, donde funcionaba las minas de sal de Zipaquirá. Allí el turista desciende por un túnel y atraviesa las 12 estaciones del vía crucis católico, recreadas dentro de socavones de 16 metros de alto, 120 de largo y diez de ancho.

En el pasado, los mineros construyeron un altar a la Virgen María que, luego de profundas reformas arquitectónicas, devino en la catedral de hoy. Es un lugar único, tallado en sal en más de 40% de su estructura general por mineros.

Estos levantaron altares, columnas y una nave central copada por una cruz tan grande que es considerada la más grande del mundo bajo tierra. Ir a esta catedral es una aventura subterránea deslumbrante que definitivamente tienes que anotar en la lista de las cosas que hacer en Bogotá.

10. Prueba la changua

La changua es un plato de tradición familiar bogotana que se encuentra fácilmente en menús de restaurantes de comida criolla y en la carta de pequeños locales bogotanos. Es una sopa servida a temperatura ambiente que se acostumbra a tomar en el desayuno.

Está elaborada con leche, agua, huevos, cebolla, sal y mantequilla y cilantro. También es común su consumo después del mediodía, a media tarde, para reponer energías tras una caminata agotadora o tras cumplir actividades deportivas.

11. Disfruta de un festival internacional de lujo

En esta ciudad puedes disfrutar del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá que se celebra cada dos años, con la puesta escena de las 100 agrupaciones teatrales más prestigiosas en el mundo. El detalle es que se lleva a cabo en abril, pero la buena noticia es que dura toda la Semana Santa.

Si para ese mes buscas qué visitar en Bogotá, entonces no te pierdas el privilegio de experimentar del evento por el cual la ciudad es conocida como la capital mundial del teatro. En promedio son más 500 funciones teatrales efectuadas en diversos escenarios de la ciudad, tanto en espacios cerrados como al aire libre.

12. Vive un momento diferente en Maloka

Maloka es un espacio original para visitar en Bogotá fuera de los circuitos tradicionales del turismo. Es conocido como el centro científico-tecnológico bandera de la ciudad que mediante una divertida interacción enseña cosas interesantes como lo que pasa al cuerpo cuando se consume estupefacientes o cómo reconocer si la llama de gas de nuestra cocina es buena o mala para nuestra salud.

En total son más de 19 experiencias interactivas que resumen lo que sabe la humanidad en ciencia y tecnología. Cuenta con un cine 3D en forma de domo, donde proyectan películas educativas y documentales jocosos sobre ciencia y tecnología. Al salir te llevarás una imagen diferente de ti mismo después de verte en el peculiar mosaico de espejos.

13. Renuévate en el Jardín Botánico

Con 19 hectáreas que sirven de pulmón de la ciudad, el Jardín Botánico es la principal alternativa que hacer en Bogotá cuando buscas relajarte y desconectarte del ajetreo cosmopolita.

En este santuario natural te recibirán más 17 mil plantas, muchas de ellas exóticas, un bosque de pinos, un páramo ideal para la observación de aves, una pequeña y refrescante cascada, además de 73 variedades de rosas e híbridos ornamentales.

Además, puede conocer una planta carnívora sin peligro alguno. En el Jardín Botánico organizan la exposición de plantas carnívoras en 3D. Es una experiencia sensorial, totalmente interactiva, con imágenes que explican al público cómo actúan este tipo de plantas y, por supuesto, cómo cuidarse de ellas.

14. Deléitate en Puerta falsa

Parar en Puerta Falsa, Bogotá

Si no has ido a Puerta Falsa, tenlo presente entre las cosas que hacer en Bogotá. Es un local que suma 200 años de historia gastronómica, muy famoso porque sirven el característico tamal bogotano, único en la ciudad y sin ninguna competencia en calidad y tradición.

El plato es una hoja de plátano que envuelve harina de maíz, arroz, zanahoria, arvejas verdes, pollo, especies y un pedazo de tocino.

Puerta Falsa es popular entre los extranjeros porque sirven un sabroso chocolate, acompañado de almojábana (panecillo de maíz trillado), una tajada de pan con mantequilla y una porción de queso suave.

El ritual es cortar en trocitos el pan, sumergirlos en el chocolate, y con una cuchara comerlos junto al panecillo y el queso. También sirven delicatessen y comidas típicas. Actrices, ex presidentes y deportistas van a comer a este lugar, ubicado en la siguiente dirección: Cl. 11 #6-50. Para más señas queda dentro de la manzana patrimonial de La Candelaria.

15. Consigue de todo en estos dos mall de Bogotá

Si te gustar de ir de compras, los dos centros comerciales más populares de Bogotá son el Centro Comercial Andino y la Hacienda Santa Bárbara. En ambos se puede conseguir de todo.

El primero es uno de los mall más grandes América del Sur, mientras que el segundo es una antigua hacienda familiar que fue reestructurada en su espacio interior para ofrecer siete pisos de opciones de ropa, calzado, joyas, diseños de arte, cafés, restaurantes y centros de estética corporal.

16. Recorre la ciudad montado en una ‘chiva’

Moverse por Bogotá en Chiva, Colombia

Si te provoca recorrer la ciudad de una forma peculiar, tienes que montarte en una ‘chiva rumbera’. Es un modelo antiguo de transporte colectivo,hecho de madera y latón, pintado de llamativos colores y acondicionado con sirenas y luces intermitentes que te pasea por los lugares más emblemáticos de la ciudad al ritmo de la música y la diversión.

Las hay para todos los gustos y funcionan como una discoteca ambulante, incluso varias ‘chivas’ están diseñadas con pistas de baile. El turista puede escoger la ruta y las ‘chivas’ de acuerdo al género musical de su preferencia.

Hay ‘chivas’ especiales para los amantes del rock, la balada o la salsa. Hay algunas que durante el recorrido rifan entradas a conciertos, museos o restaurantes de alta gama. Es una opción entretenida entre las cosas que hacer en Bogotá.

17. Atrévete con la Pelanga

Es un plato popular, que no se consigue en restaurantes de alta o media gama. Se trata de una combinación de hocico de cerdo con oreja y lengua de res, preparado con un guiso de papas.

Es típico comerlo durante las fiestas tradicionales celebradas en las zonas populares de Bogotá, aunque si te fijas bien también lo sirven en pequeños locales y comercios ambulantes en la calle.

18. Degusta uno de los mejores cafés del mundo

Aunque parezca obvio, siempre es bueno recordarlo como una de las cosas que hacer en Bogotá. Degustar un buen café caliente es una experiencia especial en Bogotá por el clima frío de esta ciudad.

Muchos coinciden en que el mejor sitio para una café se llama Azahar Coffee, y las pruebas lo confirman. Es un lugar con fama internacional conocido por hacer el mejor café colombiano. Sus clientes son atendidos por el experto Mauricio Romero, que escoge las semillas para el café con más o menos aroma, según la preferencia del cliente.

El lugar también es propicio para adquirir consejos y accesorios útiles para que el turista pueda innovar en casa haciendo un café a su medida.

19. Saborea una fritanga

Comer la fritanga en Bogotá

La fritanga es considerada uno de los mejores manjares bogotanos. Lo comen en el almuerzo y en la tarde durante reuniones familiares o eventos de alta concurrencia. Es una parrilla o picada de carnes y embutidos, acompañado de tubérculos y verduras.

Varía mucho dependiendo de la zona de Bogotá donde se consuma, pero la tradicional fritanga lleva chorizo, longaniza, morcilla, carne de res y cerdo, papa criolla, plátano, mazorca y trozos de yuca.

20. Conoce una de las discotecas más grande de Latinoamérica

¿Aburrido sin nada que hacer en Bogotá? Entonces debes conocer una de las discotecas más grande América Latina. El nombre anticipa sus grandes dimensiones: Theatrón. Además de la diversión nocturna, la infraestructura en sí misma de Theatrón es digna de visitarla por mera curiosidad.

Lo que antes era un antiguo teatro, ahora es un lugar de seis mil metros cuadrados que cuenta con 14 salas diferentes con ambientes variados. En sus inicios fue epicentro de la movida LGBTI, pero ahora recibe todo tipo de público.

Este lugar ofrece una barra libre de ron, vodka, whisky y el infaltable aguardiente hasta pasada la medianoche. En Colombia es valorada como la discoteca pionera en organizar la presentación de DJs y artistas internacionales. No en vano, sobresale como una de las 100 mejores discotecas del mundo, un premio otorgado por la International Nightlife Association.

21. Tómate algo en la azotea de Armando Records

El lugar se llama Armando Records. Es considerado uno de los bares más exclusivos de la capital neogranadina, y para muchos turistas una de las razones para visitar Bogotá. Su terraza es popular por la música retro, los muebles de los años setenta y las chimeneas que mantienen al público calientito del frío bogotano.

Pero eso no es todo: este bar cuenta con dos ambientes adicionales, uno en la planta baja donde disfrutas de música latina en salones con techos de espejo; y en el medio está el salón principal para mover el cuerpo con acordes latinos y electrónicos pinchados por laureados DJs.

Es usual que los turistas se confundan con las distintas sucursales de Armando Records inauguradas dentro de la misma ciudad. El bar principal, el que vale la pena visitar, está en la Calle 85, 14-46 en la popular Zona Rosa, el distrito de la movida nocturna por excelencia en Bogotá.

Fotos: pixabay, (1) Pedro Szekely, (2) Crhistian Córdova, (3)Tom,(4)Eduardo Zárate,,(5)Edgar Zuniga Jr,(7)Marcelo Träsel,(6)David Berkowitz,(9)Torrenegra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here