Las 33 cosas que hacer en Estocolmo más interesantes

Las mejores cosas que hacer en Estocolmo

Relajada, vanguardista, moderna y verde; así es Estocolmo, la capital de Suecia. La capital sueca, una de las más bonitas de Europa, aúna como pocas naturaleza, arte y modernidad. Una urbe que vive de cara al Báltico y al lago Mälaren, en la que siempre hay algo que ver o que hacer. Te damos todas las pistas para exprimir al máximo tu estancia en esta ciudad escandinava. Éstas son las cosas más interesantes que hay que hacer en Estocolmo ¡Toma nota!

Los 33 mejores planes que hacer en Estocolmo

Los mejores planes que hacer en Estocolmo

1. Visita el Palacio Real

Ubicado en el corazón de la ciudad vieja, Gamla Stan, es la residencia oficial de la familia real sueca y uno de los más grandes de Europa. Fue construido durante el siglo XVIII y destaca por su bonita fachada barroca. Frente a ésta, los soldados reales hacen, cada día a las 12:15, el solemne cambio de guardia, que constituye un atractivo para locales y foráneos.

El interior tiene 609 habitaciones y salas, que destilan lujo por doquier. Especialmente bonitos son el Salón del Estado, presidido por el trono de plata de la reina Cristina, la sala de las Órdenes de Caballería, Ordenssalarna, y la armería, cuyas paredes guardan armaduras reales, trajes y carruajes de coronación.

Esta regia vivienda también alberga tres museos: Tres Coronas, la Cámara del Tesoro y el de Antigüedades de Gustav III, donde podrás empaparte de la historia sueca. Su visita es una de las más importantes que hay que hacer en Estocolmo. Vale realmente la pena.

2. Admira arte en el metro de Estocolmo

Admirar el arte en el metro, T-Centralen de Estocolmo

¿Sabes que el metro de Estocolmo es la galería de arte más larga del mundo? Y es que 90 de sus 100 estaciones muestran obras artísticas de más de 150 artistas. Puedes recorrerlo con una visita guiada o hacerlo por tu cuenta.

Si no sabes por dónde empezar, vete a T-Centralen. Es la estación más transitada, donde verás las obras de Peter Celsing. Allí también tienes la opción de subir a la línea azul para dirigirte otras muy bonitas,como la Kungsträdgarden, Rådhuset, Fridhemsplan o Solna Centrum.

3. Recorre en ferry las islas del archipiélago

Recorre en ferry las islas del archipiélago

Estocolmo está formado por un conjunto de catorce islas, cada una de ellas con identidad propia y atractivos diferentes. Hacer una ruta en ferry te permitirá descubrir la capital sueca desde el agua y disfrutar de un paisaje natural, en el que el color verde manda. Las rutas de Waxholmsbolaget salen diariamente hacia diferentes puntos. Eso sí, vayas en la época que vayas, lleva ropa de abrigo.

4. Diviértete en el museo ABBA

Si quieres disfrutar de una actividad con ritmo, visita este museo. Como bien imaginarás, está dedicado al grupo musical ABBA y te permitirá conocer un poco más su historia y la de cada uno de sus integrantes, ver los discos de platino que ganaron y un montón de objetos personales, como trajes, instrumentos o premios.

El gran atractivo de este museo es su parte interactiva, en la que puedes bailar, mezclar música, cantar con ellos o probar trajes virtuales, como un miembro más del grupo. Incluso, tienes la opción de grabar tu propia actuación y, posteriormente, descargarla en la web oficial del museo.

5. Disfruta de una bonita panorámica desde la torre del ayuntamiento

El edificio del ayuntamiento perfila la silueta de la ciudad, imprimiéndole belleza y mucho más carácter nórdico. Su fachada, diseñada por Ragnar Östberg, está construida con ocho millones de ladrillos y bien puede presumir de ser una de las mejores representantes del romanticismo arquitectónico.

Merece la pena visitar su interior y ver sus impresionantes salas y salones de reunión, en donde se celebra el banquete de los premios Nobel.

Junto a este, resguardándolo, está la torre de las Tres Coronas. Mide 106 metros de altura y se permite subir, pero solo desde mayo a septiembre. Desde lo alto disfrutarás de unas vistas privilegiadas a la ciudad y al lago Mälaren.

Recuerda que solo puedes verlo con un visita guiada. Las hay todos los días y están disponibles en inglés y sueco.

6. Descubre un buque de guerra original del siglo XVII en el museo Vasa

Visitar el buque del Museo Vasa en Estocolmo

El museo Vasa, ubicado en la isla de Djurgården, es uno de los más insólitos, que atrae a numerosos curiosos y amantes de la navegación. Se trata del único barco del siglo XVII de estas características que se conserva prácticamente al completo, lo que lo convierte en un tesoro muy valioso.

El buque se hundió en 1628, poco después de zarpar del puerto de Estocolmo. Trescientos años después, fue rescatado y restaurado para devolverle a su estado y esplendor original. Ocupa el centro del museo, en el que también podrás ver otras exposiciones con objetos relacionados con el barco y con la náutica.

Además, hay un sala de audiovisuales, donde proyectan un documental sobre su historia, y una tienda, en la que podrás comprar un recuerdo de tu visita a este museo. El museo Vasa debe figurar en tu lista de cosas que hacer en Estocolmo sí o sí.

¿Has reservado ya tu alojamiento en Estocolmo? Antes de hacerlo infórmate de cuáles son las mejores zonas para quedarte en la capital de Suecia:

Dónde dormir en Estocolmo

7. Descubre la faceta cinematográfica y literaria de Estocolmo

Estocolmo es el escenario en el que se desarrolla la historia de la saga Millenium, de Stieg Larsson. La mejor forma de descubrir esos lugares es haciendo una ruta guiada por Södermalm, que es donde transcurre la acción.

La capital sueca también es el lugar que vio nacer al director y guionista de cine sueco Ingmar Bergman. Incluso, sus primeras producciones cinematográficas tienen como escenario Gamla Stan.

¿Sabías que Greta Garbo nació en el barrio hípster de Södermalm? De hecho, tiene una escultura honorífica en la plaza que lleva su nombre. En este mismo barrio también nació, en 1915 Ingrid Bergman. Ya no tienes excusa para hacerle una visita.

8. Descubre el arte contemporáneo en Moderna Museet

Abrió sus puertas en 1958 y es el museo de arte moderno y contemporáneo más importante de Estocolmo. Si lo visitas, tendrás la oportunidad de contemplar una de las colecciones artísticas más valiosas del mundo, que incluye obras de Dalí, Picasso o Matisse.

Tanto es su valor, que ha sido objeto de expoliación en varias ocasiones. En 1993 robaron dos obras de Georges Braque y seis obras de Picasso, cuyo valor ascendía a 60 millones de dólares. En 1987 desapareció Le jardin, de Matisse.

El Moderna Museet también es un poco español, ya que el diseño fue realizado por el arquitecto Rafael Moneo. De hecho, está considerado como uno de sus trabajos más importantes. La visita de este museo es una de las cosas que hay que hacer en Estocolmo que más valen la pena para todo apasionado del arte.

9. Adéntrate en el bello universo de la fotografía en Fotografiska

Es uno de los museos más grandes del mundo dedicado a las instantáneas contemporáneas. Tiene cuatro enormes exposiciones permanentes, a las que se suman las temporales que se van abriendo a lo largo del año. Es un lugar de peregrinación para los amantes de la fotografía.

Entre foto y foto, puedes hacer un descanso para reponer fuerzas en su restaurante, que es uno de los referentes gastronómicos de Estocolmo. De hecho, ha sido galardonado con el Gold Dragon Award.

10. Haz un fika

Haz un fika en Estocolmo

No hay nada más sueco que hacer un fika, que es, para que te hagas una idea, lo que la hora del té a Reino Unido. Esta costumbre tan arraigada consiste en hacer un descanso para tomar café con un pastel y socializar con amigos o compañeros de trabajo. Dicen que es uno de los secretos de la productividad sueca.

11. Culturízate en Kulturhuset

La casa de la cultura, ubicada en la céntrica plaza Sergels Torg, es un lugar de visita ineludible para los amantes del arte y de la cultura. En sus seis pisos encontrarás biblioteca, sala de lectura, galerías, teatro y un sinfín de actos culturales. Nuestra recomendación: sube al 5º y disfruta de la panorámica.

12. Divisa Estocolmo desde el Globen Arena

El Globen Arena, los holmienses lo llaman Ericcson Globe, es el edificio con forma esférica más grande del mundo. Se encuentra en el barrio de Södermalm y en un comienzo se construyó para albergar partidos de hockey sobre hielo, en concreto el campeonato mundial de este deporte en categoría masculina.

Hoy, acoge multitud de eventos y se ha convertido en uno de los iconos de la capital sueca. Desde su SkyView, ubicada encima de la estructura y a unos 100 metros de altura, puedes ver las mejores vistas de Estocolmo.

13. Recorre Skansen, el museo al aire libre más antiguo del mundo

Recorre Skansen el museo al aire libre en Estocolmo

Este singular museo se encuentra en la isla de Djurgården y constituye la excusa perfecta para adentrarte en las costumbres y tradiciones suecas o para conocer un poco más la fauna nórdica característica.

Es un poblado con más de 150 casas, granjas y otros edificios característicos de distintas regiones de Suecia. Incluye, además, un zoológico con animales endémicos del hábitat nórdico y un acuario con más de 200 especies. Si viajas en familia, es una visita imprescindible. Es una de las cosas que hay que hacer en Estocolmo con niños más recomendables.

14. Adéntrate en el Estocolmo más hípster en Södermalm

Södermalm era un antiguo barrio obrero, pero hoy representa el ambiente más bohemio y desenfadado de la ciudad escandinava. Es el barrio de moda, repleto de tiendas de decoración vintage, cafeterías, discotecas y bares. Si buscas ambiente nocturno, hazle una visita.

15. Come pyttipanna y köttbullar

A una ciudad también se la conoce saboreando sus delicias más tradicionales. En Estocolmo se come sano, bien y variado. Las albóndigas o köttbullar, que suelen ir acompañadas de nata, puré de patata y salsa de arándanos, y el guiso de cubos de carne, con cebolla y patata o pyttipanna son los imprescindibles de la mesa holmiense.

16. Pasea, entre joyas arquitectónicas, por Gamla Stan

Pasear por el Gamla Stan en Estocolmo

Gamla Stan es el casco antiguo, a partir de la cual surgió Estocolmo. Puede presumir de ser uno de los más grandes y mejor conservados de Europa y de albergar algunos de los edificios medievales más bonitos de Escandinavia, como la catedral, el Palacio Real, la casa de la Nobleza o la iglesia Alemana.

Perderse por su laberinto de callejuelas estrechas es imprescindible para descubrir recovecos con encanto, como Mårten Trotzigs gränd, que es la calle más estrecha de Estocolmo, la plaza Stortorget, la más antigua de la ciudad, o el Järnpojke, que es la escultura pública más diminuta que verás en Estocolmo.

Västerlånggatan y Österlånggatan son las calles principales, repletas de tiendas de recuerdos, anticuarios, cafeterías muy nórdicas, restaurantes y pintorescos edificios con mucha historia.

17. Refréscate con un saft

El saft es una de las bebidas suecas más tradicionales, que se hace mezclando concentrado de zumo afrutado, azúcar y agua. Aunque muchos holmienses lo hacen en casa con bayas y frutos rojos, lo habitual es comprarlo. Los hay de arándanos rojos, de flor de saúco y de frambuesa.

18. Visita el palacio de Drottningholm

Visitar el palacio Drottningholm en Estocolmo

Este palacio real, ubicado en la isla de Lovön, data del siglo XVII y está incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco. Junto con el teatro, el único en el mundo que aún utiliza la maquinaria de escenario original, el pabellón chino y los extensos jardines forma un conjunto arquitectónico excepcional, que bien merece una visita.

Aunque las estancias de su parte sur están reservadas a la familia real, el resto están abiertas al público.

19. Pásatelo a lo grande en Gröna Lund

¿Buscas algo que hacer en Estocolmo con niños? Ya sea con o sin niños el Gröna Lund se merece una visitilla. Se encuentra en Djurgården y es el parque de atracciones más añejo de Estocolmo. Tiene más de una treintena de atracciones, entre las que se cuentan cinco norias y una casa del terror donde podrás pasártelo en grande.

Su oferta de ocio se completa con varios restaurantes, puestos de comida y con una completa agenda de actuaciones en su enorme escenario al aire libre. Sin duda, un plan redondo para disfrutar en familia o con amigos.

20. Conoce el origen del síndrome de Estocolmo

Sí, este famoso trastorno, que surge cuando la víctima de un secuestro desarrolla una relación de complicidad y empatía con su secuestrador, nació en la capital sueca. En 1973 hubo un secuestro en el banco Kreditbanken, en pleno centro de Estocolmo, con cuatro rehenes.

Tras varios días de tensas negociaciones entre la policía y los secuestradores, se resolvió. Lo curioso fue que los secuestrados no quisieron testificar en contra de su captor. Hoy, en ese lugar ya no hay un banco, sino una tienda de moda sueca. Si te pica el gusanillo histórico, acércate hasta el edificio.

21. Relájate en el Kungsträdgården, como los holmienses

Relajate en el Kungsträdgården en Estocolmo

Este pulmón verde se extiende por el corazón de Estocolmo, entre ostentosos edificios, y puede presumir de ser uno de los más concurridos. Si lo visitas en verano, disfrutarás de numerosos espectáculos y conciertos al aire libre; en invierno, podrás patinar sobre hielo en la gran pista que instalan.

22. Descubre los puentes de Estocolmo

Estocolmo tiene hasta 57 puentes que la unen con el resto de las islas. La mejor manera de descubrirlos es haciendo un tour en barco por el canal Real y por las bahías del Báltico. Una experiencia que te dejará una panorámica de postal.

23. Vete de compras al SoFo

Al sur de Södermalm se encuentra el SoFo, un guiño en toda regla al SoHo neoyorquino. Es el barrio hípster y bohemio por excelencia de la capital sueca. Sus estrechas calles están repletas de anticuarios y tiendas de diseño nórdico y vintage, donde encontrarás ese objeto que buscas para darle un toque especial a tu decoración.

24. Adéntrate en el mundo de la ciencia en el museo Nobel

En el corazón de Estocolmo, en el mismo edificio de la Academia Sueca, se encuentra este museo consagrado a Alfred Nobel, a todos los galardonados y los diferentes premios. En tu visita tendrás la oportunidad de conocer un poco más la historia de estos premios, ver los trabajos de los ganadores o la evolución de las ciencias a largo de la historia.

Si vas en familia, puedes pasarte por la zona infantil, donde hay cuentos ilustrados sobre los descubrimientos y sus personajes y hasta una zona para colorear.

25. Quédate de hielo en Absolute Ice Bar

Tomarte una copa en el Absolute Ice Bar es una de las cosas que se pueden hacer en Estocolmo más originales. El hotel Nordic Sea, en la céntrica calle de Vasaplan, alberga un bar de hielo, uno de los primeros de este tipo que abrió sus puertas.

Ponte el abrigo especial y los guantes que te dan en la puerta y entra a disfrutar de unos de sus famosos combinados, de un vodka o un zumo, eso sí, en vaso de hielo.

26. Maravíllate con la catedral de San Nicolás

La catedral, también llamada Gran Iglesia, es la más antigua de Estocolmo. Preside Gamla Stan y sus paredes de ladrillo no solo han sido testigos de numerosos acontecimientos reales, sino que guardan valiosos tesoros, como la figura de madera de San Jorge y el dragón. No dejes de visitarla, es uno de las joyas arquitectónicas de Estocolmo.

27. Date una vuelta por Saluhall, un mercado típico sueco

Paséate por el mercado Saluhall de Estocolmo

Se encuentra en el barrio de Södermlam y es uno de los mercados más tradicionales y más exclusivos de Estocolmo, donde encontrarás un amplio surtido de productos locales. Si te pica el gusanillo, siempre puedes pedir una cerveza típica o probar los arenques marinados o el gravlax,un aperitivo con salmón ahumado,eneldo y azúcar.

28. Disfruta de una tarde de shopping en la calle Drottningatan

Es la calle comercial más larga y popular de Estocolmo, que ejerce de arteria vertebradora del centro moderno. A lo largo de esta encontrarás un sinfín de tiendas de todo tipo, donde podrás comprar tus recuerdos o, simplemente, darte un capricho. Aquí también se encuentran los grandes almacenes Åhléns, que son los más concurridos por los holmienses.

29. Sal de fiesta en Stureplan, el barrio de moda

¿Buscas algo que hacer en Estocolmo de noche? En la zona de Östermalmstorg, en el centro de la ciudad, se sitúa este festivo barrio. Es el predilecto de los incondicionales de la vida nocturna más chic, repleto de discotecas y bares muy sofisticados y elegantes, que marcan tendencia y no dejan indiferente.

30. Desconecta en la isla de Långholmen

La llaman “la larga isla” y está rodeada de espacios verdes, entre los que discurren multitud de senderos para pasear o hacer cicloturismo, y de playas, en las que puedes tomar el sol o darte un buen baño en verano.

31. Haz una visita a Woodland Cemetery

Puede que te dé cierto reparo visitar un cementerio, pero no es uno cualquiera, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Fue diseñado por dos arquitectos suecos y muestra una sorprendente simbiosis entre naturaleza y arquitectura fúnebre, que le imprime belleza y singularidad. Hay visitas guiadas, pero si lo recorres a tu libre albedrío, disfrutarás de un paseo muy relajante.

32. Visita la Biblioteca Nacional, la más grande de Suecia

Visitar la Biblioteca de Estocolmo

En su interior encontrarás más de medio millón de libros escritos en más de 100 idiomas diferentes, a los que puedes acceder por cero coronas. Además, guarda el Codex Gigas, el pergamino medieval más grande que se conserva.

33. Visita Junibacken, el hogar de Pippi Långstrump

Es uno de los museos escandinavos más singulares y mágicos; un lugar especial para grandes y pequeños. Si viajas con niños es una de las cosas que hacer en Estocolmo más entretenidas para ellos.

Contiene varias salas dedicadas a los clásicos personajes animados de la literatura infantil sueca y una especial destinada a Pippi Calzaslargas. La auténtica atracción es el tren que recorre los diferentes escenarios de las salas, mientras va contando la historia.

Imagenes: (1) (2) (4) (5) (6) (8) (9) (12) pixabay,(3) Arild, (7) Miquel Santa Maria, (10)Robert Neyma, (11)cha già José

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here