Portada » Dónde alojarse en Ginebra: las 7 mejores zonas

Dónde alojarse en Ginebra: las 7 mejores zonas

Dónde alojarse en Ginebra

En este post te recomiendo las que para mí son las 7 mejores zonas donde alojarse en Ginebra. Cada una de ellas tiene sus ventajas y sus propias características. Todas ellas son un acierto.

Las mejores zonas dónde alojarse en Ginebra

1. Casco antiguo, la mejor zona donde alojarse en Ginebra

La Ciudad Vieja de Ginebra con sus calles sinuosas y empedradas, ricas en historia y hermosos edificios antiguos es el lugar perfecto para reservar tu alojamiento. Es el lugar donde hay más cosas para ver y hacer, y su céntrica posición te permitirá explorar la ciudad con facilidad. 

Entre las cosas que no puedes dejar de visitar en esta zona destaca la Catedral de San Pedro, construida sobre un antiguo templo romano católico del siglo IV. 

Después de visitarla echa un vistazo a la Place du Bourg-de-Four, la plaza más antigua de Ginebra y antaño un mercado romano. Hoy es uno de los puntos de encuentro social más destacados de la ciudad. 

Es un lugar estupendo para ir de compras o disfrutar de una taza de café, incluso puedes disfrutar de deliciosos chocolates en el Cocholate Tea Room. No te pierdas el chocolate caliente de este sitio!! 

Después tómate algo de tiempo para disfrutar de las vistas que te ofrece el Promenade de la Treille, un tranquilo y hermoso paseo que ofrece vistas de 360 grados de toda Ginebra. 

Ginebra también alberga increíbles museos y galerías de arte, entre los que te recomiendo el Museo Internacional de la Reforma, el museo Rath, el Barbier-Mueller, y la Galerie Insolite, de arte contemporáneo.

Si estás buscando el encanto que tienen los cascos antiguos, una zona con abundancia de bares, restaurantes y tiendas, y que esté situado a una corta distancia a pie de casi todo lo que la ciudad tiene que ofrecer, el casco antiguo es sin lugar a dudas la mejor zona donde alojarse en Ginebra.

El casco antiguo es el lugar más popular para quedarse en Ginebra, por lo que como te podrás imaginar los precios del alojamiento son de los más altos de la ciudad

2. Paquis, donde dormir en Ginebra si buscas vida nocturna

Derivado de la palabra francesa «pâturage», que se traduce como «pasto», Paquis era una gran extensión de praderas verdes situada en las afueras de Ginebra. 

Aunque la zona aún conserva su paz y tranquilidad, al menos durante el día, también se ha convertido en un animado hub cultural y de vida nocturna, con una buena oferta de restaurantes, bares y clubes. Además es el barrio rojo de la ciudad. 

Un lugar muy emblemático de este barrio, especialmente durante el verano, son les Bains de Paquis, una popular playa artificial. En los meses de buen tiempo en la zona se congregan bañista y gente tomando el sol. 

En los meses más fríos podrás disfrutar de los baños de sauna y baños turcos. 

Si quieres estirar las piernas, recorre el paseo de Paquis del lago. Verás a los corredores y a los patinadores pasar a toda velocidad, así como algunos hermosos jardines, monumentos y esculturas artísticas, todo ello con el impresionante Lago Lemán como telón de fondo.

Aunque una vez tuvo una reputación sórdida, la vida nocturna y la escena cultural de Paquis se ha rejuvenecido en las últimas décadas, ofreciendo algunos de los mejores restaurantes y bares de Ginebra. 

Una de las calles de referencia es la Rue de Berne. Para salir de marcha anota en tu lista sitios como la discoteca The Mambo y luego, antes de irte a la cama, pasa por Scandale, un bar justo al lado de la estación de tren, ideal para tomar un último cóctel o comer algo.

Aunque Ginebra es una ciudad increíblemente segura, Paquis puede ser un poco menos seguro por la noche. Por lo tanto, si planeas salir de noche evita caminar solo o sola, y vuélvete a casa con antelación para evitar caminar después de que oscurezca. 

En cuanto a la oferta de alojamiento, ésta es variada. Tienes hoteles de lujo con vistas al lago, incluyendo el icónico Hotel President Wilson. También hay hoteles de gama media y un par de albergues juveniles. 

 3. Plainpalais, zona céntrica cercana al casco antiguo

Plainpalais es otra de las zonas recomendables donde hospedarse en Ginebra, especialmente para familias. Se trata de un barrio muy tranquilo situado a poca distancia del centro.

Es una zona que no tiene grandes atractivos turísticos pero que al estar tan cerca del casco antiguo es una opción muy práctica.

La zona es bastante conocida por su mercado de las pulgas con artículos de segunda mano como libros, juguetes, antigüedades y ropa con precios bajos.

El distrito de Plainpalais tiene también cierta oferta cultural, entre la que destaca el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, sus numerosas galerías de arte, y L’Usine, un centro cultural donde se puede ir a escuchar música clásica.

Una vez se acerca la noche, acércate a la Rue de l’Ecole-de-Médecine, el punto de encuentro de la vida nocturna de Plainpalais, para salir a cenar o tomar una copa.

Plainpalais aúna la calma de un barrio residencial con la cercanía de toda la animación y el atractivo turístico del centro histórico. Por ello es una zona buscada y eso se deja notar también en el precio de sus alojamientos.

También te puede interesar: Dónde alojarse en Zurich, dónde alojarse en Budapest, dónde alojarse en Viena, dónde alojarse en Venecia

4. Carouge, zona de moda con ambiente bohemio

Carouge es un barrio de moda. Es una zona que destaca por sus boutiques de lujo y sus tiendas de artesanías que van desde relojerías a ebanistas.

Paseando por el barrio descubrirás talleres de soplado de vidrio, tiendas de muebles antiguos, librerías de segunda mano y mucho más, especialmente en la calle St-Joseph y en la Place du Marché y alrededores. 

Otra dirección interesante para los amantes de las compras es el Centro Comercial  de Carouge, que tiene una gran juguetería en el primer piso para que los niños puedan echar un vistazo. 

Carouge está lleno de actividad a cualquier hora del día, y en sus calles no tendrás problemas para encontrar cafés, pastelerías, y restaurantes para comer o beber algo. 

Si visitas la ciudad en verano y quieres refrescarte, Carouge es el hogar de la Piscine de la Fontenette, una piscina olímpica con un tobogán de agua adyacente y un trampolín que puede estar especialmente lleno durante los meses de verano. 

Para actividades de interior, prueba el Théâtre de Carouge para ver películas populares y el Musée de Carouge para aprender más sobre la historia de Carouge.

Una vez que llega la noche, este barrio es uno de los mejores sitios de la ciudad para salir a cenar. Además, se está convirtiendo también en un sitio popular para tomar cócteles. 

Seguro que encontrarás algún bar o restaurante interesante en la Rue Vautier, un punto de encuentro para jóvenes y turistas. 

El Bar du Nord es famoso por sus bebidas de whisky y el Club Chat Noir combina buenos tragos y música en vivo. Para una noche movida, prueba Bypass, el club más grande de Ginebra. 

A pesar de su vida nocturna, Carouge es mucho más tranquila que otras áreas de Ginebra. 

Otra ventaja de escoger Carouge para dormir en Ginebra es que el alojamiento es más barato que en el casco antiguo.

5. Eaux Vives, donde alojarse en Ginebra en familia

Eaux Vives es una zona apacible que mezcla con éxito lo urbano y lo rural, con grandes espacios verdes. Es conocida por albergar el monumento más famoso de Ginebra, el Jet D’Eau. 

El Jet d´Eau es una espectacular fuente que pasa por ser una de las más altas del mundo con su chorro que alcanza los 140 metros de altura. 

Cerca del Jet d´Eau sobresalen las Pierres du Niton (Piedras de Neptuno), restos de la última Edad de Hielo.

En este barrio vale la pena pasear por sus parques como el Parc de la Grange, un antiguo jardín privado con un hermoso despliegue de rosas ahora abierto a todos o por el Parc des Eaux-Vives.

Eaux-Vives es un lugar increíble para cualquiera que sea goloso o que aprecie la buena comida. Hogar de deliciosas heladerías y buenos restaurantes, la Rue des Eaux-Vives es la calle a la que debes dirigirte cuando quieras comer algo. 

Si te apetece ver una película después de la cena o simplemente relajarte, visita Les Scala Cinema o Bain Bleu para relajarte en el spa.

Eaux-Vives es un barrio residencial muy céntrico que no es tan bullicioso como otros barrios como el casco antiguo. Es una opción ideal donde alojarse en Ginebra si viajas en familia o simplemente buscas una zona tranquila.

6. Saint-Gervais / Grottes, barrio artístico y alternativo

Saint-Gervais et des Grottes es un barrio artístico y alternativo. Hogar de artistas y artesanos de todos los oficios, Saint-Gervais en cuanto a ambiente está muy lejos de los profesionales de cuello blanco del centro financiero de Ginebra. 

Caminando por sus estrechas calles, recuerda un poco a un pintoresco pueblito, con edificios originales, casas de formas divertidas y coloridas, y pequeñas tiendas.

Saint-Gervais et des Grottes es una zona muy accesible ya que la estación de tren de Cornavin está situada en el centro del barrio. Además está cerca de la zona comercial y de compras del Mont-Blanc, un lugar muy popular entre los turistas. 

Si se baja por la calle de la Industria, se pueden ver los restos de una zona industrial, con viejos talleres y almacenes de relojería por todas partes, que son testigos del pasado obrero de Saint-Gervais et des Grottes. 

Uno de los edificios que acaparan más fotografías es el edificio «Schtroumpf», un edificio con volúmenes asimétricos, colores eclécticos y paredes curvas. 

Su nombre se debe a que dicen que el edificio se asemeja a los pequeños hongos de un pueblo pitufo aunque reconozco que no acierto a verle el parecido.

La vida nocturna en Les Grottes va de pequeños cafés y bares para pasar una noche informal.

El alojamiento aquí no es barato, pero seguro que si buscas con antelación encontrarás apartamentos o AirBnBs para alquilar a buen precio

Además, si te apetece, el Hotel Ritz Carlton de la Paix está muy cerca y ofrece unas vistas impresionantes del lago Lemán por un buen precio.

7. Zona del aeropuerto, una opción práctica donde alojarse en Ginebra

A diferencia de otras ciudades, el aeropuerto de Ginebra está bastante cerca del centro de la ciudad y además el transporte público es muy eficiente. 

Desplazarte al centro es cuestión de unos diez minutos lo que hace que sus alrededores sean una opción a considerar para alojarse en Ginebra.

En la zona hay una buena selección de hoteles, en los que con un poco de suerte 

(sobretodo si no hay grandes eventos o ferias en la ciudad) podrás encontrar mejores precios que en el centro de Ginebra.

Deja un comentario