Portada » Dónde alojarse en Copenhague: Las 9 mejores zonas

Dónde alojarse en Copenhague: Las 9 mejores zonas

Dónde alojarse en Copenhague

¿Quieres saber cuáles son las mejores zonas dónde alojarse en Copenhague? Como sucede en muchas ciudades, el centro, en este caso Indre By, es la mejor zona dónde dormir en Copenhague. No es la única buena, hay otras situadas apenas a unos minutos a pie, que vale la pena considerar y que a menudo son más baratas.

Dónde alojarse en Copenhague: las mejores zonas

1. Indre By, la mejor zona donde alojarse en Copenhague

Indre By es la zona más céntrica de Copenhague y que además se corresponde con su casco antiguo. Está delimitada por el puerto y los pequeños lagos, que era la zona que se correspondía con los límites de la ciudad antes de la eliminación de las fortificaciones en la década de 1850.

Esta zona es sin lugar a dudas la mejor para dormir en Copenhague, ya que a su céntrica ubicación desde la que podrás visitar caminando otros barrios adyacentes, se le une que aglutina gran parte de los atractivos turísticos y una gran oferta comercial y de ocio.

En pleno centro de Indre By se encuentra la principal zona comercial de Copenhague, conocida como Strøget. Sus calles están plagadas de tiendas de diseño y marcas populares, cafés, restaurantes, y bares

Indre By es una zona de edificios coloridos con calles peatonales adoquinadas y callejones serpenteantes por donde caminar es la mejor manera de disfrutar del ambiente relajado y acogedor del centro de la ciudad.

Como ya he dicho este barrio es la mejor zona para hacer visitas turísticas ya que acoge un buen número de atractivos. Entre los lugares de Indre by que debes añadir a tu itinerario de visitas se encuentran:

  • El Palacio de Amalienborg: Situado en la parte norte del barrio, este palacio es el hogar de la familia real danesa. La típica foto con sus guardias con sus típicos cascos de piel de oso y sus garitas es de rigor.
  • El Parlamento danés, la oficina del Primer Ministro y el Tribunal Supremo también se encuentran en el centro de la ciudad.
  • Castillo de Rosenborg y jardines. El hermoso parque que rodea al castillo es uno de los lugares favoritos de esparcimiento de los daneses.
  • El Jardín Botánico y sus grandes invernaderos de cristal llenos de flora exótica de todo el mundo.

Además de estos atractivos, no te pierdas los Jardines de Tivoli y el parque temático, especialmente si viajas con niños pequeños. Situado cerca del Jardín Botánico y de la estación central, Tivoli se inauguró en 1843 y fue uno de los lugares favoritos de Hans Christian Andersen. 

Se dice también que Walt Disney se inspiró en este parque para crear su propio Disney World en Estados Unidos.

Con sus hermosos jardines, sus atracciones, cafés y restaurantes para todos los paladares, los Jardines de Tivoli tienen algo para todos. Una segunda visita por la noche, cuando el parque y los jardines están iluminados, es también muy recomendable.

El parque Østre Anlæg es un espacio abierto muy popular, construido sobre lo que fue una parte de las defensas de la ciudad. 

A lo largo del parque encontrarás estatuas y fuentes dedicadas a personalidades de la ciudad, mientras que en el borde del parque se encuentra la Colección Hirschsprung, que expone obras de artistas daneses desde el siglo XIX hasta la actualidad.

Otros lugares de interés en Indre By son la Iglesia de Mármol y el buen número de museos que acoge como el Museo de Copenhague, la Biblioteca Real Danesa, el Museo Judío Danés y la institución artística Kunstforeningen GL Strand.

Indre By no sólo alberga muchos de los monumentos históricos más famosos de Copenhague, sino que también cuenta con una animada vida nocturna, magníficos restaurantes y una excelente oferta de alojamiento.

No hay duda. Indre By es una de las mejores zonas para alojarse en Copenhague.

Sobre la oferta de alojamiento, es en este barrio donde vas a encontrar una de las mayores ofertas, sino la mayor, de la ciudad. Desde albergues, casas de huéspedes y apartamentos hasta suntuosos hoteles, aquí vas a encontrar de todo

Eso sí, con precios que de media son superiores a los de otras zonas.

2. Vesterbro, dónde dormir en Copenhague para disfrutar de la vida nocturna

Vesterbro ha pasado de ser una zona degradada y donde se ubicaba el barrio rojo de la ciudad, a ser un distrito vibrante, moderno, creativo y diverso.

Todavía queda algún que otro salón de tatuajes, club de striptease y bar de mala muerte abiertos, pero hoy en día son la minoría. Hoy el ocio nocturno por el que se caracteriza la zona se compone de bares y discotecas a la moda.

Este barrio es una popular zona residencial y que tiene además un gran dinamismo emprendedor. Muchos de los antiguos almacenes y edificios que estaban degradados se han convertido en estudios de artes escénicas, galerías y nuevos locales de hostelería.

Situado junto al río, al lado de Indre by, Vesterbro se ha convertido en una de las zonas más populares de Copenhague tanto de día como de noche. 

A lo largo de la orilla del río, los adosados de cuatro y cinco plantas de vivos colores albergan cafés, bares, restaurantes y boutiques independientes y elegantes. Toda esa zona es ideal para sentarse en alguna cafetería a tomar un café y un croissant.

Para ir de compras acércate a la calle Istedgade y al bulevar Sønder. Aquí encontrarás las últimas tiendas de diseño de interiores como DANSK Made for Rooms, Dora, Handcraftedcph y Edison and Co. 

En cuanto a la moda y los accesorios, busca sitios como Kyoto, maxjenny, Pigen & Diamanten y Designer Zoo.

Para comer a cualquier hora del día y de la noche, y para el entretenimiento nocturno el renovado Meat Packing District es el lugar al que dirigirse.

Encontrarás muchas hamburgueserías y establecimientos de comida rápida para mantener contentos a los niños durante el día y toda una gama de restaurantes para atraer a los adultos por la noche. 

Podrás disfrutar de la cocina local danesa, comer italiano, japonés o asiático. La variedad de las cocinas es uno de los fuertes de esta zona.

Si te gusta salir de fiesta hasta altas horas de la noche, el Meat Packing District también es la dirección de referencia que tienes que tener presente. Alberga bares de cócteles de moda, pubs y discotecas para todos los gustos y géneros, incluyendo locales de música en directo.

Por otra parte, el que en su extremo, haciendo frontera con Indre By, se encuentre la estación central, hace que sea una zona muy conveniente y práctica. Tanto si llegas del aeropuerto o quieres moverte por la ciudad o a otros sitios del país, aquí estarás muy bien conectado por transporte público.

Vesterbro cuenta con una buena selección de alojamientos y, por lo general, son algo más baratos que los de Indre By. Además de por cantidad también destaca por variedad. Se puede elegir entre Airbnb, hostales, apartamentos y una amplia gama de hoteles.

3. Christianshavn y Christiana, el lugar más cool para alojarse en Copenhague

Situada frente al centro de la ciudad, en la orilla opuesta del puerto interior, Christianshavn es una isla artificial construida en la década de 1600 entre las islas de Amager y Zealand.

Concebida originalmente como refugio residencial para los comerciantes ricos de Copenhague, poco a poco se convirtió en una posición defensiva de importancia estratégica, con la construcción de fortificaciones y la instalación de depósitos de municiones y cuarteles por parte de la Armada danesa en la zona.

A mediados del siglo XX, el barrio se convirtió en una zona obrera en decadencia. Hoy en día vuelve a ser una zona residencial acomodada pero con un toque muy bohemio.  

El distrito está conectado con el centro de la ciudad por dos puentes que atraviesan el canal y también por el metro.

Buena parte de la zona está libre de coches, lo que permite explorar tranquilamente a pie o en bicicleta las coloridas calles adoquinadas de este singular y pintoresco distrito.

Entre los lugares de interés de Christianshavn se encuentran la plaza Wilders y la plaza Christianshavns, ambos puntos de encuentro populares para lugareños y visitantes con sus tiendas, cafés y restaurantes. 

Otros atractivos son el puente Knippel, construido en 1937, la iglesia de Vor Frelsers, construida en 1682, y la iglesia de Christianshavns, construida en 1759. 

Para los amantes de los museos, está el Museo B&W, que muestra la evolución de la construcción naval y los motores daneses, y el Museo de la Guerra, que cuenta la historia de la marina danesa desde mediados del siglo XVI.

Sin embargo, hay una atracción turística que sobresale por encima de todas las demás y que contribuye a los miles de visitantes que acuden a Christianshavn cada año. 

En 1971, un grupo de okupas hippies comenzó a poblar un cuartel militar abandonado en las afueras de Christianshvan y así nació «Freetown Christiana».

En la actualidad, Freetown Christiana es un próspero enclave independiente. La gente acude a pasear por sus calles para experimentar su ambiente y curiosear por los puestos del mercado de la comuna que venden recuerdos hechos a mano, camisetas estampadas, moda retro, joyas o pipas de fumar. 

El aumento de la afluencia de público ha traído otros beneficios a la zona, con la apertura de cafés y bares de moda y nuevos restaurantes. 

La música también desempeña un papel importante en la cultura de Freetown Christiana, con todo tipo de actividades, desde jam sessions de fin de semana hasta conciertos en toda regla. 

Con buena comida, buena música y bares acogedores, siempre hay algo que hacer por las noches.

Al estar tan cerca del centro de la ciudad, también es muy popular entre los visitantes que prefieren alojarse fuera del centro pero cerca de sus atractivos turísticos. 

La desventaja es que la cantidad de alojamiento es mucho menor que en el casco antiguo. Hay un par de hoteles y algunos apartamentos en alquiler vacacional. Si quieres dormir en Copenhague en esta zona, reserva con antelación.

4. Osterbro, hogar de la Sirenita y de amplios espacios abiertos

Situado en el sector norte de Copenhague, con la costa y los muelles como límite oriental, Osterbro es uno de los barrios más ricos de la ciudad. 

Principalmente una zona residencial para gente de negocios acomodada, jóvenes empresarios, y familias con posibles, el distrito tiene dos reclamos principales: sus atractivos parques y lagos, y el que probablemente es el monumento más famoso de Dinamarca, la estatua de la Sirenita. 

Entre los espacios naturales más interesantes del barrio está la zona de los lagos situados en el límite de Osterbro y que la separan de Indre By. 

Los fines de semana, la zona se llena de caminantes, corredores, ciclistas y personas que simplemente toman el aire fresco. Durante los meses de verano se pueden alquilar barcas en los lagos y hay una cafetería donde sentarse y relajarse con un café.

Faelledparken es otro popular espacio abierto de seis kilómetros con multitud de senderos para caminar y montar en bicicleta, zonas de picnic, un parque de skate, tableros de ajedrez exteriores y una acogedora cafetería.

Si te gusta el arte, acércate a la zona de la estación de Osterbro donde se encuentra el Centro de Arte Contemporáneo. 

Construido en 1898 por artistas descontentos con la censura impuesta por las galerías de arte, sigue siendo propiedad de los artistas de la ciudad y está gestionado por ellos. En él se exponen obras de arte moderno de Dinamarca y de otros países.

Si lo tuyo son los mercados, acércate a la pista de bádminton de Remisen un fin de semana y disfruta del mercadillo de los sábados y domingos, en el que se vende de todo: ropa barata, calzado, juguetes, libros, joyas y recuerdos.

Antes de dejar Osterbro, no podemos olvidarnos de La Sirenita. Un paseo por el paseo marítimo en dirección al muelle de Langelinje te llevará hasta esta popular estatua de bronce de metro y medio.

Si estás pensando en Osterbro para dormir en Copenhague debes tener en cuenta que el alojamiento es más bien escaso aunque entre sus pocos hoteles y apartamentos hay cierta variedad para diferentes presupuestos.

También te puede interesar: Dónde alojarse en Estocolmo, dónde alojarse en Reikiavik, dónde alojarse en San Petersburgo

5. Norrebro, dónde alojarse en Copenhague con poco presupuesto

Situado al norte del centro de la ciudad y en el lado occidental de Osterbro, Norrebro es el distrito más poblado y multicultural de Copenhague. 

Norrebro no destaca en atracciones turísticas o lugares históricos (aunque hay un par que merecen ser mencionados), pero no por ello hay que descartarlo como opción para alojarse en Copenhague.

Esta zona ofrece variedad gastronómica, con restaurantes, bares y cafés que ofrecen platos de todo el mundo, tiendas que venden moda étnica y accesorios típicos de muchas partes del planeta, y un estilo de vida relajado y agradable.

Para conocer el barrio dirígete a Nørrebrogade, la calle principal que está repleta de cafés y bares y explora su enmarañada red de calles laterales. 

Después encamínate a Elmegade donde encontrarás pequeñas tiendas que venden calzado de diseño, piezas de joyería únicas y lo último en moda, antes de disfrutar de un café junto a la fuente de la plaza de Sankt Hans, al final de la calle.

Por su parte, la calle Jægersborggade es otro paraíso para los amantes de la gastronomía, donde se encuentra el restaurante Relæ, con una estrella Michelin, el bar de vinos Terroiristen, y The Coffee Collective, para disfrutar de buen café.

Blågårdsgade es una calle lateral peatonal en la que todo el mundo cena al aire libre cuando hace buen tiempo y en la que se puede disfrutar de todo tipo de comida, desde dumplings hasta comida india, pasando por tacos y comida china.

A nivel de sitios para visitar, el cementerio de Assistens Kirkegård es algo más que un simple cementerio. Es el lugar donde están enterrados personalidades como el filósofo Søren Kierkegaard y el autor de libros infantiles Hans Christian Andersen.

Norrebro te ofrece un gran número de restaurantes, bares y locales de música para que tus noches sean entretenidas.

Como desventaja, hay que destacar que algunas zonas del barrio tienen fama de ser algo inseguras. Todo hay que ponerlo en contexto. 

Copenhague es una de las capitales más seguras de Europa. En Norrebro no hay un problema grave y generalizado de inseguridad. Eso sí,  de noche aplica las mínimas precauciones y el sentido común y no debieras tener problemas.

El alojamiento no es abundante, de hecho es bastante escaso si lo comparamos con otras zonas más populares. Aún así, si por algo destaca el barrio en este aspecto, es por ser uno de los lugares que ofrecen el alojamiento más económico de la ciudad.

6. Frederiksberg, la tranquilidad de un pueblo a minutos de la ciudad

Este barrio con un ambiente de pueblo relajado es ideal para alojarse en Copenhague para aquellos que buscan tranquilidad y a la vez estar a pocos minutos de los lugares de interés turístico.

Frederiksberg es una de las zonas más prósperas de la ciudad. Es una mezcla de amplios espacios, bulevares arbolados, centros comerciales y calles adoquinadas con elegantes cafés, románticos bistrós y acogedores bares.

También cuenta con excelentes atracciones por derecho propio. 

Para empezar, visita el Parque de Frederiksberg, con más de 160 hectáreas de hermosos jardines, fuentes y canales, que fue originalmente el jardín privado del muy querido Rey Federico VI de Dinamarca, cuya estatua se encuentra en la entrada.

En el parque se encuentran el Palacio de Frederiksberg, situado en la cima de la colina, y la Casa Real del Té, construida en 1799 a modo de pabellón chino. 

El Palacio de Frederiksberg fue construido al estilo italiano en 1799 para el rey Federico IV como residencia de verano, y fue la residencia permanente del rey Christian VI mientras se construía el Palacio de Christiansborg. 

Los últimos sábados de cada mes se realizan visitas guiadas al palacio.

Además, el zoo de Copenhague se encuentra en el extremo norte de los jardines. Abrió sus puertas por primera vez en 1859, lo que lo convierte en uno de los zoológicos más antiguos del mundo. 

Con recintos de vanguardia diseñados pensando en el bienestar y la conservación de los animales, el zoo cuenta con más de 4.000 animales de todo el mundo que se mantienen en condiciones prístinas.

También en los terrenos del Parque Frederiksberg, o mejor dicho, bajo los terrenos del parque, se encuentra el Museo de Obras de Vidrio Modernas. 

En 1856 se construyeron bajo tierra tres enormes depósitos de agua de más de cuatro mil metros cuadrados, que mantuvieron el suministro de agua de la ciudad hasta 1980, cuando se vaciaron. 

Dos de ellos se han reconvertido en un espacio único y permanente para exponer una fascinante colección de arte en vidrio de artistas daneses.

Para los que disfrutan mirando escaparates, el principal centro comercial del barrio Frederiksberg Centret, cuenta con casi 100 tiendas y está a sólo 10 minutos del centro de la ciudad.

Ya sea para tomar un café durante el día o para cenar por la noche, encontrarás un montón de excelentes cafés, cafeterías, restaurantes, bistrós y bares donde podrás tomar un aperitivo rápido o disfrutar de una velada gastronómica. 

También hay algunos bares muy animados en los que se puede disfrutar de una copa después de cenar o de una noche de cócteles.

El alojamiento en Frederiksberg es más bien escaso y además las opciones que hay se llenan rápidamente.

7. Amager Este, muchas actividades para mantener entretenida a toda la familia

Amager es una isla situada al suroeste del centro de la ciudad y está formada por las islas de Brygge, Ørestad y Amager. En ella se encuentra también el aeropuerto internacional de Copenhague.

Con una mezcla de nuevas y costosas viviendas a lo largo de la playa y una zona de viviendas sociales para los más desfavorecidos, es una zona que está siendo objeto de una enorme remodelación. 

Conectada a la ciudad por un puente, la zona cuenta también con buenas conexiones por metro que permite un rápido acceso tanto a la ciudad como al aeropuerto. El distrito también cuenta con buenas conexiones de autobuses.

Amager Este es una popular zona de descanso, relajación y actividades para los lugareños con numerosas actividades acuáticas cerca. Así por ejemplo, en la zona y alrededores hay sitios como:

  • El parque Amager Strandpark
  • Amager Helgoland
  • Los baños de mar de Kastrup
  • El Parque del Cable de Copenhague
  • La nueva pista de esquí artificial 
  • Una pista de karts

También vale la pena programar una visita al  Den Blå Planet, el mayor acuario del norte de Europa. Podrás ver la vida marina nadando en cinco enormes acuarios, o pasear por la selva tropical con sus bancos de pirañas y ranas tropicales trepadoras de árboles.

Y si te gusta la música, los conciertos y el teatro, no dejes de consultar la agenda del Amager Bio. Este teatro, un cine reconvertido y mejorado, ofrece conciertos de rock y música clásica, ópera y coros, así como espectáculos de marionetas y películas.

Paseando, encontrarás muchas heladerías, cafés, tiendas de café y restaurantes por todo Amager Este, y si te apetece ir de compras, dirígete a Amagerbrogade, la calle principal de la zona. 

Es también la principal zona de compras, con pequeños comercios independientes que coexisten con las grandes marcas danesas, y numerosos cafés, bistrós, restaurantes populares y bares donde hacer una pausa o disfrutar de una agradable velada.

En cuanto a alojamiento, hay una selección de albergues, B/Bs, Airbnb, apartamentos y hoteles. Es una ubicación excelente desde la que se puede llegar a la mayoría de los lugares de interés de forma rápida y sencilla.

8. Islands Brygge, una popular zona de ocio a 10 minutos del centro de la ciudad

Island Brygge se encuentra a un corto paseo del centro histórico de Copenhague. Es una zona popular de esparcimiento que destaca por sus zonas de baño y de relax en la orilla.

Si llegas a Islands Brygge desde el centro de Copenhague camina hacia el sur por el paseo marítimo donde encontrarás un gran espacio verde, donde amigos y familias disfrutan del sol, las barbacoas y los picnics en los meses de verano.

Pasarás por delante del alquiler de barcos y canoas, antes de llegar a los baños del puerto. ¿Cuántos países pueden presumir de que el agua de su puerto interior es apta para el baño? Aquí, en Islands Brygge son de una calidad excelente e incluso cuentan con la bandera azul. 

Si pasas por ahí en invierno es probable que veas algunos valientes haciendo gala del espíritu vikingo, disfrutando de un rápido chapuzón en el frío Mar del Norte. Para el resto, una sesión en alguna de las saunas del complejo será más que suficiente.

Alrededor de los baños hay un montón de cafeterías y restaurantes donde se puede comprar una bebida y un sándwich, o disfrutar de una comida más sustanciosa.

Un poco más allá de la zona de baño se encuentra el centro cultural Islands Brygge, donde se celebran conciertos de música clásica y rock, comedias y espectáculos infantiles.

Aunque Islands Brygge tiende a ser un lugar más popular para visitar, que para alojarse en Copenhague, es una opción super interesante. Además de su propio atractivo, está a un corto paseo del centro.

A nivel de alojamiento hay algunas opciones como unos pocos hoteles y airbnbs.

9. Aeropuerto Internacional de Copenhague, una alternativa a considerar

La mayoría de los viajeros suele pasar por alto la posibilidad de reservar un hotel en el aeropuerto. De hecho esta opción solo suele ser elegida entre viajeros de negocios o entre quienes tienen un vuelo a horas complicadas.

La ventaja del aeropuerto de Copenhague es que está muy cerca del centro y que además tiene conexión directa con el metro. En 10 minutos te plantas en pleno centro.

Ya sabemos que el alojamiento en Copenhague es caro, y si encuentras un hotel con una buena oferta en los alrededores del aeropuerto no hay porqué descartarlo.

Deja un comentario