Dónde dormir en San Petersburgo: las mejores zonas

Dónde dormir en San Petersburgo

Las mejores zonas donde dormir en San Petersburgo son Tsentralny y Admiralteysky pero también las más caras. Hay otras zonas céntricas que también son muy prácticas y más baratas. Te explicamos cómo son las mejores zonas de esta fascinante ciudad rusa.

San Petersburgo es la segunda ciudad más poblada de Rusia después de Moscú. Está al borde del Mar Báltico. Nacida entre pantanos en el siglo XVIII como una ciudad modelo de urbanismo racionalista, hoy es conocida popularmente como la Venecia del Norte. Más de cuatrocientos puentes conectan sus barrios saltando sobre el río Neva y los canales que recorren la ciudad en cualquier dirección.

Fue fundada en 1703 por el zar Pedro El Grande para garantizar una salida al mar libre de hielos en el norte de Rusia. Y para obtener una hegemonía sobre los Estados bálticos y el comercio en la región. El centro histórico de San Petersburgo es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco por derecho propio.

San Petersburgo es, desde el punto de vista climatológico, una ciudad con carácter. Una ciudad con un tiempo de extremos. Los veranos son largos, secos, abundando los días de nubes. Los inviernos, por contra, son fríos, también nublados, ventosos y con mucha frecuencia con el acompañamiento de nieve.

Las temperaturas en el área de la ciudad oscilan entre los 17 grados centígrados negativos y los 28 grados positivos. Nunca se suelen superar los -20º en febrero, ni los 35º en los días de verano. La temporada fría se prolonga de noviembre a marzo y los días templados y cálidos, de mayo a septiembre. Los días de más calor en la ciudad y los recomendados para visitarla se dan a mediados de julio con mínimas de 15º y máximas de 28º.

San Petersburgo invita a descubrir lo mejor de la cultura y de la arquitectura rusa, calle a calle, en sus más de doscientos museos, con la ventaja de un casco histórico muy concentrado sobre una orografía sin alturas.

Las mejores zonas dónde dormir en San Petersburgo

Esta hermosa ciudad tiene veinte distritos que se reparten su geografía urbana. Los del centro, los de Tsentralny y Admiralteysky, acogen lo mejor de su patrimonio arquitectónico, artístico y monumental. Por ello son los más recomendables para alojarse en San Petersburgo

Sin embargo, no hay que perder de vista dos barrios como Vasileóstrovski y Petrogradsky, al mismo tiempo céntricos y periféricos, que ofrecen al viajero una versión alternativa de la ciudad, la más insular.

Una nota importante para los viajeros que están dispuestos a asumir el reto de verlo todo, el metro de San Petersburgo y su combinación con transportes como el tranvía urbano y los autobuses, garantizan la movilidad entre los diferentes puntos de la ciudad de San Petersburgo.

Tsentralny

Tsentralny está situado en el centro histórico de San Petersburgo. Sus límites son fáciles de reconocer, con el río Neva como frontera al este y al norte, la ancha calle Gorokhovaya al oeste y el Canal Obvodny en la parte sur.

En la zona, hay que prestar atención -porque salta a la vista- a la habilidad de los diseñadores originales del plan urbano de San Petersburgo que fueron capaces de fundir los estilos barrocos y neoclásicos en casi todas las construcciones del primer periodo de la ciudad. Todo, con unos toques de arquitectura rusa.

Se trata de una dulce síntesis de estilos que salta a la vista en cada calle, en cada avenida. Lo cuentan las fachadas de los edificios. Sin embargo, las estrellas del top que más brillan en San Petersburgo son el Palacio de Invierno y su histórica plaza, el Museo del Hermitage, sus grandes templos y sus palacios.

En todas las hojas de rutas viajeras, debe figurar, sí o sí, la Catedral de San Pedro y San Pablo y la de la Santísima Trinidad. En estos templos, hay que encontrar tiempo para disfrutar de sus decoraciones interiores, tan llenas de excesos dorados. En esa misma hoja de ruta ideal, hay que apuntar también la lista de palacios clave, el de Peterhof, el de Konstantinovski y de Pavlovsk.

En Tsentralny, hay que buscar tiempo para ver igualmente, el rosario de construcciones defensivas de la ciudad y la posición clave de la isla de Kotlin. Para los que quieran darse un baño en la vieja realidad soviética, una visita clave, el Monumento a la Tercera Internacional de San Petersburgo.

La ventaja de hospedarse en San Petersburgo directamente en Tsentralny es, sin duda, la de poder tener cerca todas y cada una de las atracciones del centro histórico. Para disfrutarlas en cómodos paseos.

Alojamiento en Tsentralny

Admiralteysky

Admiralteyskiy es un distrito también del centro histórico, colindante y que los visitantes no diferencian del de Tsentralny. El nombre de este barrio guarda relación con la edificación en el lugar del edificio del Almirantazgo ruso, el Cuartel General de la Armada.

En Admiralteyskiy, no hay que pasar por alto una visita con tiempo al Palacio de Mármol, una de las sedes del Hermitage; la famosa estatua del ‘Jinete de Bronce’, el monumento al zar Pedro El Grande, en la Plaza del Senado; el Teatro Teatro Mariinsky; el Campo de Marte, el Palacio Moika y especialmente la Catedral de San Isaac.

La cercanía a la Estación Ferroviaria de Vitebsky es una de las ventajas de dormir en San Petersburgo en Admiralteyskiy. Desde la estación, es posible trasladarse al Aeropuerto Internacional de Púlkovo (a 17 kilómetros del centro urbano) y desplazarse por vía férrea a otras ciudades rusas con comodidad.

Como sucede con Tsentralny, alojarse directamente en Admiralteyskiy permite estar muy cerca los lugares que son de obligada visita en San Petersburgo, con itinerarios sencillos, en llano, a medida y a pie, sin transporte.

En las calles, laterales de la zona de Admiralteysky, como la de Sadovaya es posible encontrar zonas comerciales, espacios de ocio nocturno y cafés donde hacer un alto en el camino en cualquier visita programada.

Alojamiento en Admiralteysky

Vasileóstrovski, en la isla Vasilievsky

La isla Vasilievsky está ubicada en la desembocadura del río Neva, frente al centro histórico de San Petersburgo. Junto con la cercana isla Dekabristov, forma el distrito de Vasileóstrovski, cuya red de calles rectas sobre los canales recuerda mucho a Ámsterdam.

Ésta es otra de las mejores zonas dónde alojarse en San Petersburgo. Una alternativa a los céntricos Tsentralny y Admiralteyskiy. La forma más natural de acceder a la isla es cruzando el Puente del Palacio.

En la zona, se encuentran diferentes museos, como el peculiar Museo del Transporte Eléctrico, el Museo Zoológico, el de la Academia Rusa o el Literario de la Casa Pushkin. También hay que acercarse al edificio de la Antigua Bolsa de San Petersburgo, una de las atracciones turísticas de esta parte de la ciudad.

Un lugar para comer en la isla Vasilievsky muy recomendado y en un marco incomparable en la zona, sin duda, el Staraya tamozhnya. El que dicen que es el mejor restaurante de la ciudad. Está situado en el pintoresco edificio de la antigua Aduana de San Petersburgo, en el número 1 de la calle Tamozhennyi pereulok.

Un lugar en el que descubrir algunos platos típicos de la zona, como el kulebiaka, una empanada rellena de carne o pescado y verduras, o el conocidísimo filete Strogonoff, a base de carne cortada en cubos acompañado de arroz y salsa agria.

Alojamiento en Vasileostrovski

Petrogradsky

Petrogradsky es otra isla y un distrito muy cercano al centro urbano por lo que también es una alternativa interesante y práctica para dormir en San Petersburgo. Está en uno de los tramos finales del río Neva y su acceso natural es el Puente de Troitsky. Fue en origen, un espacio agrícola abierto en el que se asentaron familias procedentes de Suecia y Finlandia.

En la zona, tiene su sede la Universidad Estatal de San Petersburgo, una de las mejores universidades técnicas de Rusia. En uno de los muelles, se puede ver el Aurora, un crucero que es hoy museo y que fue pieza fundamental en el alzamiento del pueblo de San Petersburgo en el inicio de la Revolución Rusa en 1917.

En uno de los extremos de la isla, se acomoda otra, la isla de Zayachy, en la que se levanta la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, una construcción impresionante que era la defensa fundamental de la ciudad. Un Museo Bélico, en el lado de tierra firme, es el complemento ideal para conocer el valor de esta infraestructura militar.

Para quienes buscan disfrutar de un tiempo de vacaciones lleno de actividades de ocio en San Petersburgo, la isla de Petrogradsky es una referencia. Por la cartelera de su Baltic House Festival Theatre, por las celebraciones deportivas en el Yubileyny Sports Palace o por ser el lugar donde se asientan el Planetario de San Petersburgo y el Zoológico de Leningrado.

Alojamiento en Petrogradsky

Alojamiento en San Petersburgo

En la ciudad de San Petersburgo, se pueden encontrar todos los tipos de alojamientos típicos de una gran ciudad europea occidental. Desde hoteles de cinco estrellas, algunos de ellos de gran lujo, de cadenas internacionales, pero también de otras rusas.

Junto a esta oferta hay una creciente variedad de establecimientos con el formato de hoteles urbanos o con el de apartamentos turísticos que han aprovechado los bloques de viviendas de los tiempos de la Unión Soviética situados en el centro de la ciudad y en la periferia inmediata, en su mayor parte, junto a las avenidas principales, como en la de Zagorodny Prospekt, donde está la Estación Ferroviaria de Vitebsky.

Los hostales, los hostels, son muy populares para hospedarse en San Petersburgo entre los viajeros que se desplazan en grupo, de amigos o familiares, y para parejas jóvenes que quieren hacer economías o visitan varias ciudades rusas en estancias cortas.

Los apartamentos vacacionales representan una oferta novedosa en San Petersburgo. Se pueden encontrar tanto en el centro como en el extrarradio de la ciudad (en Frunzensky o en Nevsky, por ejemplo) y está especialmente indicado para estancias de una semana o más y para disfrutar de una independencia parecida a la de casa.

Todas las opciones de los alojamientos en San Petersburgo tienen la ventaja de tener cerca, en la mayor parte de los casos, algún tipo de transporte público que facilita enormemente la movilidad.

Alojamiento en San Petersburgo

Alojamiento barato en San Petersburgo

Los alojamientos más económicos en San Petersburgo son, teniendo en cuenta calidad-precio, los hostels cuyos costos por noche vienen a representar una cuarta parte de los precios de sus equivalentes en las principales ciudades de España. Así puedes encontrar camas en dormitorios compartidos a partir de 6 euros la noche.

En cualquier caso, antes de tomar un alojamiento de este tipo es importante conocer sus características exactas como la ubicación de los baños, cómo son los espacios comunes o la oferta de habitaciones interiores y exteriores que están disponibles en el establecimiento.

Alojamiento barato en San Petersburgo

Apartamentos en San Petersburgo

Los apartamentos de alquiler turístico son una apuesta segura para alojarse en San Petersburgo para familias, para grupos de amigos, para parejas con niños que quieren hacer vida en el destino y para quienes quieren disfrutar de esta ciudad rusa a su aire.

Este tipo de apartamentos, y con un timbre de calidad, se pueden encontrar en los distritos del centro. Para apuestas más económicas, hay una oferta creciente de apartamentos vacacionales en distritos como los de Frunzensky o Nevsky.

Sin embargo, es importante que se pueda confirmar de antemano las características del apartamento que se va alquilar, en especial, las citadas zonas comunes, el tipo de vinculación del complejo de apartamentos con el conjunto del edificio y sus residentes habituales y detalles más prácticos como el tipo de calefacción interior y las zonas cubiertas por el sistema.

Apartamentos en San Petersburgo

San Petersburgo, la ciudad de los doscientos museos, se merece una tranquila y sosegada estancia.

Si te ha interesado este artículo sobre dónde dormir en San Petersburgo y estás de viaje por Rusia tal vez te interese también éste: Dónde dormir en Moscú

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here