Dónde dormir en Quito: las mejores zonas y barrios

Dónde dormir en Quito

Las mejores zonas dónde alojarse en Quito se encuentran en su casco histórico, donde encontrar alojamientos pequeños y familiares, y las zonas centro-norte y norte, hoteles de mayor tamaño y más modernos. De todas ellas nuestra zona favorita para dormir en Quito es La Mariscal.

Aunque los españoles establecieron la fundación de Quito en el año 1534, los historiadores iberoamericanos, por el contrario, consideran a la capital de Ecuador como la ciudad más antigua de toda Latinoamérica y del antiguo imperio Inca con algo más de 3000 años de antigüedad.

Más allá del año de su fundación, lo que sí está claro es que la ciudad estuvo bajo dominio español casi 300 años, hasta que en 1830, años después de la batalla de Pichincha y una previa declaración de independencia en 1809, se creó la República de Ecuador.

Ubicado a más de 2800 metros de altura, en la falda del volcán activo Pichincha, Quito posee más de 2.600.000 millones de habitantes en la capital, solo detrás de Guayaquil, la ciudad con más habitantes de Ecuador.

La zona metropolitana se divide en 32 parroquias urbanas o distritos, las cuales están en su totalidad en el Hemisferio Sur, mientras que otras parroquias suburbanas como la de San Antonio se encuentran en el Hemisferio Norte.

De hecho, precisamente en San Antonio hay un monumento, un museo y una plaza llamados Mitad del Mundo donde, en el siglo XVIII, una expedición de científicos españoles y franceses establecieron la línea ecuatorial -corregida tiempo después- y de paso dieron nombre a la futura república.

Gracias a su importante oferta cultural, histórica y artística (aquí nació y se desarrolló la Escuela Quiteña en periodo ilustrado), La UNESCO proclamó a Quito la primera ciudad del mundo Patrimonio de la Humanidad en 1978.

Desde entonces, el número de alojamientos es el más denso de todo el país, además del más variado.

Las mejores zonas donde dormir en Quito

Se estima que hay unos 700 alojamientos regulados en la ciudad, de los cuales algo menos de la mitad son apartamentos y un tercio hoteles. La oferta se extiende a hostales, pensiones, albergues, B&B y casas rústicas y chalets.

El centro histórico y el área de La Mariscal son las zonas con mayor oferta hotelera y de alojamientos en general, y la preferida por los viajeros para hospedarse en Quito.

Además de variedad de alojamientos también se puede dormir en Quito por una amplia variedad de precios. Los precios más altos pueden alcanzar los 350 euros por noche en hoteles de 5 estrellas, y los más bajos, hasta 10 euros en albergues y pequeñas pensiones familiares.

1. Centro Histórico

Pese a ser más “moderno” que otros cascos históricos como el de Toledo (España) o Roma (Italia), el centro histórico quiteño es de los más reconocidos internacionalmente por sus más de 130 monumentos. Tal aglomeración de edificios históricos ha provocado que el centro histórico se haya convertido en una zona muy turística y haya perdido el carácter residencial de antaño.

Actualmente solo el 1,8% de la población quiteña vive en esta zona, mientras que el número de hoteles y alojamientos (de cualquier tipo) para hospedarse en Quito ha aumentado especialmente en la zona este del distrito.

Tanto turismo, como en muchas otras ciudades del mundo, ha traído algo de inseguridad con un aumento de robos. No obstante, también es verdad que en los últimos años el gobierno ha hecho un esfuerzo grande para reducir la inseguridad.

En cuanto a comunicaciones, el centro histórico cuenta con hasta siete líneas de Metrobus-Q que lo conectan con las demás parroquias.

En relación al patrimonio religioso, hay que destacar la Basílica del Voto Nacional, edificada en 1873 y uno de los templos más importantes de América Latina. Posee 115 metros de altura y 24 capillas en su interior.

No muy lejos, también es interesante visitar la catedral más antigua de Sudamérica: la Catedral Metropolitana, empezada a construir en 1546 y Primada de Ecuador. Otros templos de interés son el convento de la Compañía de Jesús de Quito y la Iglesia de San Francisco.

De los edificios civiles hay que empezar por el Palacio de Carondelet, en la Plaza Grande o de la Independencia. Se puede seguir el recorrido visitando el Palacio de la Vicepresidencia, construido entre 1922 y 1927; el Palacio de la Recoleta, sede del Ministerio de Defensa; el Palacio de Pizarro, primera residencia del propio Francisco Pizarro y actualmente en estilo neoclásico, o el moderno Palacio de Cristal, construido en 1899.

Para conocer la historia de Quito hay espacios como el Museo de la Casa de Sucre, donde residió el libertador ecuatoriano Antonio José de Sucre; el Centro Cultural Metropolitano, construido en el siglo XVII y de gran importancia cultural en la ciudad, o el Museo de la Ciudad, inaugurado en 1998.

Aunque técnicamente no se encuentre dentro del Centro Histórico, al sur de éste se encuentra el alto de la Virgen del Panecillo, un cerro a 3.000 de altura con un mirador para disfrutar de las mejores vistas de Quito.

Quedarse en Quito unos días, especialmente en su centro histórico, también permite al viajero disfrutar del ocio y las compras. En cuanto a lo segundo, se recomienda visitar la bohemia, antigua y peatonal Calle de la Ronda, repleta de talleres de artesanos que trabajan con las puertas abiertas y donde adquirir souvenirs de calidad en madera y metal.

También en esta calle hay restaurantes típicos de Quito donde poder probar la gastronomía quitense por precios muy baratos. Algunos restaurantes también son bares y locales nocturnos donde priman, sobre todo, las actuaciones en directo y donde tomar, con o sin alcohol, el clásico “canelazo”.

Alojamiento en el Centro Histórico

2. La Mariscal

Al norte del centro histórico, desde el parque El Ejido, se extiende La Mariscal Sucre, la parroquia más turística en cuanto a entretenimiento, restaurantes y locales nocturnos. Antaño una zona residencial para quiteños pudientes, el turismo los ha desplazado a otras zonas más tranquilas.

Fue uno de los primeros barrios de Quito en contar con tranvía y al día de hoy sigue estando muy bien comunicada con otras áreas de la urbe. Como el centro histórico, posee un buen número y variedad de alojamientos económicos para alojarse en Quito.

Al este de La Mariscal se encuentra uno de los edificios más bellos el barrio: el Palacio de Najas, un edificio de principios del siglos XX que hoy es sede del Ministerio de Exteriores.

No muy lejos, se encuentra La Teresita, el templo más importante del distrito y al este de la parroquia el gran Museo Nacional del Ecuador, en Parque El Ejido, un gran complejo cultural que incluye una gran biblioteca, cinemateca, museo de arte moderno y un museo etnográfico.

La Mariscal también es un lugar para degustar la gastronomía quiteña o internacional en locales como el Quito Pub Beer, en la Plaza Foch o cocina tradicional ecuatoriana en Mamá Clorinda, a unos pocos metros.

Para realizar compras, como primera recomendación, hay que pasarse por la tienda La República del Cacao, en la Avenida Reina Victoria, donde dicen se vende el mejor cacao del mundo.

Otro lugar de interés es el Mercado Artesanal, donde decenas de artesanos venden sus productos. En artesanía también hay que mencionar una de las tiendas más reconocidas del país: Olga Fisch Folklore, al norte del distrito en la Av. Cristóbal Colón.

Quito también apuesta por el gran comercio. De hecho, el primer gran supermercado, La Favorita, se inauguró en este distrito. Tras él han venido otros centros comerciales como El Espiral, junto al Mercado Artesanal.

Para finalizar la tarde o noche, lo mejor es volver a los alrededores de la Plaza Foch para disfrutar del Xandu Bar Discoteca o New York City.

Alojamiento en La Mariscal

3. Bellavista

A diferencia de las parroquias anteriores y en cuanto a las opciones para alojarse y quedarse en Quito unos días, Bellavista no cuenta con una oferta en hoteles tan densa ya que es un barrio mucho más residencial de clase media-alta. Está muy bien comunicado por la Av. Eloy Alfaro y es una zona bastante segura.

El primer lugar de interés es el Parque Metropolitano, un gran espacio verde con grandes árboles, zonas de picnic y barbacoa, miradores, campos de fútbol y demás atracciones para gastar un día entero. Solo recordar que en el parque no hay tiendas o restaurantes, por lo que es importante llevar comida y bebidas.

De vuelta a la ciudad, otro lugar muy interesante es La Capilla del Hombre, muestra antropológica en honor al artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamin.

Para los interesados en el deporte, al norte del distrito se encuentra el Estadio Olímpico de Atahualpa, sede del equipo nacional de fútbol y que ha albergado varios grande acontecimientos deportivos como la Copa América.

También hay que recomendar en la zona oeste de Bellavista el Parque de la Carolina, donde hay atracciones lúdicas como el Museo de los Dinosaurios, El Museo del Bonsái dentro de un jardín botánico mayor, o el Parque Náutico La Carolina.

Bellavista es también un lugar ideal para realizar compras. A escasos metros del estadio olímpico se encuentra el gran centro comercial Quicentro Shopping. Cientos de tiendas de moda y boutiques, joyerías, tiendas de regalos, artículos deportivos o electrónica se combinan con numerosos restaurantes de cocina local como Fritadas Amazonas, cafés como Amatea Tea Shop o cocina internacional en Il Cappo Di Manji.

Fuera de Quicentro, al sur en la Avda. Portugal, también hay una buena oferta de restaurantes. Y para tomar algo por la noche, la cercana Av. Eloy Alfaro cuenta con varios locales como A Kapela Cantobar & Lounge y Mongos Eloy Alfaro.

Alojamiento en Bellavista

4. La Floresta

La Floresta es una mezcla de barrio residencial de clase media, zona financiera y área universitaria. De hecho, aquí se congregan grandes facultades como los campus de la Universidad Pontificia del Ecuador o la Escuela Politécnica Nacional.

Al sureste de La Mariscal, es el distrito “Español” de Quito, pues la mayoría de sus calles tienen nombres de ciudades, comunidades autónomas o personajes relacionados con España.

Bien comunicado por Metrobus-Q con otros barrios, el número de alojamientos no es muy grande, excepto en los alrededores de la Av. de la Coruña, algunos hoteles de lujo en la Avenida 12 de Octubre y algunos más en la Calle Madrid.

Un primer punto de interés es la Avda. 12 de Octubre, zona financiera al norte del distrito y muy segura. En esta gran avenida se congregan algunos de los edificios más altos de la ciudad como el World Trade Center, al que se puede acceder aunque la seguridad del mismo es bastante exigente.

Un poco más al sur, en la calle Andalucía, al sur de la Escuela Politécnica Nacional, se encuentra el Museo Gustavo Orcés, con exhibiciones de ornitología, paleontología y otras ciencias naturales.

Al este, en la Calle Valladolid, hay un pequeño teatro ideal para bohemios, el Ocho y Medio (como la película de Fellini), con varias salas y muestras de cine en plan filmoteca. En el Pasaje Moeller, cerca de la Calle Toledo, también es de obligada visita La Casa Cultural Trude Sojka, una artista judíoalemana que acabó en Auschwitz y que sobrevivió para acabar viviendo en Quito.

Más al norte, la Calle Madrid merece un paseo, pues todavía quedan mansiones y algún palacete en estilo neoclásico de principios del siglo XX, cuando a la zona la llamaban el “pequeño Londres”.

En cuestión de compras, gastronomía y ocio nocturno, la mayoría de los lugares de interés están en la mitad norte del barrio, a partir de la Calle Madrid. Recomendar el Ridal Galería Café, en la calle Ridal de Arévalo; la Cleta, cafetería y coctelería decorada con bicicletas, en la Calle Lugo, o el restaurante Mar Y Luna, donde probar cocina ecuatoriana y peruana.

Para realizar compras, hay que visitar el Mercado La Floresta, donde a lo largo de parte de la Calle Galavis se pueden comprar todo tipo de productos frescos.

Finalmente, para acabar la noche, La Floresta cuenta con un lugar mítico: El Pobre Diablo, a escasos metros del mercado mencionado y donde desde hace 27 años los quiteños y visitantes han podido disfrutar del mejor Jazz.

Alojamiento en la Floresta

5. Guápulo

Entre Floresta y Bellavista, en la zona noreste de Quito, se encuentra Guápulo, uno de los barrios más antiguos de Quito y que tiene en el Camino de Orellana su calle más importante. Esta vía reproduce el itinerario que siguió Francisco de Orellana en su aventura por la selva para encontrar el nacimiento del río Amazonas.

Con todo, este es un barrio residencial, bohemio, seguro y donde conviven varias clases sociales. Gran parte de él está cubierto de parques y está comunicado con el centro a través de la línea de Metrobús-Q 21. Cabe destacar que no es la zona con mayor número de alojamientos para dormir en Quito.

Algunas de sus calles, como la propia Orellana, están empedradas, como ocurre en el centro histórico. En el centro del barrio se encuentra su monumento de mayor interés: la Iglesia Nuestra Señora de Guápulo, construida en el siglo XVII y que fue remodelada posteriormente por miembros de la Escuela Quiteña de artistas.

Al norte del templo está el Parque del Guápulo, un espacio ideal para una excursión de un día. Y en la zona sur, también es interesante visitar el Mirador, donde disfrutar de unas magníficas vistas del Valle Oriental de Quito.

Guápulo permanece dormido durante el día y se activa en la tarde. No obstante, hay algunos locales abiertos a medio día como el Techo del Mundo donde poder comer bien y a buen precio.

Bajando por la Calle Orellana (repleta de grafitis), también se puede visitar La Terraza, donde se sirven deliciosas arepas rellenas de huevo mientras se disfruta de las vistas. Para realizar alguna compra es recomendable visitar Rayuela, una tienda de artesanos ubicada en una casa de estilo colonial.

Caída la tarde, especialmente en la calle Orellana, empiezan a abrir los locales de mayor interés y, en su mayoría, de carácter bohemio. Dos de ellos son el Café Arte Guápulo y el Bar Palo Santo Guápulo. Estos locales son pequeños y tranquilos, similares a los pubs, como todo el barrio, que prefiere mantenerse algo alejado del ajetreo de la zona centro de Quito.

Alojamiento en Guápulo

Para que no te pierdas nada toma buena nota de las sugerencias de este artículo:

Los mejores planes que hacer en Quito

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here