Las 33 mejores cosas que hacer en Viena

Cosas qué hacer en Viena

Pocas ciudades del mundo se deslizan tan fácilmente entre el pasado y el presente como Viena. La capital de Austria tiene una próspera escena artística y cultural con numerosas salas de conciertos, museos y teatros, así como impresionantes palacios, edificios y jardines que hacen de ella un destino turístico de primer nivel. Te presentamos algunas de las cosas más interesantes que hay que hacer en Viena para que disfrutes al máximo de esta ciudad.

Cosas qué hacer en Viena

1. Palacio de Hofburg

El Palacio Hofburg es otro enorme complejo palaciego que rinde tributo al poder y la influencia de la dinastía Habsburgo. Fue la sede oficial de la familia real durante cientos de años y el lugar desde donde ésta dirigía los designios de su imperio.

Desde su creación en el siglo XIII, los edificios que lo componen han sufrido numerosas ampliaciones. La más impresionante es el fabuloso palacio semicircular Neue Burg. Los visitantes pueden admirar la belleza y el estilo de su arquitectura barroca, y hacer un recorrido por los apartamentos imperiales o visitar alguno de los museos del complejo.

2. El Parlamento

El Parlamento es otro de los edificios más importantes de la ciudad. Situado al lado del Rathaus y muy cerca del Barrio de los Museos es la sede del Consejo Nacional y del Consejo Federal de Austria. Vale la pena visitarlo, aunque solo sea por fuera. También se puede visitar algunas partes del edificio a través del centro de visitantes.

3. Palacio de Schönbrunn

El palacio de Schonbrunn, que data del siglo XVII y tiene una gran importancia cultural en Austria. Fue la residencia de verano de los Habsburgo y es uno de los palacios más impresionantes de toda Europa.

Es una colosal estructura de 1441 habitaciones que desprende lujo y fastuosidad. Este complejo es la principal atracción turística de la capital austríaca y por tanto debe figurar en el número 1 de tu lista de cosas que hacer en Viena.

4. Museo de Bellas Artes

El Kunst Historisches Museum o el Museo de Bellas Artes es una visita obligada en Viena. Situado en un palacio de la Ringstrasse frente al también espectacular Museo de Historia Natural exhibe la formidable colección de arte de los Habsburgo.

En este museo podrás admirar obras de artistas famosos como Rafael, Tiziano, Rubens, Rembrandt, y Tintoretto por nombrar algunos. También encontrarás galerías que albergan piezas provenientes de Egipto, así como antigüedades griegas y romanas.

5. Disfruta sin prisas de la cultura del café de Viena

La cultura cafetera es algo muy arraigado entre los vieneses. Las cafeterías de la ciudad tienen un encanto único con lámparas de araña, mesas de mármol y decoraciones propias de otras épocas. Merece la pena visitar el Café Central uno de los más famosos y con más solera de Viena, así como el literario Café Bräunerhof.

Los jóvenes vieneses acuden en masa a Alt Wien, que se asemeja a un pub inglés. Otra opción muy interesante es el Kleine’s, situado en la encantadora plaza empedrada de Franziskanerplatz, en el casco antiguo de Viena.

6. Tabernas de vino

Qué hacer en Vienna

Junto con los cafés, el Heuriger o la taberna del vino es una parte indispensable de la cultura vienesa. En estas tabernas podrás probar vinos que han sido cosechados en viñedos cercanos a Viena. Acércate al Hengel-Haselbrunner, que existe desde el siglo XVII o el acogedor Buschenschank Schöll. Bebe un poco de vino acompañado de queso y disfruta de la música en vivo.

7. Burgtheater

Situado cerca del Rathaus se encuentra el Teatro Imperial de la Corte conocido como Burgtheater. Fue construido cuando la entonces emperatriz María Teresa quería un teatro junto a su palacio. Un tour de una hora de duración te permitirá conocer el fascinante mundo del teatro y la ópera.

8. Museum Quartier

El barrio del Museo de Viena con una superficie de 60.000 metros cuadrados alberga varios museos de primer nivel. Entre ellos hay que destacar al MUMOK, el museo de arte moderno, y el Museo Leopold, con una de las mayores colecciones de arte moderno austríaco.

9. Explora Mariahilf (Distrito 6)

El área de Mariahilf es un crisol de arte y cultura – lleno de bares, galerías y cafés para visitar. Es uno de los barrios más dinámicos y más entretenidos de la capital austríaca.

10. Catedral de San Esteban

Visitar la Catedral de Viena

Esta estructura monolítica se alza orgullosa en la plaza Stephansplatz y ha sido la iglesia más importante de Viena y Austria desde su construcción. La belleza la Catedral de Viena es innegable y destaca por sus cientos de tejas de colores que forman un intrigante patrón.

En el interior de la iglesia hay un total de 18 altares, varias capillas más pequeñas, tumbas y catacumbas. No te pierdas la visita al Tesoro de la Catedral.

11. ¿Te gusta el Tecno?

Si te gusta la música electrónica disfrutarás en Viena. La ciudad cuenta con un buen número de clubs que ofrecen la mejor música tecno del momento. Entre ellas hay un nombre que debes retener, Grelle Forelle.

12. Disfruta de la vida nocturna de Viena

Viena tiene una vida nocturna que vale la pena explorar. Encontrarás opciones para todos los gustos, pero si por algo destaca es por su pasión por el tecno. Ademas de la ya mencionada Grelle Forelle la lista de discotecas punteras es bastante amplia. Otra que tienes que considerar es El Club Titanic, en el 6º distrito, club que sigue en lo más alto desde los años ochenta.

Antes de reservar tu alojamiento es interesante que te informes acerca de las zonas y barrios de la ciudad para que sepas que vas a encontrarte en cada uno de ellos. Échale un vistazo a este artículo:

Dónde dormir en Viena

13. Visita alguno de los puestos callejeros de salchichas

Caminando por las calles de Viena encontrarás Wurstlstands que son como kioskos donde venden diferentes tipos de salchichas. Los habitantes de Viena consideran a los quioscos Würstlstands como instituciones, y son una buena opción para comer algo rápido y seguir visitando la ciudad sin perder tiempo.

14. Prueba las cervezas austriacas

Una de las cosas que hay que hacer en Viena es probar sus cervezas. Stigel, Wieselburger y Ottakringer son algunos de los más populares. Prueba todas las que puedas. El área alrededor de Brunnenmarkt es una de las más vibrantes, multiculturales y animadas de toda la ciudad y un buen sitio para tomarte unas cervezas.

15. Rebusca entre los trastos de los mercados de pulgas locales

Si eres de los que disfrutan paseádose por los mercadillos otra de las cosas que tienes que hacer en Viena es visitar alguno de los “ mercados de pulgas” locales. El ajetreo y el bullicio de estos mercados es maravillosamente caótico y en ellos se pueden encontrar muchas joyas entre la chatarra. Uno de los más recomendables es el Riesen Flohmarkt Wienerberg en el distrito 12.

16. Explorar la ciudad en bicicleta

Las calles de Viena están perfectamente adaptadas para los ciclistas con carriles bici y muchas estaciones de bicicletas urbanas donde se puede alquilar una bicicleta. Cuando llegan los meses de buen tiempo, ésta es una de las maneras más agradables de conocer la ciudad.

17. Pasear por Burggasse

El 7º distrito, Neubau, ha sido durante mucho tiempo un lugar de encuentro para la escena creativa y joven de Viena debido a la gran cantidad de cafés, galerías y tiendas de segunda mano. Paséate por Burggasse y te llevarás una buena idea del ambiente de esta zona. Comerte un Wiener Schnitzel

Una de las cosas que tienes que hacer en Viena es comerte un Wiener Schnitzel. No puedes viajar a esta ciudad y no probar su especialidad culinaria más conocida.

18. Paséate por los Jardines de Schonbrunn y sube hasta la Gloriette

Paséate por los Jardines de Schonbrunn en Vienna

Otra parte excepcional del complejo del palacio de Schonbrunn son sus jardines. Son simplemente mágicos y además el acceso a ellos es gratuito. Presidiendo los jardines y justo en la colina en frente del Shconbrunn se alza la Gloriette. Un edificio clásico desde el que se tienen unas excelentes vistas de Viena y las mejores vistas del palacio.

19. Rathaus

El ayuntamiento situado en Rathausplatz es uno de sus edificios más emblemáticos de Viena. El Rathaus fue construido en el 1800 en un estilo neogótico muy parecido al del ayuntamiento de Bruselas. Tiene cinco torres, en medio de las cuales se encuentra la más grande y está coronada por la estatua emblemática de Rathausman.

Además si visitas esta ciudad en Navidades no puedes perderter el mercado de Navidad que se instala delante del Ayuntamiento. Es el más importante de la ciudad.

20. Tiergarten Schonbrunn (Zoo de Viena)

El Tiergarten situado en los terrenos del palacio de Sconbrunn y fundado en 1752 es el zoológico más antiguo del mundo. Cuenta con varios edificios originales de esa época que, mezclados con estructuras más modernas, crean un lugar agradable para pasear.

21. Museo Belvedere

Este gigantesco complejo palaciego sirvió como residencia de verano para los príncipes austriacos en el siglo XVII. El palacio Belvedere en realidad son dos palacios uno frente al otro, que se caracterizan por su asombrosa arquitectura y la belleza de sus jardines.

El palacio acoge un museo de obras de arte muy interesante. Sin embargo si estas harto de tanto museo una buena opción es visitar sus jardines y ver los palacios por fuera. El acceso a los jardines es gratuito.

Pasear por sus jardines y admirar la bella arquitectura de estos dos palacios es otra de las cosas que te recomendamos hacer en Viena.

Una cuestión práctica que conviene tener un poco controlada antes de viajar es cómo ir del aeropuerto de Viena al centro. En función de la zona en la que te vayas a quedar te interesa un medio de transporte u otro.

22. Ópera Estatal de Viena

Ópera y arquitectura es sinónimo de Viena, y la Ópera Estatal de Viena ofrece ambas cosas. Este excepcional edificio está situado en pleno centro de la ciudad y está considerado como uno de los mejores teatros de ópera del mundo.

El exterior, de estilo neorrenacentista, se caracteriza por sus numerosos arcos y ventanales, mientras que el interior es extremadamente decadente y se parece más a un palacio que a un lugar de celebración musical.

Hay visitas guiadas diarias que duran alrededor de 40 minutos y ofrecen una buena visión general del edificio. Además si eres un amante de la ópera no dejes pasar la oportunidad de pasar una velada en la Ópera Estatal de Viena.

23. Museo de Historia Natural de Viena

Ubicado en un complejo palaciego sofisticado que es típico de la arquitectura histórica de Viena, el Museo de Historia Natural cuenta con una gran colección de minerales, piedras preciosas, meteoritos, fósiles, esqueletos de animales, muestras de diversos insectos y mamíferos e incluso algunos esqueletos de dinosaurios realmente espectaculares.

Con más de 30 millones de objetos, la colección del museo es una de las más importantes de Europa. Este fascinante lugar también cuenta con un planetario digital donde se pueden ver intrigantes películas sobre la tierra y su desarrollo. Te lo recomendamos como una de las actividades más interesantes de las que hay que hacer en Viena con niños.

24. Diviértete en el Parque de atracciones Prater y móntate en su Noria Gigante

Parque de atracciones Prater en Viena

Wiener Prater Park fue una vez un coto de caza que se convirtió en un espacio público para puestos de comida y pequeños puestos de diversión. Ahora alberga un parque de atracciones que se ha convertido en una de las principales atracciones turísticas de Viena.

En él encontrarás las típicas atracciones como coches parachoques, carruseles y montañas rusas. Su atracción más conocida es su Noria Gigante.

25. Asiste al entrenamiento matutino en la Escuela Española de Equitación

La Escuela Española de Equitación tiene la fama de ser uno de los mejores institutos de doma clásica del mundo. Cuenta con una larga tradición de cientos de años entrenando caballos en el arte de la doma clásica.

La escuela de equitación construida durante la monarquía de los Habsburgo se encuentra en el Hofburg. El edificio está abierto al público y se puede asistir al entrenamiento matutino y en algunos casos a demostraciones especiales.

26. Alucina con la Gran Sala de la Biblioteca Nacional

Uno de los sitios con más encanto de Viena es la Gran Sala de la Biblioteca Nacional. La Biblioteca Nacional ocupa un edificio barroco de principios del S. XVII y su gran atracción es esta espectacular sala.

27. Disfruta de las mejores vistas de Viena desde la Torre del Danubio (Donauturm)

Desde lo alto de sus 252 m de altura se tienen las mejores vistas panorámicas de Viena. Puedes disfrutarlas desde su plataforma de observación o comiendo en su restaurante giratorio.

28. Acércate a las Hundertwasserhaus

Acércate a las Hundertwasserhaus de Viena

Entre tanto edificio elegante y armonioso las Hundertwasserhaus son una propuesta arquitectónica diferente que ver en Viena. Sus formas onduladas, su colorido, sus ventanas de tamaños diferentes, y la vegetación que se integra en el edificio es lo contrario a lo que define la arquitectura vienesa.

29. Naschmarkt

Los mercados a menudo definen una ciudad y proporcionan una visión de cómo es la vida local. El Naschmarkt es el mercado más importante de Viena. Situado en la calle Wienzeile, muy cerca de la Ópera de Viena y se extiende a lo largo de unos 1,5 km.

En el encontrarás puestos que venden productos alimenticios como frutas y verduras frescas, quesos, mariscos, etc., y otros que venden textiles o suvenires. Es además una muy buena opción para salir a comer o tomar un café ya que cuenta con numerosos restaurantes y bares a buen precio.

30. Prueba el Sacher el pastel más famoso de Viena

El sacher es una de las creaciones pasteleras más famosas del mundo. Su origen vienés hace que probarlo en esta ciudad sea algo que no debes dejar de hacer en Viena. El mejor sitio para degustarlo: el Hotel Sacher.

31. Recorre la Ringstrasse

Visitar la Ringstrasse de Vienna

La Ringstrasse es un bulevar de circunvalación que rodea el distrito del Innere Stadt de Viena. Se construyó en el siglo XIX, después de la retirada de las murallas de la ciudad. Se caracteriza por su arquitectura ecléctica y cuenta con un buen número de edificios famosos bordeando sus pavimentos.

32. Sal de compras por la Karntner Strasse

Viena también ofrece múltiples posibilidades para quienes quieran ir de compras. El centro está plagado de calles peatonales comerciales que acogen tanto a las primeras marcas internacionales como a marcas locales. La calle más importante es la Karntner Strasse.

33. Bosques de Viena

Los bosques de Viena se encuentran al oeste de la ciudad. Varios ríos forman los límites de los bosques o Wienerwald. Estos bosques son muy populares entre los austriacos que buscan escapar de la ciudad, y los turistas que buscan disfrutar de la hermosa campiña austriaca.

Imágenes: Pixabay

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here