Qué hacer en La Habana: 30 + 1 planes imprescindibles

Qué hacer en La Habana

Aterrizas en la bella Habana, luego de haber planeado tu viaje a Cuba para disfrutar de unos días en medio del ambiente tropical y paradisiaco de la isla. Pero caes en la cuenta de que no has preparado un itinerario para disfrutar tu estancia allí. No te preocupes porque nosotros te proponemos las 25 cosas que no debes dejar de hacer en La Habana, ¡acompáñanos en este viaje al Caribe!

Qué hacer y qué ver en La Habana

1. Free tour

Qué hacer  y que ver en La Habana

Una de las mejores maneras de empezar a visitar y a entender esta ciudad y como viven los cubanos es uniéndote a un tour gratuito que te llevará por los puntos más emblemáticos de La Habana.

Las explicaciones y las recomendaciones del guía, muy amenas y útiles, te servirán para aprovechar mejor tu visita. El tour es gratuito, tan solo debes dejar una pequeña propina si estás satisfecho con la visita guiada. Una propina que será de gran ayuda para el guía y su familia.

>>> Reserva tu free tour aquí <<<

2. Visitar la Plaza de la Revolución

Visitar la Plaza de la Revolución para ver en La Habana

Hay mucho que ver en La Habana. La ciudad colonial que parece dormida en el tiempo, también tiene también algunos vestigios de postmodernidad. El más trascendente de todos ellos es el que da silueta a una de las imágenes más conocidas de la ciudad: la Plaza de la Revolución.

La Plaza de la Revolución es el conjunto escultórico que está inspirado en la figura del héroe nacional cubano, José Martí. La base del monumento es actualmente un museo, donde se exponen también obras relacionadas con la historia de la nación.

En la cima de la torre, con forma de estrella, se encuentra un increíble mirador que ofrece, por el norte, una maravillosa vista hacia la bahía de La Habana, mientras que por el oeste se vislumbra la avenida de Rancho Boyeros, que conduce directamente hacia el aeropuerto internacional José Martí.

Frente al conjunto escultórico se encuentra el Ministerio de Comunicaciones y el Ministerio del Interior de Cuba, cuyas paredes exteriores laterales muestran el rostro de Camilo y el Ché, dos figuras de meridiana importancia en el proceso revolucionario cubano.

Seguro que has visto estas imágenes muchas veces cuando se habla de Cuba y seguro  que querrás tener tu foto con ellas de fondo.

3. El Capitolio de La Habana

El Capitolio es uno de los monumentos más importantes para visitar en La Habana

El Capitolio es uno de los monumentos más importantes de la capital cubana. Parece una réplica muy bien lograda del Capitolio de Washington, pero en realidad es 2 metros más largo que este último.

Ha sido sometido a un proceso de rehabilitación reciente se ha extendido por más de 9 años. Afortunadamente ya se han reabierto sus puertas al público para que podamos admirar la belleza de sus instalaciones y obras artísticas.

Un dato curioso, en este sitio se encuentra el diamante que simboliza el kilómetro cero de la carretera central de Cuba. Entorno a esta pieza hay muchas historias urbanas, algunas aseguran que fue robado y que el original ya no es el que se puede observar allí, pero lo cierto es que esto nunca ha sido confirmado.

Lee también este artículo sobre las mejores zonas de La Habana donde reservar tu alojamiento: Dónde alojarse en La Habana

4. La Bodeguita del Medio con su tradicional Mojito

Ir a La Habana y no llegar hasta La Bodeguita del Medio es como no haber pisado nunca esa tierra. El sitio se hizo famoso desde antes del triunfo de la revolución cubana, desde entonces afamados artistas, millonarios y hasta mafiosos, tomaron allí el típico mojito.

Quizás la figura más relevante que ha trascendido hasta nuestros días, como asiduo cliente de La Bodeguita es el autor de “El viejo y el mar”, el escritor norteamericano Ernest Hemingway.

No pierdas la oportunidad de beber el exquisito mojito cubano, escuchar un buen son o cha cha cha y dejar grabado tu nombre en las emblemáticas paredes del sitio. ¡Por cierto, el nombre de este bar se debe a que se ubica aproximadamente en el centro de la calle!

5. El Hotel Nacional de Cuba

Ver en La Habana el Hotel Nacional de Cuba

Con una vista al malecón habanero como ningún otro hotel de la capital cubana, precisamente por su ubicación sobre la colina, con lujosas habitaciones y con la historia viva entre sus paredes, se yergue el Hotel Nacional de Cuba.

Sus pasillos han sido testigos de la presencia de grandes personalidades a lo largo de sus 80 años, quizás la más sonada en los últimos tiempos es la del expresidente Barack Obama en su visita a la isla en el año 2017.

Si no te vas a hospedar allí porque lo consideras muy caro, al menos llega hasta su terraza y tómate un trago típico cubano, como una piña colada o un buen daiquirí, y disfruta del atardecer.

6. La Fábrica de Arte

Otro de los sitios que hay que visitar en La Habana es la Fábrica de Arte, un templo a la cultura que reúne lo más vanguardista y prominente del quehacer artístico contemporáneo cubano. Denominado así porque su exterior ha conservado la fachada de la antigua fábrica de aceite que era.

Sin embargo, en la actualidad convergen presentaciones artísticas de los más diversos contenidos y objetivos. Vale la pena llegar hasta allí si eres de los que disfrutan con el alimento del alma.

7. El malecón habanero

Visita El malecón, el alma de La Habana.

El malecón es el alma de La Habana. Uno de los puntos de la ciudad donde cubanos y cubanas socializan. Durante las noches, es una verdadera fiesta. La Habana se vuelca al malecón cuando el sol se pone: niños, jóvenes y adultos.

Algunos con sus cañas de pesca, otros con una flor en la mano para enamorar, hay quien toca una guitarra, no falta el vendedor de “rositas de maíz”. Mientras las olas rompen con fuerzas y el sonido del viento y de los coches que surcan la amplia calzada citadina, el sitio se va convirtiendo en un encuentro popular obligatorio, porque La Habana no duerme.

8. Tropicana

¿Quién no ha escuchado sobre el Cabaret Tropicana? Ese que en los años 40 del pasado siglo se convirtió en un ícono de la ciudad. Si bien hoy el sitio no tiene los mismos encantos pintorescos de antaño, todavía es un escenario de recomendada visita en La Habana.

Descubre por qué se le llama “un paraíso bajo las estrellas”. Si el precio de entrada no te disuade este cabaret que combina elementos de circo, ballet, danza, carnaval, ritmos tropicales y mucho más es sin dudas una de las cosas que hay que ver en La Habana.

>>> Consigue tu entrada con descuento aquí <<<

9. Explora las calles y plazas de la Habana Vieja

La Habana Vieja es la parte colonial de la ciudad. Declarada Patrimonio de la Humanidad guarda gran parte de los atractivos turísticos de la ciudad. Dedica tu tiempo a recorrer sus calles y sus plazas y a visitar sus iglesias, palacios y museos.

Además del Free Tour que ya te hemos recomendado, también puedes unirte a otro tour gratuito centrado en la Habana Vieja y la herencia colonial de la ciudad. Absolutamente recomendable!!!

10. Plaza Vieja

Conoce La Plaza Vieja de La Habana

Antes de ir por tu cerveza dedica unos minutos para admirar la belleza de la Plaza Vieja, otra de las actividades que debes hacer en La Habana. La Plaza Vieja conserva su estructura colonial y en el centro se han colocado obras de importantes artistas cubanos, entre los que destacan Kcho. Se encuentra rodeada por edificios antiguos de particular valor arquitectónico que representan el legado europeo en la isla.

11. Caminar por la calle Obispo

Otra de las cosas que debes hacer en La Habana es caminar por la calle Obispo, una antigua calzada de la barriada de La Habana Vieja que aún conserva sus adoquines fundacionales y donde convergen una amplia gama de artistas callejeros y vendedores ambulantes, que recrean el ambiente de la ciudad colonial.

En sus esquinas no falta la buena música tradicional cubana y los vendedores del sabroso “maní molido”. Esculturas vivientes, artistas sobre zancos, perritos con sus placas identificativas y tiendas improvisadas para la venta de suvenires temáticos de la isla, son comunes en la afamada arteria habanera.

12. Beber cerveza en la Vieja Fábrica

Una buena cerveza para refrescar el intenso calor de Cuba no está nada mal. Para ello, un buen sitio es la Vieja Fábrica, ubicada en la Plaza Vieja. Cerveza artesanal de primeras calidades: rubia, oscura, roja, por el precio de 2 CUC (poco menos de 1.8 euro) y con una excelente vista a la plaza mejor conservada de toda la ciudad.

13. Visitar el barrio chino

Visitar el barrio chino: uno de los sitios que debes ver en La Habana.

El barrio chino es uno de los sitios que debes ver en La Habana. Con su entrada característica en un lateral del Parque de la Fraternidad. El barrio chino se presenta como una oportunidad única de ver cómo la comunidad china también se asentó en un país caribeño.

Allí se encuentra la escuela de Taichi y un gran número de restaurantes para degustar platos típicos de la culinaria china. Música y estilo de vida propios de una genuina fusión de culturas, una experiencia muy curiosa.

14. Fábrica del tabaco

Cuba es famosa, entre otras cosas, por producir el mejor tabaco del mundo. Si quieres conocer la historia de los habanos entonces no puedes perder la ocasión de visitar en La Habana la Fábrica del tabaco.

En realidad esta instalación es conocida por ser la cuna del Partagas y todavía entre sus paredes es posible conocer el secreto de la elaboración de los puros cubanos.

15. Montar en un almendrón

Aunque es probablemente una de las cosas que más realizan los turistas cuando visitan la isla de Cuba, creo que es oportuno recordarte que montar en un auto clásico o “almendrón” –como se le conoce en Cuba- es una de las cosas que debes hacer en La Habana.

Si quieres pasear en los coches más lujosos entonces dirígete al Parque Central, a la salida del Hotel Nacional o en algunos puntos de la Habana Vieja. En estos sitios encontrarás una elegante flota de coches clásicos esperando por ti para hacer un recorrido por los lugares capitalinos de mayor interés.

Sin embargo, si quieres una opción más económica, compartida con los locales, basta con pararte en cualquier arteria de La Habana y hacer señales con las manos, ¡sí, porque en Cuba estos coches también funcionan como taxis con rutas predefinidas!

Con menos de 1 euro puedes recorrer La Habana de un extremo a otro en uno de estos. Claro está que estos coches ni son tan lujosos ni están tan bien conservados. La verdad es que parece que se vayan a desmontar en cualquier momento. De todas maneras cumplen su función y son una alternativa barata para moverse por La Habana.

>>> Reserva un tour en coche descapotable de lujo aquí <<<

16. Compra habanos en Pinar del Río y maravillate con la naturaleza de Viñales

Qué hacer en La Habana: Comprar habanos en Pinar del Río y maravillate con la naturaleza de Viñales.

Una de las excursiones a lugares cercanos a La Habana más interesantes es visitar Pinar del Río y Viñales. Esta zona es famosa por su producción de Habanos, los mejores puros del mundo. Cuando la visites, podrás visitar haciendas donde ver cómo se fabrican manualmente los puros e, incluso, comprarlos por unidades.

Tampoco te puedes perder Viñales, declarada Patrimonio de la Humanidad, y maravillarte con sus fantásticos paisajes naturales. Allí podrás admirar los mogotes, también visitar las características haciendas de tabaco, hacer excursiones a caballo, trekkings, y muchas otras actividades al aire libre. La zona es una auténtica maravilla.

Si no puedes pasar allí alguna noche siempre puedes contratar un tour de un día a Viñales desde La Habana.

17. Conoce la barriada del Vedado, vestigio de modernidad cubano

Es cierto que La Habana parece dormida en el tiempo, si así fuera, el último momento antes de dormir estuvo en el Vedado, una barriada donde se construyeron las últimas grandes obras civiles de la revolución.

Destacan sus anchas calles, la heladería Coppelia, edificios monumentales y hermosas mansiones. A pesar de que en la actualidad el Vedado no tiene el mismo esplendor que en los años 80 del pasado siglo, todavía sigue siendo testigo de una Habana más moderna, refinada y elegante.

18. Conoce la Iglesia Jesús de Miramar, la segunda más grande de Cuba

Otra iglesia que vale la pena visitar en La Habana es la Iglesia de Miramar. Es la segunda mayor iglesia del país. Su antigüedad es corta ya que se empezó a construir en 1948.

Es de estilo neoromántico-bizantino, destaca su fachada y está rodeada por amplios jardines. En estos, no olvides visitar una reconstrucción casi exacta de la Gruta de la Virgen de Lourdes.

19. Otra catedral más: La Iglesia ortodoxa bizantina

Muy cerca el Museo del Ron, frente a la bahía, se encuentra otro lugar que visitar en la Habana para los interesados en el arte sacro. Es la Catedral ortodoxa Nuestra Señora de Kazán. Se construyó en 1982. Su diseño más propio de los países de Europa del Este que de un país caribeño sin dudas te sorprenderá.

20. Castillo del Morro

La Habana: Visitar el Castillo de Morro

Ubicado en la parte este de la entrada de la bahía habanera el Castillo del Morro es una fortaleza militar que data de la época colonial cubana y que fue el escenario de resistencia contra corsarios y piratas que en más de una ocasión intentaron hacerse con la ciudad.

En la actualidad funciona como un museo y durante el mes de febrero hospeda la Feria Internacional del Libro de La Habana, que se convierte en todo un escenario de fiesta y literatura. Sin dudas, visitar este sitio es una de las cosas que debemos hacer en La Habana.

21. Museo de Bellas Artes, edificio de arte cubano

El museo de Bellas Artes de La Habana cuenta con dos edificios, uno de ellos dedicado exclusivamente a la muestra del arte cubano (el otro al arte internacional). En sus salas se encuentran las obras pictóricas y escultóricas (algunas de ellas a escala) de los artistas cubanos más famosos.

Recorrer esta instalación es un verdadero placer para aquellos que aman observar el buen quehacer artístico. Cuba no es sólo música, ron y tabaco, en la isla también hay excelentes pintores, muralistas, escultores. Si quieres tener un recuerdo del sitio sólo debes pagar por el uso de tu cámara, no cuesta más de 1 euro.

22. Festival de Cine de La Habana

Si planificas tu viaje a La Habana en el mes de diciembre, además de disfrutar de un ambiente veraniego (sí, porque allí es siempre verano), podrás conocer y vivir el Festival de Cine Latinoamericano.

La fiesta del cine más grande de todo Latinoamérica y que convierte a La Habana en una ciudad donde, por 15 días, sólo se habla de películas, documentales y producciones audiovisuales.

23. La maqueta de La Habana

En el barrio de Miramar podrás visitar una representación muy bien lograda de la urbe capitalina cubana. La maqueta, que es una de las más grandes del mundo, mide unos 22 metros de largo por 10 de ancho.

24. El callejón de Hamel

Visita el proyecto comunitario de La Habana: El callejón de Hamel

Es una pena que este sitio no tenga mayor impacto turístico dentro de los visitantes que recorren La Habana. El callejón de Hamel es un espacio público, un sitio muy hermoso, que condensa lo mejor de la cultura afrocubana.

Se trata de un proyecto comunitario que ha cambiado el entorno del sitio con la interacción de artistas y voluntarios en la barriada de Cayo Hueso.

El callejón de Hamel es un excelente lugar para disfrutar de la música folklórica cubana, la rumba y otros estilos criollos. El día 12 de cada mes es el más indicado para visitarlo, ya que los miembros del proyecto cultural realizan su espectáculo musical, acompañado de una exquisita presentación culinaria.

25. El cañonazo de las 9 pm

En tiempos de la colonia, la vieja costumbre de cerrar las murallas de la ciudad se anunciaba con el tradicional cañonazo de las 9 de la noche. Entonces significaba un aviso para todo aquel que se encontraba extramuros de que su vida corría peligro a partir de entonces.

De la muralla de La Habana hoy sólo quedan unos pocos vestigios, sin embargo, la tradición de disparar el cañonazo de las 9 pm desde la fortaleza de San Carlos de la Cabaña todavía se mantiene viva. Una celebración que los efectivos de las Fuerzas Armadas de Cuba realizan con los trajes típicos españoles y que puede ser presenciada desde la propia explanada.

Sin embargo, la mayoría de los habaneros prefieren observar el momento desde el otro extremo de la ciudad, en el lado oeste. ¡Así que ya lo sabes, a las 9 pm cada noche puedes revivir una de las más antiguas tradiciones españolas en Cuba!

26. Subir hasta lo más alto del Focsa

El Focsa es uno de los edificios más emblemáticos de La Habana, entre otras cosas por su extraña forma de “Y”. Es considerado como una de las 7 maravillas de la ingeniería civil cubana. En el piso 33 de este edificio se encuentra un afamado restaurante que ofrece, además de exquisitos platos, una vista panorámica de la ciudad que bien merece la pena disfrutar.

27. Caminar por el Paseo del Prado

Qué hacer en La Habana: El Paseo del Prado, o de los leones

El Paseo del Prado, o de los leones, como también se le conoce, es uno de los sitios que te permite hacer en La Habana algo muy placentero: caminar con el aire del mar que viene directamente desde el malecón y a la sombra de los antiguos y majestuosos árboles del Prado.

El Paseo se extiende por varias cuadras, desde las inmediaciones del Hotel Parque Central hasta el mismo malecón habanero. En sus más de 200 metros de largo se ubican hermosas esculturas de bronce con forma de leones, que se han convertido en el símbolo de la ciudad.

28. Museo de la Revolución

El Museo de la Revolución se ubica justamente en frente del edificio de arte cubano del Museo de Bellas Artes, o sea, que sólo tendrás que cruzar una calle.

La Revolución Cubana es un enigma que mueve cada año a más de 4 millones de turistas hacia la isla y si quieres conocer un poco más detalladamente la historia de Cuba y su gente entonces visitar este museo es otra de las cosas que debes hacer en La Habana.

El museo alberga piezas y objetos personales de las figuras más relevantes de la historia cubana, entre los que se encuentran el Che y Fidel Castro.

En una de las paredes exteriores del edificio se pueden observar aún las balas enterradas durante el enfrentamiento de las fuerzas del presidente Batista y los revolucionarios que asaltaron el otrora Palacio Presidencial.

En el patio del Museo de la Revolución se encuentra, celosamente guardado, el yate Granma, embarcación que utilizó Fidel Castro y sus expedicionarios para viajar desde México hacia Cuba, al momento de comenzar la batalla en las montañas del oriente cubano.

29. Habla con los cubanos

Lo mejor de Cuba es, sin dudas, los cubanos. La extrema situación económica que han atravesado en los últimos 30 años, junto con su extraordinaria capacidad de relacionarse hacen del cubano un ser especial.

Da gusto sentarse un rato a conversar con ellos, conocer su punto de vista -o el que le han formado-, del mundo. El cubano es muy natural, jocoso, pícaro, al hablarles te sacarán siempre la mejor sonrisa.

Si vas a Cuba tienes que interactuar con su gente, con los más humildes, con los que tienen historias de supervivencia, con los que salen cada día a la calle esperando un cambio radical para sus vidas, sólo entonces podrás regresar a tu país sabiendo lo que es realmente esa preciosa isla del Caribe.

30. Otra excursión… esta vez a Matanzas

Si no quieres ir tan lejos, entre Varadero y La Habana hay otro lugar de interés llamado Matanzas. Está en una bonita bahía y cuenta con bastantes recursos turísticos. En la costa norte de la bahía se haya la que dicen es una de las mejores playas de Cuba: Playa Coral.

31. Varadero

Varadero con sus 22 kilómetros de playas de arenas blancas y aguas de color turquesa es el principal destino turístico de Cuba. Si tienes varios días para disfrutar de sus playas disfrutarás de un destino que te ofrece una oferta de ocio como ningún otro en el país.

Si por el contrario vas justo de tiempo siempre puedes contratar una excursión de un día a Varadero y disfrutar de sus playas aunque solo sea por unas horas. Echa un vistazo a precios e información aquí.

Deja un comentario