33 planes imprescindibles qué hacer en Reikiavik

Qué hacer en Reikiavik

¿Tienes curiosidad por saber que se puede hacer en Reikiavik? Reikiavik es la capital de Islandia. En lengua islandesa, significa ‘Bahía del Humo’, algo que deja claro la importancia de la actividad volcánica y la presencia de fumarolas en el paisaje. Un valor que los islandeses han sabido aprovechar bien para hacer más confortable su vida tan al norte.

Piscinas calentadas por ese calor de la tierra, edificios históricos, experiencias en el medio natural, islas, gastronomía local, espacios urbanos abiertos y cultura forman un listado muy equilibrado de ofertas para responder a la pregunta de que hacer en Reikiavik de cualquier viajero dispuesto a descubrir esta capital europea.

Qué hacer en Reikiavik

33 cosas que hacer en Reikiavik

Éstas son una treintena de propuestas para pasarlo bien en la capital de Islandia y para sentirse cómodo en el destino.

1. Hallgrímskirkja

Los mejores planes que hacer en Reikiavik

Pasa por ser el templo religioso más alto de Islandia. Tiene 74,5 metros de altura y es uno de los edificios más conocidos de la ciudad, objeto de deseo de fotógrafos aficionados -y uno de los que más destaca sobre su skyline-. También es una de los contadísimos ejemplos de arquitectura expresionista de Islandia.

Un extra es subir a su torre. Las vistas de Reikiavik desde las alturas son soberbias. Ojo al viento y al frío. El precio, el de cuatro o cinco cafés en un bar de barrio español. Los niños tienen tarifa reducida. Dirección: Hallgrímsson G, 1. Reykjavik. Abierto de lunes a domingo de 09.00 horas a 17.00 horas.

2. Darse una vuelta por el paseo marítimo

Paseo Maritimo, ver un Sun Voyager

El Saebraut es la avenida marítima de Reikiavik. Es típico caminar por la zona, hacerlo en bicicleta o incluso patinando. El paseo lleva directamente al puerto. En el paseo, hay que ver la ‘Sun Voyager’, una escultura de artista Jon Gunnar Arnason que representa a un barco vikingo. Las mejores fotos de la obra casi se hacen solas con el sol de la caída del día.

3. Vesturbæjarlaug

La Vesturbæjarlaug es una piscina al aire libre que está climatizada con el calor de la energía geotérmica que se oculta en el subsuelo de la ciudad de Reikiavik.

Ir a esta piscina es una de las actividades más populares que hacer en Reikiavik y una forma perfecta para conocer al vecindario si de lo que se trata es de hacer una inmersión total, y no precisamente sólo en agua, en la capital islandesa.

Tiene cuatro jacuzzis, piscina para niños, un gimnasio, tobogán, sauna y baños de vapor. Los usuarios con tarjetas municipales Reikiavik City tienen acceso gratuito a las instalaciones. Diversión asegurada para los más pequeños. La piscina está en el 107 de la calle Hofsvallagata.

4. La playa de Reikiavik

La playa en Reykjavik

Más cosas que hacer en Reikiavik. Se trata de una playa artificial que fue acondicionada en el año 2000 junto al aeropuerto y el área de la Universidad de Reikiavik. La llaman con mucha gracia la Copacabana de Islandia.

Las instalaciones están abiertas durante todo el año. Se llena con vecinos de Reikiavik sobre todo en los días soleados y en verano. La temperatura del agua tiene truco. El agua de la playa cerrada se mantiene entre los 15º y los 19º gracias a un sistema de calefacción y a unos depósitos que la calientan.

Unos jacuzzis públicos que también se pueden disfrutar en el mismo lugar ofrecen aguas a una mayor temperatura, entre 30º y 39º. Los más arriesgados pasan del agua caliente y se meten directamente en las frías aguas del mar del fiordo. Todo un atrevimiento.

En Nauthólsvík, en el fiordo de Fossvogur. Abierto de lunes a domingo, de 10.00 horas a 19.00 horas. Acceso gratuito.

5. Edificio Perlan y el Museo de las Sagas

Es un conjunto que se puede ver en lo alto de la montaña Oskjuhlid, algo alejado del centro de Reikiavik. Se trata de una construcción que aprovecha las estructuras de media docena de depósitos de aguas termales que abastecen a la ciudad.

El conjunto acoge al Museo de las Sagas que se ubica en uno de los depósitos. Las sagas son relatos orales, historias y leyendas antiguas islandesas. No hay que perderse las figuras de cera al natural de los antiguos vikingos. Vistas excelentes de Reikiavik. En el camino al museo, hay instalados una serie de géiseres artificiales que sorprenden a los más distraídos.

6. Laguna de Tjörnin

Laguna de Tjörnin

Si de lo que se trata es plantearse que hacer en Reikiavik con una actividad relajada, el Tjörnin es la excusa perfecta. Es un pequeño lago natural situado en el mismo centro de la ciudad de Reikiavik. Para algunos es sólo una charca urbana, pero ese argumento no pasa el corte como descalificación cuando se la ve al natural.

Su agua es producto de la acumulación después de los deshielos frecuentada por mucha avifauna. Por éso es un lugar muy frecuentado por fotógrafos de la naturaleza y por éso también es una zona natural protegida.

Y si de instantáneas hay que hablar, a la caída del sol los reflejos de los edificios de su perímetro en el agua son un tema en sí mismo. Esos edificios de su perímetro tampoco son cualquier cosa. Forman lo más granado de las construcciones públicas del centro de Reikiavik: el Ayuntamiento, la Casa de la Cultura, la Casa de Gobierno.

En invierno, cuando su superficie se hiela, los patinadores hacen de la laguna Tjörnin su pista principal.

7. Museo de la Fotografía de Reikiavik

Es el único museo de fotografía independiente del país. Está en la sexta planta del edificio Grófarhús donde también se ubica la Biblioteca Nacional de Islandia. El centro organiza unas diez exposiciones cada año y su objetivo es visibilizar la creación fotográfica de los autores islandeses.

Está situado en la calle Tryggvagata, 15. Horario: De lunes a viernes de 12.00 horas a 19.00 horas y los fines de semana de 13.00 horas a 17.00 horas. Entrada gratuita.

8. Harpa

Reikiavik Harpa

El Harpa es un edificio multifuncional de Reikiavik que fue inaugurado en 2011. Es un espacio para conciertos y conferencias y la sede de la Ópera Islandesa y de la Orquesta Sinfónica de Islandia.

El edificio está junto al puerto comercial y tiene una altura de 43 metros que lo hace visible desde muchas partes de la ciudad. Tiene una superficie de 28.000 metros cuadrados, cuatro veces un campo de fútbol. Ofrece cuatro salas diferentes, la de conciertos cuenta con 1.800 butacas.

Su fachada cambia según la luz ambiental y según las condiciones climáticas. El conjunto es soberbio. Merece la pena ir a verlo en su lugar, en el distrito de Miðborg.

9. Casa Nórdica

La Casa Nórdica es una localización de referencia para seguir de cerca las actividades culturales relacionadas con los países nórdicos. El edificio es un diseño muy original del arquitecto Alvar Aalto y fue inaugurada en 1968. Es una construcción muy bien integrada en el paisaje, en la zona pantanosa que fue elegida por el arquitecto.

Llaman la atención su volumen rectangular, la cubierta formada por tejas de cristal azules y la obsesión por introducir la luz natural en los interiores. Como curiosidad, el mobiliario, las lámparas de las estancias y hasta los pomos con los que se cierran las puertas fueron diseñados por Aalto. El edificio ofrece unas vistas magníficas de Reikiavik y del Monte Esja.

¿Tienes ya reservado alojamiento en Reikiavik? Si no es así échale un vistazo rápido a este artículo donde encontrarás información sobre cuáles son las zonas más recomendables y cómo son:

Dónde dormir en Reikiavik

10. Museo de Arte de Reikiavik

El museo tiene la colección de arte más grande de Islandia. En sus 3.000 metros cuadrados de exposiciones se pueden ver veinte exposiciones al año. En realidad el Museo de Arte de Reikiavik son cuatro instalaciones diferentes que están asociadas bajo una gerencia común y que también pueden formar parte de una experiencia en la capital islandesa bañada de cultura.

El Museo de Arte de Reikiavik, la Hafnarhús (colección de Erró), la Kjarvalsstaðir (exposiciones temporales de obras del siglo XX), en el Jardín Klambratún, y el Museo de Escultura Ásmundur Sveinsson de Laugardalur. Para vivir una estancia en Reikiavik envuelta con las vanguardias de la cultura.

11. La Calle de los Bancos

Pasear por la calle Laugavegur de Reykjavik

Laugavegur es la calle principal de Reikiavik, es una vía comercial que, por la proliferación de oficinas bancarias, es conocida tradicionalmente como la Calle de los Bancos. Durante el día, un lugar perfecto para comprar, por la noche, una zona de ocio.

Abundan los bares y los restaurantes. La plaza cercana del mismo nombre es el kilómetro cero de la isla, lugar donde encontrarse y esperar y desde donde partir de ruta por la ciudad, a pie o en bicicleta.

12. La Casa de la Cumbre

La Höfði es una icónica casona de Reikiavik que se hizo famosa por la reunión en 1986 entre los presidentes de Estados Unidos, Ronald Reagan y de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, en los tiempos del deshielo de la Guerra Fría.

La vivienda fue la casa del embajador de Francia ante Islandia y fue construida en 1909. El Ayuntamiento de Reikiavik la sigue usando para reuniones de alto nivel y para eventos. Está situada en la zona de Félagstúni, en la calle Borgartún.

13. Casa de Gobierno de Reikiavik

La Laekjartorg es la sede del Gobierno de Islandia es un edificio histórico que fue construido en el siglo XVIII. En su momento fue una prisión. Llama la atención la sencillez del edificio y que no haya aparente vigilancia en el exterior, así como verjas.

14. Parlamento Nacional

El Alþingishúsið es el edificio que hace de sede del Parlamento de Islandia. Es un conjunto macizo levantado en dolerita, una piedra volcánica local. Está en la plaza Austurvöllur del distrito de Miðborg, en el centro histórico de la capital islandesa.

Las imágenes en relieve que se pueden ver sobre las ventanas de la primera planta del edificio son las de un buitre, un toro, un hombre gigante y un dragón que son también las representaciones míticas de los protectores del país.

El toro, según dicen esas mismas sagas, fue amansado por el primer colono que llegó a la isla en el año 874, Ingólfur Arnarson. Esos mismos motivos se pueden ver en el escudo de Islandia.

15. Isla de Viðey

La isla es la mayor de las del fiordo de Kollafjörður junto a Reikiavik al norte de la ciudad, aunque sólo tiene 170 hectáreas y apenas hay construcciones. El lugar es ideal para hacer caminatas. Estuvo habitada hasta 1930 y fue formada por un volcán cuyas trazas aún se distinguen.

En ella, se puede ver la Torre Imagina la Paz, creada por la artista Yoko Ono. La obra recuerda a la canción de John Lennon y a su famosa canción ‘Imagine’. La isla está conectada con servicio de ferry regular todo el año (travesía de cinco minutos y salidas desde Harpa o desde el Puerto Antiguo).

El mejor momento para acercarse a la isla quizás sea cuando hay aves de paso por la isla (frailecillos). O también a primeros de octubre cuando se celebra la inauguración del monumento. Desde la isla también hay buenas vistas de la ciudad de Reikiavik.

16. Museo Nacional de Islandia

La exposición permanente acoge una gran colección de objetos pertenecientes a la cultura vikinga y representa una buena forma de conocer la historia, la cultura y el folclore antiguos de Islandia. La pieza más conocida del museo es la pequeña estatua de Thor de Eyrarland.

La colección del museo está formada por 100.000 piezas de las que se exhiben unas 2.000, además de 1.000 imágenes fotográficas que se pueden ver en sus tres pisos. Sin dudas una de las visitas más interesantes que hacer en Reikiavik.

El Museo Nacional de Islandia incluye una red de 43 edificios históricos que dependen de él y que están repartidos por toda Islandia como las famosas casas tradicionales de turba. El museo cierra los lunes.

17. Isla de Grótta

Isla de Grótta

Grótta es un pequeño territorio insular situado a poca distancia de Reikiavik. Es reserva natural, es conocido por su icónico faro, pero, sobre todo, porque la isla se convierte en península y en isla alternativamente con las subidas y bajadas de las mareas y cada seis horas. Está a 300 metros de la costa en la Bahía de Faxaflói, al final de la península de Seltjarnarnes. Un lugar tranquilo y lleno de calma para pasear.

18. Museo Falológico de Islandia

Se trata de un museo único en el mundo, está dedicado a los penes. Reúne una muestra completa de falos de animales de cientos de especies, conservados en frascos de cristal. En cualquier caso, las colecciones están presentadas con un buen gusto, con seriedad y con una estética que resulta admirable.

El museo no quiere ser un muestrario de órganos sexuales, busca ofrecer al visitante una perspectiva más amplia, enfocando el papel de los órganos masculinos desde diferentes puntos de vista. Desde la psicología, a partir de la literatura o a través del arte.

La tienda de recuerdos no deja indiferente a nadie, resulta muy complicado decidir el regalo que llevar a casa de vuelta de viaje y, sobre todo, a quien regalárselo. Todo un reto. El museo está situado en el 116 de Laugavegur. Está abierto todo el año y su horario es desde las 10.00 horas a las 18.00 horas. La entrada sólo está permitida a adultos.

19. El Nylo

El Living Art Museum (Nylo) es un espacio cultural de renombre internacional como referencia del arte visual contemporáneo en Islandia. Se exponen trabajos y obras innovadoras de artistas islandeses e internacionales en un calendario de exposiciones que no hay que perder de vista.

El Nylo se distingue por mantener una reputación como espacio en el que producir y experimentar arte contemporáneo. El Nylo está en el 28 de la calle Skúlagata.

20. Iglesia Kópavogskirkja

Es un templo con un perfil inusual e icónico, que invitan a fotografiarla. Ha sido motivo filatélico. Su situación en lo alto de una colina, su estructura con dos arcos transversales y su color blanco hacen que destaque aún más. Fue construida en 1963 bajo un estilo arquitectónico de vanguardia. Está en la zona de Kópavogur.

21. Museo de las Ballenas de Islandia

Museo de las Ballenas de Islandia

La exposición permanente ofrece información sobre 23 especies de ballenas que se pueden ver en las aguas de la isla. Todas las reproducciones tienen el atractivo de que están a tamaño natural. Hay que dejarse arrastrar por las reproducciones de contenidos en realidad virtual. Toda una experiencia. Calle Fiskislod, 23. Un ‘must’ entre las cosas que hacer en Reikiavik.

22. Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Kópavagour

Es un museo de arte contemporáneo que ofrece exposiciones vanguardistas y atrevidas en todo tipo de formatos. Hay que estar muy atentos a su calendario de exposiciones. Con la entrada se puede ver otros dos museos de arte moderno asociados. Situado en el 17 de la calle Tryggvagata.

23. Centro Nacional del Patrimonio Cultural

Es un centro orientado a la conservación y a la difusión del patrimonio islandés. Se localiza en el centro de la capital, al lado del Teatro Nacional de Islandia. Es un espacio habilitado para conferencias y para exposiciones temporales.

Entre sus fondos, están colecciones de manuscritos medievales, documentos antiguos y los textos originales que recopilan las antiguas sagas islandesas. Historias orales que hablan de mitos, de leyendas, pero que también ofrecen puntos de referencias para rehacer la historia más antigua del país.

24. Excursiones para ver las ballenas jorobadas

Excursiones para ver las ballenas jorobadas

En el Puerto Viejo de Reikiavik, se puede tomar un barco para ver ballenas frente a la costa islandesa de la Bahía de Faxaflói. Ballenas jorobadas. En ocasiones, también son visibles delfines de morro blanco, ballenas minke, marsopas y ocasionalmente orcas. En verano y con buena mar, el avistamiento se hace desde botes más pequeños.

El mejor momento para ver ballenas en el entorno de las costas de Reikiavik va desde abril a septiembre, aunque la temporada de excursiones comienza el 1 de mayo y termina el 31 de octubre.

25. Reykjavik Zoo & Family Park

Es el zoológico de la capital islandesa. Mucha fauna del Ártico que ver. Zorros, renos, visones y, por supuesto, todos los animales de granja del país. El zoológico tiene también una zona de atracciones que incluye un carrusel, un tren, barcos en el agua, segways, zona de barbacoas y actividades infantiles.

El zoo está en Laugardalur y es la visita perfecta para familias con niños, especialmente en los días de verano. En cualquier caso, está abierto todo el año, de 10.00 horas a 17.00 horas, del 24 de agosto al 31 de mayo y de 10.00 horas a 18.00 horas, del 1 de junio al 23 de agosto. Una actividad imprescindible que hacer en Reikiavik para disfrutarla en familia.

26. Andar en bicicleta por la ciudad

Una de las actividades que hacer en Reikiavik más recomendables es recorrerla en bicicleta. En la zona del Puerto Viejo de Reikiavik, junto a las oficinas de las empresas de excursiones para ver las ballenas, se pueden encontrar otras que las alquilan para turistas especialmente durante los meses de verano.

Hay todo tipo de bicicletas en alquiler. Urbanas y de paseo, de montaña y para niños. Con ellas, es más fácil trazarse una ruta personalizada en la capital islandesa. Las más populares que aparecen marcadas y señalizadas son las que recorren el centro histórico de la ciudad (Reikiavik Clásico, 7 kms.) o la Costa de Reikiavik (18 kms.).

27. Valles de Elliðaárdalur

Valles de Elliðaárdalur

Se trata de un oasis natural en medio de la ciudad de Reikiavik. Ideal también para pasear. Un lugar lleno de cascadas, de vegetación, de árboles y pájaros y, en primavera, también de flores de especies árticas.

No es un lugar que visiten los turistas, más bien es frecuentado por gente del lugar que acuden para reuniones familiares o de amigos, para hacer deporte o simplemente para pasear. La entrada es gratuita y está abierto a todas horas.

28. Smáratorg 3

Es un centro de oficinas que pasaría desapercibido si no estuviera catalogado como el edificio más alto de Islandia. Y el tercero de todas las estructuras arquitectónicas del país después de dos torres de comunicaciones.

Es una estructura acristalada que tiene 20 plantas y 77 metros de altura. En el centro comercial Smáralind que ocupa las primeras plantas se pueden hacer compras de viaje.

29. Parque de Öskjuhlíð

El parque es otra zona verde destacada de la ciudad de Reikiavik. Es perfecto para hacer senderismo cerca de la capital. Los senderos permiten continuar siguiendo otras rutas conectadas como las de las costa de Nauthólsvík o la de Seltjarnarnes.

Por el interior, se puede ir hacia algunas áreas recreativas cercanas, en dirección a las mismas zonas de los valles de Elliðaárdalur o hacia la reserva natural de Heiðmörk. Para los que prefieran marchar en bicicleta, también es una opción magnífica.

30. Ayuntamiento de Reikiavik

El Ayuntamiento de la capital islandesa es un conjunto realmente llamativo, por su arquitectura, pero también por el lugar en el que se encuentra situado, al borde de la laguna de Tjörnin. Cerca del agua y en medio de una naturaleza urbana.

La planta baja, en la cafetería del edificio, hay acceso gratuito a Internet y una maravillosa vista de la laguna. El edificio es visitable, está abierto al público de lunes a viernes, de 08.00 horas a 19.00 horas y los sábados y los domingos de 12.00 horas a 18.00 horas.

32. Comer en Reikiavik

Comer en Reikiavik

No hay que volverse de Reikiavik sin deleitarse con los platos nacionales islandeses. Hay que probar las sopas, los pescados y los mariscos siempre frescos de este país que tiene al mar como referencia.

El pescado se come de diferentes formas, seco, ahumado, en salazón o incluso fermentado. Bacalao, tiburón, arenque, carbonero o salmón son los más populares. Hay que pedir también platos de carne de cordero (en el país hay más corderos que islandeses) y carne de ballena. Comida con muchas proteínas para combatir el frío de tierra y de mar.

33. Exposición de Energía Geotérmica

Más cosas que hacer en Reikiavik. La exposición permanente está ubicada en la planta de Hellisheiði. Se trata de una muestra técnica de lo que se hace en Islandia para aprovechar el potencial de la energía geotérmica que tiene su origen en la actividad volcánica subterránea.

Islandia pasa por ser un país totalmente independiente de las fuentes de energía relacionadas con los combustibles fósiles. Con la energía geotérmica se caldean las viviendas, las piscinas y hasta las aceras de Reikiavik. La exposición está abierta todos los días desde las 9.00 horas a las 17.00 horas.

Actividades, lugares con encanto y sitios donde dejarse llevar por la tranquilidad natural islandesa. Con los que derrochar tiempos sosegados en Reikiavik. Cosas que hacer en Reikiavik con mucho sentido.

Fotos: Pixabay,(2)Bryan Ledgar, (5)Thomas Quine,(6)Chris Yunker, (8)Stefán Birgir Stefáns, (10)Helen, (11)Gary.J Wood,(12)Janko Hoener,(13)Gordon Cheung.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here