Dónde alojarse en Sucre: las mejores zonas

Dónde alojarse en Sucre
Por Dudarev Mikhail/Shutterstock

Sucre es una ciudad pequeña así que si la visitas no tendrás mucha dificultad para escoger donde quedarte en ella. Básicamente hay dos zonas donde alojarse en Sucre: el Centro Histórico, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y la zona de la estación de autobuses, que te garantiza estar bien comunicado.

Fue fundada por los españoles como Villa de la Plata de la Nueva Toledo en 1538, aunque ya existía antes de esa fecha. Por esta razón, es conocida como la Ciudad de los Cuatro Nombres. Hasta el año de su fundación oficial fue llamada de Charcas, desde 1538 a 1776 se la denominó La Plata, después pasó a llamarse Chuquisaca, y en el año 1825 recibió finalmente el nombre de Sucre.

Es la capital constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, ya que fue aquí donde se inició la lucha por su independencia. El 25 de mayo del año 1809 se orquestó el primer movimiento libertario de todo el continente, siendo el origen de la libertad americana, pero no fue hasta el año 1825 que el país consiguió erigirse como república independiente.

Aún conserva gran parte de los edificios de la época colonialista, unas construcciones de gran belleza y caracterizadas por un inmaculado color blanco. Por ello, se la llama popularmente como la Ciudad Blanca. S

e trata de un museo vivo de lo que fue la vida de la aristocracia colonial española, lo que le ha valido el reconocimiento como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Sucre se encuentra situada al sur de Bolivia, a más de 2700 msnm. Si la visitas tendrás que tener en cuenta su altitud si quieres evitar las posibles consecuencias del mal de altura.

Está perfectamente conectada con el resto del país y goza de un agradable clima a lo largo de todo el año. Basta con encontrar el mejor lugar para alojarse en Sucre para empezar a disfrutar de todas sus maravillas.

Las mejores zonas donde alojarse en Sucre

Sucre es una ciudad que no deja indiferente a nadie y es parada obligada para todos aquellos viajeros que vienen de La Paz y que se dirigen a Potosí o viceversa.

Además de ser considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, es la capital del país, por lo que sobran las razones para hacer un alto en el camino y visitar este encantador destino de aire colonial.

Entre las zonas con mayor oferta de alojamiento en Sucre destacan:

1. El centro histórico de Sucre

Es el barrio por excelencia a la hora de alojarse en Sucre, ya que congrega la mayoría de hoteles de la ciudad. Entre sus calles pueden encontrarse desde hostales baratos especialmente pensados para los viajeros con presupuestos ajustados a establecimientos de lujo donde se puede vivir el pasado colonial de Bolivia. Hay opciones para todos los bolsillos, por lo que no es difícil elegir la alternativa más adecuada para cada tipo de turista.

Pero no solamente es una zona donde poder hospedarse fácilmente, sino que también es el lugar donde se encuentran sus principales atracciones turísticas.

Debido a la importancia histórica de sus edificios y a la buena conservación de las construcciones de la época colonial, la Unesco lo consideró como un ejemplo único de esta etapa de la historia y decidió incluir el centro de Sucre como Patrimonio de la Humanidad.

Uno de sus monumentos más importantes es la Casa de la Libertad, que fue erigida como la Universidad Mayor Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca en el siglo XVII por la compañía de Jesús. En su sala mayor, en el 1825 fue proclamada la independencia de Charcas y se fundó la república de Bolivia. En la actualidad es un museo que se puede recorrer para saber más sobre su historia.

Otro de los puntos más visitados es el Museo de la Recoleta, con diversas obras coloniales y republicanas, así como con diversos restos arqueológicos. Entre ellos, destaca una sillería de coro que fue tallada en madera de cedro por el artista Juan Pérez de Villarroel. Lo que más llama la atención es el bonito mirador desde el que se obtienen una vistas inigualables de la ciudad.

En el plano religioso cabe destacar la Catedral Metropolitana de Sucre, considerada como una de las más hermosas de Bolivia. Su estilo renacentista fue enriquecido posteriormente con detalles de estilo mestizo y barroco. En su interior hay un importante museo de arte sacro. Otras atracciones de interés son el Museo Charcas, el Museo del Tesoro y el parque Simón Bolívar, entre otros.

Sucre no se caracteriza por una ajetreada vida nocturna, pero en el centro hay locales donde poder disfrutar de una agradable velada si se quiere salir a beber o a bailar.

Algunas de las cervecerías más conocidas son la Goblin Bar, la Red Lion y la Microbrewery. Las discotecas Mitos y Kultur Berlin también son famosas entre locales y turistas. Tampoco faltan las cafeterías y restaurantes de todo tipo.

Por último, destacar que una visita a Sucre no estaría completa sin un paseo por su Mercado Central. Es un curioso lugar donde poder disfrutar de la gastronomía típica del país, con una multitud de puestos donde sentarse a observar el ritmo de vida de esta ciudad boliviana. Las ensaladas de frutas, los zumos naturales y las salteñas son una apuesta segura.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN EL CENTRO DE SUCRE

2. El barrio de la Estación de Autobuses

Otra de las zonas donde poder alojarse en Sucre es en los alrededores de la Estación de Autobuses. Esta estación es el principal punto de acceso a la ciudad y se encuentra situada en la avenida Ostria Gutiérrez, al este del centro histórico.

Es una opción perfecta para aquellos viajeros que llegan al final de un largo día o que tienen que coger un autobús a primera hora de la mañana.

Los alojamientos de este barrio se caracterizan por ser hostales económicos que dan servicios a los numerosos locales y turistas que usan esta terminal terrestre.

Hay conexiones con las principales ciudades de Bolivia, como son La Paz, Potosí y Santa Cruz, entre muchas otras, así como con algunas rutas que conectan con la frontera de Argentina. Esto se debe a que Sucre es uno de los destinos turísticos más importantes del país.

En las inmediaciones de la estación de autobuses se puede visitar el Museo del Sombrero, inaugurado en el año 2010 con el fin de dar a conocer la historia de este útil complemento. En la exposición hay ejemplares que van desde el siglo XIX hasta la época actual, tanto procedentes de Bolivia como de otros países. Este espacio quiere dar a conocer a Sucre como la “Capital del Sombrero”.

Otro de los atractivos turísticos que se encuentra fuera del centro histórico es el Parque Cretácico. Se trata del yacimiento con huellas de dinosaurio más grande del planeta. Cuenta con más de 5000 huellas pertenecientes a ocho especies diferentes, todas ellas desaparecidas hace 68 millones de años.

Estas increíbles marcas se encuentran en un paredón de 110 metros de alto y 1500 metros de largo. Es un impresionante testigo de la historia que merece la pena ver.

En definitiva una de las principales razones para hospedarse en Sucre aquí es su excelente conexión con otros destinos, así como el económico precio de sus alojamientos. Además, hay una gran variedad de bares y restaurantes donde poder comer por poco dinero.

ENCUENTRA ALOJAMIENTO EN LA ZONA DE LA ESTACIÓN DE AUTOBUSES

Además de este artículo sobre las mejores zonas dónde alojarse en Sucre te recomendamos: Dónde alojarse en La Paz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here