Estocolmo, la capital de Suecia

Estocolmo, la capital de Suecia

Sobre catorce islas diseminadas por el lago Mälaren, de cara al Báltico, se enclava Estocolmo. La bella capital de Suecia es conocida como la “Venecia del norte”, ya que más del 60% de su superficie son agua y espacios verdes. Su restante 40% está integrado por un patrimonio medieval único, recogido en la ciudad vieja, y por barrios con identidad propia.

La capital sueca es una urbe en la que la naturaleza, la calidad de vida y el disfrute van unidos, para resarcimiento de los espíritus más viajeros. Haz tus maletas, nos vamos de viaje a esta bonita ciudad escandinava.

Qué ver en Estocolmo

Gamla Stan: el corazón antiguo de Estocolmo

Gamla Stan, la ciudad vieja a partir de la cual nació Estocolmo en el siglo XIII, es el mejor punto para comenzar tu visita. Está recorrida por un laberinto de callejuelas estrechas y empedradas, organizadas en torno a la popular plaza Stortorget, entre las que destacan la animada Västerlanggatan y Mårten Trotzigs Gränd, la más pequeña de Estocolmo.

Está adornada con joyas arquitectónicas de postal, como el Palacio Real, donde diariamente se hace el solemne cambio de guardia; el edificio del Ayuntamiento, en el que se celebra el banquete de gala de los Nobel; la catedral de San Nicolás, que acoge la celebración de las bodas de los miembros de la casa real sueca; la iglesia de Riddarholmen, que hace las veces de panteón de los reyes suecos; o la iglesia alemana.

Qué ver en Estocolmo

La ciudad vieja también está repleta de tiendas de recuerdos, cafeterías y museos, como el Nobel, el de Correos y la Oficina Numismática Real, que está dentro del Museo Nacional de Economía.

City: Estocolmo en clave moderna

El barrio de City es el corazón de Estocolmo y representa a la perfección su parte más moderna. Aunque no tiene edificios especialmente significativos, merece una visita, sobre todo si quieres captar por completo la esencia de la capital sueca.

Está articulado en torno a la larga avenida Drottninggatan, jalonada de edificios modernos, comercios, centros comerciales y coquetas plazas, como Sergels Torg, que es la más céntrica y está presidida por un obelisco de cristal y una pintoresca fuente.

Termina en la plaza Hötorget, donde están el Konserthuset, la sala de conciertos más importante de la capital sueca, y el mercado Hötorgshallen, donde disfrutarás de una inmensa oferta culinaria.

Arte en el metro de Estocolmo

La red de metro de Estocolmo constituye toda una galería de arte, ya que 90 de sus 110 estaciones están salpicadas de obras artísticas ideadas por más de 150 artistas, que hacen mucho más grata la espera.

Arte en el metro de Estocolmo

Las más destacadas son las de T-Centralen, que muestra azulejos y relieves de los años 50, y Arsenalsgatan, donde verás columnas y otros restos procedentes de excavaciones arqueológicas. Hay muchas más y puedes verlas con una visita guiada o a tu aire. Lo único que necesitas es un billete de metro.

Hispetería en Södermalm

Al sur del lago Mälaren, justo en el otro lado de la ciudad, se encuentra la isla de Södermalm. Es la más grande de todas las islas holmienses; relajada e informal. Está recorrida por calles anchas, repletas de casas rojas de madera y de grandes edificios de ladrillo, que son la mejor muestra de su pasado obrero.

En Söder, así lo llaman los locales, reina un ambiente bohemio, que constituye un imán para los más hípsters, y predominan los anticuarios, las joyerías y las tiendas de diseño vintage y nórdico. Si eres un seguidor de la saga literaria Millennium, estás de suerte, este es el punto de inicio de las excursiones guiadas que siguen los pasos a Lisbet Salander y a Mikael Blomkvist.

Lo ideal es callejear y dejarse llevar; solo así conocerás recovecos inesperados. Si no tienes tiempo, no dejes de visitar la plaza Nueva, Nytorget, donde podrás captar el ambiente del barrio, el Globen Arena, desde donde tendrás una panorámica impresionante, y el museo de Estocolmo, que guarda una importante colección de artistas de renombre internacional.

La mejor forma de terminar la visita de este barrio es dando un paseo por el SoFo. Constituye un guiño al Soho neoyorquino, en el que encontrarás las propuestas más cool y hípster de Estocolmo.

Djurgården y Skeppsholhem: las islas de los museos y el turismo familiar

Djurgården y Skeppsholhem: las islas de los museos y el turismo familiar en Estocolmo

Djurgården se encuentra al este de Estocolmo y puede presumir de ser una de las islas más visitadas. No es para menos, alberga los museos y las atracciones más populares para los visitantes. El más conocido es el Vasa, que guarda el único barco del siglo XVII que se conserva en su estado original.

El Skansen compite en popularidad y se lleva una buena parte de las visitas, sobre todo familiares. Es el museo al aire libre más antiguo de Estocolmo. Su visita te permitirá conocer la historia y cultura sueca a través de sus más de 150 casas y granjas originales y características de cada región del territorio sueco. Además, tiene un parque zoológico con especies nórdicas y varias zonas de merendero, donde los holmienses acuden a disfrutar de sus barbacoas.

El museo Nórdico contiene una extensa colección sobre la etnografía del pueblo sueco, permitiéndote conocer un poco más su cultura y sus costumbres.

El parque de atracciones Gröna Lund es una visita imprescindible para los amantes de la aventura, la diversión y las descargas de adrenalina. Tiene más de 200 años de antigüedad y cuenta con más de una treintena de atracciones: norias, trenes fantasma, barcos vikingos y hasta cinco montañas rusas.

Su escenario al aire libre ofrece multitud de conciertos y eventos a diario. Si quieres reponer fuerzas, hazlo en alguno de los numerosos restaurantes y puestos de comida.

En Skeppsholhem está Moderna Museet, que alberga una impresionante colección de arte contemporáneo y moderno, internacional y escandinavo. Aquí, también se encuentra el Museo Nacional, que muestra una de las colecciones de arte más importantes de Europa, en la que se incluyen pinturas de Rembrandt, Rubens o Goya.

Lo que tienes que hacer en Estocolmo sí o sí

Estocolmo es una ciudad llena de posibilidades, en la que siempre hay algo que hacer. Sea cual sea la época en la que la visites, no te faltarán planes. Toma nota de nuestras recomendaciones:

  • Acude al museo Nobel para saber un poco más sobre su creador, para ver algunos objetos de los galardonados o conocer más detalladamente algunos de los grandes avances tecnológicos y científicos que han impulsado.
  • Haz un tour por el archipiélago de Estocolmo o por el Canal Real para conocer desde otra perspectiva la capital sueca. Eso sí, vayas en la época que vayas, lleva ropa de abrigo.
  • Entra al Ayuntamiento y disfruta de su espectacular decoración interior. Tiene salas muy lujosas, en las que se celebran numerosos eventos, aunque el más solemne es el banquete de los premios Nobel. Después de haber visto su interior, sube a su torre. Desde lo alto tendrás unas vistas de altura de Estocolmo.
  • Da la nota en el museo ABBA, que, como imaginarás, está dedicado al grupo sueco ABBA. Aquí, verás una exposición con sus objetos personales y algunos de sus premios. Lo más divertido, sin duda, es la sección interactiva, en la que podrás bailar y cantar con ellos.
  • Si quieres sentirte como un holmiense, pasea por la avenida Strandvägen para contemplar los bellos edificios que la decoran.
  • Adéntrate en el mundo fantástico de la literatura infantil sueca y, sobre todo, de Pippi Långstrump en el museo Junibacken. La atracción más popular es el tren que discurre por diversos escenarios de cuento, mientras va narrando la historia. Además, tiene espectáculos de marionetas, representaciones teatrales y hasta un restaurante ambientado en un circo.
  • Si quieres ver fotografías inéditas, visita Fotografiska. Considerado el más grande del mundo en su género, contiene impresionantes colecciones de fotos contemporáneas que te cautivarán.
  • ¿Sabes que en Estocolmo se encuentra el cartel luminoso publicitario más antiguo del mundo? Está en la calle Klevgränd, junto a la estación de Slussen, y es de la marca de dentríficos Stomatol.
  • Haz una visita a la Biblioteca Nacional, que es la más grande de Suecia. Sus estanterías tienen más medio millón de ejemplares y en más de cien idiomas diferentes.
  • Haz una excursión al palacio de Dronttningholm, ubicado en la localidad del mismo nombre. Es la residencia oficial de la familia real de Suecia y su interior se puede visitar. No te pierdas el pabellón chino.
  • Haz un fika, para sentirte como un sueco.

No te pierdas en detalle los mejores planes que hay que hacer en Estocolmo explicados con pelos y señales

Las cosas que hacer en Estocolmo más interesantes

Estocolmo ¡gratis!

Sí, Estocolmo es una de las ciudades más caras de Europa, pero es posible hacer turismo y sacarle el máximo partido sin abrir la cartera. ¡Apunta!

  • Puedes ver gratis el cambio de guardia frente al Palacio Real, en Gamla Stan. Tiene lugar todos los días a las 12:15.
  • Contemplar el Järnpojken, la escultura más pequeña de Estocolmo, no te costará ni una corona.
  • Si llevas tus propios patines, podrás patinar sobre hielo gratis en Kungsträdgården.
  • Hacer una visita guiada por Gamla Stan te saldrá por cero coronas, si te apuntas a uno de los free tours Stockholm. Habitualmente, salen de la estación T- Centralen y están disponibles en inglés y español.
  • Jugar al ajedrez, leer novelas y ver arte es gratuito en la casa de la cultura Kulturhuset. Si subes al 5º piso, disfrutarás de bonitas vistas.
  • Estocolmo tiene más de sesenta museos y quince de ellos son gratuitos: el de Historia Natural, el Nacional, el de Arte Moderno, ArkDes, el de Historia, Moderna Museet, el de Antigüedades del lejano Oriente, el del Mediterráneo, el de la Edad Media, Hallwylska, el del Ejército, el de Etnografía, la Armería Real, el de Economía y Skokloster.
  • La visita a la Biblioteca Real Nacional de Suecia, Kungliga Bibliotek, no cuesta nada. Allí verás el Codex Gigas o Biblia del Diablo, el texto medieval más grande que existe.
  • Hacerte un selfie en el callejón más estrecho del mundo, Mårten Trötzigs Gränd,o en la plaza Stortorget con sus coloridas casas, tampoco te costará nada.
  • Los huertos de Tanto están en el suroeste de la isla de Södermalm. Hay cientos, situados junto a pequeñas cabañas y cobertizos, muy cuidados e incluso con diseños muy elaborados y especialmente bonitos. Verlos es gratis.
  • Al sur de Estocolmo se encuentra el cementerio del Bosque, que está reconocido por Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es el segundo más grande de Suecia y constituye un referente por su arquitectura y distribución funcionalista, con especial atención al paisaje. La entrada es gratuita.
  • Para ver una de las mejores panorámicas de la capital sueca no tienes que pagar. Solo tienes que subir a Monteliusväguen o a Skinnarviksberget, en Söder. Son los montículos más elevados de Estocolmo, desde donde tendrás unas vistas privilegiadas.

De compras en Estocolmo

De compras por Estocolmo

Si eres un aficionado a las compras, estás de suerte, Estocolmo tiene un buen surtido de tiendas y grandes centros comerciales, que no distan mucho ente sí. Si quieres comprar tu recuerdos o simplemente darte un capricho, toma nota.

Drottninggatan es el eje vertebrador de la City. Es la avenida más comercial, repleta de tiendas de todo tipo: desde las suecas más populares, como H&M, hasta otras muy populares, como Zara, o de diseño sueco, como Designtorget.

Nordiska Kompaniet es uno de los centros comerciales más sibaritas de la capital sueca. Se encuentra en Hamngatan, frente al parque Kungsträdgården, y alberga las tiendas más exclusivas de diseño escandinavo y otras de moda de diseñadores de alta costura. Es el lugar perfecto para darte un capricho, pero si tu presupuesto es pequeño, visita su planta baja para ver las impresionantes esculturas de cristal.

El centro comercial Åhléns está entre Hamngatan y Drottninggatan. Si vas, encontrarás lo que busques: cosméticos, arte en cristal o moda sueca.

Estocolmo también es conocida por sus objetos de cristal pintados manualmente. Si quieres llevarte uno, que sea de Kosta Boda. Es una de las marcas de referencia en la artesanía de estos objetos decorativos, de la que encontrarás diversas tiendas repartidas por la ciudad.

Si buscas opciones más baratas, date una vuelta por Quality Outlet, en el barrio de Barkarbny, o por Kungens Kurva, en Skärholmen. Albergan más de sesenta tiendas de todos los tipos y, lo importante, entre un 30% y un 50 % más baratas que en la capital.

Pulmones verdes en Estocolmo

Los pulmones verdes de Estocolmo, parques naturales

Estocolmo es una de las ciudades de Europa que más apuesta por los espacios naturales, lo que le ha valido el reconocimiento de Capital Verde Europea. Este compromiso ha dado lugar a la creación de numerosos pulmones verdes, repartidos por la ciudad y sus islas, donde los holmienses y los visitantes acuden a desconectar y a disfrutar de la madre naturaleza.

La ciudad sueca tiene más de una veintena de parques urbanos. En pleno corazón se encuentra Hagaparken, que destaca por su coqueto diseño inglés. Está recorrido por numerosos senderos, entre los que se cuelan carpas y templos de color ocre y su gran estanque.

Rålambshovsparken, situado entre la City y Gamla Stan y de cara a la bahía de Riddarfjärden, es otro de los más concurridos. En este espacio verde puedes jugar a la petanca, al vóley playa o al fútbol. En la época estival podrás darte baño, nadar, tomar el sol, hacer aeróbic o disfrutar de teatro al aire libre.

Royal National City Park es el primer parque nacional del planeta y se extiende desde Djurgården al norte de la ciudad. Es uno de los preferidos por los holmienses, a los que le encanta pasear por sus senderos, disfrutar sus lagos, de sus robles centenarios, de sus canales y de su riqueza faunística.

Si eres una aficionado al patinaje sobre hielo, vete al lago Norrviken o al Mälaren. Si quieres deslizarte por la mejores pistas, visita la zona Hammarbybacken. Para disfrutar del lado más salvaje de la naturaleza, lo ideal es hacer una ruta por el riachuelo de Ältaan.

Dónde dormir en Estocolmo

El alojamiento en Estocolmo es uno de los más caros de Europa, por lo que encontrar algo económico puede resultar complicado. La noche en un hotel vale una media de 100 €, aunque siempre dependerá de la zona que escojas.

Södermalm, al sur de la ciudad, es una de las opciones más recomendables para dormir. Hay hoteles de todos los tipos y con precios muy variados. Si eres previsor, puedes reservar un hotel por menos de 90 €.

Para conocer con más detalle las zonas de Estocolmo y qué ventajas y desventajas tiene cada uno como base para tu alojamiento échale un vistazo a este artículo:

Dónde dormir en Estocolmo

Hospedarse en el centro siempre es la alternativa más cómoda, pero, como bien sabes, también es la más cara. Si quieres estar cerca de los principales puntos de interés y bien comunicado, mira hotel en Norrmalm. Está en pleno centro, muy cerca de la ciudad vieja, y está repleta de tiendas, cafeterías, restaurantes y oficinas. Aquí, hay hoteles de calidad, pero los precios no bajan de los 100 €.

Gamla Stan, el casco antiguo, es ideal para los que quieren dormir entre monumentos medievales. Eso sí, el precio no tiene que importarles. En esta zona los alojamientos no bajan de 150 € la noche.

Si huyes de las aglomeraciones y del trajín del centro, echa un ojo en Vasastan, al noroeste de la ciudad. Este tranquilo barrio residencial está a menos de media hora del centro y tiene hoteles con una buena relación calidad-precio.

Lujo, exclusividad, elegancia y un montón de opciones de ocio es lo que encontrarás en Östermalm. Es un barrio muy céntrico, donde los hoteles, a pesar de ser una zona cara, están bien de precio. Puedes encontrar uno moderno a partir de 80 €.

Estocolmo, bocado a bocado. ¿Dónde y qué comer?

Una de las mejores formas de conocer una ciudad es saboreando su gastronomía. La de Estocolmo se nutre de los alimentos naturales, de los pescados, ahumados y marinados, de las carnes y de los venados, como el alce y el reno.

Con ellos se crean platos muy tradicionales, como el smörgåsbord, que muchos hoteles lo sirven como desayuno. Es más bien un bufé con diferentes propuestas: entrantes fríos (arenque y salmón), hortalizas, huevos, cereales, quesos o paté. En Navidad se hace una variante especial para estas fechas, el julbrod.

El kötbullar, albóndigas con especias y fritas en mantequilla, es la joya de la mesa holmiense. No dejes de probar la carne de reno o la de alce y el pytt y panna, que son tacos de cerdo o ternera sofritos con cebolla.

Si eres más de pescado, tienes que probar el sill (arenque), que los suecos consumen marinado y con salsa de mostaza dulce, el salmón y el jansson frestelse, un preparado de anchoas, patatas y cebolla al horno.

Comer en Estocolmo

De postre: pankakor (tortitas de harina, huevo y leche) hjortronparfait (tarta helada de bayas) y kanelbullar (bollos de canela).

En el terreno de las bebidas el protagonismo se lo llevan el glögg, vino caliente con especias, y la cerveza. Esta última llegó a ser bebida nacional, lo que dio lugar a numerosas especialidades y tipos, que hoy se mantienen: Lattol, con bajo contenido alcohólico, Mellanol, con más porcentaje de alcohol, y Starkol, que se caracteriza por su sabor fuerte.

Suecia es uno de los mayores consumidores de café del mundo. Quizás, esto se deba a su costumbre del fika, que es el descanso que hacen los holminenses para tomar café con dulces y socializar. Esta costumbre, similar a la hora del té inglés, forma parte de su cultura, de hecho hay quien la realiza varias veces al día.

¿Dónde puedes comer barato en Estocolmo?

Estocolmo es una de las ciudades más caras de Europa, por lo que encontrar restaurantes baratos no es una tarea fácil. Günters Korvar será el mejor aliado de tu cartera. Es un típico puesto de comida callejera muy conocido por sus bocadillos de salchicha.

Ostermalms Korvspecialist es menos popular que el anterior, pero sus bocatas de salchichas no tienen nada que envidiarle. En Kajsas Fisk, en el mercado de Hötorgshallen, sirven especialidades suecas a precios muy compatibles con cualquier cartera. Si vas, prueba la sopa de pescado.

Estar en Estocolmo y no probar las albóndigas, es como visitar España y no comer una paella. Las propuestas más económicas las sirven en Meatballs for the People, en Nytorgsgatan, y con guarnición de puré de patata, pepino y arándanos.

La cadena alemana Vapiano tiene varios restaurantes repartidos por toda la ciudad. Está especializada en comida italiana y, aunque aquí es un poco más cara, sigue siendo una de las opciones más económicas que encontrarás en la capital sueca. Además, tienen surtidores de agua, permitiéndote ahorrar unas coronas.

Cómo moverse por Estocolmo

La capital sueca es relativamente grande y, salvo en Gamla Stan, los puntos de interés distan un poco entre sí. Por suerte, aquí el transporte público es eficiente y suele ser bastante puntual. La red está integrada por el metro, el bus, tren de cercanías, barco y tranvía.

La red de metro, T-Banna, tiene más de 100 líneas que conectan con todos los puntos de la urbe. A diferencia del sistema de otras ciudades que identifica las líneas con números, aquí lo hace por colores: verde y roja, que recorren de norte a sur, y azul, que discurre por el centro, desde Kungsträdgården al City. Las tres confluyen en la estación T-Centralen, donde tienes la posibilidad de hacer trasbordo.

Recuerda que las paradas de metro están indicadas con la letra “T”. Si compras el billete con antelación, te costará unos 43 SEK (4.44 €); en taquilla, 53 SEK (5 €). Son válidos durante 75 min.

La red de tren de cercanías, pendeltåg, tiene 51 estaciones. Enlaza con la mayoría de los barrios de Estocolmo y con algunas localidades aledañas. En caso de que quieras ir al aeropuerto de Arlanda, deberás coger los trenes rápidos, Arlanda-tåg, que salen de la estación T-Centralen.

El servicio de autobuses, SL-Bussar, es muy completo. Sus líneas comunican con todos los puntos de la ciudad, incluso con los más alejados del área metropolitana. El número 69 es el más útil para los viajeros, ya que discurre por los barrios más céntricos. El billete sencillo te costará aproximadamente 30 SEK. Si lo compras al conductor, no puedes pagar en efectivo.

En cuanto al tranvía, no dispone de muchas líneas. Sin embargo, es una excelente opción para desplazarte por el centro o para llegar a los principales puntos de interés turístico. El más funcional desde el punto de vista turístico es el 7, que va hasta Djurgården. El billete cuesta unos 25 SEK (2.50 €).

El barco es la mejor alternativa para desplazarse de una isla a otra. Se puede coger en Nybroviken o Slussen.

Estocolmo en modo nocturno. Vida nocturna y dónde salir de copas

Vida nocturna en Estocolmo

La oferta de ocio nocturno en la capital sueca es muy variada y encontrarás diferentes ambientes en función del barrio al que vayas.

Stureplan, entre Östermalm y Norrmalm, es el barrio de moda por excelencia. Se encuentra en pleno centro y está repleto de bares y discotecas con un ambiente muy sofisticado y elegante, donde frecuentemente hay que pagar una entrada. Eso sí, no es la zona más económica; vete con un presupuesto holgado.

En el Sofo, en Södermalm, hay alternativas mucho más económicas, siempre que te guste el ambiente bohemio y hípster. Tiene numerosas discotecas y bares, donde suena música rock,reggae o electrónica, a los que puedes entrar con una vestimenta más relajada y gratis.

Si lo tuyo es el ambiente íntimo, vete a Gamla Stan. Está salpicado de pequeños bares y pubs con un ambiente muy relajado, muchos de ellos con música en directo. La clientela es más variada, ya que es un lugar muy turístico.

Kungsholmen es el lugar perfecto para comenzar la noche, ya que la mayoría de los locales suelen cerrar pronto. Aún así, el ambiente es muy juvenil, sobre todo en las cercanías de la estación de metro de Fridhemsplan. En Radhuset encontrarás un ambiente más adulto con gente más mayor.

Vasastan ofrece variedad ambientes y locales, de modo que puedes encontrar desde cervecerías o bares irlandeses típicos hasta otros tradicionales suecos y el casino.

Imagenes: (1)Bengt Nyman,(2)pixabay, (3)imagea.org,(4)Fredric Rubensson,(5)Elin Scönfelder,(6)webbgun,(7)Marco Verch.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here