Portada » Dónde alojarse en Liubliana: las 7 mejores zonas

Dónde alojarse en Liubliana: las 7 mejores zonas

Dónde alojarse en Liubliana

Aunque Liubliana es pequeña, promete una experiencia viajera intensa. Sus atractivos son muchos y variados. Si estás pensado en descubrirla, en este artículo te presento  información detallada acerca de las mejores zonas donde alojarse en Liubliana.

Liubliana es aún un territorio por descubrir. Pero la capital eslovena atesora un prolífico legado de construcciones con arquitectura de influencia austrohúngara, y con una fuerte presencia de obras de Jože Plečnik, sin el cual no se explicaría el urbanismo actual de la ciudad. 

Además, está salpicada con numerosas zonas verdes, que se extienden a las orillas del río Ljubljanica que la cruza. No hay tráfico ni atascos, sino muchas bicicletas, transportes ecológicos y viandantes. 

Además, tiene un buen puñado de galerías de arte y museos y un ambiente muy efervescente, especialmente en las orillas del río, donde se dan cita muchos de los más de 30.000 universitarios que viven en ella. 

A lo que se añade su larga tradición vinícola y una fantástica gastronomía que fusiona sabores italianos, croatas y austriacos. 

Dónde alojarse en Liubliana: las mejores zonas

Liubliana es una de las ciudades más económicas de Europa. La oferta hotelera es cada vez más amplia y se concentra en la parte nueva, en los alrededores de la plaza del Congreso y el río Ljubljanica. 

Aunque los precios son más bajos que en cualquier capital europea, hay diferencias entre unos barrios y otros, que conviene saber para optimizar el presupuesto viajero. 

De este modo las zonas más caras para alojarse en Liubliana son el casco antiguo, el centro de la ciudad y, en menor medida, Poljane. Las más baratas son Metelkova, Trnovo y Koseze.

1. Centro, donde alojarse en Liubliana en la mejor ubicación

Las mejores zonas de Liubliana: El Centro

El centro de la capital de Eslovenia ocupa la orilla izquierda del río Ljubljanica. Es la parte más moderna, por lo que concentra los principales servicios como la estación de tren y es la zona más comercial de la ciudad.

También aglutina instituciones importantes como el Teatro Nacional -SNG DRAMA-, que luce un impecable estilo art nouveau, la Ópera, el edificio del Parlamento, que es la sede del Consejo Nacional y la Asamblea Nacional, y la Universidad de Liubliana, que es la más antigua del país y la responsable del dinamismo y el ambiente que hay en la capital eslovena.

El corazón del barrio es la plaza del Congreso, así llamada porque fue creada para el Congreso de la Santa Alianza de 1821, que supuso el final de las guerras napoleónicas. 

Concentra algunos edificios importantes como la iglesia barroca Ursulina de la Santísima Trinidad, cuyo interior está presidido por un altar hecho en mármol africano, la columna de la Santísima Trinidad, el Casino, uno de los pocos edificios neoclásicos que conservan en la ciudad tras el terremoto de 1985, y la Filarmónica de Eslovenia

También cuenta con otras plazas importantes como la de la República, que es la más grande de la ciudad. En esta se encuentra el edificio de la Asamblea Nacional y Cankar Hall, un gigantesco centro de convenciones. Además, fue el lugar donde se declaró la independencia del país.

La parte moderna también concentra el grueso de los hoteles, abriendo el abanico de posibilidades a la hora de dormir en Liubliana, así como múltiples opciones de ocio y restauración. 

Además, está recorrida por las principales arterias comerciales, siendo especialmente destacada la calle Čop, que concentra numerosas tiendas y un centro comercial de cinco plantas. 

Concluye en la plaza Prešeren, donde se encuentra el centro comercial Emporium Gallery, que cuenta con un amplio catálogo de tiendas de moda de marcas internacionales. Por su parte, la calle Wolf se encuentra al final de la plaza del Congreso y da cabida a las marcas más exclusivas.

Aquí también se sitúan los museos más importantes de Liubliana como el museo de la Ciudad, que se encuentra en el Palacio de Auersperg. Atesora una colección que recorre la historia de la capital eslovena desde la Prehistoria hasta la actualidad. 

El objeto más valioso es una rueda de madera con 5.200 años de antigüedad, lo que la convierte en la más antigua del mundo. 

También guarda los restos de la calzada que, durante la época romana, discurría por este tramo del museo e incluye el área de la antigua ciudad romana de Emona, que tiene más de 2.000 años de antigüedad.

Por su parte, el Museo de Arte Moderno se centra en el arte esloveno del siglo XX. Como atractivo extra, el museo realiza exposiciones de figuras clave y exposiciones temáticas del arte visual esloveno del siglo XX.

La Galería Nacional puede presumir de atesorar la colección de arte más extensa del país con muestras que van desde la Edad Media hasta la primera mitad del siglo XX. Tanto es así que ocupa 25 salas. 

Las obras más buscadas son El sembrador de Ivan Grohar, el pintor impresionista esloveno que aparece en las monedas de euro de Eslovenia, Zamorka de Anton Ažbet y Kofetarica de Ivana Kobilca. Además, tiene una interesante exposición permanente del pintor esloveno Zoran Mušič.

Cerca se encuentra el Museo Nacional de Eslovenia, que es el más antiguo del país. Custodia los hallazgos más importantes del patrimonio y la historia de Eslovenia como la momia egipcia del siglo V a.C., la estatua de bronce de un ciudadano de Emona y la flauta de Divje Babe, que es el instrumento musical más antiguo del mundo con 60.000 años de antigüedad. 

El mismo edificio también acoge el museo de Historia Natural, que guarda valiosas colecciones geológicas y paleontológicas, en las que se pueden ver el mamut de Nevlje o un esqueleto de ballena barbada originaria del Mioceno.

En un extremo de esta zona, está el parque Tivoli, que es el pulmón verde más extenso de Liubliana con más de 5 km² de superficie. Está unido mediante bosques y senderos a la colina Rožnik y presidido por un gran estanque. 

En invierno se hiela y se usa como pista de patinaje. Dispone de parques infantiles, instalaciones deportivas, restaurantes, parte del jardín botánico e incluso bibliotecas al aire libre. 

Además, está recorrido por tres enormes paseos jalonados de castaños de Indias, flores y otras especies vegetales, así como fuentes y esculturas.

En el interior de este espacio verde, en la ladera sur de la colina Rožnik, está el zoológico

Reúne más de 500 animales de 152 especies diferentes, entre las que se encuentran el león del Atlas o de Berbería, que es una de las especies más amenazadas del planeta. Tanto es así que está declarado “extinto en libertad”.

Aquí también está el museo de Historia Contemporánea, que se encuentra en el interior de una mansión del siglo XVIII. La colección se centra en la historia y los acontecimientos del siglo XX en Eslovenia. 

Fue uno de los más convulsos para la población, pues formaron parte de varios países, vivieron dos guerras mundiales y la guerra de la Independencia, que le llevó a ser un país independiente. 

Sin duda, una visita de lo más recomendable si quieres saber más detalles sobre la historia de este país y, por lo tanto, la idiosincrasia de sus habitantes.

El centro moderno concentra el grueso de la oferta hotelera, de ocio y restauración. Además, está muy próximo al casco antiguo y su patrimonio arquitectónico, por lo que no es necesario recurrir al transporte público. 

Así que es una de las opciones más cómodas para alojarse en Liubliana si vienes hacer turismo. Pero también es una de las más caras.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN EL CENTRO

2. Casco histórico, dónde dormir en Liubliana en la zona antigua de la ciudad

Casco histórico de Liubliana

El casco viejo es la parte más antigua de Liubliana. Se extiende en la orilla derecha del río y tiene su comienzo en la plaza Presernov (situada en la parte izquierda del río compartiendo espacio con el centro moderno de la ciudad).

El nombre de la plaza es en honor del poeta esloveno France Preseren, que está considerado uno de los mejores poetas románticos del mundo. De hecho, hay una estatua del mismo en el centro.

La plaza acoge construcciones importantes como la iglesia franciscana de la Anunciación. De estilo barroco, destaca su fachada rojiza en la que toman el protagonismo los capiteles jónicos y corintios, las tres estatuas de mármol del centro y la de la virgen que corona el tejado. 

En su interior, guarda preciosos frescos. De la derecha de dicho templo, parte la calle Miklošič, que conduce a la estación central de tren y autobuses de Liubliana.

A espaldas de la plaza, cruzando el Puente Triple, se extiende un entramado de calles empedradas, jalonadas con coloridas construcciones, tiendas y galerías de arte. 

Están presididas por el castillo, que se alza en lo alto de una colina de más de 300 metros de altura, en medio del valle del río Liubliana. Puedes llegar a él dando un paseo (la subida no es muy cansada), o en funicular.

Conserva en excelente estado la mayoría de los elementos originarios como los puentes levadizos, las torres, especialmente Tiradores y Erasmo, el calabozo o las mazmorras, que aún conservan esqueletos. 

También celebra numerosos espectáculos y talleres relacionados con la vida del castillo y la época medieval y el Teatro de las Marionetas. En verano, el patio acoge un cine al aire libre. 

Aquí también se encuentra uno de los restaurantes más populares de la capital eslovena. Sirve platos típicos de la Edad Media, aunque también tiene propuestas actuales.

La situación de la fortaleza la convierte en un excelente mirador de la ciudad. Las mejores vistas se obtienen desde una de sus torres. 

No obstante, el exterior está rodeado de pasarelas que regalan, especialmente la parte delantera, vistas de lo más evocadoras de Liubliana y el río con los Alpes Julianos de telón de fondo.

Cerca del castillo, en la plaza San Cirilo y San Metodio, se encuentra la catedral barroca de San Nicolás, muy reconocible por la cúpula verde que la corona y las dos esbeltas torres gemelas que la jalonan. 

Su interior, guarda un magnífico órgano, que preside el altar, y bonitos frescos, en los que toman el protagonismo los tonos dorados.

Por su parte el edificio del Ayuntamiento merece una visita por su preciosa fachada barroca de inspiración veneciana. 

Al lado, se encuentra la fuente de Robba, también conocida como la fuente de los Tres Ríos Eslovenos, cuya estética barroca recuerda a la que hay en la plaza de Navona, en Roma. 

Está compuesta por las esculturas alegóricas de los tres ríos de Carniola: el Sava, que fue el más importante de la antigua Yugoslavia, el Krka y el Ljubljanica.

Cerca, en la plaza de Vodnik, está el mercado central. Constituye una visita de lo más interesante para quienes quieran ver cómo viven los locales o adentrarse en la gastronomía eslovena. 

Encontrarás puestos de frutas, verduras, carnes, productos típicos de la zona como jamón pršut y la potica, que es un pastel de frutos secos que se presenta en forma de rollo. 

También aquí tiene lugar, cada viernes, la Odprta Kuhna, el día de la cocina abierta, en el que restaurantes de todo el país abren puestos callejeros y ofrecen menús saludables.

En un extremo del mercado está el puente de los Dragones -Zmajski Most-, uno de los más emblemáticos y simbólicos de Liubliana. Recibe dicho nombre por estar flanqueado por cuatro dragones, que simbolizan la protección de la ciudad. 

A modo de curiosidad, este animal mitológico es el símbolo de la ciudad. Cuenta la leyenda que esta fue fundada por Jasón. Este héroe griego mató, con la ayuda de los Argonautas, al dragón que habitaba en una ciénaga próxima a la ciudad y la salvó. 

Al margen de la mitología, lo cierto es que este puente es actualmente uno de los mejores exponentes de la arquitectura art nouveau y, sin duda, uno de los iconos turísticos de la capital eslovena.

En el otro extremo del mercado, está otro de los puentes más célebres de la ciudad, el puente Triple, que conecta la parte nueva de la ciudad con el casco histórico. Tal y como su nombre invita a pensar, está formado por tres puentes, uno central y dos laterales. 

Lucen un aspecto sumamente monumental, pues están construidos en piedra caliza y sus barandillas las integran más de 600 balaustres. El proyecto final, con la extensión de los dos puentes, fue proyectado por Jože Plečnik.

Entre ambos, se encuentra el puente de los Carniceros, que está conectado con el mercado central por el terraplén de Petkovšek. 

También se le conoce como el puente de los candados por los numerosos candados que penden de los alambres de acero de sus vallas que han dejado las parejas como símbolo de su amor, como sucede en el Pont des Art en París. Como buena parte de la ciudad, fue diseñado por Jože Plečnik.

La zona antigua de Liubliana es la opción más cómoda para alojarse en Liubliana para quienes vienen a conocer su legado arquitectónico y cultural y quieren prescindir del coche o el transporte público. 

Además, concentra bastantes hoteles y apartamentos turísticos, si bien es cierto que los precios son más caros que en otras partes del callejero.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN EL CASCO HISTÓRICO

3. Poljane, donde alojarse en Liubliana en una zona práctica y con buenos precios

Poljane

Este barrio se encuentra al oeste del casco antiguo, junto a la colina de acceso al castillo que corona Liubliana y el mercado, constituyendo uno de los lugares más recomendables para dormir en Liubliana para quienes buscan zonas panorámicas, tranquilas y no demasiado alejadas del centro. 

Aunque en este caso, las distancias son cortas, pues la capital eslovena es una de las más pequeñas de Europa.

Además, está muy próximo a la ribera del río, que tiene un gran ambiente diurno y nocturno dadas las numerosas terrazas, bares y restaurantes que concentra.

En este barrio se encuentran las opciones céntricas más económicas para alojarse en Liubliana. Además, está próxima al centro moderno, evitando el uso del transporte público, y permite disfrutar de bonitas vistas al castillo.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN POLJANE

4. Metelkova, donde alojarse en Liubliana en una zona con cultura alternativa y underground

Dónde dormir en Liubliana

Este barrio es el más alternativo del callejero de la capital eslovena. En su urbanismo toman el protagonismo los edificios desvencijados y enrejados, que han sido transformados con obras de arte, coloridos intensos, grafitis y originales esculturas

Además, tiene un ambiente muy bohemio y es uno de los máximos exponentes de la cultura underground, el cual trae a la mente la comunidad de Christiania, en Copenhague.

Dicha estética no es casualidad, sino fruto de su origen. Y es que esta zona fue un cuartel general del ejército del Imperio austrohúngaro y, posteriormente, del ejército yugoslavo. Al concluir la guerra de Yugoslavia, la idea era destruirlo. 

Sin embargo, los locales se opusieron y muchos artistas comenzaron a ocupar los edificios que conforman este espacio, transformándolo y creando una de las comunidades más transgresoras de Europa, que se conoce como Centro Social Autónomo, aunque sus habitantes prefieren definirla como una comunidad autogestionada.

La antigua prisión se ha transformado en un hotel, que se presenta como una de las opciones más originales a la hora de alojarse en Liubliana. Aquí también hay varias salas de conciertos, pubs y bares, que, al caer el sol, tienen bastante movimiento. 

Incluso cuentan con creaciones propias como el blood bear o sangre de oso, un chupito del que solo te diré que tiene un llamativo color rojo. Además, tiene una agenda cultural repleta de eventos diarios: charlas, exposiciones, festivales, representaciones artísticas, talleres, conciertos…

Aquí también se encuentra el museo de Arte Contemporáneo -MSUM-, que reúne las obras de arte contemporáneo de artistas eslovenos y de Europa central que fueron censuradas, siendo especialmente destacadas las de Marina Abramović y Kasimir Malevich. 

Además, este barrio independiente está próximo a las estaciones de autobús y de tren, de la Cinemateca y de los museos de Arte Contemporáneo, Nacional y Etnográfico.

Metelkova es una zona práctica para alojarse en Liubliana ya que está cerca tanto del centro como de la estaciones de trenes, y además este barrio ofrece las experiencias más inéditas, alternativas y transgresoras

Las opciones de alojamiento son pocas. Sin embargo, tienes la opción de dormir en una antigua cárcel y no pagando mucho.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN METELKOVA

5. Krakovo, donde dormir en Liubliana a dos pasos del centro moderno

Krakovo

Este barrio se encuentra al sur del casco antiguo, muy cerca del centro moderno, donde el río Liubliana se encuentra con el río Gradaščica, conformado uno de los paisajes más bonitos de la capital eslovena. 

También es una de las zonas más tranquilas, en la que toman el protagonismo las zonas ajardinadas y las huertas o trnovčanke de donde proceden muchos de los productos que se venden en los mercados, siendo especialmente famosas las lechugas, que se venden en el mercado central; un pueblo dentro de la ciudad.

Posee una interesante oferta de restaurantes, la mayoría de los cuales se concentra en la ribera del río Gradaščica, donde puedes probar platos locales con preciosas vistas al río.

El barrio guarda los restos de Emona, una antigua ciudad romana que estuvo en activo durante el XIV a.C. Cuenta la historia que la primera piedra fue colocada por el mismísimo emperador Augusto. 

Actualmente se conserva parte de la muralla que la protegía y varias puertas gracias a los trabajos de restauración de Jože Plečnik.

Los restos que se han hallado en las excavaciones están expuestos en los museos Nacional y Municipal, siendo uno de los restos más valiosos Emonček, una diminuta estatua de bronce de un habitante de dicha ciudad. 

El segundo contiene además la exposición permanente Las caras de Ljubljana, dedicada a la vida y la historia de la ciudad. En el jardín de Jakopič se conservan los restos arqueológicos de los muros de dos villas romanas.

Krakovo permite disfrutar de un ambiente aldeano y tranquilo. Además, su localización permite llegar caminando en pocos minutos al centro. 

Aunque la oferta de alojamientos no es abundante, los precios son bastante económicos. Así que es un barrio a tener en cuenta a la hora de alojarse en Liubliana si dispones de poco presupuesto o simplemente no quieres gastarte demasiado en dormir.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN KRAKOVO

6. Trnovo, donde alojarse en Liubiliana en una zona residencial y tranquila

Trnovo

Este barrio se encuentra al sur del centro de la ciudad, a orillas del río Gradaščica. Siempre ha estado ligado a las actividades primarias. En sus orígenes, los habitantes vivían de la pesca; actualmente de las huertas. Los productos que se cosechan se comercializan en el mercado central. 

Así que el ambiente de este barrio es muy residencial y tranquilo, perfilándose una alternativa a considerar para dormir en Liubliana si quieres disfrutar del alma más tranquila de la capital eslovena.

La zona más concurrida es la orilla del río, pues concentra restaurantes, donde puedes saborear platos locales y pescado, y bares con terrazas que regalan bonitas vistas y ofrecen conciertos de música.

Uno de los principales atractivos arquitectónicos es la iglesia de Trnovo o de San Juan Bautista, cuya fachada luce un impoluto estilo neorrománico. Su interior conserva preciosos frescos, un órgano que data de 1864 y, como no podía ser de otra forma, varias obras de Jože Plečnik. 

Dicho templo también está estrechamente vinculado a France Prešeren, que está considerado uno de los principales creadores de la poesía eslovena y uno de los mejores autores románticos de Europa. 

La razón estriba en que en este encontró por primera vez con su amada Julia Primic, quien inspiró los mejores sonetos del poeta.

Al lado de la iglesia, en la calle Karunova, se encuentra la casa de Jože Plečnik, donde el arquitecto vivió hasta su muerte en 1957. Hoy es un museo, que permite adentrarse en su modo de vida y sus trabajos, en especial en la ciudad. 

Él transformó Liubliana y le dio la estética de capital que se merecía, en especial a los barrios de Krakovo y Trnovo. En este último proyectó el puente de Trnovo, que une los barrios de Krakovo y Trnovo, el cual destaca por las bonitas esculturas art déco que lo decoran.

También creó numerosos paseos arbolados, rediseñó la cuenca del río Gradaščica y proyectó las escaleras del embarcadero, junto al río, que es uno de los rincones más especiales de la capital eslovena, así como un lugar de encuentro y reunión de numerosos jóvenes. 

Está próximo a la calle Eipprova, que concentra numerosos y tranquilos cafés donde tomar un respiro.

Desde el paseo que bordea el río se llega, a través de la pasarela Špica, al jardín botánico. Atesora más de 4.5000 especies vegetales autóctonas, europeas e incluso de otros continentes, perfilándose como una visita de lo más recomendable para los amantes de la botánica.

Trnovo permite disfrutar del alma más tranquila y agreste de Liubliana. Las opciones de alojamiento son un poco más económicas que en el centro.

Además, en los alrededores hay bastantes zonas de aparcamiento, pues en el centro es más complicado encontrar un hueco.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN TRNOVO

7. Koseze, donde dormir en Liubliana a precios económicos

Dónde alojarse en Liubliana: Koseze

Este barrio, que se encuentra al noroeste de la ciudad, es residencial y tranquilo. Entre sus atractivos arquitectónicos se encuentran la iglesia de Santa Margarita, una de las más antiguas de Liubliana, cuyo interior guarda valiosos frescos del siglo XV. 

Junto a ella, se encuentra otra iglesia consagrada a la Virgen María, que destaca por sus preciosas vidrieras.

Además, está a poca distancia de Tivoli, el gran pulmón verde de la ciudad, y del lago Koseze. Este se ha convertido en un área de recreación muy concurrida por los locales, quienes acuden a desconectar; en invierno, a patinar, pues se congela por completo. 

Cerca de esta parte el Camino del Recuerdo y la Camaradería llega hasta el parque Tivoli–Rožnik Hill–Šiška Hill.

En Koseze encontrarás algunos apartahoteles y varias opciones para alojarse en Liubliana bastante baratas. Es una zona perfecta para quienes buscan tranquilidad, viajan en familia o pareja o quieren disfrutar de la naturaleza.

ALOJAMIENTO RECOMENDADO EN KOSEZE

Fotos: Shutterstock

Deja un comentario