Qué ver en Bratislava en un día

Bratislava en un día

¿Vas a visitar Bratislava y solo dispones de un día? No te preocupes, podrás hacerlo sin problemas. Lo más importante que hay que ver en Bratislava se puede visitar en un día si te organizas bien. Casi todos sus atractivos turísticos se concentran en su pequeño y compacto centro histórico.

La Ciudad Vieja de Bratislava se caracteriza por el peculiar encanto de sus calles estrechas empedradas con sus bonitos edificios y el castillo sobresaliendo sobre la ciudad en lo alto de la colina. En ella encontrarás un mezcla arquitectónica muy peculiar en la que conviven edificios que recuerdan el Imperio Austríaco-Húngaro junto a otros modernistas e incluso algún edificio soviético.

Admirar sus bonitas casas, sus palacios, sus pequeñas iglesias, sus coquetas plazas, o simplemente pasear y perderse por sus calles tiene mucho encanto. Encanto al que contribuye una iglesia que parece salida de un cuento de hadas, la Iglesia Azul.

Itinerario para visitar Bratislava en un día

La puerta de San Miguel un icono de Bratislava

Puerta de San Miguel

Un punto excelente para empezar tu visita de un día a Bratislava es la Puerta de San Miguel, uno de sus símbolos más representativos. Si entras por ella desde fuera de la ciudad antigua pasarás por el pequeño pero simpático puente de San Miguel.

La Puerta de San Miguel es la única de las puertas medievales de acceso a la ciudad antigua que se conservan. La imagen de la puerta y su torre de 51 metros es una de las más populares de la capital eslovaca. Debajo de la puerta se encuentra el km 0. Un “círculo dorado” en el suelo que ilustra las distancias desde Bratislava hasta otras 29 capitales.

Piérdete por las calles del centro histórico

Qué visitar en Bratislava

Continúa caminando desde la puerta de San Miguel y llegarás a la ciudad vieja que recuerda en su estilo a Praga. A pesar de que el centro de la ciudad es mucho más pequeño y menos espectacular tiene un encanto que hace que su visita sea siempre un placer.

Sus calles empedradas están flanqueadas por edificios que guardan una arquitectura muy característica típica de los países del antiguo imperio Austro húngaro. Sus calles principales están renovadas y muy cuidadas, otras tienen un aspecto más desvencijado que no hace que sino añadirles más interés.

Busca las estatuas más conocidas

Cumil

Mientras te paseas por sus calles una de las cosas que tienes que ver en Bratislava son sus simpáticas estatuas repartidas por sus calles y plazas. ¿Serás capaz de encontrarlas? Si no todas, al menos trata de encontar a Cumil, un obrero que sale de una alcantarilla. ¿Quieres una pequeña pista? Busca en la calle Panska.

Deleitate con la belleza de la plaza Hlavne Namestie y el Ayuntamiento Antiguo

Hlavne Namestie

Otra de las cosas que tienes que ver en Bratislava es la plaza Hlavne Namestie. Es la plaza principal de la Ciudad Antigua y la más bonita. Sus edificios son preciosos y sobre ellos destaca el Ayuntamiento antiguo con su Torre del Reloj.

El Ayuntamiento Antiguo que data del S.XIV es uno de los edificios más antiguos de Eslovaquia. En la actualidad acoge el Museo de la Ciudad de Bratislava que cuenta la historia de la ciudad.

Santa Isabel / Iglesia Azul

Iglesia Azul de Bratislava

Tengas pensado visitar Bratislava en un día o más algo que no te puedes perder bajo ningún concepto es la Iglesia Azul. Situada a tan sólo 5-10 minutos a pie del corazón de la Ciudad Vieja, al verla por primera vez te sentirás como si te hubieses tropezado con un pedacito de cuento de hadas.

La iglesia de Santa Isabel fue construida en 1908 en un característico estilo Art Nouveau húngaro y es azul. Es una de las cosas que hay que ver en Bratislava que más llamarán tu atención. ¿En cuántos sitios puedes admirar una iglesia completamente azul?

Cruza el río por el puente sobre el Danubio y sube al UFO

Ufo Bratislava

Una vez te hayas paseado por las principales calles del centro histórico, otro cosa que no te puedes perder en tu itinerario de un día en Bratislava es cruzar a la otra orilla del río Danubio. El puente tiene carriles para bicicletas y peatones en el nivel inferior.

Disfrutarás de unas excelentes vistas del Castillo de Bratislava, y es un punto ideal para hacer tus fotos. Estas vistas son todavía más interesantes si subes hasta la plataforma de observación del UFO situada a 85 metros de altura. Las vistas panorámicas son excelentes y dispone de un restaurante también con vistas.

La Catedral de San Martín

Catedral de San Martín Bratislava

Cuando vuelvas sobre tus pasos por el puente será el momento de visitar otro de los atractivos turísticos que hay que ver en Bratislava, la Catedral de San Martín. Los tiempos más brillantes de esta catedral fueron entre 1563 y 1830 cuando sirvió de escenario para la coronación de 11 reyes húngaros.

El Castillo de Bratislava

Castillo de Bratislava

Junto a la Catedral de San Martín se encuentra la entrada a las murallas del castillo. Cruzando la carretera principal llegarás al antiguo barrio judío en la base de la colina. Esta llena de hermosas casitas, un museo judío y pequeños bares. Durante las tardes de verano, estas calles están llenas de gente, así que si quieres experimentar un muy buen ambiente vuelve aquí por la noche!

Desde esta zona emprende el ascenso hasta la cima de la colina. El Castillo de Bratislava es el lugar perfecto para terminar esta ruta por Bratislava en un día. No temas, el ascenso no es para nada duro y no te llevará más de 15 – 20 minutos.

Ven aquí antes del atardecer, siéntate en el patio del castillo y disfruta de la vista panorámica de toda la ciudad. Tómate tu tiempo y echa un vistazo a todas las partes de Bratislava: el casco antiguo, la parte moderna y el puente con la torre del UFO. Si el tiempo te acompaña disfrutarás de una bonita puesta de sol.

Y… llegó la noche

Qué ver en Bratislava

¿Te ha gustado la atmósfera de Bratislava de día? Seguro que de noche también te encandila. Camina junto al río Danubio, el paseo marítimo es precioso incluso durante la noche, y vuelve a recorrer las calles cuando están iluminadas.

Después de cenar prepárate para salir de fiesta. Bratislava tiene una muy animada vida nocturna. Visita alguno de los clubes de la ciudad vieja, o si no te van mucho las discotecas simplemente siéntate en algún bar o en alguna terraza y observa la ciudad, la gente y el ambiente con un vaso de vino o cerveza.

Bratislava en dos días

Como ves se puede visitar casi todo la que hay que ver en Bratislava en un día. Sin embargo si dispones de un segundo día no dejes de acercarte a las ruinas del cercano castillo de Devin. No tienes más que coger el autobús (líneas 28 o 29) para llegar allí.

Castillo Devin

Cuando llegues a la parada “Devin” verás el acantilado de 212 metros en el que se encuentra el castillo con su característica torre de vigilancia, conocida como la Torre de la Doncella. Disfruta de la visita y de las vistas.

La visita te llevará buena parte de la mañana. De vuelta a la ciudad otra de las cosas interesantes que hay que visitar en Bratislava es el monumento y cementerio de Slavin, dedicado a los soldados soviéticos que murieron en 1945 durante la liberación de Bratislava. Desde allí tendrás una buena vista de la ciudad.

Para volver hazlo a pie, hay un paseo de unos 30 minutos, y tendrás la oportunidad de conocer otra cara de la capital eslovaca. Si puedes visitar Bratislava en dos días no te dejarás nada por ver.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here