Qué hacer en Split: 25 planes imprescindibles

Qué hacer en Split, Croacia
Por Dreamer4787/Shutterstock

Si te has decidido a viajar a Split, seguro que te has sentido atraído por sus emplazamientos centenarios o por su belleza mediterránea. La siguiente lista de cosas que hacer en Split te dará una idea de por dónde empezar y cómo planificar tu itinerario para no perderte ninguna de las maravillas de la ciudad croata.

Los mejores 25 mejores planes que hacer en Split

Los mejores lugares que ver en Split
Por DaLiu/Shutterstock

1. Visita el centro de la ciudad

Por supuesto, algo que hay que hacer en Split sí o sí es ir a ver el centro de la ciudad y pasear por sus calles. Es donde más historia y tradición se concentran y, en consecuencia, donde se aglomeran los turistas y las agencias de excursiones.

Estas calles llevan siglos en pie y, en varios tramos, todavía mantienen el pavimento empedrado de la época romana. Aquí se juntan varios estilos arquitectónicos, fruto del paso de las civilizaciones por la ciudad dálmata.

Es recomendable que te tomes tu tiempo para pasear por las calles del centro de Split, ya que hay muchos locales y comercios algo escondidos que merecen una visita.

Por aquí también encontrarás bastante oferta en cuanto a alojamiento se refiere y es buena idea elegir un hotel de la zona si tienes poco tiempo para conocer la ciudad.

2. Plaza Narodni

La ciudad de Split dispone de varias plazas en su casco antiguo. Una de ellas es la Plaza Narodni, a las afueras de las murallas del palacio de Diocleciano. En esta plaza siempre hay mucha gente debido a los numerosos restaurantes y cafeterías que aquí se concentran.

Es un lugar idóneo para probar algún plato tradicional de Croacia o para tomar un café mientras planeas la siguiente actividad que hacer en Split.

En la Plaza Narodni se encuentra el antiguo ayuntamiento y la torre del reloj. La fachada del ayuntamiento ha sido restaurada varias veces y presenta un estilo neo gótico muy bien conservado.

Actualmente el edificio que albergaba el ayuntamiento se utiliza como sala de exposiciones, por lo que puedes aprovechar para empaparte con algo de arte local a la vez que descubres la arquitectura interior de su imponente arquitectura.

3. El Palacio de Diocleciano

Visitar el Palacio de Diocleciano
Por Mrak.hr/Shutterstock

El Palacio de Diocleciano, con una estructura de piedra caliza y mármol, es una de las atracciones turísticas más representativas de la ciudad y un lugar imprescindible para ver en Split.

Diocleciano fue un emperador romano, el primero en abdicar para vivir una vida tranquila entre los muros del palacio, construido para tal fin.

Como es un emplazamiento tan recurrente en las guías de viaje, está siempre lleno de visitantes, por lo que es buena idea visitarlo a primera hora antes de que se llene para poder disfrutarlo con tranquilidad.

Del palacio podrás visitar prácticamente todas las dependencias, como los sótanos, el mausoleo de Diocleciano, la Catedral de Split y el Templo de Júpiter. Estos dos últimos lugares cobran un pequeño precio por la entrada. Una muralla rodea todo el emplazamiento, con 16 torres todavía en pie.

Mención aparte merecen las puertas de acceso al recinto. Se trata de cuatro puertas, la Puerta de Hierro, la Puerta de Plata, la Puerta de Oro y la Puerta Aenea, una en cada extremo del terreno, que se conservan en muy buen estado y sirven para acceder a los diferentes barrios de Split.

Como dato curioso debes saber que en este palacio se han grabado escenas de algunas películas y series, como la de Juego de Tronos.

4. Compra algo en la calle Marmontova

Si quieres comprar alguna artesanía o probar los productos locales, tienes que ir a la calle Marmontova. Esta calle, cruza la ciudad de Split, pasa por el barrio de los pescadores y llega al paseo marítimo, alberga numerosos comercios y tiendecitas de recuerdos regentadas por habitantes de Split desde hace décadas junto a tiendas de cadenas internacionales como Zara.

Pero el mayor atractivo de la calle Marmontova es su mercado de pescado. Se trata de un mercado cubierto donde los pescadores locales ponen a la venta sus capturas a primera hora de la mañana.

Aprovecha para visitar este mercado a primera hora, cuando el género está todo bien colocado y empieza la actividad comercial.

5. El parque y la colina de Marjan

Visitar el Parque Marjan en Split, Croacia
Por Alex Rinkus/Shutterstock

No muy lejos de la Plaza de los Lazaretos se encuentran el parque y la colina de Marjan. Es el principal pulmón verde de la ciudad, con una gran extensión y con vistas tanto al mar como a la montaña.

La colina tiene una altura de casi 180 metros y dispone de varios miradores instalados en el camino de subida donde poder descansar y disfrutar de las vistas al puerto. Dentro del propio parque hay un cementerio judío que data del siglo XVIII.

Desde este parque se pueden acceder a varias playas y restaurantes, en los que poder tomar un buen plato tradicional croata. Aquí también encontrarás el zoológico que, aunque algo pequeño, está muy bien atendido.

En tu camino por el parque Marjan no estarás solo, ya que seguro que te cruzas con personas practicando deporte, con senderistas o con los turistas que van a visitar las iglesias de San Nicolás y San Jerónimo.

¿Tienes ya alojamiento en Split? Si no es así antes de reservar infórmate acerca de las mejores zonas de la ciudad para hospedarse:

Dónde alojarse en Split

6. Plaza de los Lazaretos

Cerca del mercado del pescado anteriormente mencionado, se encuentra la Plaza de los Lazaretos. Esta plaza servía como núcleo comercial para todos los comerciantes que llegaban a la ciudad por tierra y por mar.

Aquí, siglos atrás, se encontraba el banco, la lonja de mercaderes, los cuarteles y la oficina de transacciones entre otros edificios importantes. Actualmente, esta plaza es un punto de reunión para los visitantes gracias a su emplazamiento cerca del mar y la gran oferta gastronómica de la zona.

En la plaza hay decenas de terrazas, locales de comida y cafeterías donde tomar un refresco o un café. También encontrarás algunos alojamientos, varias tiendas de recuerdos y de joyería artesana. Desde esta plaza se llega al paseo marítimo y a la Iglesia de San Francisco.

7. El dedo de Grgur Ninski

El dedo de Grgur Ninski
Por steve estvanik/Shutterstock

¿Viajar a Split para tocar un dedo de un pie? Una vez te cuentan el origen de la historia, todo tiene más sentido. Cerca del Palacio de Diocleciano hay una estatua gigante, de unos 9 metros, que representa a Gregorio de Nin (Grgur Ninski).

Fue un obispo que en el siglo X se hizo famoso por enfrentarse al Papa del momento para instaurar la misa en croata, ya que el latín (idioma de las misas en esa época) no lo entendía casi nadie.

Esta estatua fue construida por Iván Mestrović, un famoso escultor croata. La leyenda cuenta que si tocas el pulgar de la estatua, te dará buena suerte y todos tus deseos se cumplirán. Por eso, los turistas que van de visita a Split, se toman un momento para tocar el pulgar de Gregorio de Nin, que tiene un aspecto brillante y pulido.

¿Viajar a Split para tocar un dedo de un pie? Una vez te cuentan el origen de la historia, todo tiene más sentido. Cerca del Palacio de Diocleciano hay una estatua gigante, de unos 9 metros, que representa a Gregorio de Nin (Grgur Ninski).

Fue un obispo que en el siglo X se hizo famoso por enfrentarse al Papa del momento para instaurar la misa en croata, ya que el latín (idioma de las misas en esa época) no lo entendía casi nadie.

Esta estatua fue construida por Iván Mestrović, un famoso escultor croata. La leyenda cuenta que si tocas el pulgar de la estatua, te dará buena suerte y todos tus deseos se cumplirán. Por eso, los turistas que van de visita a Split, se toman un momento para tocar el pulgar de Gregorio de Nin, que tiene un aspecto brillante y pulido.

8. Haz una excursión a los Lagos Plitvice

Excursión a Plitvice desde Split
Mada_Cris/Shutterstock

Los lagos Plitvice son una de las principales atracciones de Croacia. Si en tu recorrido por el país no has tenido ocasión de visitarlos, puedes hacerlo desde Split. La excursión es algo larga pero vale la pena.

El Parque Nacional de los Lagos Plitvice está declarado Patrimonio de la Humanidad y su visitaes algo que no puedes perderte. Admirar el espectáculo de sus lagos y cascadas de intensos tonos turquesas y azules que contrastan con sus bosques verdísimos es un deleite visual.

9. El mercado verde

Una de las cosas imprescindibles que hacer en Split, además de ir al mercado de pescado, es pasear por el mercado verde. Se encuentra cerca de la puerta dorada del palacio de Diocleciano y todos los días, a lo largo de la muralla, se montan puestos de fruta y verdura fresca.

Los comerciantes y agricultores locales tienen aquí un lugar para poder vender sus mercancías, tradición que se ha mantenido durante siglos. Todas las frutas y verduras que se venden aquí han llegado directamente del campo.

La concentración de olores, colores y sabores es exquisita. En este mercado encontrarás también puestos de flores, de productos naturales, de artesanías y de antigüedades. Es un momento perfecto para comprar algún suvenir o para cargar con algo de fruta para las excursiones por la ciudad.

Ten cuidado en verano porque este mercado no está cubierto como el mercado de pescado y, entre las aglomeraciones de turistas y la temperatura, puede resultar realmente agobiante.

10. No te pierdas La Riva, el paseo marítimo

Pasear por La Riva de Split, Croacia
Por Bakusova/Shutterstock

Dar una vuelta por el paseo marítimo, conocido como La Riva, es una de las cosas que hacer en Split que no puedes dejar pasar. Siempre hay algo que ver o que hacer, espectáculos, conciertos, fiestas, artistas callejeros o deportes de playa entre otros.

Por supuesto, a lo largo de todo el paseo marítimo hay varios restaurantes donde probar la comida local, bares para tomar una cerveza fría o heladerías donde pedir un helado en pleno verano.

Al paseo marítimo puedes llegar caminando desde el centro de Split o desde el Palacio de Diocleciano. Es un buen lugar para comprar recuerdos y artesanías en algunas de las tiendas de la zona.

Si buscas algo de vida nocturna, por la noche aquí hay varios locales abiertos con música y fiesta. También debes saber que desde el paseo se llega a los puertos deportivos de Split.

11. El barrio de Veli Varos

El barrio de Veli Varos, también llamado el barrio de los pescadores, es uno de los barrios más encantadores de la ciudad de Split. Comunica la zona de las murallas con las playas y sus calles se han mantenido impasibles ante el paso del tiempo.

Las casas de este barrio llevan siglos allí y mantienen sus estructuras originales de dos pisos con fachadas de piedra. Las callejuelas son estrechas y empinadas e invitan a perderse.

Originalmente, este barrio era para la gente humilde que no podía vivir en el interior de las murallas. Actualmente, en Veli Varos viven familias con gran tradición en Split.

En este vecindario encontrarás también algunos restaurantes y bares muy acogedores con menús muy asequibles y con recetas totalmente tradicionales. También encontrarás varias iglesias, como la iglesia de San Francisco o la iglesia de la Santa Cruz. Se trata de un viaje al pasado que no puedes perderte.

12. Disfruta de las playas de Split

Bañarse en las Playas de Split, Croacia
Por ansharphoto/Shutterstock

Por supuesto, algo que hay que hacer en Split es ir a pasar una mañana en alguna de sus playas. En la costa de Split encontrarás dos tipos de playas: las de arena y la de rocas. Bacvice es una de las pocas playas de arena de Split, por lo que suele estar bastante concurrida en verano. Tiene buena oferta gastronómica en su paseo marítimo y podrás pasar el día en familia sin problemas.

Las aguas en esta parte del mar Adriático pueden ser bastante frías, incluso en verano, así que no te dejes engañar si ves a algunas personas dándose un baño en temporada baja, seguramente sean locales.

Si buscas algunas playas menos concurridas, debes alejarte del centro de Split y viajar a alguna de las localidades costeras colindantes. Hay varias líneas de autobús que conectan las playas, por lo que no será problema el desplazamiento.

13. La Galería Meštrovič 

¿Recuerdas la estatua de Grgur Ninski? Esa que da buena suerte si le tocas el pulgar. Pues su creador, el escultor Ivan Meštrovič, tiene en Split dedicada en su honor una galería completa.

El museo se divide en una sala de exposiciones interior y en un jardín exterior con esculturas del artista. Es más, el edificio donde se encuentra la galería también fue ideado por Ivan Meštrovič. Aquí podrás encontrar prácticamente todas sus obras, una colección de más de 200 esculturas y prototipos que nunca llevó a cabo. 

14. Aprovecha para visitar Mostar en Bosnia

Qué hacer en Split: Visitar Mostar

Una de las excursiones más populares que se hacen desde Croacia es Móstar en Bosnia Herzegovina. Esta ciudad posee un gran patrimonio monumental herencia de diversos pueblos como romanos, otomanos, austrohúngaros, o yugoslavos, y ha sido triste testigo de las guerras de la antigua Yugoslavia.

Su visita suele hacerse desde Split o desde Dubrovnik. Si no dispones de vehículo propio siempre puedes contratar una excursión desde cualquiera de estas dos ciudades.

RESERVA TU EXCURSIÓN A MOSTAR

15. La Catedral de San Duje

Dentro del Palacio de Diocleciano se encuentra la Catedral de San Duje, espacio que originalmente fue construido para servir de mausoleo a este emperador romano. Irónicamente, Diocleciano no aceptaba la fe católica. Sin embargo, alrededor del siglo VIII, este mausoleo se convirtió en la catedral que conocemos hoy en día.

Esta catedral tiene un estilo arquitectónico romano y se conserva en muy buen estado. Incluso sus puertas de madera, que fueron agregadas sobre el siglo XII, se siguen conservando.

Para contribuir al mantenimiento del templo, hay que pagar una entrada para visitar la sala del tesoro, el campanario y la cripta.

Lo mejor de esta catedral es subir a la cúspide de la torre para tener unas vistas panorámicas de toda la urbe. La subida son más de 50 metros, así que prepárate. Subir a la torre tiene un precio de unos 2,50 € de manera individual y sobre unos 6 € si adquieres el boleto completo que te dará acceso a todas las estancias de la catedral.

16. La población de Trogir

Pasear por la población de Trogir
Por Dreamer4787/Shutterstock

Si las cosas que ver en Split se te quedan cortas o quieres conocer la cara más tradicional de sus habitantes, es muy recomendable que planees un par de excursiones a las localidades colindantes a la ciudad.

Una de estas poblaciones dignas de visitar es Trogir, a 30 kilómetros de distancia de Split, unos 30 minutos en autobús o barco. Se trata de una ciudad situada en una isla que está enlazada a tierra firme mediante un puente.

Su centro histórico es Patrimonio de la Humanidad, por lo que puedes imaginar que tiene mucho que aportar. Ya sea que lo visites por tu cuenta o con una excursión organizada es una visita que te recomendamos vivamente.

Visitar Trogir es encontrarte con una Croacia muy tradicional y pintoresca, con unas calles muy bien conservadas de estilo medieval mezclado con estilo románico. De lo que más encontrarás en Trogir son iglesias y pequeños comercios llevados por familias de la zona. Ideal para pasar una mañana y para alejarte del bullicio de Split.

 17. La Fortaleza de Klis

Visitar la Fortaleza Klis, Split. Croacia
Por xbrchx/Shutterstock

Otro de los emplazamientos que se empleó para ambientar el rodaje de la serie Juego de Tronos fue la Fortaleza de Klis. Y no es para menos, ya que se trata de una fortaleza medieval muy bien conservada y situada a 15 kilómetros de Split.

En su época, tuvo una gran importancia militar. Su cercanía con la capital y su uso en producciones cinematográficas ha aumentado el número de visitas al lugar en los últimos años. 

La Fortaleza de Klis ofrece unas vistas preciosas de la ciudad. Se encuentra abierta al público desde las 9 de la mañana hasta las 7 de la tarde y hay que pagar una entrada para poder visitarla.

Es recomendable acudir a primera hora para intentar no encontrarte con muchos visitantes, que impiden disfrutar en condiciones de la belleza de sus estancias. 

¿Sabes que hay un autobús turístico que te hace una ruta por la ciudad con 9 paradas en los puntos más interesantes de la ciudad y un servicio de audioguía en español? Puedes subirte y bajarte en cada una de ellas tantas veces como quieras? Reserva tu billete para el autobús turístico de Split

18. Las efigies egipcias del claustro del Palacio de Split 

Como ya has podido sospechar, el emperador Diocleciano era algo excéntrico y hacía las cosas a lo grande. Si vas a visitar su palacio, la plaza central es de visita obligada. Se trata de una gran plaza con columnas que, en ocasiones, sirve como teatro para representaciones periódicas.

Pero lo que más llama la atención es la presencia de una efigie egipcia, traída directamente de Egipto por orden del emperador. Originalmente eran 12 efigies, pero solo 1 ha sobrevivido hasta la actualidad. Es, sin duda, una de las cosas que ver en Split que más contraste produce, al ver arte egipcio en un palacio románico. 

19. Islas cercanas: Brac y Hvar 

Excursiones Islas cercanas de Split: Brac y Hvar
Por Pawel Kazmierczak/Shutterstock

Otra de las excursiones que hacer en Split es la visita a sus islas cercanas. Las islas de Brac y Hvar están a una corta distancia en ferri, que sale desde Split varias veces al día. El precio e bastante económico y, si has alquilado un coche, puedes transportarlo sin ningún problema pagando un poco más.

En ambas islas encontrarás playas menos abarrotadas que en Split y mejor cuidadas, ya que no han sufrido tanto el peso del turismo y sus aguas son cristalinas.

Una vez en estas islas, aprovecha para pasear por los pueblos de la zona y para conocer a la gente local, muy amables y con ganas de ayudar al viajero. La gente de la isla de Brac vive de la producción del aceite de oliva y de los materiales que se extraen de las canteras.

Por su parte, en Hvar encontrarás el primer asentamiento croata, la población de Stari Grad. Sus habitantes viven del turismo, de la pesca y del cultivo de lavanda. Además, la fortaleza de Hvar merece al menos una visita. 

20. El Palacio Cindro 

Volviendo a la ciudad de Split, si te fijas bien cuando pasees por sus calles, muchos edificios eran antiguos palacios. Muchos de ellos sirven de museo o de dependencias de las administraciones locales. Es el caso del Palacio Cindro. 

Este palacio pasa casi desapercibido, camuflado entre las calles estrellas del centro. Pertenecía a la familia Cindro, importante familia con fuerte influencia militar. Data del siglo XVII y está muy bien conservado. 

21. La Plaza de la República 

Conoce la Plaza de la República de Split, Croacia
Por DaLiu/Shutterstock

Otro lugar de contrastes es la Plaza de la República, con sus edificios neorenacentistas de fachada rojiza y de estilo veneciano. Inspirada en la plaza de San Marcos de Venecia, presenta varias arcadas que separan la plaza de los accesos a los edificios.

Hay varios restaurantes y cafeterías con terraza en plena plaza, y siempre hay mucha actividad. Se suelen celebrar algunos espectáculos en los meses de buen tiempo, como el Festival de Split de julio que también se celebra aquí. 

22. Conoce la historia de Split en el Museo de los Monumentos Arqueológicos de Croacia 

Uno de los museos más famosos de la ciudad de Split es el Museo de los Monumentos Arqueológicos de Croacia, de entrada gratuita. Se encuentra en el centro de la ciudad y alberga la mayoría de restos arqueológicos hallados en todo el territorio.

Se conservan más de 20.000 piezas y una parte se encuentra en exposición permanente en este museo. Mediante esta exposición se hace un repaso de la historia de Split, haciendo hincapié en la época medieval.

Su visita permite apreciar armaduras, armas, joyas, herramientas, monedas, etc. Visitar el museo es una actividad ideal para hacer en Split si vas con niños. 

23. Báñate en las cataratas Krka

Qué hacer en Split: Excursión a las cataratas de Krka
Por ilcsi/Shutterstock

Si descartas la excursión a los lagos Plitvice por su lejanía una alternativa muy popular son las cataratas Krka. Situadas en el Parque Nacional de Krka también tienen una increíble belleza que hacen de ellas una excursión ideal, más en los meses veraniegos cuando podrás bañarte en sus cristalinas aguas.

RESERVA TU EXCURSIÓN A LAS CATARATAS KRKA

24. El hermoso templo de Júpiter 

El emperador Diocleciano no era afín a la religión cristiana y dejó patente sus creencias romanas mediante el templo dedicado a Júpiter que mandó construir junto con el palacio. Actualmente este templo alberga la cripta dedicada a Santo Tomás y forma parte del baptisterio de la catedral.

Aun así, todavía se conservan elementos arquitectónicos propios de los templos romanos, así como una de las efigies egipcias que el emperador trajo de Egipto. Una perfecta muestra de la mezcla y evolución de las religiones con el paso de los siglos. 

25. Visita el yacimiento de Salona 

A unos 6 kilómetros de Split puedes encontrar uno de los yacimientos arqueológicos más grandes y mejor conservados de Europa: El yacimiento de Salona. 

Este yacimiento muestra los restos de la ciudad de Salona, uno de los emplazamientos históricamente más importantes de Croacia y que llegó a ser capital romana de Dalmacia, con más de 60.000 habitantes que, para la época, era un buen número. 

Para poder acceder al yacimiento hay que pagar entrada, pero vale totalmente la pena. El recorrido por el yacimiento te mostrará cómo se vivía en la época. Se pueden apreciar las ruinas de un anfiteatro enorme, así como de un foro romano, de un teatro y de las termas, entre otras construcciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here